jueves, 22 de octubre de 2020

FRANCISCO JUAN DEVICENZI, MUSEÓLOGO (1941-2020)


Por Chalo Agnelli

La museología argentina perdió recientemente a uno de los más activos profesionales que se desempeñó durante décadas en instituciones de Quilmes, la ciudad de Buenos Aires y muchas otras del interior del país, Francisco Juan Devicenzi, “Quique”, murió el lunes 19 de octubre de 2020, en el sanatorio Güemes de la CABA.

Para resumir su amplia trayectoria recurrimos a la nota que el domingo, 27 de abril de 2014, realizamos en EL QUILMERO en ocasión del reconocimiento que Devicenzi recibió de ADIMRA la Asociación de Directores de Museos de la República Argentina.[1] Decía la gacetilla de prensa que no llegó:

    ADIMRA quiere reconocer la labor docente, museológica y cultural realizada por el Lic. Francisco Juan Devincenzi. En este sentido es importante destacar que este gran amigo de nuestra institución se desempeñó en diversas organizaciones como son el Museo Histórico Nacional, el Cabildo de Buenos Aires, el Museo del Traje y el Museo Roca e Instituto de Investigaciones Históricas llevando adelante exposiciones, cursos y guiones de visitas guiadas. Como voluntario también colaboró en el Museo de la Casa de Gobierno, en el Museo José Hernández.

En la provincia de Córdoba trabajó en el Museo Fray José de San Alberto, en las Mercedarias del Niño Jesús y en el Museo Brocheriano. En Catamarca lo hizo en el Museo Antropológico Carrizo organizando cursos de historias regionales en distintos lugares de la provincia llegando hasta Belén. Participó en numerosos congresos museológicos aportando ponencias.

Fue becado por el ICOM para asistir a las conferencias internacionales de Noruega y Austria. Por otra parte participó en los encuentros regionales de América Latina. Recibió innumerables premios como el Dr. Benjamín Redondo, el Candil, el Kilme de Honor, el Cervantes y el Reino de España a la trayectoria entre otros. Realizó distintos circuitos turísticos y museológicos como el “Browniano”, “Integrando los museos de Quilmes” recibiendo por ello el “Premio a la Docencia Turística". Es Técnico Nacional Superior en Museología Histórica, Guía de Turismo, Bibliotecario Profesional, Máster en Cultura Argentina y Licenciado en Museología.

Ha dado numerosos cursos. Asistió a más de trescientos encuentros organizando diversos aspectos de los mismos. Su reciente actividad profesional ha sido Subdirector de Museos en la Municipalidad de Quilmes habiendo trabajado previamente casi diez años “ad honorem” formando actualmente, desde hace casi veinte años, las cátedras de instrumentación profesional y las específicas de la Carrera de Guías de Turismo en institutos terciarios y desde hace casi treinta años participando en la concientización turística de adultos de la Escuela 29 (ex experimental de Adultos Manuel Belgrano).

Quique nació en Avellaneda y como Guillermo Enrique Hudson un 4 de agosto de 1941, exactamente cien años después que el primer naturalista y escritor quilmeño, algo que lo enorgullecía mucho. Una vez egresado de la Escuela Nacional de Museología que funcionaba en el Cabildo de Buenos Aires ingresó en la Universidad del Museo Social Argentino. Trabajando en el Museo Roca entabló una estrecha amistad con Hebe Clementi[2] su directora.

Fue el último director del Museo Guillermo Brown de Bernal y del complejo museológico de Quilmes que dio a esas instituciones el relieve y la jerarquía que le habían proporcionado sus fundadores y la impronta de quien consideró su maestro en lo local, el historiador José Abel Goldar. Precisamente fue en la casa de este historiador quilmeño y ex director del Museo Brown donde lo conocí. Allí solía pernoctar cuando aún vivía en Avellaneda y se demoraba tarde en la noche quilmeña, actuando en eventos culturales.

Convocado por la profesora Palmira Bollo Cabrios, integró la Junta de Estudios Históricos de Quilmes desde 1978, en su segundo período, de la que fue protesorero y vicepresidente; fue distinguido Miembro Honorario en el tercer período de esta institución que este año cumple 80 años.

En 1981, como miembro de la Junta ideó el itinerario “Viajes por los tres siglos de Quilmes” y confección una “Mini-guía” de sitio quilmeños de interés, que el mismo condujo en varias ocasiones.

