viernes, 17 de febrero de 2017

PRIMERAS ESCUELAS DE LENGUA INGLESA, ANTECEDENTES



Por Chalo Agnelli
Elena Heathfield Wilde [1] era hija de Eliza Leonora Wilde (hermana del Dr. Wilde) y de Frederic Heathfield. Nació el 22 de abril de 1815, o sea que tenía un año de diferencia con su tío José Antonio y, de este dato la confusión en que incurren algunos historiadores que afirman que eran hermanos.
Su madre Eliza Leonora Wilde tuvo escuela desde 1843, en la calle Belgrano 196, luego Rivadavia 51 y en su casa propia Perú 111 de la Capital Federal, [2] También escribió un libro de texto para la enseñanza de la lengua inglesa.[3]
El 14 de abril de 1845, Elena se casó con Rudolf Julius Carlsen, pintor dinamarqués nacido en Copenhague (n. 1812; + 1892) quien había llegado a la Argentina en 1831. Instalados en Quilmes, Carlsen
llegó a ser municipal (1861-1862) y ella, dotada del ejemplo materno, abrió en 1860, una escuela particular en su domicilio, donde daba cursos de inglés.
La escuela estaba en el mismo lugar donde hoy se encuentra el Círculo Universitario, Paz 871 y fueron sus alumnos entre otros (11 varones y 2 niñas): Francisco Soto, [4] Roberto Clark [5] y Julio Costa. Este último en un escrito aparecido en La Prensa en 1923, da una hermosa pintura que trasunta la admiración imperecedera de un niño por su maestra. Texto que representa, de alguna manera, ese vínculo que fue y es tan transformador en la vida infantil; dice de Misia Elenita:tomaba la pluma según la clásica manera inglesa; la manejaba con tres dedos; los otros dos y la llave de la mano sólo los utilizaba como punto con igual resultado. Apretaba el papel con la palma de la mano izquierda, se echaba para atrás más bien que para delante y le resultaba una letra inglesa de leve inclinación uniforme hacia la derecha en la parte superior” [6]
Puede el lector imaginar la carita del niño, boquiabierto, con la cabeza apoyada sobre una mano y el codo sobre la mesa de trabajo admirando, en toda la extensión de la palabra, a su Maestra.
Elena Federica H. W. de Carlsen, como todas las Wilde era una hermosa mujer, rubia de ojos azules y suaves maneras. Habitó con su esposo en la localidad en la época que la vida aún era bastante dura, por las inclemencias geográficas, la falta de caminos y de medios de comunicación con la Ciudad, de todos modos amaba a aquel pueblo en ciernes. No llegó a vivir el “Quilmes de antaño” que cobró forma al llegar el ferrocarril. Fue la precursora de la enseñanza de la lengua inglesa en Quilmes.
Murió en 1862, probablemente por secuelas del cólera. Tuvo un hijo llamado Baldomero que luego partió con su padre a Dinamarca. 
ADELAIDA ISELY
 “El Quilmero”, el 31 de agosto de 1876, bajo el título “Villa de Quilmes - Escuela para Niñas, internas y externas informa. “La señora Isely profesora certificada por la administración de la educación en Inglaterra del año 1871, abrirá esta escuela el 1º día del mes de setiembre de 1876 en su casa  calle Nº 3 esquina a la Nº  20 (actualmente Libertad y Olavarría, en la casa de la familia Bafico, [7] esquina NO, frente al Lawn Tennis.) Cursos elementales en ingles español o alemán. Lectura, escritura, aritmética geografía, gramática, historia dibujo lineal, canto por notas. Precios por estas asignaturas, en un solo idioma: $ 100 por mes adelantados; por dos idiomas $150; por los tres idiomas $200; extras al piano 4 100. Las alumnas internas pagarían $400 pesos mensuales a más del importe del precio de las clases. Nota: también se reciben niños varones hasta la edad de 10 años.”
  Misia Adelaida Isely contó con la ayudantía de Carmen Faggiano que luego contrajo enlace con Miguel Báfico. Esta escuela tuvo breve existencia, no contó con subvención municipal ni de la Sociedad de Beneficencia.
THE GRAMMAR QUILMES SCHOOL, dirigida por la señorita D. L. Reed con 4 docentes y 43 alumnos, fundada por el Reverendo G. H. Knight Clarke; estaba en la esquina de Alem y Libertad.

