lunes, 15 de marzo de 2010

LA ESCUELA Nº 16 DE LA COLONIA

N° 16 “GRANADEROS DE SAN MARTÍN” -  
Rodolfo López 533, esq. Bernardo de Irigoyen. 
 De "Maestros y Escuelas de Quilmes" 1º edición
por el Prof. Chalo Agnelli
"A todos aquellos, inmigrantes y argentinos que hicieron este rincón del 
barrio La Colonia y diseñaron sus instituciones educativas, culturales, sociales
sin prebendas de ningún tipo ni dádivas oficiales; a la Escuela Pública fundamento
idiscutible de nuestra identidad." 

    Como la N° 13 y la N° 17 se halla en La Colonia (La Colonia de Valerga), barrio fundado en 1896 por don Santiago Valerga (instalado en 1874), Pedro Risso, León Acuña, etc, originado mucho antes, entre numerosas chacras y quintas que cultivaban productos de huerta y granja, así como plantaciones frutícolas que abastecían el centro urbano e, incluso, al instalarse el Ferrocarril del Sur (Luego F. C. Gral. Roca y ahora Línea Metropolitana), se enviaban a la Capital Federal, distante a 20 km.
   El barrio institucionalizó su nombre según ordenanza municipal de mayo de 1910. A principios de siglo se afincaron en él numerosas familias genovesas provenientes de La Boca, a las que siguieron otras de origen piamontés y calabrés. Después de los años 20 y 30 también arribaron otras procedentes de la Península Ibérica y de otras regiones del mundo.
   Se recuerdan apellidos de estas familias originarias entre las cuales algunos de sus miembros pasaron por esta escuela: Abiricha, Abbatantuono, Baunelle, Bottaro, Cairo, Capogrosso, Castelli, Córsico, Dicorrado, Delgado, Jambrina, Proto, Paroni, Del Ponte, Valente, Delgado, Siri, Feo, Giordano, Giaimo, Ithurzarri, Moglia, Narizzano, Rosano, Tiscornia, Trapani, Yori, Piccinini, Biondo, Cicerone, Macedo, Maderal, Rey, Lechuga, Iseas, Rua, etc.
    El tranvía 22, que llegaba de la capital por la calle Andrés Baranda hasta Carlos Pellegrini y de ahí a la estación Quilmes, dio gran progreso a la zona y determinó que se abrieran nuevas calles en fraccionamientos de chacras. El afán progresista de las familias establecidas determinó que el barrio viviera, después de las décadas del 40 y el 50, un crecimiento vertiginoso, favorecido por las grandes y pequeñas industrias asentadas en torno a él.
