lunes, 30 de marzo de 2015

REPERCUSIONES POR EL ALEJAMIENTO DE LA PROF. CISTARO DEL MUSEO ROVERANO - ESTO TAMBIÉN SERÁ HISTORIA



El desplazamiento de la profesora Norma Cistaro ha tenido lógica repercusión el la comunidad quilmeña. Estas son algunas notas que se recuperaron de la gran cantidad de mensajes periodísticos, radiales y por facebook y varios blogs, además de EL QUILMERO el (Chalo Agnelli)

NORMA CISTARO DEJÓ LA DIRECCIÓN DE ARTES VISUALES DE LA MUNICIPALIDAD DE QUILMES

Radio FM Q. 93.5 - http://radiofmq.com
La artista plástica y funcionaria fue separada de su cargo aunque no trascendieron mayores detalles de su salida.
La directora de Museos Silvia Durá, confirmó su alejamiento y al ser consultada por los motivos respondió que “eso se le tendría que preguntar a Héctor Bandera, secretario de Cultura, de cuya secretaría depende la dirección de Museos de Artes Visuales”.
Si bien hace varias semanas que Cistaro se ausentó de la Dirección de Artes Visuales que funciona en el Museo Roverano, recién hoy se confirmó su cesantía. Primero se tomó sus vacaciones pero habría recibido un llamado en el que le anunciaron que ya no era tenida en cuenta.
Es sabido que el perfil de Cistaro, que tiene una vasta trayectoria como artista plástica, permitió darle al museo un impulso que hacía años no tenía convocando a artistas de renombre, realizando anualmente bienales de arte y la tradicional noche de los museos, que permitió además el impulso de nuevos artistas.
Sin embargo, este perfil no se condice con la política cultural y especialmente del trabajo en los museos que tiene la gestión del intendente a manos de Durá, una funcionaria que en más de una oportunidad fue cuestionada porque su carrera de base es la biología y se tuvo que poner al hombro la actividad de los museos de toda la ciudad.
Hasta el momento, no trascendió el nombre de la o el reemplazante de Cistaro ni si la ahora ex directora será tenida en cuenta en otra área.
Radio FM Q. 93.5 - http://radiofmq.com
MUSEO BROWN: PASARON 4 MESES Y YA ESTA ROTO
FM 88.5 http://www.quilmesahora.com.ar
Noticias 2013 - 29/03/15
Claudio Hector Gentiluomo
Hace cuatro meses, específicamente el 12 de diciembre pasado el intendente Francisco “Ali Barba” Gutiérrez junto a la cuestionada directora de Museos, Silvia Durá; inauguraron las refacciones del Museo Histórico Almirante Brown de Bernal.
La obra tardó casi 4 años en realizarse y en el medio hubo robos de material histórico, denuncias por la contratación de empresas inexistentes, y por el traslado de las piezas que el museo albergaba.
La causa principal de las remodelaciones, eran las constantes pérdidas de agua en el techo y las filtraciones en las paredes. A cuatro meses aquellos viejos problemas volvieron a manifestarse, dejando en claro la poco calidad del trabajo –del que jamás se conoció cual fue el costo que tuvo.
Las imágenes son claras. Debieron sacar paneles del cielo raso para drenar el agua del techo. Cuando llueve ponen debajo unas palanganas como lo hacían antes de la obra.
En las paredes sucede lo mismo: Las filtraciones ya han descascarado el enduido y la pintura, y amenaza con extenderse.
Pero lo peor no es eso: El museo dejo de ser un museo; si se entiende como tal el espacio dedicado a la conservación, estudio y exposición de objetos de arte, culturales o históricos; importantes para la preservación y el desarrollo de los conocimientos humanos.
Mucho menos quedó sobre el almirante Guillermo Brown, a quien fue dedicado en sus comienzos.
De las más de 300 armas que conformaban su catálogo; apenas quedan unas 30 colgadas en una pared donde prevalecen discos de
los años 60 colgados con alambres del techo.
También desaparecieron los vestidos de época, el mobiliario de figuran prominentes de Quilmes, como Andrés Baranda; y otros objetos de incalculable valor histórico.
Como puede observarse en las imágenes, ni los cuadros fueron colgados en las paredes y se apilan uno contra otro en el suelo; donde también se amontonan algunos de los cientos de libros. Del resto nada se sabe.
UNA BIOLOGA QUE HIZO UN MUSEO RARO
La directora de Museos de Quilmes, Silvia Dura; no es museóloga ni quilmeña. Su profesión es la biología y vive en La Plata. Sin embargo propone para la institución recrear un espacio donde los vecinos puedan comentar sus vivencias en la ciudad.
Una idea que podría funcionar si en el museo se exhibiesen aquellas piezas y objetos que ella retiró donde se reflejaba parte de la historia de Bernal, desde Santa Coloma, pasando por los escritos y recuerdos de Adela Salaberry; cuya familia fue propietaria de esa casa donada posteriormente para el museo.
Nada de eso quedó. En una de las salas - como se ve en la imagen correspondiente - hay cartelitos de cartón colgados del techo con
leyendas tipo “autoyaduda”.
Dura ya tuvo varios problemas en su gestión, sostenida únicamente por su amistad con la esposa del intendente. En 2012 debió levantar una exposición casi pornográfica en el Museo Fotográfico luego de una fuerte protesta de artistas quilmeños.
También tuvo serios encontronazos con la ex directora del Museo Roverano, Norma Cistaro; quien no le permitió organizar en esas salas eventos disparatados como los que montara en el fotográfico.
UN MUSEO SIN VISITAS
Al museo de Bernal no va nadie. Los vecinos sólo agradecer la reconstrucción de las veredas. Tampoco van alumnos de las escuelas de la zona y los maestros rechazan las insistentes invitaciones que formula Dura ante la inexistencia de elementos históricos que sirvan para acrecentar los conocimientos de los niños o jóvenes.
El libro de visitas es el reflejo del disgusto vecinal. Muchas quejas por la falta de exposiciones, los discos y cartelitos colgados del techo. ¿De que se trata eso? –dice una de ellas. Pero sobre todo hay muchas preguntas respecto a las piezas históricas –alguna de las cuales fueron donadas por las familias de estos vecinos.
Hace unos días la hija del ex juez Bagu concurrió con sus sobrinas nietas a visitar el museo. La intención era mostrarles un uniforme de guerra perteneciente a un ancestro familiar que ha desaparecido sin explicación de las salas.
La vecina no sólo escribió su queja en el libro. Presentó una nota ante las autoridades municipales y amenaza con iniciar acciones legales contra los funcionarios por el faltante.
FM 88.5 http://www.quilmesahora.com.ar