INSTITUTO WILLIAMS, o el QUILMES PREPARATORY SCHOOL” de la señorita Dorotea Williams, con 29 alumnos y 3 docentes, entre ellas la señorita Ergasta Tognatti, luego directora señera de la escuela Nº 17 y Miss Cleaver. Estaba, coincidentemente, en la casona donde se abrió la primera escuela de lengua inglesa en Quilmes, el actual Círculo Universitario, vivienda hasta 1862, de Elena Harthfield Wilde de Carlsen. Miss Williams le alquilaba la propiedad a la familia Mortola, pero en 1945, la cerró para radicarse en la provincia de Mendoza.
 En la esquina de Colón y Paz, en una casona que aún se halla en pie y fue luego propiedad de la familia Otamendi, hubo una escuela inglesa para varones argentinos, que estaba dirigida por Mr. Brown; posiblemente promovida también por Canon Stevenson como lo hizo con la de Miss Holland para mujeres.
El Colegio San Jorge se instaló en 1898, fundado por el canónigo Stevenson y llegó a ser el primero de Sudamérica en su género.
El 1º de marzo de 1907, Miss Esther Ross educadora nacida en Roscommon, Irlanda - entonces parte del Imperio Británico - fundó el Quilmes High School for Girls. 
CRICKETWOOD SCHOOL * de la señorita Mabel Holland con 5 docentes y 40 alumnos; Miss Holland, llega a la Argentina como institutriz de Mary Inés, Ethel y Gwen, hijas del Reverendo Stevenson rector del San Jorge. Este la estimula a crear la Cricketwood School para niñas poco antes de 1914. Se encontraba en Pringles 718 (casi Alem sobre la barranca), sobre 3 hectáreas con canchas de tennis y cricket. Llegó a tener 125 alumnas muchas de ellas pensionadas encuadradas en un plan de estudios similar al del Miss Ross. Las docentes eran contratadas en Inglaterra por un plazo de 3 años. Esta institución debió cerrar en 1926, a causa de una epidemia de tifus en la que mueren dos alumnas. Miss Mabel se traslada a Temperley donde fundó una nueva escuela con características similares.
Quilmes llegó a tener ocho escuelas inglesas, con docentes de esa nacionalidad en su mayoría, lo que da muestras de lo numerosa que era la colectividad británica en toda la extensión del Partido, pero además por la preferencia que tenían los padres de la clase media alta y media por la educación británica.



* La Sra. Sonia Otamendi posee fotografías y medallas de esta institución.
Investigación Chalo Agnelli
Biblioteca Popular Pedro Goyena
Biblioteca Pública Municipal Domingo Faustino Sarmiento 
FUENTE
Agnelli, Chalo H. “Maestros y Escuelas de Quilmes”. Ed. Jarmat. Bernal, 14 de agosto de 2004.
NOTAS


[1] Ver del autor de estas páginas Dr. José Antonio Wilde (biografía) En la primera edición le adjudicó el parentesco de hermana de José Antonio Wilde como hace Craviotto, pero en documentación fidedigna que se halla en el Consulado Británico está la correcta información y así la señala la historiadora Maxine Hanon en “Diccionario de británicos en Buenos Aires”.
Manuel Ales en su “Síntesis Histórica de Quilmes” (1968), sin embargo escribe refiriéndose a ella: “Helena H. de Carlsen”, Pág. 59.
[2] Hanon. “Diccionario de británicos…” Pág. 410
[3] Ver Dr. José Antonio Wilde (biografía) Ob. Cit.

[4] Ver en el blog El Quilmero del sábado 17 de enero de 2015Francisco Soto, Entrevista en el Pasado – 1936” 

http://elquilmero.blogspot.com.ar/2015/01/francisco-soto-entrevista-en-el-pasado.html

[5] Ver en el blog El Quilmero del lunes 21 de diciembre de 2009 “Roberto Nalder Clark”

http://elquilmero.blogspot.com.ar/2009/12/roberto-nalder-clark.html

[6] Julio A. Costa.- Nació en Quilmes en 10/7/1854. Su padre fue propietario de la casa donde se halló luego la botica de Matienzo, Rivadavia y Brown. Fue en 1876 Secretario del Consejo y de la Dirección Gral. de Escuelas de la provincia, cuya jefatura ejercía Sarmiento. Gobernador de la provincia de Buenos Aires en el período 1890-93. Falleció el 7/4/1939.
[7] La familia Bafico estuvo largamente vinculada a la educación. Ver en biografías Carmen Faggiano de Básico, cuñada de don José Andrés López, intendente y autor de “Quilmes de antaño”.



