jueves, 29 de noviembre de 2012

LOS CAMINOS DE LOS MUSEOS



Los logros alcanzados por una gestión institucional se ven en la adopción de un sistema de planificación operativa, alineada a una planificación estratégica, que integre de manera directa la programación y el presupuesto, dependientes de las actividades y tareas, la ejecución presupuestaria y la generación de indicadores tácticos y estratégicos como – y fundamentalmente – escuchar al público, al hombre común, al instituyente que en el caso que nos ocupa es todo el pueblo de Quilmes. Y la referencia es sobre los Museos de Quilmes.
Afortunadamente, gracias a las diligencias directas de don Rodolfo Malaver y la comunidad que acompañó su convocatoria, se han concretado algunos cambios en el Museo Fotográfico: se le lavó la cara, se abrió la sala de cámaras, se repusieron algunas las fotos tradicionales que siempre estuvieron, volvió a su lugar el antiguo visor de fotos de caoba negro restaurado durante la administración de Fernando San Martín, y si bien aún permanece la discutida exposición de la artista de Gabriela Alonso que según algunos especialistas: “rompe el buen gusto y la estima a los ojos”. Esta artista, afamada por sus exitosas muestras de arte en perfomance, videoperfomance y fotoperfomance, como su participación en “Arte y dignidad 30 años a los 30 años del golpe militar en Argentina realizada en el Centro Cultural Recoleta, no es la enteramente responsable de esta movilización, pues lo errado es el ámbito en que se realizó que tiene otros objetivos claros y precisos que se detallaron en una nota anterior en esta página.
Concluida esta muestra esperamos que la próxima sea referente al destino de ese Museo de la calle 25 de Mayo.
Donde no se ven progresos es en el Almirante Guillermo Brown de Bernal, donde sólo hay un trabajador o por lo menos es lo que se avista en las frecuentes incursiones intencionales que tenemos por esa esquina emblemática. Creemos que a la municipalidad no le deben faltar operarios para apresurar las obras y simultáneamente poner un sereno o custodio idóneo del patrimonio existente.
Los vecinos, las instituciones educativas quilmeñas esperan que iniciado el ciclo lectivo 2013 los Museos de Quilmes estén nuevamente a su disposición en la forma que Quilmes se lo merece. 
Creemos que con una gestión institucional previsora y planificada de acuerdo a objetivos lógicos, claros y consensuados, de cara y voz al público, este trance, que los Museos vivieron en el 2012 se superará apropiadamente.

Crónica Chalo Agnelli