martes, 16 de abril de 2013

ESCUELA Nº 1 - 150 AÑOS - 1876 - 1900 - QUINTA NOTA


HISTORIA SOCIAL, EDILICIA E INSTITUCIONAL DE LA PRIMERA ESCUELA OFICIAL DEL PARTIDO DE QUILMES LA ESCUELA PRIMARIA Nº 1 “BERNARDINO RIVADAVIA" PERÍODO 1876–1900
Por Chalo Agnelli
Dibujo del frente de la Escuela realizado por el constructor del establecimiento don Pedro Etchevertz para el trámite de licitación convocado.

RESEÑA DOCUMENTAL [1] 
Como se transcribió en el capítulo IV de “Maestros y Escuelas de Quilmes”: “La Ley de Educación Común, promulgada el 26 de septiembre de 1875, vino a reorganizar esta confusa madeja, buscando centralizar la conducción de la educación en manos del Estado. En adelante, la Sociedad de Beneficencia y las Municipalidades cederían el gobierno de sus escuelas a la provincia, que a su vez delegaría su administración general al Consejo General de Educación y el gobierno inmediato a los Consejos Escolares de Distrito (en adelante, CGE y CED respectivamente). La definición de ‘lo general’ y ‘lo inmediato’ se constituía así en una arena de conflicto que, en el ámbito de la provincia, tardaría treinta años en dirimirse.” [2] 
A partir de esta fecha la provincia comienza a administrar las instituciones de enseñanza elemental de modo que La Escuela Nº 1 del distrito de Quilmes según el Archivo del Ministerio de Educación el 18 de junio de 1981 informa que esta institución comenzó a funcionar en el año 1876, con categoría Elemental de varones, con una inscripción de 44 alumnos. Estaba ubicada en la calle Rivadavia Nº 35 y 37, cuartel 1 en una propiedad perteneciente a la Municipalidad. Su primer director fue el señor Bernabé Iriarte y como ayudante el señor Pascual Piedra.
En el año 1880, fueron Sub-Preceptores: Francisco Javier París y Joaquín Arana y como ayudante el señor Esteban Guiara (Ghiara). 
SUS PRIMEROS ALUMNOS FUERON
Pedro F. Etchevertz (quien en 1910 construyó el actual edificio) - José M. Casares - Ángel Escobar - Jaime Gullé - Luis Denegri - Abraham Otamendi - Horacio Ithuralde - Luis Flores - Ponciano González - Eduardo Casares - Eduardo Escobar - Pedro Iturriaga - Tomás Muir - Miguel Velázco - Juan Pizarro - Roman Otamendi – José Causillas - Ignacio Oddone - Daniel Ramos - Eugenio Otamendi - Manuel Iribarren - Remigio González -  Alejandro González - Isidro Telechea - Ignacio Iramain - Nicolás Lavaggi - José Berizzo - Antonio Correa - José Fernández - Juan Real - Tomás Flores - Pablo Naya - Luis Giussani - José Campero - Fortunato Apecechea - Juan Garrido - Lázaro Baccaro - Leopoldo Risso - Eduardo Ostwald - Santiago Lanatta (luego fue comisario en Quilmes) - Julio Colombia - Luis Loquelli - Alberto Amestoy - Bartolomé Quiroga. (algunos apellidos no son legibles en el original)
LA LEY 1420 
Sancionada la ley de Educación Común Laica y Obligatoria Nº 1420 el 26 de junio de 1882, las Escuelas del distrito comienzan a enviar la estadística mensual a la Dirección General de Escuelas de la Provincia que en 1880 se había escindido de la ciudad de Buenos Aires con la capitalización de esta última. [3] Los planes de estudio se modifican y hay nuevas exigencias profesionales para los docentes, muchos de los cuales debieron revalidar sus cargos y/o sus títulos de acuerdo a las nuevas disposiciones de la nueva Ley de Educación.
La primera planilla que se recibe de las Escuelas Elementales Nº 1 de varones y Nº 2 de niñas (aún no se habían agrupado los sexos) data de febrero de 1883. Las clases empezaban a mediados de febrero y había un receso por carnavales. El receso de verano era durante parte de diciembre y todo enero.[4] 
Dice la misma, que la Escuela se halla en una propiedad de municipio en la calle 12 (Rivadavia) Nº 37 entre 11 (Mitre) y 13 (Sarmiento) Se designaban elementales a las Escuelas de primeras letras que sólo tenían cuatro grados, de 1º a 4º.
Formaban el Consejo Escolar (de ahora en adelante C.E.) : presidente, Juan Ithuralde, quien tendrá dilatada y comprometida actuación en la organización de las Escuelas del distrito y luego con su nombre se bautizará la Asociación Cooperadora; lo acompañaban como secretario José Echeverría; vocales, Augusto Otamendi y Felipe Amoedo. En los meses siguientes se agregarán, alternándose: Simón Oswald, el Dr. Isaac Areco, Doroteo Benavente, Miguel Páez y Manuel Casavalle. 