Con José A, Goldar fue el  autor  de un cuadernillo con la “Historia del Museo Alte. Brown” que editó la municipalidad y se distribuyó entre las instituciones educativas de la localidad. (1982) Participó en panelas, jornadas, congresos representando a la Junta. Era muy convocante, a sus conferencias a las que asistía siempre numeroso público, por su decir un tanto desenfadado, descomedido y a veces agudo. Lamentablemente ese temperamento no le permitió, en varias oportunidades, insertarse en proyectos grupales lo que hubiera sido enriquecedor por su inmenso potencial.

Cuenta el museólogo Rubén Ravera que fue un entusiasta colaborador del Museo Histórico Provincial “Guillermo Enrique Hudson”, llevando contingentes de sus alumnos de la carrera de turismo a ese maravilloso rincón varelense de “Los veinticinco ombúes”. También lo fue de la “Asociación Amigos de las Artes Quilmes.

 
En la Biblioteca Popular Pedro Goyena, realizó en los últimos años, cuando creyó que era una materia pendiente, el curso de computación, junto al Dr. Ricardo Angelino. Y siempre fue una presencia esperada en las actividades de esa institución.

Fue docente largo años en instituciones educativas de nivel secundario y terciario, profesor en la Escuela Municipal de Bellas Artes Carlos Morel y en el instituto Superior de Formación Técnica N° 173 de Lomas de Zamora.

Francisco Juan Devicenzi como albacea del Libro de Actas de la Junta fundadora (1949-1953), que por gentileza de la esposa e hijas del Dr. José A. Craviotto le fue destinado, tuvo el encomiable gesto de entregarlo oficialmente a la Junta, recientemente, el domingo 14 de junio de 2020. La responsable y gestora de esta diligencia fue su amiga la antropóloga Mónica Cereda, delegada en la Junta por Asociación Historiadores Los Quilmeros.

Quique, era un personaje muy particular. Nada escapaba de su amplia cultura
general. Últimamente solía sentarse al sol, en la vereda del bar que se halla en la esquina de Brown y Alsina y quienes nos lo topábamos, nos prendíamos con él en charlas fecundas llenas de recuerdos y de anécdotas.

Largos fueron los años que trabajó en la Municipalidad de Quilmes, en el área de Cultura. Quienes han trabajado con él recuerdan que si bien tenía sólidas ideas política, afirmadas en lo popular, como funcionario era de difícil encolumnamiento.

Ya no veremos su imponente figura en los actos culturales ni caminado por la peatonal Rivadavia. No se escuchará su voz estentórea y su sutil ironía. Una ausencia más que nos desbasta a los quilmeños, a la museología y a la cultura.  

 
La muerte es ese trayecto democrático que en forma fortuita nos hace a todos detener la marcha. La muerte de los seres queridos, cercanos, con quienes atravesamos la vida también nos despoja de pedazos nuestros, porciones de vida irrecuperables. Sólo la memoria y la consecuente misión de divulgar su existencia los devuelve.”

Prof. Chalo Agnelli

Aportes: María Rosa Mariani, Rubén Ravera, Mario Scalise, Claudio Schbib, Blanca Moure, Alejandro Gibaut.

NOTA


[1] Asociación civil con más de una década de existencia, QUE se organizó formalmente a partir del 10 de noviembre de 1995, con la Personería Jurídica Nº 604/98. Decía la nota de distinción

[2] Hebe Clementi, historiadora, docente y ex funcionaria de Cultura durante la gestión del ex presidente Raúl Alfonsín. Licenciada en Historia de América mantuvo mientras pudo, el ejercicio de la docencia en la Universidad de Buenos Aires, tarea que fue interrumpida en la recordada "Noche de los bastones largos", poco después del golpe de 1966. Un puesto similar en la facultad de La Plata sucumbió bajo el golpe de 1976. Escribió los ensayos 'La frontera en América' 'Juventud y política' y 'Formación de la conciencia americana' entre otros y en los 80 dirigió el Museo Roca y la Dirección Nacional del Libro.

