jueves, 22 de agosto de 2013

LA FABRICA DE TAPAS CORONA (Video: PROF. ALEJANDRO RE)


LA S.A.F.A.C. DE TAPAS CORONAS 
O COROPLAS.
Chalo Agnelli: 
"A mi padre, don Armando Agnelli, en el cincuentenario de su fallecimiento, un 7 de junio de 1963"
Video: Alejandro Re
Cuando los vehículos descienden del puente 14 de Agosto hacia La Colonia, frente a la calle Aristóbulo del Valle y en la manzana comprendida por las calles Corrientes, V. López y Perón se encuentra la fábrica Sociedad Auxiliar Fabril, Agrícola y Comercial (S.A.F.A.C.) de Tapas Coronas, luego Coroplast, que los viejos colonialeños llamaban “la casulería” (así sin “p”)
En 1917 y para evitar la importación, comienza la fabricación de tapas corona para sustituir las cápsulas antihigiénicas. Con ese fin en 1925 (según señala su frontis) se termina el edificio mencionado. Durante varios años allí se envasó también yerba con marca SAFAC.

En la campaña de propaganda de este producto intervino Héctor Roberto Chavero, el inefable Atahualpa Yupanqui (31/1/1908 – 23/5/1992.) En 1926 compuso “Camino del indio”, su primera canción, que grabó en 1927 para un álbum de promoción de la yerba SAFAC.
Costancia laboral de 1928, donde figura ingreso del Sr. Agnelli, su cargo en esa fecha y el sueldo.
Recién en 1927 se generaliza el uso de las tapitas. Fue jefe de producción y de personal hasta 1957, Armando Agnelli que había ingresado en la empresa en 1917 a los 23 años de edad.
Cuando la C.A.Q. abrió sus puertas los salarios de los trabajadores de la SAFAC eran de $5,60 a $ 6 diarios los varones y de $3,20 a $4 las mujeres (?) por la jornada diaria de 8 horas. El horario era de 7 a 11 y de 13 a 17. Un reducido número lo hacía de 8 a 13 y de 13 a 17 hs.
Fue una de las primeras empresas de la zona que tuvo como personal mayoritario a mujeres.

Don Armando Agnelli
Algunos de los trabajadores y trabajadoras de “la Casulería” (sic): entre fines de la década del 30 y fines de la década del 50 fueron: Rita Abrego, Aurelia Arastegui, A. Silva, Clara Azpiolea, Emérita P. de Azpiolea, Sara Blanco de Chiesa, Nélida L. de Barza, María Rosa G. de Botindari, Santiago Bottoli, Raúl Castro, Beatriz O. de Calchichi, Sara de Canosa, Otilia Casasola, Magdalena Carassale, Narcisa A de Cazabal, Juan H. Cimonida, Camilo Coraglio, Joaquina A. de Coraglio, Luisa D. de Corbetto, Ernestina M. de Córdoba, Margarita Dávila, Hilaria Larralde de De Acha, Ángela C. de De Benedetto, María M. B. de De La Canal, Marta de Dos Santos, María Elena Naranjo de de La Serna, A. Dupuy, José G. Echeverría, Victoriana M. de Esteban, Carolina M. de Etcheverry, María E. C. de Ferré, Raúl Ferré, Adelina S. de Fiscaglia, Josefina R. Garrido, Eduardo Gil, María Josefa Gómez, Rosa y Teresa Guidi, Emma P. Guillermón, Maura C. de Guillermón, Héctor O. Guillermón, Paulina Handoff, Manuel Hermosa, Juana Naranjo de Jeanneret, María Jové, Rosa Kalarik, Hube Laborda, M. Lombardi, Juan Carlos López, María C. de López, María P. de Macucudez, Amparo Magadán, Carmen A. de Moleto, Amanda Nieto, Adelina P. D. de Ojeda, María A. E. Oliván, Leonor A. de Pafundi, Carolina Peralta, Tota Peralta, Dominga P. de Piriselli, Beatriz C. de Prego, Ramiro Prieto, Sara de Prieto, Nélida Prioli, Juana C. de Quinteros, Miguel Rossetto, Inés Ruesta de Andragnez, Ercilia Scaleraudi, Mara C. Serra, Mirta F. de Solmarz, Duilio Sologwin, Angélica Soto, Ángela M. de Supino, Amelia Supino, Erma F. de Taddei, Rosa María Tel, Celeste Martha Tortonesi, Rosa B. de Trisabín, Luis Trocca, Santiago Vicenti, Susana C. de Vilella, María Velazco, Aurora A. L. de Zárate. [1] Entre estos nombres y apellidos se encontrarán muchos de los fundadores y fundadoras de familias que aún hoy viven en La Colonia.

Trabajadoras de la SAFAC festejando un 1º de Mayo en un recreo de La Ribera
 En diciembre de 1948 se produce un grave incendio en la fábrica de Tapas Coronas. El fuego se inicia en los depósitos que se hallaban en la esquina de Aristóbulo del Valle y Corriente, propagándose con rapidez. Se corrió la especie que fue intencional dada la mala relación de la empresa con algunos grupos sindicales. Las pérdidas alcanzaron los dos millones de pesos y el cierre de fuentes de trabajo. Nunca se aclaró el incidente. 
La única víctima fue el director de la empresa Enrique Freyre que murió el 20 de enero del siguiente año a consecuencia del disgusto que le significó el accidente.
Frente a la “casulería” se hallaban los garajes de las “zorras”, tranvías de madera color gris que transportaban la cerveza a la capital Federal. El sereno era el señor Biondo un italiano de parla muy cerrada y malhumorado. En 1968 este gigantesco galpón con todos los coches tranviarios de carga ardieron una noche perdiéndose todo el material histórico.
Solo queda “la torre” en la esquina de Corrientes y Gran Canaria, oficinas de los empleados del área de transporte de la CAQ. Hoy en el lugar hay un gimnasio, en la esquina opuesta, Aristóbulo del Valle y Corrientes, una estación de servicio y en la esquina de Aristóbulo del Valle y Perón un restaurante.

“La Colonia de Valerga – el segundo barrio de Quilmes
Cap. 5.- “La Cervecería y Maltería Argentina Quilmes” 
Chalo Agnelli

NOTAS

[1] Tomado del diploma que los obreros y empleados de la empresa de “Tapas Coronas”, entregó firmado a su jefe don Armando Agnelli con motivo de su jubilación el 29/6/56, después de 40 años de pertenecer a empresa cervecera.