RESEÑA 
La siguiente reseña cronológica se refiere a ambas Escuelas la Nº 1 de varones y la Nº 2 de niñas, pues ambas son antecedente imprescindibles para hacer la historia de la actual Escuela Primaria Nº 1 “Bernardino Rivadavia” de Quilmes. [5] Muchos maestros  que  fueron fundadores de establecimientos educativos e hicieron carrera en Escuelas del distrito, en partidos vecinos y en establecimientos rurales, iniciaron sus carreras en la Escuela Nº 1 de Quilmes. Esta lectura puede resultar tediosa para un neófito en temas referentes a la historia de la educación de este sur rioplatense que alguna vez fue el Pago de la Magdalena, pero es necesaria para entender el proceso evolutivo y la conformación institucional y orgánica que tuvo nuestra Enseñanza Pública.
Esta reseña se presenta a manera de “Libro de Oro”, ese documento donde los directivos volcaban los hechos más trascendentales y novedosos, los actos patrios, los progresos edilicios o sucesos funestos. Era un libro de bitácora, reserva para la memoria de las futuras generaciones. Lamentablemente a partir de la década del `70 las Escuelas fueron perdiendo el uso de ese documento histórico, y hoy son muy pocas las que lo poseen.
A MANERA DE LIBRO DE ORO
 PRIMERAS PÁGINAS 
En 1882 se concede a pedido de presidente del Consejo escolar don Juan Ithuralde la donación del terreno de 43 varas, sobre la calle 14 (Alem) por 52 varas, entre las calles 11 y 13 (Sarmiento y Mitre) para construir una nueva Escuela. En octubre don Santiago Laurnaga comienza a levantar el edificio de la Escuela Nº 2 para mujeres, con entrada sobre la calle Tres de Febrero (actual Alem) [6] 
La Nº 1 que contaba con dos secciones una para varones y otra para niñas queda exclusivamente para varones. Estas dos instituciones darán origen a la actual Nº 1.
En 1883, como se mencionó anteriormente, era director con grado a cargo de la Nº 1 y Nº 2 de niñas, Bernabé Iriarte con un sueldo de $1800; sub preceptor Joaquín Arana, sueldo de $1000 y ayudante de 1º, Esteban Ghiara con $800. El año comenzó con una matrícula de 140 niños distribuidos: 60 en 1º; 40 en 2º, 30 en 3º y 10 en 4º. El año termina con 141 alumnos y 204 días de clase. Se realizan tres semanas de vacaciones de invierno en junio.
A pesar de establecida la gratuidad, los alumnos aún pagaban matrícula, de modo que la educación no era totalmente gratuita. Entre los matriculados, ese año, la pagaron 118 niños, no lo hicieron 14 y había 8 alumnos “pobres”, o sea que eran becados por el Estado.
Las maestras de la Escuela Nº 2 de Niñas eran Demetria Rivero, preceptora elemental, de 48 años, argentina, soltera en servicio desde 1853, de  modo que fue la primera maestra, oficial, que tuvo Quilmes; sub-preceptora Clara Echeverría, de 28 años, argentina, soltera, en la Escuela desde 1873 y ayudante de 1º Petronila Rivero, de 45 años,  soltera, en servicio desde 1860. La primera sobrina y la segunda hermana de Demetria. Los sueldos eran de $1600; $ 800 y $600, respectivamente. La Escuela estaba en la calle 15 (Alvear) entre 12 (Rivadavia) y 10 (Alsina) en la propiedad de las señoritas Rivero que cobraban un alquiler de $1000.-
El año comenzó con 129 niñas y concluyó con 156. Y si bien era E. de N. se recibían alumnos varones en 1º grado. Se distribuían de la siguiente manera: 1º grado, 5 varones  y 44 niñas; 2º, 20 niñas; 3º, 12 y 4º, 12. El ciclo lectivo concluye con 156 alumnas. Ese año las Escuelas fueron visitadas en tres oportunidades por el Inspector Alejandro Bergalli. 
En 1884, la escuela tenía como director al señor Miguel S Arella español de 35 años, soltero, recibía un sueldo de $ 74,40 (Debió haber un cambio en el valor del papel moneda); como ayudante primero al señor Cirilo Velazco de 20 años, soltero y ayudante segundo al señor Antonio Scaccia, italiano, de 26 años, casado. Falta en el Archivo del la Provincia la planilla correspondiente a este año. 