 

lunes, 5 de octubre de 2020

ERIKA VILLARRUEL Y SU TEMPRANA PARTIDA POR MARÍA ROSA MARIANI

La muerte es ese trayecto democrático que en forma fortuita nos hace a todos detener la marcha. La muerte de los seres queridos, cercanos, con quienes atravesamos la vida también nos despoja de pedazos nuestros, porciones de vida irrecuperables. Sólo la memoria y la consecuente misión de divulgar su existencia los devuelve. Chalo Agnelli

Lo suyo fue “Honrar la Vida”, una vida en la que desde muy joven abrazó con pasión “La Aventura de Educar”, logrando marcar la diferencia en cada lugar o función que le tocara desempeñar.

Aventurera, transitó diferentes caminos de la docencia. La cátedra en el ISFD y T Nº 24, donde en el Profesorado de Inglés por ejemplo, su solvencia supo jerarquizar la formación pedagógica, como así también la de Investigadores en el marco de la Licenciatura en Lengua Inglesa en UTN.

“Militante” de la educación, desde la gestión comunitaria promovió Talleres Barriales, e intervino en la implementación de “Patios Abiertos”, una propuesta orientada a promover variedad de actividades para los fines de semana en comunidades educativas en situación de vulnerabilidad.

La función directiva, como Vice Directora y Directora de la Escuela Normal de Quilmes, con sus diferentes niveles (Inicial, Primaria, Media y Superior) la vieron brillar con todo su empuje y su entusiasmo, con los que logró construir un clima de trabajo que condujo a importantes logros. El funcionamiento eficaz del Consejo Consultivo Institucional que permitió la articulación de contenidos, y el Consejo Académico que posibilitó aumentar la oferta educativa del Nivel Superior con nuevas carreras: el Tramo Pedagógico y el Profesorado de Educación Especial. La relación con actores institucionales como Cooperadora y Asociación de Ex Alumnos, y el trabajo colaborativo con otras instituciones educativas y comunitarias fortalecieron la biblioteca y laboratorio de Ciencias Naturales, aportaron materiales para los alumnos de Arte Diseño y Comunicación. Las Jornadas de Creatividad, con la producción de la Revista “El Provocador”, presentaciones de investigaciones de docentes y alumnos de la institución, presentaciones de libros (como Inglaterra de a Pie, de Guillermo Enrique Hudson); Talleres como el de Leonardo Tusam, para dejar de fumar; y el masivo curso de RCP a cargo del destacado equipo del Hospital Iriarte; le demostraron que los logros el trabajo y el esfuerzo VALÍAN LA PENA.

Nunca bajó los brazos. Ni siquiera cuando tras un año sin percibir su salario, fue a reclamar por salarios de docentes y entonces se enteró que por una licencia que no le habían otorgado ni denegado, y sin notificarla; la habían cesado en su cargo, mientras continuaba trabajando con normalidad. Aunque con gestión se resolvió esta injusticia generada por la jurisdicción, como con muchos otros docentes; no fue la única ni la última. Pero hoy, ya es historia.

Ayer partió, dejando tras de sí su recuerdo y su legado, pero su llama no se apagó. Permanecerá encendida en quienes fueron sus alumnos en la Formación Docente, en el respeto de sus compañeros, que destacan la seriedad en el desempeño de sus tareas; sus pares del Consejo Regional de Directores, que recordarán la calidez y la claridad de sus aportes; como sus superiores que siempre reconocieron el compromiso con sus funciones, las carreras de los docentes a su cargo a quienes impulsó a investigar, producir conocimiento y difundirlo; y en cientos de alumnos de todos las niveles de la Unidad Académica cuyas trayectorias formativas se enriquecieron gracias a sus iniciativas.

TODO ESTÁ GRABADO EN LA MEMORIA de los que la recordaremos con su mejor sonrisa.

Mg. María Rosa Mariani

Ex Inspectora Educación Superior

https://www.agenciasuburbana.com.ar/

 

miércoles, 30 de septiembre de 2020

"HISTORIA DE EZPELETA II" NUEVO LIBRO DE CLAUDIO SCHBIB

Llega a Ezpeleta, a Quilmes y a la historia de los pueblos de la provincia de Buenos Aires un nuevo libro de Claudio Schbib, un investigador Quilmero, militante de la cultura, hombre de bien sobre todas las cosas, que a lo largo de su vida afianzó un sólido sentimiento de arraigo con Quilmes y con el pueblo donde se crió y vive, Ezpeleta. “El compromiso y la responsabilidad que cada uno pone en las cosas que emprende, se resume en compromiso con la vida. Y la recuperación de la memoria también refiere al tipo de compromiso con la vida que asume cada uno…”

Comienza el libro con prólogo del imperecedero Alejandro Re, que hizo para su amigo Claudio poco antes de su fortuita partida el 23 de noviembre de 2015. Alejandro Re fue otro Quilmero, aborigenista, que nos dejó una huella honda en la memoria y en el corazón.  

