jueves, 17 de noviembre de 2011

VIOLENCIA DE GÉNERO - EQUIPO DE “LA CASITA”


“Me estremecieron mujeres que la historia 
anotó entre laureles y otras desconocidas, 
gigantes, que no hay libro que las aguante"
Silvio Rodríguez.

 Crónica Chalo Agnelli
UN POCO DE HISTORIA DE LA MUJER, AYER EN QUILMES.
Quilmes tiene una larga tradición de mujeres que pugnaron por sus derechos y su dignidad. Desde la cacica Isabel  Pallamay [1]que supo entablar una causa judicial reclamando sus derechos sucesorios, hasta Rita Faggiano de López, esposa, madre y abuela de intendentes de Quilmes y de diputados como el Dr. Rodolfo A. López; una mujer que dio a la prensa su pensamiento sobre la educación de la mujer  y su cuál debía papel en la sociedad. [2]Indalecia Morel de Dupuy [3] que sola, con numerosos hijos, afrontó serias dificultades políticas en que la enredaron los desencuentros de los varones de su época. Las maestras fundadoras de escuelas en parajes alejados del Partido, a donde llegaban en carros o a caballo y en muchos casos ni siquiera había caminos, tan solo estrechos senderos de ganado; trabajaban en escuelas precarias realizando todas las funciones desde maestra a auxiliar, entre ellas se recuerda a Elena Risso de Llull, [4] Maura Arce, las señoritas Catalá, etc. Y ya en el siglo XX la inefable doctora Julieta Lanteri y Adela García Salaberry, feminista, esencialmente humanistas, precursoras del voto femenino, vecina de Berazategui la primera (cuando ese partido aún era parte de Quilmes) y de Bernal la segunda, recuperada para la memoria por la escritora, recientemente fallecida Stella Maris Bertinellli en su libro “Roca 635. [5] Las que en 1921 crearon la comisión local del primer gremio docente de la provincia de Buenos Aires, la "Asociación de Maestros”, fundado el 25 de diciembre de 1900, fueron algunas de esas maestras: Celia V. de Steeg, Rosalía E. Davel de Deambrosi, María Elena Perli, Aurora Coccaro, etc. Y más cercanas en el tiempo el grupo de mujeres que defendió su trabajo y la escuela pública en la primera gran huelga docente de la provincia de Buenos Aires en 1858. Decididas militantes políticas como Juana Larrauri y Gerónima Giles y Gaete de Mayol. Las mujeres que honraron la vida en defensa de dignidad humana como la obstetra María Luisa Martínez, la enfermera Genoveva Fratassi, ambas desaparecidas durante la última dictadura criminal, hoy recuperados sus restos. Y otro grupo de docentes integrado por Lucrecia Lombán, Angélica Depalma, Marta Fajardo, etc, fundadoras, en 1986, de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, delegación Quilmes. Y muchas, muchas más, sólo aquí algunas referentes, obrando injustamente con las que no se nombra.
Lucrecia Lombán con la premio Nobel de La Paz Rigoberta Menchu. en Bernal.
LA CASITA HOY EN QUILMES
El grupo de "La Casita" responsables del Programa Municipal de Promoción, Protección y Restitución de los Derechos de las Mujeres realizó el 19 de noviembre en el salón Novak del municipio una "Jornada de Reflexión sobre Violencia de Género". Conflicto que nos atraviesa a todos por igual, varones y mujeres, porque es un problema social y se construye entre todos. Si bien en las últimas décadas se multiplicaron y complejizaron los dispositivos para atender esta problemática, la sociedad esta atravesada con parámetros machistas. Parámetros tan antiguos y sin embargo tan vigentes. En el 2010, hubo 260 muertes de mujeres víctimas de maltrato, abuso y crueldad.
La violencia contra la mujer no sólo es física, hay frecuentes casos de violencia laboral, psíquica, doméstica, violencia simbólica, la que parte de los medios de comunicación, sobre todo la televisión, en las publicidades, que pone a la mujer en una situación de objeto, utilitaria; se ve en todos los ámbitos y en todas las clases sociales y en resumen siempre estos excesos se dan ante la desigualdad de poder. Y no es responsabilidad de que la sufre como se suele endilgar cargándola de vergüenza, silencio y miedo.
La jornada se desarrolló en forma de taller. Los participantes construyeron algunas ideas concretas, como: intensificar la difusión mediante un programa radial; resaltar no sólo las historias de dolor sino las de transformación, reconociendo que otra vida es posible; realizar charlas de parejas; cambiar el concepto de tolerancia por el de aceptación y respeto; promover una ley sobre el femicidio, es decir la feminización del homicidio y englobar otras conductas que generalmente no son atendidas como, por ejemplo, la falta de atención médica a problemas sanitarios femeninos en campos como la ginecología y la tocología que deriven en un incremento de la mortalidad femenina.
La Casita se encuentra en la calle San Martín 789 - en parte de la propiedad que fue la primera casa de tres pisos en Quilmes “La Tonezza” (1921) -. Cuentan con un grupo terapéutico, grupos de ayuda mutua, asesoramiento legal gratuito y dan continuidad y seguimiento al trabajo de prevención y difusión; además hay un programa de prevención de noviazgos violentos, “Tratame bien”.
Las consultas se hacen al 4257-0276 o dirigiéndose al correo electrónico: tenemosderechos@hotmail.com.
Lideran este programa de dignificación, con energía, fuerza emprendedora, convicciones claras y espíritu altruista: Nilda Maldonado, directora ejecutiva del Programa; María del Carmen González, a cargo de la Capacitación y Coordinación del Grupo "La Casita"; Verónica Chejoland, psicóloga social del Equipo de Trabajo, la docente Susana Gómez y una conjunto de valerosas mujeres que se agregan a la historia y la tradición quilmeña.

