viernes, 6 de marzo de 2015

LA AVIACIÓN LOCAL EN UN CENTENARIO – 4ª NOTA (COLABORACIÓN) Y OTRAS APOSTILLAS AÉREAS



LOS DE ANTES: DESDE VUELOS EN GLOBO HASTA SALTO AL VACÍO CON ALAS DE PÁJARO

Por Juan C. Benavente
La inauguración del aeródromo en el balneario de Quilmes en 1915 marcó un suceso clave en la historia aeronáutica local. Sin embargo, es importante recordar a algunos hechos y protagonistas que antecedieron a esa pionera iniciativa. 
LOS PROTAGONISTAS LOCALES 
La aeronavegación ha sido una de las actividades más destacadas del siglo XX, una aventura que el hombre ha soñado durante
milenios, una aventura que no termina y se continúa más allá de la atmósfera terrestre, hacia las estrellas. En esa aventura no faltaron los protagonistas locales: en la zona que hoy comprende el partido de Quilmes (y que antiguamente se extendía por una región más amplia), vivieron y actuaron pioneros que madrugaron en las tempranas horas de la conquista del aire.
Como estamos intentando reflejar, hubo importantes actividades aéreas desde comienzos del siglo XX, incluso décadas antes. Esas historias estuvieron latentes, registradas en algún que otro documento, a veces difíciles de cotejar, o guardadas en la memoria de algunas personas.
Paulatinamente, algunos sucesos fueron cobrando vida y organización. Primero, con un trabajo inicial de recopilación efectuado en la década de 1990 por Osvaldo Mesa y Carlos Eusebi, ambos agentes del Área de Material Quilmes (AMQ, ex - IMPA) de la Fuerza Aérea.
Ese trabajo orientador de Carlos M. Eusebi-Mesa fue el disparador para que desde el año 2000, no sin interrupciones, profundizáramos y ampliáramos la investigación junto a Ítalo Nonna, destacado fotógrafo y hombre de la cultura de Quilmes.
Esta semana presentamos algunos sucesos aeronáuticos que antecedieron a la inauguración en 1915 del aeródromo de Quilmes.
GLOBOS EN EL AIRE
El joven aeronauta estadounidense Richard Gibbon Wells llegó a la Argentina en 1864, y en lo que hoy destacaríamos como un importante despliegue mediático, anunció que realizaría numerosos vuelos en globo, y se valió de mucha picardía y persuasión. Logró entrevistarse con el presidente de la Nación, Bartolomé Mitre, y obtuvo un subsidio de la Municipalidad de Buenos Aires para sus aventuras aéreas.
El 23 de mayo de ese año, frente a gran cantidad de curiosos reunidos para ver el espectáculo, junto a un argentino de apellido Styche y a bordo del aeróstato Washington, construido por el mismo Wells en el país, ascendieron desde la Plaza de Mayo, cruzaron el Riachuelo hacia el sur y descendieron en el paraje Tablada Vieja, entre Quilmes y Lomas de Zamora.
Fue el primer vuelo tripulado de la provincia, terminando su recorrido en Quilmes. Al respecto, el historiador Francisco Halbritter precisa "Este vuelo del Washington es muy importante, pues es el primer vuelo exitoso hecho en la Argentina con una aeronave de construcción nacional, con el mérito adicional de que el joven Styche, fue el primer ciudadano argentino que voló.
Wells realizó algunas experiencias más hasta julio de 1864, partiendo luego hacia Brasil.
Cuatro años después, el aeronauta francés Casimiro Baraille, ascendiendo en Buenos Aires en un globo traído de Francia, aterrizó en las costas de Quilmes. En 1891, otro francés, Amadeo Mayer, partiendo desde Buenos Aires, terminó uno de sus vuelos en las aguas del Río de la Plata, también frente a las costas de Quilmes.
Estos sucesos fueron fortuitos antecedentes de la actividad aerostática que tendrá como epicentro a Bernal, que se tratará en próximas notas.

SUEÑOS DE LIBERTAD
Corría 1895. Marcelo Traversi, en sus memorables Estampas de Antaño, nos informa de un romántico suceso ocurrido una mañana de 1895.
Ese lejano día, desde lo alto de un galpón del Chateau Parri - un establecimiento dedicado a la alfarería, entre otras tareas, y ubicado
en la zona bañado de Quilmes - un joven alfarero inició las experiencias de vuelo en el lugar, arrojándose al vacío con un par de alas batientes construidas por él mismo. [1]
La fortuna acompañó la experiencia del "ruso loco", ya que otros pioneros de la aviación no corrieron con la misma suerte. Herido, el joven sobrevivió a la caída y cuando se mofaban de su ensayo solía decir: "El hombre puede volar, ya verán". Y el hombre voló. Faltaban sólo ocho años para que los hermanos Wright se elevaran escasos metros del suelo con una máquina a motor, aunque hacía más de cien años que se volaba en globos aerostáticos.
Aquel intrépido alfarero quilmeño solía capturar aves y atándolas con una piola, observaba el movimiento de las alas durante los vuelos cautivos; así llegó, con el tiempo, a elaborar el par de alas que experimentó en su "vuelo bautismo". Sin saberlo, había llegado a las mismas conclusiones que otros lejanos sabios y precursores de la aviación, como el caso de Leonardo de Vinci, que proyectó un sistema de alas batientes para imitar el vuelo de los pájaros.
¿HELICÓPTERO?
Otro antecedente citado por Marcelo Traversi, y que no pasó de los "papeles", fue el del maestro albañil Germán Flora quien, en

1908, proyectó un curioso aparato que podía elevarse del patio de su casa, evitando el engorroso trámite de las pistas de aterrizaje.
Según Traversi, el visionario decía: "Yo he inventado un aparato que va a revolucionar la aviación. ¿Por qué ha de necesitarse tanto espacio para arrancar el vuelo? Con mi aparato me elevaré del patio de mi casa y descenderé en él sin riesgo.”.
En vez de colocar la hélice en la parte anterior, como otros, la coloca arriba, y asunto resuelto.