En 1885, la matrícula fue de 102 alumno varones y concluyó  con 188; notable crecimiento.[7] Continúa como director Miguel S. Arella; el sub-preceptor era Esteban Ghiara, de 20 años, argentino, soltero, en servicio efectivo desde el 1º de setiembre de 1881 pero con diploma que revalidó el 12 de febrero de 1884; recibía haberes por $ 44,33. Había dos ayudantes elementales, Cirilo Velazco y Antonio Scaccia. Estos últimos que habían ingresado al ejercicio  durante el ciclo lectivo del año anterior, entre marzo y julio respectivamente, obtuvieron el diploma que oficializaba sus tareas desde el 21 julio de 1879. Los días hábiles fueron 213, en marzo se habían perdido 17 días por refacciones, quizá preparando el traslado de las niñas al nuevo establecimiento sobre la calle 3 de Febrero (Alem) Nº 14 entre Mitre y Sarmiento (hoy ocupado por el Jardín 921), propiedad del Consejo Escolar.
Efectivamente, las niñas de la Escuela Nº 2 comenzaron el  año en el nuevo edificio, con una matrícula de 12 niñas, había 7 varones entre 1º y 2º grados, y terminó con 195 niñas y 16 varones. Estaban distribuidos de la siguiente manera: 1º, 5 varones y 74 niñas; 2º, 2 varones y 21 niñas; 3º comienza con 12 niñas, pero en julio lo varones de 2º son promovidos al grado siguiente, posiblemente por ser de mayor edad que sus compañeras mujeres. Vemos como paulatinamente la educación estatal se va haciendo mixta. Hubo 228 días hábiles.
Además de las maestras mencionadas en 1883 se agregó al plantel docente Manuela Echeverría, argentina, soltera, de 27 años, hermana de Clara y sobrina de Petronila Rivero. Las señoritas Echeverría eran hijas de Demetria Rivero de Echeverría que se hizo a cargo de la Escuela de niñas en 1853 dependiente de la Sociedad de Beneficencia.
 En  1886, se inició el año con una matrícula de 123 alumnos y concluyó con 163. Se retira Esteban Ghiara y se incorporan en la Escuela de varones como maestro ayudante elemental Luis Denegre, argentino de apenas 16 años, según la planilla del año en curso, [8] con diploma registrado el 1º de abril de ese mismo año, pero en servicio desde 1884, o sea que comenzó a ejercer a los 14 años; y como preceptor elemental Alberto Doyére, francés de 42 años, casado, con diploma fechado el 5 de febrero de 1872; quien el 1º de julio de 1885 había fundado la Escuela Nº 10 en el Puente de Conchitas (Sourigues). Seguramente el director ya no tenía grado a cargo, debido a que su gestión abarcaba las dos Escuelas, la Nº 1 y la Nº 2. También ingresa Miguel Velazco.
La Escuela de Niñas (a partir de ahora E. de N.) tenía una matrícula de 100 niñas y 15 varones distribuidos: 13 en 1º grado; uno en 3º y por primera vez, uno en 4º grado.
La planilla de estadísticas indicaba las inasistencias de los maestros y las causas de las mismas. La misma planilla dejaba establecidas las “Disposiciones penales” por inasistencias: “Reglamento de Escuelas, Art. 122. Los maestros están obliga dar a dar clases diariamente, sin que ni el reducido número de alumnos, ni el mal tiempo sean causa suficiente para interrumpirla en día hábil y en casos extraordinarios no podrá faltar a la Escuela como no sea con permiso del Presidente del C.E. Art. 123: Durante las horas de clases no podrá ningún maestro, sin causa justificada abandonar el salón de la Escuela, bajo multa que establecerá el Consejo Escolar.  Resolución del Consejo General de Educación – 9 agosto 1886. 1º Todo preceptor, subpreceptor o ayudante que deje de asistir a su Escuela sin causa justificada, será penado por cada falta de asistencia, con el descuento de la suma que le corresponda por cada día, con relación a su sueldo mensual. 2º Por tres faltas de asistencia en el mes se le descontará la mitad del sueldo y si excedieran de este número. El C. E. deberá poner el hecho en conocimiento de la Dirección para la resolución que corresponda.” 
En 1887, se retira Doyére e ingresa como maestro Leonardo Presas, que tuvo la habilidad del verdadero maestro y dejó una ilustrativa referencia de su paso por la docencia quilmeña cuando fue nombrado en la Escuela rural Nº 10 de Conchitas el 18 de octubre de 1885 en lugar de Alberto Doyere. [9] Presas era español, de 34 años, casado. Había obtenido su diploma el 21 de julio de 1879. Sólo permanece en esta Escuela hasta octubre en que se lo destina a la creación de la Escuela Nº 10 en el Puente de Conchitas.
El 24 de agosto de 1887, Arello, Velazco, Scaccia y Denegre obtienen sus diplomas oficiales.
Se incorpora como maestra ayudante a la Escuela Juana María Cabrera, de 21 años, nacida en 1866, argentina, hija de padres canarios, en servicio desde el año anterior. 
