miércoles, 29 de febrero de 2012

ESCUELA DE E. S. TÉCNICA Nº 4 "GENERAL ENRIQUE MOSCONI”

 ESCUELA DE ENSEÑANZA SECUNDARIA TÉCNICA Nº 4 
"GENERAL ENRIQUE MOSCONI”
En Quilmes que, en ese entonces, ya tenía sabor a pueblo grande, en 1924, nace en un precario local en 9 de Julio entre Brown y Lavalle, la "Escuela de Artes y Oficios de la Nación", sobre sendos proyectos de ley del 16 de abril y del 22 de julio, sancionados por el decreto N° 369/24, firmado por el presidente Marcelo T. de Alvear, como resultado de la ley de presupuesto Nº 11.260 correspondiente al período 1923/24. Era ministro de Instrucción Pública y Justicia Sebastián Sagarna; José Luis Cantilo gobernador de la provincia de Buenos Aires y Ángel L. Levanti acababa de asumir como intendente en Quilmes.
EN LA DÉCADA DEL 20´, EUROPA estaba viviendo inexorables cambios políticos. En España Juan de La Cierva perfecciona un aparato que para la época era casi de fantasía, el “autogiro” un híbrido entre el aeroplano y el helicóptero. En nuestro país, en base a la ley Nº 5291 promovida por Alfredo Palacios en 1907 y a considerandos de Joaquín V. González se promulga la ley 11.317 sobre trabajo de menores y mujeres. Se creó la Escuela Municipal de Artes y Oficios “Raggio” y el Conservatorio Nacional de Música.
LA INAUGURACIÓN OFICIAL DE LA PRIMERA "Escuela de Artes y Oficios de Quilmes" se realiza el 24 de Agosto de 1924. Se ingresaba con 13 años y habiendo aprobado el 4º grado de la escuela primaria. Estuvo a cargo de la gestión inicial de “la Mosconi” el profesor Julio Carenzo, fue secretario Miguel  A. Borau y maestros: Francisco Peruani y Manuel Cabeza a cargo de los primeros 13 alumnos: Luis Jorge Barton (el notable periodista y caricaturista quilmeño), Ernesto Braga, Eliseo Santiago Saini, Eugenio Gil Marín, Isaac José Gil Marín, Osvaldo Antonio Garavelli, Santiago Grosman, [1] Carlos Imirizaldu, Santiago Ignacio Repetto, Cayetano Simpatici Palla, Damaso Luciano Soto, Pedro Oscar Stella y Tomás Torres.
Los estudios tenían una duración de 3 años y se egresaba con el Certificado de Competencia en las Especialidades de Herrería, Carpintería y Mecánica. Durante los primeros años la Cervecería Argentina Quilmes costeó el alquiler de la propiedad. [2]
En 1925 la inscripción se había elevado a 38 jóvenes para primer año y en 1927 ya sumaban 80 los  educandos. La escuela creció por la convicción de sus docentes en sus objetivos que claramente refería el Prof. Carenzo: “Si todos los obreros industriales del país se iniciaran cursando los estudios en las escuelas nacionales de Artes y Oficios que tantas ventajas les otorgan, muy pronto la República Argentina se transformará en una e las naciones más industriales del mundo” [3]
EL INESPERADO CRECIMIENTO de la matrícula hacía imprescindible un nuevo edificio escolar. Necesidad que encontró eco en don Víctor Fornabaio. Este reputado y altruista vecino impulsó que a partir de 1925 se iniciara la edificación del local apropiado que ocupó desde el 1º de enero de 1926 en la esquina de las calles 9 de Julio y Lavalle. Los talleres se dilataban dando cabida a jóvenes uniformados con el clásico traje azul con pantalón largo – recordemos que por esos años los adolescentes usaban pantalón corto hasta casi los 16 ó 17 años – “Las principales materias que se dictaban eran puramente de índole técnico, relacionadas con cada especialidad: matemática, física y mecánica, tecnología de útiles y máquinas a vapor, motores térmicos, a explosión y Diesel, electricidad, tecnología de los materiales, contabilidad, legislación obrera y dibujo lineal de máquinas”. [4] Los alumnos que egresaban eran admitidos en cuarto año de la Escuelas Industriales de la Nación donde obtenían el título de Técnicos Mecánicos o Electrónicos.