MUJERES
En la antesala del salón Novak del Palacio Municipal se expone la muestra fotográfica "Mujeres", la mirada de Viviana Verón acerca de su género: “… rostros, cuerpos, manos, senos, vientres cabellos, sonrisas, gestos actitudes de mujeres que me han estremecido profundamente”, nos dice la autora. Es una muestra homenaje a las mujeres que pasaron por su vida. “Casi todas ellas son portadoras de un enrome coraje y de una gran capacidad de lucha y resistencia.”

 Crónica Chalo Agnelli
NOTAS


[1] Ver en el blog “EL QUILMERO”: Etiqueta: “Los Quilmes”: “Isabel Pallamay – Homenaje de Quilmes a los QUILMES” y de  “De mujer a mujer – Lo que la profesora Guillermina Sors  cuenta sobre el pleito de la cacica quilme Isabel Pallamay”; miércoles 11 de agosto de 2010

[2] “La educación de la mujer” Este texto fue publicado en el periódico El Quilmero del jueves 3 de agosto de 1876, y no dejó de suscitar inquietudes, sobre todo entre los varones, que acusaron a la autora de que en realidad era autor y no era Zepolina (el seudónimo que empleaba) sino Zepolino, lo que fue defendido por ella y repudiado por él. Ver Blog “El Quilmero”. Etiqueta: “Mujeres de Quilmes”, “Mujeres en la historia quilmeña: Rita M. Faggiano de López  del viernes 24 de julio de 2009

[3] Hermana del pintor Carlos Morel.
[4] Ver EL QUILMERO. Etiqueta: “Elena Risso de Llull – una maestra fundadora” del 23 de setiembre de 2009

[5] Ver en el blog “EL QUILMERO”. Etiqueta: “Mujeres de Quilmes”: Semana de la mujer – Roca 635 – Adela García Salaberry & Stella Maris Bertinelli -  “”De mujer a mujer”, del sábado 5 de marzo de 2011


4 comentarios:

Graciela María dijo...

Felicitar al Profesor "Chalo" por sus excelentes monografías en temas interesantes y originales que nos ayudan a comprender y esclarecer el mundo en que estamos insertos. Gracias por hacérmelo llegar.
graciela_maria_vida_reflexion@yahoo.com.ar
http://vida-reflexion.webcindario.com/

CHALO dijo...

Muchas gracias Graciela María.

CHALO dijo...

Hola Chalo:
Perdona mi correccion, donde dice fundadoras de la "Asociacion de Maestros" hay un error en el nombre de la madre de mi suegra Stella Maris Deambrosi de Drago, deberia decir: Rosalia Davel de Deambrosi; la Escuela hoy EGB Nro.9 de Berazategui lleva el nombre de ella, era una de las primeras maestras que tuvo Berazategui junto con Gabina Tirao de Nicora entre otras, se dedico a mucha actividades sociales, en la Cooperadora del Hospital de Quilmes, y otros ambitos sociales Quilmeños, fue excelente pintora y escritora de libros de cuentos para niños.-
Un abrazo, atte Alberto Imizcoz

CHALO dijo...

Gracias Alberto, ya corrijo tu aporte. Muchas gracias. Chalo