lunes, 19 de noviembre de 2012

HECTOR VIOLA EN EL ROVERANO - UN MEDIODÍA DE ARTE

Un mediodía novedoso para las artes plásticas quilmeñas, que resultó un éxito genuino de público. Amigos del artista Héctor Viola, llegaron de los tres puntos cardinales que limitan con nuestro Quilmes. No dejó de atraparnos, a los neófitos en cuanto a crítica sobre artes plásticos, la suntuosidad y perfección que dispone sobre la tela la paleta de Viola. Telas de tersura impecable, imágenes que salen de lo figurativo para disparar la imaginación creativa de los espectadores. Sus cuadros tienen considerables dimensionaes y cada uno es el despliegue de una labor minuiosa, rigurosa y con una metodología del arte nada usual.
Las fotos que ilustran esta página para nada reproducen el valor artístico, hay que verla, y el Museo de Artes Visuales de Quilmes las tendrá a disposición del público hasta el 16 de diciembre. 
 TOPLES EN EL EGEO (1,20 x 1,80 m)
RETOÑOS (1,28 X 0.90 m)
 PATIO DE TANGOS
 EN EL NOMBRE DEL PADRE 2
 EL MENSAJE DE LA LUZ (1,90 X 1,20 m)
ENTRE LA TIERRA Y EL CIELO (1 X 1 m)
 ENTRE LA TIERRA Y EL CIELO (bis)
 LEVITANTES
 GIROSTATO (1,20 x 1 m)
 LA TERRAZA (1,50 X 0,90)
RECINTO SABALERO
Héctor Viola con el Ing. Rodolfo Cabral




Viola con Rodolfo Malaver
 Norma Cistaro y el pintor Lesner Tabares
 Chalo Agnelli y Viola
 Sarah Amarena Goldar y Chalo Agnelli
 Cabral, Agnelli y Julio Bravo