El 19 de julio de 1904, durante la presidencia de Figueroa Alcorta, se creó la escuela N° 16, siendo Director General de Escuelas el Ingeniero Manuel B. Bahía y su primera directora-fundadora fue la Sra. Amelia M. Bellati de Fariolli, que venía trasladada de la N° 9. Comenzó a funcionar el 1° de agosto en Bernardo de Irigoyen 404, frente a su actual emplazamiento. Por dificultades con la matrícula se cierra el ciclo lectivo por orden del Consejo Escolar el 16 de noviembre, después de 89 días hábiles (se recuerda que en esos años los sábados se dictaban clases)
      Vuelve a abrir el 1° de octubre de 1905 y en mayo de 1906 pasa a una propiedad de la calle Colón (después Salta y actual Bombero Sánchez) y B. de Irigoyen de Federico Moroi. Ese mismo año vuelve a mudarse a una propiedad del vecino don Pedro Cairo ubicaba en la calle Olavarría (actual 12 de Octubre) y Bernardo de Irigoyen. Con 44 alumnos distribuidos en 1° y 2° grados. Es su directora Sara D´Angell y maestra ayudante Palmira E. N. Bevegni. Le siguen en la dirección en 1810 Amelia Garay.
   En 1922 siendo directora Amalia Peruzzotti de Luchelli (n. 1890 - § 17/8/12) la escuela tenía 153 inscriptos hasta 4° grado. La sucede Ernestina Sormani (§14/5/27) Otras maestras destacadas fueron Ramona Thompson (n.1860) Agustina Basterrechea, Delia Isabel Poblet Videla (§18/9/11), Camila Brughetti (§14/4/16), Itala Gregorini (§10/4/13), la primera maestra de labores fue Amalia O. de Pezoimburu (§10/8/28), Estela M. Borzi (§10/9/29),   Dice la documentación que la escuela estaba en Bernardo de Irigoyen entre Colón y Conesa (hoy: Bombero Sánchez y Rodolfo López), todavía las calles de La Colonia no habían cambiado los nombres a partir de las vías del ferrocarril. En 1916 el Inspector Atanasio Lanz visita la escuela en siete oportunidades por el deterioro del edificio y vuelven a mudarla a una propiedad cercana, del Sr. Castelli, Bernardo de Irigoyen y Santa Fé (R.López), con un alquiler de $ 90.
     Hasta 1923, en que ocupa el cargo de portera titular Adela Boces, los auxiliares eran eventuales. Ocupa ese cargo en 1940, Ángela R. de Jambrina. En 1931 ya poseía 9 secciones y en mayo de 1933 se abre el 6° grado con 26 alumnos, 19 varones y 7 mujeres, con una matrícula de 250 alumnos. Era directora Erminia Beauche de González (§5/4/31)
    En 1935 asciende a 11 de 1° a 6° grados. Eran maestros: Eduardo Imirizaldu (§29/3/33; en 1940 pasa a la N° 18), Lidia A. C. de Craviotto (§25/3/40), Elsa Iturregui (§26/8/40), Esther Noemí González Feilberg (§14/5/45), Clotilde Roumieu de Pérez (§15/9/45) que en 1948 ocupa brevemente la dirección; Cora Julia Lassalle (§25/6/46); Ana María Lombán (§1950); Mabel Firpo, Elsa Elvira Rolleri; Blanca Rosa Griffa de Mejías.
   