En abril de 1888 se retira de la Escuela el director Miguel Arella e ingresa en su lugar Gaspar Flesca, italiano, de 25 años, nacido en 1863, casado y con diploma expedido en 1885. En junio se retira Scaccia y al mes siguiente lo sucede Miguel Velazco, nacido en el país, en 1870, también con diploma del año anterior. 
Gaspar Flesca será el primer maestro de Quilmes egresado de una Escuela Normal, [10] según consta en las planillas de estadística.
En la E. de N., durante este año 1888, continúan en ejercicio las mismas maestras. 
El 1 de enero de 1889, el Gobierno Nacional establece que el sueldo de los maestros será entre $ 30.- y $ 95.- según la categoría. [11] Los sueldos docentes se incrementaron: el director Flesca con grado a cargo y título de preceptor elemental cobraba $95.-; el sub preceptor Cirilo Velazco, $55.- y los ayudantes Denegre y Miguel Velazco, $40.- 
En mayo se retira Luis Denegre y en julio ingresa como ayudante Rosa F. de Flesca, la esposa del director, argentina de 24 años, nacida en 1865.  Había 147 pupitres. La matrícula comenzó con 93 niños y en noviembre las clase terminaron con 176, de manera que 29 niños no tuvieron donde sentarse y debían acarrear sillas desde sus domicilios.
Las clases en la E. de N. comienzan con una matrícula de 116, repartidos en 18 varones y 98 niñas y concluye con 168 alumnos, 34 varones y 134 niñas. 
En 1891, además del director Flesca y su esposa, era ayudante Martín A. Drake, de 18 años, argentino nacido en 1873, soltero y Leonor L. de Velazco, de 27 años, argentina nacida en 1864, esposa de Miguel Velazco. Ambos ayudantes estaban en servicio desde el año anterior. La esposa de Flesca y señora de Velazco renuncian en febrero Vemos que ingresaban al ejercicio de la docencia primaria a temprana edad.
Ese año comienza con bancas de sobra. Había 190 y 173 matriculados, pero en abril la matrícula llegó a 226, de modo que hubo otro déficit en mobiliario. Esto vale remarcarlo porque fue un problema de imprevisión en la educación argentina desde sus orígenes.
En marzo ingresó como ayudante Vicente Ferrari, de 18 años, argentino, soltera y en abril José Gaspar Cousillas, de 22, argentino casado. Había hecho la primaria en la misma escuela donde ahora era maestro. Cousillas se hará cargo años después de la primera escuela privada del paraje La Colonia, fundada por el benemérito don Santiago Valerga en su propio domicilio de 12 de Octubre y Vicente López, y luego trasladada a la propiedad de la mutual Sociedad Artesanos de la Colonia. [12] Cousillas y su esposa permanecerán al frente de esta escuelita privada bautizada “San Martín” hasta la fundación de las escuelas Nº 12; 13, 16 y 17, del mismo barrio. [13] En junio, ingresa como ayudante Guillermo March, de 16 años, argentino nacido en 1875, fundador de una de esas familias de arraigo que dotaron de numerosos educadores a Quilmes y los actuales partidos vecinos.
Este año comienzan a figurar en el dorso de las planillas estadísticas las licencias y causas de las mismas que tomaban los maestros, bajo el título “Faltas de cumplimiento de los funcionarios”. 
En 1893, la Escuela tenía cinco aulas, comienza a figurar en las planillas la superficie que era de 253,85 m2 y una capacidad de 1567,80 m3. Correspondían a cada niño 1,58m2. La cantidad de pupitres no se había incrementado, seguían los 190 de 1891. Acompañaban al director Flesca, Miguel Velazco y March y como sub preceptor Felipe Bernard, de 28 años, argentino, nacido en 1865, en servicio desde el año anterior, sin diploma registrado. En junio el director informa a la Dirección de Escuelas que considerando los 160 alumnos se requería de otro sub preceptor, cargo que se cubre en junio con Manuel Torres, [14] de 23 años, español, nacido en 1870. 
La E. de N. en 1893, contaba con 12 habitaciones de las cuales 4 se destinaban a aula, las demás eran dependencias administrativas y vivienda del director y su familia. Tenía una superficie de 194,68 m2 y una capacidad de 988,99 m3. Con una superficie por alumna de 1,49 m2. Este año no figuran varones matriculados en 1º y 2º grados.
Consta en la planilla que la maestra Juana María Cabrera aprobó el examen de Primer Grupo en enero. Los maestros que no habían cursado la Escuela Normal, para revalidar sus títulos (algunos adquiridos en Europa), ser competentes y/o hacer carrera, debían rendir sucesivos exámenes hasta alcanzar el cargo de Preceptor. Esto se terminó con la creación de las Escuelas Normales y la exclusión de la Sociedad de Beneficencia de los asuntos educativos, institución que había tenido la prerrogativa de designar maestros.
