jueves, 2 de junio de 2011

VÍCTOR ALBERTO A GIORDANO - SEMANA DEL PERIODISTA

Prof. Chalo Agnelli
De “Cuaderno de Identidad I” Ed. Tiempo Sur
Quilmes, 2010

V
íctor Alberto Augusto Giordano [1] nació en Quilmes en 1915, en el barrio de La Colonia. Era el quinto año de la intendencia de Pablo Castro de los siete que permaneció en ese cargo. En 1930 comenzó a trabajar  como linotipista en el diario El Sol y llegó a ser el principal redactor. Ya en su juventud se perfiló su calidad de orador obteniendo el segundo premio en el Torneo de Oratoria Juvenil y como autor el primer premio con su poema “Canto a Quilmes”.
En 1948 se graduó en ciencias políticas y sociales. Fue decano de la facultad Regional de Avellaneda, sub-secretario de política universitaria en el rectorado de la Universidad Tecnológica Nacional. Formó parte del servicio exterior de la Nación con el cargo de agregado obrero en Italia, Israel, Bélgica y Luxemburgo. En 1950 asistió como asesor técnico a la Conferencia Internacional del Trabajo en Ginebra. El mismo año fue delegado ante el III Congreso Internacional de Seguridad Social. 
 Víctor Giordano recibe el  diploma de Agregado Obrero ante Italia, Bélgica, Luxemburgo e Israel, durante un almuerzo presidido por el Gral. Perón y su esposa Eva Duarte en la residencia presidencia, el 5 de marzo de 1949
 Pero su gran vocación era el periodismo, fue reportero gráfico de “La Cancha”, “Boxeo Argentino”, colaborador deLa Nación”, “Mayoría”, “Revista Latina de Italia y Atlasde México y siempre de El Sol” de Quilmes, donde como redactor y editorialista dejó una huella imborrable en el diario al punto que una de sus instalaciones hoy lleva su nombre.
En su vida de periodista, docente y diplomático recibió numerosas reconocimientos de su comunidad, nacionales e internacionales como la distinción de Gran Oficial de la Estrella al Mérito de la Orden de San Jorge de Antioquía de Roma.
 También la poesía fue una presencia en su vida. Las primeras muestras de poesía ilustrada que se  realizaron en Quilmes se hicieron en el Club Alsina donde Giordano presentó poemas ilustrados por el plástico Ludovico Pérez.
Integró con parte de su obra la publicación. “Diez poetas argentinos”. Es autor del poema “Canto a Quilmes” que se publicó en el número extraordinario de El Sol de noviembre de 1945.
Tuvo una vida fecunda, prudente, activa pero despojada de espectacularidades residía en la esquina NO de C. Pellegrini y Sáenz Peña. Su actividad social y recreativa la hizo en torno al Club “Alsina”, que podría definirse como el club de su familia pues casi todos los Giordano fueron gestores de esta institución. Víctor fue su presidente en 1947 y miembro de varias comisiones y subcomisiones. [2]
Entre el período 1975 y 1976 fue Director de Prensa, Ceremonial y RRPP de la Municipalidad de Quilmes. Se casó con Sara Haber y tuvieron un hijo, Oscar Aníbal.
Víctor Giordano falleció el 23 de mayo de 1981 en Quilmes.
Su hijo Oscar A. Giordano, médico, junto a su esposa María Eugenia López, también médica, poseían una clínica en Ezpeleta, pero la vocación de servicio lo llevó a África, precisamente a Ruanda, donde permanecieron hasta que estalló la genocida guerra civil que vivió ese pueblo.
Desde 1995, pertenecen al Sistema Médico de Misiones Adventistas. Esta organización internacional trabaja en favor del desarrollo educativo, social y sanitario de las poblaciones más desfavorecidas. La atención médica abarca cirugías, odontología, vacunación a niños y adultos, obstetricia e incluso alcanza a las prisiones. Luego de Ruanda los Giordano pasaron a desempeñare el trabajo humanista en el Océano Índico, en la isla de Madagascar. Periódicamente se trasladan a las islas Reunión, Mayotte, Mauricio, Seychells y Comores donde la pobreza es crítica. Allá viven con sus tres hijas María Belén, María Noel y María de los Ángeles.
El apellido Giordano se distinguió en Quilmes desde la primera década del siglo XX,  por la vocación de servicio, la militancia en la cultura, en la educación y en todos los aspectos que hacen al desarrollo de una comunidad, que manifestaron varios de los miembros de esta familia. Los Giordano eran siete hermanos: Dino, Ana María, Lila Adorinda, Victor Alberto Augusto, Armando Raúl, Josefina y Gilda.
Lila Giordano de Campelo, hermana de don Víctor Alberto, fallecida en enero de 2005, fue una mujer  imbuida de un espíritu altruista, de profunda espiritualidad, docente, directora de la E.G.B. N° 1 y rigurosa historiadora. Fue nombrada Ciudadana Ilustre en 1997. [3]
Gilda Giordano de Silva Rey fue reconocida maestra de la E.G.B. N° 12. Muchos de los que fueron sus alumnos la recuerdan con especial afecto. En al década del 60 perteneció a la subcomisión femenina del Club Alsina, su esposo Jorge Silva Rey, fue un activo trabajador de la institución, miembro de diversas comisiones. En 1964 creó el equipo de transmisión, cabina y discoteca. Equipo imprescindible para el club, considerando la trascendencia, por calidad y por público, que tenían sus fiestas y actividades culturales entre 1930 y 1970. Jorge Silva Rey era escritor y redactaba con rigurosa minuciosidad las distintas memorias que año a año describían las actividades  que realizaba el club en las distintas comisiones directivas.
   Su hija Alicia Magdalena Silva Rey docente, bibliotecaria de la EGB N° 38; poeta, comenzó el camino de las letras en el club barrial, obteniendo en 1962, el primer premio en el concurso de poesía ilustrada organizado por el Alsina, con dibujo del artista Ludovico Pérez.
Definió su creación poética junto a su esposo, el poeta, escritor y hombre de la cultura, Claudio Pérez, [4] cofundador del Centro Cultural Artenpié.
Armando Raúl Giordano también se casó con una reconocida docente, Esther Bidart, profesora de francés en el Instituto Inmaculada Concepción, el Colegio Comercial y el Colegio Nacional de Quilmes.
Placa que da nombre a la redacción de el diario "El Sol" de Quilmes donde Giordano se desempeó varios años.

BIBLIOGRAFÍA:
Buceta Basigalup, Juan Carlos. "El periodismo quilmeño..." Nota en El Sol, Número Extraordinario, noviembre de 1945.
Firpo, Felipe Jorge. "Recuerdos del viejo Berna!' El Monje Editor, noviembre 1992. Lanús. Periódico "Crónica", colección de la Biblioteca Manuel Estrada de Bernal.

Prof. Chalo Agnelli (1982)
Colaborador, Guillermo Giordano (2010)

NOTAS

[1] Ver más en http://victoralbertogiordano.blogspot.com
[2] Ver en el capítulo “El Comercio”, el título “Y después vinieron”.
[3] Ver su biografía en “Maestros y Escuelas de Quilmes” del mismo autor.
[4] Ver “Retratos en la ciudad” de Ricardo Debeljuh y el autor de estas páginas.