En 1949 la directora María Encarnación González comienza a tramitar el nombre que lleva actualmente. Con él se traslada, en 1951, al edificio que hoy ocupa sobre tierras adquiridas a la familia Abbatantuono. En 1952 luego del deceso de la primera dama pasa a llamarse “Eva Perón” por la ley provincial N° 5686 de 1952 sancionada por el gobernador Mayor Carlos Aloe. Pero después del golpe de estado que depone al Presidente Juan Domingo Perón, recupera su nombre original: “Granaderos de San Martín”.
     En 1960, comienza a compartir las instalaciones con la Escuela de Educación Técnica N° 3 desde el 1° de Julio de ese año, fecha en que se inaugura con el nombre de Escuela Piloto N° 1 de Educación para el Hogar. Efectiviza el acto la directora Sra. Victoria Rosa Cairo, y de la Escuela Técnica la Srta. Marina Fresno.
    En 1966 la Asociación Cooperadora dirigida por su presidente José Villarino proyectan buscar un “símbolo” institucional; concurren a un taller de esculturas de yeso y eligen el único modelo de granadero de pie; el costo fue de $ 4800 m/n; se inaugura el 17 de agosto de 1966 en el acto conmemorativo de la muerte del General San Martín y se coloca una placa recordatoria. La Cooperadora lo dona a la Dirección de Escuelas e ingresa al inventario con el número de orden 43 y de identificación 180.
 En 1973 facilita la creación y apertura del Jardín de Infantes N° 915, cediéndole dos salones, espacio para baños, galería y patio; siendo su primera directora Sara Elsa Diana.
    Los últimos directivos más recordados por la comunidad fueron Norma Basiricó, Olga Besada de Sidero, Santina Eve Rinaldi de López, Irene Rosano; también vicedirectora Mirta Cristina Ávila.
    Con la orientación de una docente de la escuela que dejó una
huella profunda en la memoria de sus alumnos y sus colegas, por su compromiso, pasión por la tarea y amor a la infancia, la Sra. Angélica Chiappetta, en 1991, se introduce el uso de las computadoras con fines didácticos. La Sra. Chiappetta, además de una constante innovadora didáctica, fue también una estudiosa e investigadora de la historia de Quilmes y su gente.
   Otras docentes que dieron un perfil destacado a la escuela fueron y son Ana María Tomé, Mirta Cavanna, Graciela Alberozzi, Stella Maris Carneiro, María Coletto, Alicia Procaccini, Mónica Pereiras, Carlos Matarazzi, Paula Suárez, Noelia Aguirre, Elsa
Guerendiain, Silvia Anday,  América Trgovcie, Susana Dempey, Marcela Gerlo, Alfia Lupo Rosana Grondona y muchas más excelentes educadoras. Así como fue una auxiliar muy recordada por la comunidad, los docentes y los niños la Sra. Herminia Lamanna
   A partir de 1993 y hasta hoy, con la gestión profesional, entusiasta y dinámica y de Edith Adriana Cantero de Serravalle acompañada por la vicedirectora Sra. Martha Elena Molia, la institución repunta tanto la oferta educativa, el crecimiento de la matrícula como en lo edilicio.
  En 1998, debido a la reforma educativa  comienza el penoso
periplo para construir nuevas aulas para ubicar a los alumnos del tercer ciclo en planta alta. La Escuela Técnica N° 1 había devuelto dos aulas el año anterior.
    Después de avances y retrocesos, y arduas luchas de sus directivos y de la A. Cooperadora - y de la prensa que apoyó denunciando constantemente la impericia de funcionarios y contratistas - se logra concluir el edificio y los niños que se habían trasladado a un “anexo” en la calle Vicente López 360, regresan a la escuela. Dos días antes del inicio del ciclo lectivo, en 1999, seis mujeres, la directora Adriana Cantero, la Vd. Martha Molia, por la A. Cooperadora Silvia Petruzzella, Silvia Caro, Delia Bogado y la auxiliar Mabel Sánchez, bajo una lluvia torrencial logran trasladar todo el mobiliario y los estados administrativos desde ese “anexo” al edificio central.
La Sra. Petruzzella es muy reconocida por la comunidad por los 10 años, hasta el 2000, que colaboró con la institución como integrante activa de la A. Cooperadora. 
El 3 de marzo del 2000, el director de la Escuela Técnica  N° 1, Sr. Alejandro Casal, comunica que se trasladan a un lugar propio situado en Torcuato de Alvear y Andrade.