Clara Echeverría fue nombrada preceptora efectiva y Petronila Rivero, sub preceptora interina, figura en las planillas estadísticas que ambas tomaron posesión como tales a partir del 1º de junio de 1893. En agosto la directora Demetria Rivero se toma licencia previa a su retiro definitivo, reemplazándola en el cargo hasta fin de año su hija Clara Echeverría.
En abril de 1894, muere el maestro Cirilo Velazco, tenía 29 años, este hecho produjo una gran conmoción en el pueblo todo. El año termina con una matrícula de 150 varones. 
En la E. de N. hace uso de licencia por seis meses, la preceptora Clara Echeverría, la sub preceptora Petronila Rivero y la ayudante Manuela Echeverría. Después de este período se retiran de la enseñanza primaria tras haber sido durante largos años unas de las primeras maestras de Quilmes. 
El 2 de marzo asume como preceptora la maestra normal María Luisa Scardino, argentina, de 22 años, nacida en 1872.
Juana María Cabrera, después de 7 años en esta Escuela, pasó a ejercer como sub preceptora de la Escuela Nº 9 a partir del 25 de abril; asumiendo en su reemplazo Ángela Scardino, hermana de Luisa, de apenas 17 años e ingresa Felisa Elena Risso (luego de Llull) de 23 años, con el 1º año de la Escuela Normal aprobado. El 25 de junio fue designada sub preceptora interina Josefina Victory de 23 años, argentina nacida en 1873, sin título oficial. Salvo Felisa Risso las demás maestras venían de la Capital Federal. 
El 10 de setiembre, se produce otra muerte que conmueve a varias familias del pueblo, la del pintor Carlos Morel. 
En 1895, la matrícula inicial era de 175 y con diversas y notorias fluctuaciones termina el año con 173 varones. El sub preceptor Felipe Bernard renuncia, el 1º de marzo, su cargo no se cubre.
En la E. de N. había ingresado en 1894 como preceptora Marisa Scardino, de 21 años, argentina nacida el 19 de abril de 1873, soltera, con diploma de maestra normal obtenido en 1893. [15] Ya no figuran varones en los primeros grados de esta E. de N. La matrícula comenzó con 97 alumnas y se cerró el período escolar con 124. 
ASIGNATURAS 
Las asignaturas para cada grado de la enseñanza elemental desde 1895, [16] era diferente para varones y niñas: Escritura, Aritmética, Idioma Nacional y Dibujo era igual para ambos; Ejercicios Intuitivos era para 1º y 2º grados de varones y niñas; Moral y Urbanidad y Calistenia y Canto era para 1º, 2º y 3º de ambos; Labores de Mano era solo para niñas de 1º a 4º grados; Agricultura era para 2º grado de niñas y de 2º a 4º de varones; Geografía, Geometría, Instrucción Cívica, Economía Doméstica, era para 3º y 4 de ambos; Historia Americana y Fisiología era para los 3º grados de niñas y varones; Historia Argentina, Zoología, Higiene, Física y Gimnasia eran asignaturas para los 4º grados de niñas y varones. Cuando se establecieron los grados del curso complementario se agregaron: Gramática Elemental, Francés, Música y Canto, Química y Geología y Mineralogía. (Las últimas materias se agregaron al curso complementario 5ª y 6º grados) 
LAS CATEGORIZACIÓN DOCENTE 
La preparación del maestro debía ser rigurosa para cumplir eficientemente con esta programación. Para los que no tenían estudios en Escuelas normales debían rendir una sucesión de exámenes ante las autoridades competentes de la Dirección de Escuelas que los habilitaran para ejercer en uno  u otro grado: ayudante (para este cargo bastaba rendir un examen ante el Concejo Escolar que luego confirmaba la Dirección de Escuelas), sub preceptor infantil, sub preceptor, preceptor y maestro normal. Quienes tenían este último diploma eran designaron directores de Escuela, pero con grado a cargo. Los sueldos se incrementaban con el ascenso de categoría. 
ESTADO EDILICIO 
La planilla de estadísticas amplía sus especificaciones, así se puede saber que: “...el agua que se surte era extraída de aljibe en balde, es límpida, liviana, aireada, sin olor ni sabor, sensible, templada en invierno, fresa en verano [...] No hay suficiente ventilación si se cierran puertas y ventanas en invierno. Hay dos letrinas. No se dispone de patio techado, el mismo tiene 875 m2. No hay huerta ni jardín.” 
MAESTRO DE GRADO 
Comienzan en 1896, a figurar en la planilla de estadística el cargo de director, de “maestro” y el grado correspondiente; correspondiéndole a Flesca la dirección con 4º grado a cargo; Velazco, maestro de 3º grado; Torres, de 2º; Deprati, de 1º y Freire, de 1º. En octubre Freire y Torres permutan grados.
En la E. de N., María Scardino, directora y maestra de 4º grado; Ángela Scardino, maestra de 3º; Elena F. Risso, de 2º; Maura Arce y Rosa M. Scardino, de 1º grado.