ESTE CRECIENTE INTERÉS por los oficios técnicos era el estímulo que producía en Quilmes el auge de pequeñas y grandes empresas que se establecieron en toda la amplia extensión del partido. Progreso que las autoridades municipales supieron acompañar con la ordenanza Nº 652 del 20 de mayo de 1933 que eximía de impuestos a las empresas que se radicaban en el Partido. Era intendente ese año el Dr. Emilio J. Caset.
A los nombrados, durante los primeros años, se sumaron nuevos docentes: jefe de talleres, Mario Sartini; maestro en tecnología, Arnoldo Lucius; maestro de dibujo, Lorenzo A. Dupín; ayudante de carpintería Eduardo Madera; maestro de herrería, José Manini; maestro de electricidad Pablo Tiepolt; maestro de mecánica, Humberto L. Delorenzo; mayordomo Juan B. Montaldo y encargado de depósito Juan M. Canicoba.
En el año 1945, comienza una etapa de gran industrialización en el país, sobre todo de la pequeña empresa, necesitándose personas capacitadas técnicamente para las exigencias del vertiginoso crecimiento de la producción.
Desde 1945 hasta 1948 se la denominó Escuela Técnica de Oficios con las especialidades: Mecánica  y Automotores. En éste período, las autoridades de la Dirección General de Enseñanza Técnica comienza a modernizar planes y programas de estudios, juntamente con la provisión del equipamiento adecuado, jerarquizando de ésta manera la educación técnica, objetivo fundamental de la gestión del gobierno Justicialista de ése momento.
EN EL AÑO 1946 por la acertada iniciativa del Dr. Federico Misa, presidente de la Asociación Cooperadora,  la escuela fue bautizada "General Enrique Mosconi" (1877-1940), en homenaje a una personalidad próvida que entregó su vida por la defensa de los genuinos  intereses de la Nación, auténtico militar sanmartiniano, ingeniero civil, [5] que se elevó cada vez más altos sobre la caterva de militarejos que deshonraron los valores de la nacionalidad forjada por San Martín, Belgrano, Brown y Moreno, en las décadas posteriores. 
Tuvo larga y fecunda actuación en la Cooperadora el señor Carlos Enrique Gonzalez Feilberg, concejal del H.C.D. de Quilmes desde 1958 hasta 1962.
Del año 1951 a 1961 cambio su designación por “Escuela Industrial” (Ciclo Superior) con la especialidad en Mecánica Automotores, con un plan mediante el cual a los 3 años se egresaba con el título de Experto en Mecánica o  Automotores y a los 6 años como Técnico Mecánico en Automotores.
En ése lapso la familia Fornabaio cede en alquiler la casa de Videla 226 que es ocupada con aulas y administración.
Con el Decreto 1574/65, y con la creación del CONET (Consejo Nacional de Educación Técnica), se modifican los planes de estudios y la institución pasa a ser la Escuela Nacional de Educación Técnica N° 1 "General. Enrique Mosconi”, expendiendo el título de Técnico Mecánico Nacional, con un plan de 6 y 7 años.
Con el pasaje de los establecimientos educativos de la órbita nacional a la provincial, el 11 de enero de 1994, la pasa a denominarse Escuela de Enseñanza Técnica N° 4 "General. Enrique Mosconi", conservando el plan de estudios y título expedido.
En 1997, con la implementación de la nefasta Ley Federal de Educación, en la Provincia de Buenos Aires obliga a “la Mosconi” a articular con la  Escuela General Básica Nº 9 (Moreno 932), cursando los 8º y 9º años de la E.G.B. en  servicio educativo de la escuela técnica.
En 1999, se sufre otra innovación, por resoluciones 4625/98 y 1237/99 comienza la enseñanza del Polimodal, con la modalidad “Producciones de Bienes y Servicios”, definiendo con los trayectos técnicos profesionales la Tecnicatura en Equipos e  Instalaciones Electromecánicas de 3 años de duración.