viernes, 10 de febrero de 2017

CLAUDIA DESSY, ADELA GARCÍA SALABERRY Y EL TEATRO INFANTIL ALFONSINA STORNI

"Educar es una cuestión de fe,
la más sagrada"

En esta tarea de recuperar para la memoria y para quienes desconocen la vida de personalidades que con sus trayectorias en el arte, la docencia, incrementaron el acervo cultural quilmeño y nacional, traemos a una figura que cumplió una entusiasta labor pedagógica, como la mejor acción de arte para la niñez.
 Claudia Dessy era el seudónimo artístico de Teresita Bonfiglio de Nery, discípula de Alfonsina Storni en el Conservatorio Nacional, de donde egresó con el título de Profesora de Arte Escénico y Declamación. Ocupó dicha cátedra en la Escuela
Municipal de Bellas Artes “Carlos Morel”. Estaba casada con el pianista y compositor Justino Idalberto Nery o Alberto Nery, seudónimo artístico, con quien tuvo cuatro hijos, un varón y tres mujeres. Fue miembro fundadora del Ateneo de Quilmes y directora fundadora del “Teatro Infan­til Municipal Alfonsina Storni”, anexado a la Escuela de Bellas Artes “Carlos Morel” de Quilmes en 1956, un año de realizaciones de alto impacto para la comunidad quilmeña, llevados a cabo por la EMBA; como la creación del Coro Estable, germen del Conjunto Coral de Cámara, tras el decreto de formación N° 0198 del 2 de mayo de 1956, integrado por 39 voces y dirigido por el maestro Clydwyn Ap Aeron Jones, [1] de origen galés. El coro fue anexado luego a la Dirección de Cultura como “Conjunto Vocal de Cámara”. También, ese año, se extendieron los planes de estudio del área de música de los cursos de piano y danzas folklóricas. [2]
 El siguiente día 5 de diciembre de ese mismo año, el elenco infantil dirigido por Dessy se presentó en el Cine-Teatro Colón de la Sociedad Italiana (H. Yrigoyen y Alsina) con la fantasía lírico-poética, "Blanco...Negro...Blanco" de Alfonsina Storni. La mayor parte del público fueron alumnos de la Escuela Normal, el Colegio Nacional y de la misma Carlos Morel. Abrió el acto el profesor Héctor Oscar Ciarlo y una de la jóvenes actrices, Silvia Dina Montanari de 13 años, recitó el poema "A la muerte de Alfonsina". En la puesta teatral actuaron además de la nombrada: Marta Benavides, Mirta Pisoni, María Montanari, Susana López, Mario Martinuzzo, Haydée Cañavate, Marta Castelanelli, Noemí y Alicia Barrera, Ángela Carretini y Mabel Ramírez. El éxito fue tal que se repitió la semana siguiente.
 En varias oportunidades el elenco infantil "Alfonsina Storni" hizo representaciones itinerantes con un éxito plausible y de elevada jerarquía, en distintos ámbitos: televisión, teatros, cines, geriátricos, escuelas primarias, clubes de barrio, etc. [3
Además Claudia Dessy tuvo una laudable actuación radial. Fue notable su participación, que comenzó el 1 de abril de 1959, en el programa folklórico que conducía el tradicionalista Carlos de Oro por L.R.A. Radio Nacional, que se repetía todos los miércoles.
El elenco infantil anunciando en el diario El Sol una puesta. A la derecha el redactor profesor José Abel Goldar (setiembre de 1961) 
El siguiente texto sobre esta actriz, declamadora y directora teatral pertenece a la imperecedera Adela García Salaberry [4] para su libro “Por Televisión Argentina”, segundo cuaderno, publicado por Industrias Gráficas Rosso SAICI el 29 de diciembre de1960. [5]