En 1896, la matrícula inicial de la Nº 1 fue de 173 alumnos varones y la final, 170. El maestro Guillermo March de la Escuela elemental Nº 1 renuncia y en su lugar asume Adelaida Freire (luego de Sardina), de 17 años, argentina, nacida en 1879, con título de ayudante, expedido por la Dirección General de Escuelas. La primera maestra mujer en la Escuela de varones. El 19 de setiembre hízose cargo del empleo de sub preceptor  por renuncia de Bernard, el señor Pedro Deprati, de 20 años, nacido  el 27 de enero de 1876, argentino, soltero.
En la Nº 2, el 10 de abril de 1896,  la sub preceptora Josefina Vitory es “rebajada” (sic) por resolución de Consejo Escolar del Distrito a la categoría de sub preceptora infantil. El 1º de agosto por resolución de la Dirección de Escuelas fue nombrada sub preceptora Maura Arce en reemplazo de Vitory que renunció por considerarse indebidamente calificada. Maura Arce tenía 18 años, había nacido el 15 de enero  de 1878 en Quilmes, toma posesión de su cargo el día 10 de agosto.
El 1º de setiembre por disposición de la Dirección de Escuelas se designa ayudante a  Rosa María Scardino, italiana de 16 años. Esta última maestra se casará en febrero de 1904, con el señor Guillermo March, quien fue maestro de la Escuela Nº 1 hasta este año. Las cuatro hermanas Scardino se desempeñaban en estas dos Escuelas precursoras de la actual Nº 1. En la de varones hay maestras mujeres, pero no hay maestros varones en la Nº 2 de niñas.
La escuela contaba con una biblioteca que reunía 398 ejemplares, una particularidad digna de destacar considerando la época y lo costosos que eran los libros.
En 1898, el maestro Deprati de la Escuela Nº 1 fue confirmado para ejercer en 2º grado e ingresa Aurelio Escobar, de 22 años, argentino, nacido en 1876 con diploma de 1º grado. En este período la matrícula comienza con 213 alumnos y concluye  con 222. Año a año va fluctuando lentamente el ingreso de educandos. En el año hubo 206 días hábiles en la Escuela de varones y 208 en la de niñas. No hubo receso de invierno.
En marzo se informa que el maestro Miguel Velazco rindió examen de 3º grupo, pero aún no tiene el diploma correspondiente. Es suspendido por causas que no se mencionan por 6 días sin goce de sueldo.
Manuel Torres deja el establecimiento para hacerse cargo de la dirección de la Escuela Nº 11 recientemente creada en el Paraje Gutiérrez (en una propiedad de la sucesión de Juan Davidson, cuartel 7º)
En la E. de N. continúan las mismas maestras. El 1º de agosto fue ascendida a 2º grado con carácter efectivo, Rosa M. Scardino, toma posesión en su lugar, el 23 de agosto, designada por la Dirección de Escuelas, en carácter de interina María Estela Iparraguirre, de 16 años, argentina, nacida en 1882, sin título.
En marzo de 1899, renuncia el maestro Escobar y lo sustituye Arturo Nowell, argentino de 24, nacido en 1875, quien poco tiempo después, hace abandono de su cargo intempestivamente; en su lugar asume Ramona C. Thompson argentina de 39 años, nacida en 1860, quien, después de la señorita Freire trasladada a la Escuela Nº 9, formó parte de las primeras maestras mujeres en la Escuela Nº 1 de varones. Para cada uno de los dos primeros grados fueron designadas: Rosa Cufré, argentina de 21 años con título de ayudante desde 1893 y Bertha García “oriental” (uruguaya),  [17] de 19 años, con título de ayudante desde 1897.
En mayo fue nombrado en reemplazo de Manuel Torres, en la Escuela desde 1893, Domingo Castro, argentino de 23 años, nacido en 1870 con diploma de 1895, pero este renuncia el 10 de junio y el día 28 de este mes toma posesión en 2º grado Conrado Curbelo y Estévez, español de 20 años, nacido en 1879.
Termina el siglo con el siguiente personal en la Escuela Nº 1 de varones: Gaspar Flesca director y maestro de 4º grado con una sueldo de $155.-; Miguel Velazco maestro de 3º y Pedro Deprati, de 2º, con $ 90 de sueldo cada uno; Curbelo de 2º con $45 (sin título); Rosa T. Cufré, Bertha G. García y Ramona C. Thompson las tres a cargo de los primeros grados, con $ 50.- La Escuela cierra el siglo con una matrícula de 235 alumnos.