    A fines de abril del 2004 la Sra. Molia se jubila dejando un recuerdo indeleble en la comunidad educativa por la calidad humana y profesional. Cerrándose un ciclo y abriéndose otro con el centenario de la Institución; tan querida para el autor de estas páginas donde además de vecino nativo, fue padre, miembro de cooperadora, maestro y vicedirector. 
   Ese mismo, con una fiesta de puertas abiertas y varios agasajos, la E.G.B. N° 16 cumplió 100 años.
   El día 9 de agosto, se bautizó Encarnación González a la biblioteca escolar inaugurada ese día. Al acto asistieron sobrinas y sobrinos nietos de esta educadora, entre ellos, la docente Lía Oropesa; en dicha oportunidad su esposo, el Sr. Barletta, contó con humor, que la tía de su esposa, directora de  la escuela, siendo él alumnos, en un encontronazo alumno–maestra que tuvo, lo expulsó. Irónicamente, con el correr de los años, su revancha fue casarse con su sobrina y, además,  que hoy su hija es docente en el establecimiento.
    Fue abanderado del acto de re-encuentro de ex alumnos y ex maestros, el 11 de agosto de 2004, el vecino Héctor Alejandro Tiscornia  (87) acompañado por la señora Pierobón (80) y el Sr. Villarino (82) como escoltas. Al acto central, asistieron los Granaderos que escoltaron el ingreso de los abanderados de numerosas escuelas del Distrito, del Intendente Sergio Villordo, los subsecretarios de Cultura y Gestión, Leopoldo Russo y Ángel García; respectivamente, el presidente de la A. de Bomberos Voluntarios de Quilmes Jorge Meijide y otras autoridades locales y provinciales.
   Con motivo del centenario vecinos y familias que tuvieron varios miembros que pasaron por sus aulas donaron libros para la flamante biblioteca y colocaron una placa con sus apellidos: ABBATTISTA, AGNELLI, AMBROSI, ANDREU, ANSELMI, ARCE, BARLETTA, BAVARO, BERANGO, BOIZA, BORRELLI, CALVO, CAMAROTTA, CAPOGROSSO, CORONEL, DELLAGIOVANNA, D´ERRICO DI CORRADO-MARTINO, DI CORRADO-ÚBEDA, ESTEPO, FARIAS, FAILDE, FUENTES, GARY ALDERETE, GIAIMO, JAMBRINA, LEONARDI, LUBOZ, MADERAL, MARCHESE, MARZOLI, MEMMO, NARIZZANO, OCAMPO, PELLEGRINI, PETRUZZELLA, PEZOIMBURU, PIEROBON, RODRÍGUEZ, ELDA, ROSANO, RUBINI, SARLO, SCHIAVONI, SCIAN, SIDOTI, SIRI, TISCORNIA, TORNADORE, VALENTI, VICENTE, VILLARINO, YORI, ZACCONE. Y TODOS LOS QUE TRANSITARON SUS AULAS Y FUERON PARTE DE SU HISTORIA DE FORMACIÓN Y TRANSFORMACIÓN EN EL BARRIO LA COLONIA.  (Figura una fecha) Agosto, 2004.
Junto a la Sra. Cantero, hasta el 2006, se desempeñaban en la Institución, con poco más de 480 alumnos, los siguientes docentes: vicedirectora Cristina Windey; secretaria Susana Dempsey, docentes: Silvia Aguirre, Soledad Alcuy, Laura Barletta, Héctor Barraza, Alejandra Bordenave, Mónica Caballero, Marta Cabeza, Elisa Calvori, Elisa Carballo, Karina Centurión, María Coletto, Fabián Chelasco, Carlos Chichi, Cristina Enríquez, Andrea Espeche, Andrea Fernández, Mirta Fondevila, Karina Galán, Lidia Gamarra, Marcela Gerlo, Lourdes Germigniani, Alejandra González, Rosana Grondona, Ma. Inés Grousett, Mirta Gutiérrez, Carolina Hernández, Silvia Iturre, Lucas Laiun, Carolina Laurito, Renata Lindemann, Claudia Luboz, Claudia Machelett, Silvia Marás, Nélida Maresco, Elsa Martínez, Alfredo Mauderli, Mabel Mendiberry, Laura Milocco, Irene Millán, Sandra Peretti, Nora Poggi, Alejandra Rey, Susana Rinaudo, Mónica Roldán, Sabrina Schneider, Paula Suárez, Patricia Tesoriero, Ana María Tomé, Nuri Tost, Gladys Zacarías, Haydee Zamzoum, Lidia Zanardi; auxiliares: Alicia Cieri, Gladys D´Errico, Nilda Fernández y Daniel Figueroa.
 La comunidad se va reuniendo para comenzar los festejos del centenario
 Ex alumnos los Tiscornia-Trapani
 La portera nonagenaria en los festejos
 Maestros: Elsa Guerendiain, Alicia Procacchini y Chalo Agnelli
 Irene Rosano, la querida Pocha, vecina, alumna, maestra, secretaria, vicedirectora y directora. su vida fue esta escuela.
Chalo Agnelli

1 comentario:

Stella Maris Carneiro dijo...

hermosa nota, gracias Chalo por dedicarte con tanto amor a tu trabajo