Grupo en el Conservatorio Nacional "Carlos López Buchardo”. Alfonsina Storni, en el centro de la fila inferior; Claudia Dessy la segunda a la izquierda de fila inferior,  (www.taringa.net)
        IMÁGENES PARA EL ESPÍRITU
por Adela García Salaberry
“Tenemos la convicción profunda de que la idea de la fideli­dad en el arte es una gran luz que inunda el alma de los ele­gidos.
 Esa luz en el pensamiento creador de los poetas ha ilumi­nado a Claudia Dessy, que preocupada en lo esencial de su ideal artístico, sabe traducir en la poesía, penetrando en sus sensacio­nes reales, la emoción como ideario literario y espiritual.
Claudia Dessy no es una recitadora más. Se alejó largo tiempo de los escenarios, donde cosechaba aplausos como recompensa a su labor de técnica del bien decir... Se alejó deliberadamente, llena de estimación por su arte, porque en el laberinto consagrado al mismo, comprendió que habíase inundado de mucho egoísmo y el sentimiento sincero de su alma tiene ideas muy claras de la poesía, pero tan hermosas como la fidelidad, símbolo justo de convicción profundamente artística.
Claudia Dessy fue de los primeros núcleos de alumnas de Declamación y Arte Escénico del “Conservatorio Nacional Carlos López Buchardo”, estudiando recitación y dirección poética, musical y dramática, gramática castellana, literatura e historia del teatro; egresando con título nacional de Profesora de Declamación y Arte Escénico. Sufrió una experiencia dolorosa (...) con la inmolación de la poetisa Alfonsina Storni y, recogiendo en su alma las semillas sembradas por su profesora en el Arte, esperó que fructificaran en la madurez.
En la plenitud de su arte, apareció con su mensaje lírico como testimonio creador de belleza mediante el maravilloso ins­trumento del idioma que nos legó Cervantes.
[…] Claudia Dessy sabe identificarse con los poetas en todos los contrastes de los estilos y, en su fuero de conciencia, llevar el canto hacia la belleza inmortal.
En estas horas de espantosa tribulación de los espíritus, renace la aurora poética en el genio de sus creadores, en los que se popularizan en su patria y fuera de sus límites geográficos con el credo del dolor y del amor en las grandes batallas de la vida, en la voz de Claudia Dessy: Gabriela Mistral, Federico García Lorca, Alfonsina Storni, Adela García Salaberry, Yamandú Rodríguez, Irma Lacroix, Rafael de León, Lydia Haydée Palacios, Juana de Ibarbourou… son las “imágenes para el espíritu”, que trató en
recordación reciente por Radio Provincia de Buenos Aires con un juego noble de movimientos de almas.
Claudia Dessy sabe de la concepción del idioma amplia y profunda; sabe de la unidad del Amor, por eso su lenguaje es voz de presente y de futuro, en los matices de intérprete del verbo alado. Sigue su ruta de luz con el milagro de fundirse en el alma de los poetas… y en su verdad nos dice con una fuerza invencible:
“Querida Adela: Sabe amiga que desde ayer, 8 de Julio, está mi arte bajo la advocación de Santa Adela. La Santa Adela, mujer, que desde su refugio y humildad desparrama el bien. Adela García Salaberry, mi madrina artística. Un fuerte abrazo.” Claudia // 9-7-60
 Adela García Salaberry, retrato pastel por Emilia Bertolé
Compilación e investigación Prof. Chalo Agnelli
Colaboración, Raquel Gail, Oscar Rodríguez Carabelli
 Biblioteca Popular Pedro Goyena 
NOTAS


[1] Ver en EL QUILMERO del lunes, 13 de septiembre de 2010 “CLYDWYN AP AERON JONES - SEMANA DEL MAESTRO - 10/9/2010”.
[2] Castellini, Lidia – Salvanescki Julio Daniel. “Apuntes para una historia de la Morel”. Ed Tiempo Sur. Quilmes, 2000. Pp. 39 y 40.
[3] Allí comenzó a dar sus primeros paso la actriz Silvia Montanari, entre otros.
[4] Ver en EL QUILMERO del lunes, 8 de marzo de 2010, “Adela García Salaverry. Esas Bravas Mujeres de Entonces”; del miércoles, 16 de mayo de 2012, “Adela García Salaberry, la Poeta y los Derechos Civiles de la Mujer – 1926”; del lunes, 9 de marzo de 2015, “Adela García Salaberry: La Noble Actitud de una Mujer Transgresora Homenaje (Colaboración)”
Ver en EL QUILMERO EN LA GOYENA del martes, 23 de julio de 2013, “Adela García Salaberry su Bibliografía en la Goyena” y del martes, 10 de marzo de 2015, “Adela García Salaberry, Patricia Díaz Garbarino y la Goyena en el Brown” y del miércoles, 26 de junio de 2013, "Rythme Serein" - Historia de un Poemario con Historia: La Poeta Garcia Salaberry y el Intendente Armando Bucich”
[5] Ver ejemplar en la Biblioteca Popular Pedro Goyena.