En febrero de 1899, renuncia la maestra María Estela Iparraguirre de la E. de N. Los días 14 y 27 de abril visita la Escuela el inspector técnico José Andrés López. [18] Toma posesión de 1º grado la maestra Amelia M. Bellati (luego de Fariolli) argentina de 20 años, nacida en 1880, que tendrá una frondosa actuación en la educación quilmeña. [19] 
La planilla informa que el 5 de enero de 1899 la maestra Elena Felisa Risso contrajo matrimonio con Juan Llull y la directora María Luisa Scardino con Luis A. Rosso – vinculado a las bodegas Rosso que funcionaban en Ezpeleta – el día 19 de abril, por lo cual ambas tomaron licencia por 8 días.  Las planillas daban cuenta del estado civil de las maestras. En esos años el cambio de estado civil de la mujer acrecentaba su prestigio y para los hombres de nivel económico medio y alto contraer enlace con una maestra también les daba lustre social. El título de Maestra Normal era muy apreciado por la sociedad de la época. El fin de siglo concluyó con una matrícula de 188 niñas.

Investigación, compilación Prof. Chalo Agnelli
1983 - 2013

FUENTES 
Agnelli, Ch. “Maestros y Escuelas de Quilmes” Ed. Jarmat. Quilmes, 2004.
Ales, Manuel. “Índice de “El Quilmero”. Bibl. P. Municipal D. F. Sarmiento – Serie Archivos y Fuentes de Información N° 1. Dir. C. Maier. 1966. Quilmes.
Arregui, Thelma Fornabaio de. “Algunos edificios de Quilmes. Referencias”. Junta de Estudios Históricos de Quilmes – Apuntes y recuerdos para la historia lugareña. Autores de los trabajos: Miembros de la Junta de Estudios Históricos de Quilmes. Universidad N. de Lomas de Zamora. L. De Zamora, junio de 1988.
Arregui, Thelma Fornabaio de. “Quilmes y su edificación. Evocación” Municipalidad de Quilmes. Secretaría de  Cultura Junta de Estudios Históricos de Quilmes - Boletín Nº 2. Quilmes, 1987. Pág. 30 y en la publicación de dicha  – Apuntes y recuerdos para la historia lugareña. Autores de los trabajos: Miembros de la Junta de Estudios Históricos de Quilmes. Universidad N. de Lomas de Zamora. L. De Zamora, junio de 1988.
Cella, Orlando D. “La Escuela Normal Nacional Mixta” – Su origen. Vicisitudes en su instalación. Su inauguración” Ed de Autor. Quilmes Oct. 2001.
Craviotto, José Alcides. “Quilmes a través de los años”. Municipalidad de Quilmes, 1° edición, agosto de 1966. Quilmes Archivo Histórico de la Pcia. de Buenos Aires “Dr. Ricardo Levene”.
Giordano de Campleo Lila A. “La Escuela N°1 “Bernardino Rivadavia” en la historia de Quilmes. Municipalidad de Quilmes. Dirección de Cultura. Junio de 1967. Quilmes. (Conferencia organizada por el Inst. Sarmiento de Sociología e Historia Filial Quilmes y la Bibl. D. F. Sarmiento, pronunciada el 16 de junio de 1967, al cumplirse el segundo aniversario de la muerte del doctor José A. Craviotto, fundador de esa filial)
Iglesias, Evaristo. “Las escuelas de Quilmes”. Boletín de la Junta de Estudios Históricos. Nº 1 (Segunda época), Imprenta América, Quilmes 1944 – Pág.: 5 – 12.
Levoratti, Jorge H. “Composición poblacional de Quilmes en época de Rosas” (Dos censos poco conocidos 1836 – 1838) Boletín N° 2 de la Junta de Estudios Históricos de Quilmes. Pág. 98. Municipalidad de Quilmes 1987.

Lombán, Juan Carlos. “Antiguos Maestros de Quilmes”. Bibl. Pública
Municipal D. F. Sarmiento – Serie Medallones Biográficos N° 6. 1966. Quilmes. 
Lombán, Juan Carlos. “Nueva historia de Quilmes”. El Monje Editor. Noviembre de 1990. Adrogué.
López, José Andrés. “Quilmes de Antaño” Edición propia. (Hay un único ejemplar en la Biblioteca Sarmiento)

Pedemonte, Gotardo L. “Breve reseña de hechos y acontecimientos que hacen a la historia de Bernal” Municipalidad de Quilmes, 1970.
Santilli, Daniel Víctor. «Desde abajo y desde arriba. La construcción de un nuevo ordenamiento social entre la colonia y el rosismo. Quilmes, 1780 1840.» Tesis de doctorado (inédita) UBA-Filosofía y Letras, Buenos Aires, 2008.
Traversi, Marcelo. Estampas de Antaño. Edit. El Ateneo, 1949.

“Actas de la Antigua Municipalidad de Quilmes”;  en la Biblioteca Pública Municipal Domingo F. Sarmiento. Los Libros I; II y III, están extraviados, pero se pueden consultar a través e los aportes que hace el Prof. Lombán en “Nueva Historia de Quilmes” Cap. V Pp. 111 a 147.

El Progreso. Colección de la escuela Nacional de Buenos Aires. Digitalizado por el historiador Guillermo Ñañez.