El proyecto, símil del autogiro que voló en 1923, no encontró inversores locales que lo sustentaran y quedó en el recuerdo.
En cualquier lugar, los inicios de la aviación suelen reunir sueños, personajes de leyenda, proyectos increíbles y algunos posibles, y como se ve, Quilmes también tuvo a los suyos.

(Nota: Se conoce con ese nombre a una franja de aluvión fácilmente anegable de unos 2 a 3 km. de ancho, que se extendía desde el pie de las barrancas de Quilmes (hoy calle Cevallos) hasta el río. Actualmente, si bien el lugar está urbanizado, las zonas próximas a la costa siguen siendo castigadas por las crecidas del Río de la Plata. En una zona del antiguo bañado, se ubica el Área de Material Quilmes.)



Juan Carlos Benavente es Integrante de la Sala Histórica del Área del Material Quilmes;
cronista de la aviación local y 
co autor de la investigación junto a Italo Nonna.
 APOSTILLAS AÉREAS
Los hermanos Wright emprenden el vuelo en la mañana del 17 de diciembre de 1903, en las dunas cercanas al pueblo de Kitty Hawk, en Caro­lina del Norte (Estados Unidos), Orville y Wilbur Wright se dieron la mano, según relató un testigo presencial, «como dos parientes que se separan sin estar seguros de volver a verse más». Soplaban frías ráfagas de vien­to cuando Orville se ató cabizbajo a un entramado de pa­los de madera, alambre y tela de algodón.

Antes de Amelia Earhart, célebre por sus marcas de vuelo y por intentar el primer viaje aéreo alrededor del mundo, Harriet Quimby, una escritora de revistas, fue la primera mujer que consiguió la licencia de piloto en América, en 1911, la segunda en el mundo. La primera fue la baronesa Raymonde de la Roche, en Francia (1909). Al año siguiente, Quimby fue la primera mujer que voló a través del canal de la Mancha, en un monoplano que le prestó Louis Blérlot. La encantadora Quimby murió ese mismo año en un accidente de aviación en Boston.

Jorge Newbery viajó en el globo Pampero. En uno de sus viajes llegó hasta una estancia de la provincia de Buenos Aires.
Ramón Franco sobre uno de los flotadores del hidroavión Plus Ultra, con el que viaje entre España y la Argentina (1926)


Teodoro Fels junto a un aeroplano. El aviador cruzó el Río de la Plata en uno de estos aparatos
Compilación Chalo Agnelli

FUENTES
Fotos del Archivo General de la Nación
Ver en EL QUILMERO del jueves, 26 de diciembre de 2013, JUAN CARLOS BENAVENTE UN QUILMEÑO EN LA ANTÁRTIDA (COLABORACIÓN) 
Ver en EL QUILMERO (Etiqueta: INSTITUCIONES) del jueves, 8 de abril de 2010, LA AVIACIÓN EN QUILMES – 1º parte (colaboraciones del Dr. Carlos Eusebi) 
http://elquilmero.blogspot.com.ar/2010/04/la-aviacion-en-quilmes-1-parte.html/ 
del viernes, 9 de abril de 2010, AVIACIÓN EN QUILMES - 2º parte (colaboraciones del Dr. Carlos Eusebi) 
http://elquilmero.blogspot.com.ar/2010/04/aviacion-en-quilmes-2-parte.html/ 
del sábado, 10 de abril de 2010, AVIACIÓN EN QUILMES - EL ÁREA MATERIAL QUILMES - PERÍODOS - Última parte (colaboraciones del Dr. Carlos Eusebi) CREACIÓN DEL ÁREA DE MATERIAL QUILMES 
http://elquilmero.blogspot.com.ar/2010/04/aviacion-en-quilmes-ultima-parte.html/ 
del jueves, 30 de octubre de 2014, EL ÁREA MATERIAL QUILMES – IMPA 
Ver en EL QUILMERO (Etiqueta: INSTITUCIONES) del lunes, 9 de febrero de 2015, CENTENARIO DE LA AVIACIÓN EN QUILMES // 1915-1946 - 2015 // SIGUIENDO LA NOTA DEL LIC. BENAVENTE 
http://elquilmero.blogspot.com.ar/2015/02/centenario-de-la-aviacion-en-quilmes.html/

Ver en EL QUILMERO del martes, 17 de febrero de 2015, LOS PIONEROS DE LA AVIACIÓN LOCAL EN UN CENTENARIO (COLABORACIÓN)

Ver en EL QUILMERO del lunes, 23 de febrero de 2015, HISTORIAS DE PIONEROS, FESTIVALES Y OTRAS YERBAS AÉREAS - 3ª NOTA (COLABORACIÓN)

REFERENCIA
[1] Traversi, Marcelo. "Estampas de antaño" El Ateneo, Bs. As. 1949. Pp. 164 a 167