PENOSAMENTE EL INTENTO DEL neoliberalismo impuesto en la década del 90’ por las corporaciones financieras internacionales y sus lobbistas locales de acabar con la educación pública, forzando a normas y un modelo de país que no centraba su desarrollo en la industria y la tecnología sustentable, fracasó rotundamente.
Docentes y comunidad se mantuvieron fieles a las esencias de la Escuela Técnica, no bajaron los brazos y se logró, con la Resolución 894/05 Disposición 84/05 y la Ley 26058 crear la Escuela Secundaria Básica Técnica, de 3 años de duración que se integran a los 6 años de Educación Técnica.
Las resoluciones 88/09 y 3828/09 actualmente vigentes, implementaron el Ciclo Básico Técnico con los Talleres Obligatorios de 3 años de duración y el Ciclo Superior, de 4 años, extendiendo a 7 años la carrera técnica, acreditando el Título de Técnico Electromecánico.
LA ESCUELA CONTÓ CON NOTORIOS educadores que fueron la base de sustentación de una trayectoria de 87 años, se sucedieron en la gestión después del profesor Julio Carenzo (18/4/1924 a 27/7/1931): Edgar Castro (28/7/1931 a 22/10/1948), Andrés C. Fatturini (31//10/1948 a 11/3/1963), Emiliano E. Calvo (interino 12/3/1963 a 17/8/1964), Juan Carlos Casabona (18/8//1964 a 30/6/1979; había sido vicedirector desde 1956); Carlos Alfredo Becherini (int. 1//7/1979 a 17/5/1983), Miguel E. Larghi (suplente 18/5/1983 a 30//12/84), José A. Macías (31/12/84 a 31/12/1992), Carlos María Casabona (1/1/1993 a 31/7/2011, hijo de Juan Carlos, había sido vicedirector desde 2/1/91) Actualmente está a cargo de la Institución el profesor Daniel Chianea, apellido con vínculos muy estrechos con la Escuela Normal de Quilmes pues su tío Romeo Chianea fue un querido docente de esa escuela, un aula del Anexo de la calle Moreno lleva su nombre.  
ÚLTIMAMENTE LA INSTITUCIÓN ganó premios por proyectos como un simulador de manejo y una pantalla digital para chicos con capacidades diferentes; diseños que presentados en Tecnópolis gozaron de gran interés en el innumerable público que asistió a ese evento tecnológico nacional. Posee una matrícula que supera los 700 alumnos y un plantel de más de 250 educadores.
El acervo histórico de esta institución está en los cientos y miles de técnicos que salieron de sus aulas y talleres y dejaron un hito de avanzada en la pequeña y gran industria argentina y muchos que desarrollaron las experiencias adquiridas en la “Mosconi” en muchos otros rincones del planeta.
PROFESOR DANIEL CHIANEA, ACTUAL DIRECTOR DE LA INSTITUCIÓN
Investigación y entrevistas Prof. Chalo Agnelli
Colaboración Prof. Carlos Casabona
Prof. Daniel Chianea


NOTAS

[1] Ver de Chalo Agnelli. “La Colonia de Valerga – historia social del segundo barrio de Quilmes” Cap. 12
[2] Folleto institucional de la Escuela
[3] Revista “Cien ciudades argentinas” (circa) 1927.
[4] Entrevista para la revista antes mencionada.
[5] Promotor y organizador de la explotación integral del petróleo en la Argentina. En 1922 se lo designó director general de Yacimientos Petrolíferos Fiscales, cargo que desempeñó durante ocho años. Promovió la construcción de la monumental destilería de La Plata, inaugurada en 1925; llevó adelante la electrificación de Comodoro Rivadavia y echó las bases de una flota de buques tanque. Obras: “El Petróleo Nacional”, completo estudio de la industria desde el hallazgo del mineral, en 1907, hasta el gran crecimiento de las explotaciones, y “Dichos y Hechos” Ver: http://sitio.iae.org.ar/index.php/institucional/general-mosconi

2 comentarios:

Luis Quijote dijo...

Muy interesante.

Eduardo dijo...

Hola Chalo, no puedo ver las notas adjuntos, como llego a eso ??
Saludos