miércoles, 20 de agosto de 2014

UNA MUESTRA FOTOGRÁFICA INÉDITA EN CASA DE ARTE DOÑA ROSA



1914 – 1918 “EL MUNDO EN LLAMAS”

LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL A 100 AÑOS DE SU COMIENZO
Chalo Agnelli
Consecuente con una tradición que pronto cumple 15 años, Casa de Arte Doña Rosa brinda a la vecindad quilmeña en la heterogeneidad de sus productos de arte y cultura perlas insuperables. En esta oportunidad se acaba de abrir una muestra de fotografías única en su tipo en el Partido. Una crujía reveladora entre el espanto del pasado y los horrores del mundo actual. 
Esta muestra resulta indispensable no sólo para estudiantes de fotografía y medios de comunicación visual, sino también para docentes y  estudiantes de carreras de historia, sociología y ciencias de la comunicación.
EL DRAMA EN IMÁGENES
Llegaban los inmigrantes, cada uno traía sus sueños, sus nostalgias, dolores jamás cauterizados y objetos que completaban su identidad, testimonios de la propia historia y la del pueblo que dejaban atrás. 
Así llegó Dropulich a la Argentina con una pequeña valija repleta de fotografías, poco más de 500 que ilustran el espanto de la guerra. Una conflagración que comenzó en junio de 1914, desde un dedo que apretó un gatillo que disparó una bala sobre un príncipe, el heredero al trono del imperio autrohúngaro, que cae muerto por el pistoletazo de otro “príncipe”, Gavrilo Princip. Fue el tiro de gracia a las monarquías agonizantes, el disparo de largada a los nacionalismos dormidos, la escena que da principio a la guerra más espantosa conocida jamás en la vieja Europa. 
CUANDO SE ABRIÓ LA VALIJA
Dropulich, como muchos hombres y mujeres trajeron pruebas del horror, pero nunca hablaron sobre el horror. No sabían del valor liberador de la palabra que pregonaba Freud. Sus descendientes, un día, hallaron en un rincón de su hogar quilmeño esa valija y despertaron la historia. Tuvieron el tino de recurrir a quien, sin lugar a duda, por su compromiso con la cultura iba a poner en valor tamaños documentos, Gustavo Castignola. 
Así es como Patricio Dropulich, nieto de aquel inmigrantes que desembarcó en la Argentina buscando la paz, en representación de su familia inició junto a Gustavo y Paula Castignola, a Ricardo Solari del Foto Club Quilmes y de Valnea Bomben, cinco años atrás, el trabajo de restauración de cientos de fotos originales que revelan aspecto poco conocidos de un enfrentamiento bélico en el que siete países se lanzaron a una carnicería humana. Setenta millones de soldados combatieron y hubo diecisiete millones de víctimas. Cuatro imperios dejaron de existir: el alemán, el austrohúngaro, el ruso y el otomano, cambiando el mapa europeo.

Todo está perféctamente documentado en esta colección que Casa de Arte Doña Rosa exhibe desde ayer martes 19 de agosto. Fotografías acondicionadas por la mano experta de Valnea Bomben, quien escaneó, digitalizó, restauró, limpió de imperfecciones y hongos acumulados por el tiempo casi 500 fotografías. Esta destacada fotógrafa integrante del Foto Club Quilmes, participó junto a otros doce colegas en el encuentro Mundial de Fotografía Artística, disputado en Francia, el 14 de diciembre de 2008, obteniendo la Copa del Mundo FIAP 2008.
 Distinción que por primera vez fue alcanzada por un Club de nuestro país y de este continente. 
La muestra está excepcionalmente curada por Miguel Ángel Montalto quien se acaba de integrar al plantel de Casa de Arte Doña Rosa, un operador que dentro del ámbito artístico mediará en forma calificada entre los diversos públicos y los objetos estéticos.

La muestra permanecerá abierta durante dos meses, de lunes a domingo de 16 a 20 hs. en Colón 279.  
 Chalo Agnelli
agosto, 2014