SILVIA MARMORI Absolutamente de acuerdo con vos, Chalo. Admiro el trabajo de estos dos artistas inmensos y generoso..No sólo por lo que crean sino también por lo que generaron. Norma abrió las puertas de ese hermoso museo a muchos (me incluyo) y nos dio la oportunidad de mostrar lo que hacemos y, como bien decís, a todos por igual!

Además generó actos culturales importantísimos y que mucha gente acompañó, afuera del museo. La noche de las artes, el día de la mujer en cuatro museos simultáneos, con todo el movimiento y trabajo extra que eso conlleva.
Es cierto, el que dirige es director..y además de dirigir, Norma trabajó incansablemente. Frase mal usada , a veces pero nunca mejor utilizada que en este caso.
Gracias Chalo por este post y mi apoyo a Norma y Ludovico. Ojalá muchos de los que pudieron compartir su arte gracias a la gestión de Norma, apoyen tu escrito.
Sólo una breve experiencia personal. Cuando expuse mis fotos del carnaval norteño, la visita guiada que Norma les hizo con mucho amor y pasión a 40 chicos de un jardín de infantes de Solano los motivó y entusiasmó tanto que las maestras me pidieron que fuera más tarde, al jardín para mostrar más material a los alrededor de 400 alumnos, entre 3 y 5 años.
Eso es generar cultura, no un museo vacío como actualmente se encuentra el Roverano. 29 de marzo de 2015

... ... ...
MATILDE SALUSTIO Es cierto. Norma y Ludovico le pusieron el cuerpo. Trabajaron duro sin apoyo económico para levantar el Museo. Abrieron el museo a las escuelas y las instituciones como hay que hacer. Un museo abierto dinámico y vivo. Ojalá quien asuma sea una persona idónea y capacitada que continúe y amplíe lo realizado. Abrazo a Norma y mi querido maestro Ludovico. 29 de marzo de 2015
Ver el Factbook: Reincorporación-de-Norma-Cistaro-al-Museo-Roverano