El Quilmero. Colección de la Biblioteca Pública Municipal Domingo Faustino Sarmiento.
“La Urraca” (revista) Colección de la Biblioteca Municipal Domingo F. Sarmiento.
“El Sol”. Hemeroteca de El Sol.
“Crónica de Bernal”. Colección de la Biblioteca Manuel Estrada, Barrio Parque en Bernal.
“La voz de la unidad cervecera” Periódico de la Sociedad de Obreros Cerveceros de la Quilmas.
“El Plata” de E. Mauri Casabal (Colección Flía. Camarero-Deprati)
“A.B.C.” (Colección Flía. Camarero-Deprati)
Archivo General de la Nación.
Archivo Histórico de la Escuela Normal de Quilmes
Bibl. Del Maestro Museo y Archivo Dr. Ricardo Levene 
www.bnm.me.gov.ar/i/levene/origen.php 
Biblioteca Pública Municipal “Domingo F. Sarmiento”
Biblioteca Popular “Pedro Goyena”.
Gentileza de las familias: Campelo-Giordano; Otamendi Etchevertz; Colombo-March, Garay; 

NOTAS





[1] Esta reseña se elabora en base a los libros de estadística mensual existentes en el Archivo de la Provincia Dr. Ricardo Levene.
 [2] Historia de la educación – anuario versión ISSN 2313-9277 Hist. educ. anu. vol.11  Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Enero 2010. Articulos: “Entre la administración general y el gobierno inmediato. Los conflictos en torno al gobierno escolar. Buenos Aires, 1875-1905”. Claudia Freidenraij, profesora de Historia por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires y doctoranda de la misma casa de estudios. 
[3] El envío de presentación de planillas a la Dir. Gral. de Escuelas de la Provincia comienza en 1873, en el Archivo Levene están a partir de ese año las de las localidades de Mar de Ajó, Chacabuco, Chascomús, Lomas de Zamora, Luján, Saladillo, Salto y Zárate. Quilmes aún no presentaba estadísticas.  
[4] Estadística Mensual. Libro Nº 6, signatura topográfica C 100 A 1
[5] Esta particularidad no fue señalada en el primer trabajo documental sobre la historia de esta escuela que hizo la directora en ese  momento Lila Giordano de Campelo.
 [6] “Síntesis Histórica de Quilmes” de Manuel Ales Pág. 63.
 [7] Estadística Mensual. Libro Nº 7, signatura topográfica C 100 A 2 Folio 183. 
[8] Estadística Mensual. Libro Nº 8, signatura topográfica C 100 A 2. 
[9] V.: “Maestros y Escuelas de Quilmes”, “Reseña histórica de las escuelas primarias de Quilmes”.
 [10] Nº de egresado de la Escuela Normal 267, folio 35.
 [11] Ídem nota 5. 
[12] Este edificio aún existe en la esquina de las calles Vicente López y Pte. Perón.
 [13] Ver “Maestros y Escuelas de Quilmes, de Chalo Agnelli. Cap. “Reseña histórica de las Escuelas Primarias de Quilmes”. 
[14] En 1898 reabrirá la Escuela Nº 11 en el Paraje de Gutiérrez, que se había cerrado en 1893.
 [15] Nº de egresado de la Escuela Normal 1824, folio 244. 
[16] Año aproximado, en que comienzan a figurar las asignaturas en las planillas de estadísticas.
 [17] Por esos años y aún hasta las dos primeras décadas del siglo XX “oriental” era el gentilicio de los nacidos en la República Oriental del Uruguay, la antigua “Banda Oriental”.
 [18] Autor del libro de misceláneas “Quilmes de antaño” e Intendente en 1904 y 1905.
 [19] Su padre fue uno de los fundadores de la Sociedad Italiana, en su hotel ubicado en la calle Rivadavia entre Gaboto e H. Yrigoyen, donde hoy hay una casa de artículos para el hogar.




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente trabajo! Me apasionan estas historias. Veo que en la lista de alumnos pusiste a Santiago Lanatta, era hermano de la abuela de mi mamá, Ángela Lanatta casada con Guillermo Andina. Mi primo Daniel Andina conserva el sable de Comisario del "rengo Lanatta" y yo conservo las fotos (y un arma, pero no me gusta verla) ¡¡Qué historias!! Julia Rossignol de Girón

Anónimo dijo...

El 1 de diciembre de 1937, mi padre, Manuel Diéguez recibió el certificado de exámenes libres aprobado en 13 materias. Presidenta de mesa: Margarita Colomés, vocales: Ana A. C. T. de Elesgaray y Carmen Gibella. Inspector de mesa: WC.S.de Javeia. Obviamente en la Esc. Nº 1 del Distrito Quilmes, él había estado enfermo por eso dió 6º libre. Lilia Diéguez