La investigación realizada por el autor no tuvo interrupción desde 2011 en que publicó su libro “Ezpeleta, aportes para su historia”, con prólogo de quien suscribe, donde comenzó a ahondar y desentrañar mitos, tras un riguroso trabajo en archivos, reservorios y bibliotecas como el Museo Mitre, la Fundación Vasco-Argentina “Juan de Garay”, el A.G.N., etc. la figura de Severo Antíoco Ezpeleta, quien dio nombre a la localidad. Recorremos nuevamente las calles de esa ciudad y ahora con una visión más abarcativa.

TÍTULOS: Estación Ferroviaria De Ezpeleta – Prólogo de Alejandro Re – A Modo De Introducción - Agradecimiento Especial – Efemérides - Capítulo 1 Ezpeleta - Para Tener En Cuenta - Severo Antíoco Ezpeleta - Algunos Conceptos Previos - Capítulo 2 Cartas y Manuscritos - Capitulo 3 Tradición Oral - Ezpeleta y Sus Barrios - Barrio Ferroviario - Capitulo 4 Miscelánea - Severo Antíoco Ezpeleta - Último Capítulo Estación Ferroviaria - Revoltijo De Recuerdos - Ceremonial Y Significado De La Bandera - Adhesión De La Junta De Estudios Históricos De Quilmes – Bibliografía - Currículum Del Autor - ¿Qué Significa Ex Libris? - Homenaje Y Agradecimiento - A La Artista Plástica Quilmeña María Rizzo.

El libro fue publicado por la Editorial Jarmat.

Recientemente el H. C. Deliberante de Quilmes por la Ordenanza N° 13349/2020 declaró el libro de Interés Cultural.

CLAUDIO D. SCHBIB nació en Bahía Blanca el 28 de febrero de 1959. Tenía dos años cuando su familia se estableció en Quilmes. En 1969 se radicó en Ezpeleta, donde vivió su infancia, su adolescencia, su juventud y aún vive con su esposa e hijos.

Se realizó en muchos oficios y profesiones: fue bombero, secundó a su hermano Hugo César Schbib y como él fue Comandante Mayor (R) – Ex Jefe del Cuerpo Activo de la Sociedad Bomberos Voluntarios de Quilmes 1999 – 2003; Técnico en Minería y Petróleo.

Siempre tuvo un gran espíritu de superación personal. Realizó cursos de Ceremonial en la UBA, de Formación “Bíblico-Teológico”, sobre Relaciones Públicas. Fue uno de los promotores y acompañó la creación del Museo Fotográfico Municipal de Quilmes “Gerónima I. Giles y Gaete de Mayol”. Realizó cursos sobre fotografía y obtuvo premios nacionales e internacionales con notables tomas fotográficas.

Por el afán y la responsabilidad puesta en su labor comunitaria, obtuvo numerosas distinciones; varias veces nominado al “Candil de Kilmes”, distinguido con el “Sol de Oro 2001”, recibió el  premio “Reino de España” y el “Cervantes” de la Soc. Española de Quilmes. Fue nombrado “Huésped de Honor” por la Alcaldía de la municipalidad de Guatemala. Es el Creador del proyecto de la Bandera Municipal del Partido de Quilmes, bandera que hoy es el emblema de la Asociación Los Quilmeros.

 Cofundador y creador del símbolo distintivo de la Asociación Historiadores Los Quilmeros que sustenta con entrega, apasionamiento y generosidad sin límites así como para la Biblioteca Popular Pedro Goyena y su Museo Bibliográfico-Documental. Instituciones a las que representó impulsando la reconstitución en 2016 de la Junta de Estudios Históricos de Quilmes de la que fue Coordinador General en el período 2017-2018. Proyecto que la Asociación venía promoviendo desde 2012, año del Bicentenario del Decreto que dio por extinta la Reducción de la Santa Cruz de los Quilmes. Autor de: “Fuego y Agua – Historia de la Sociedad Bomberos Voluntarios de Quilmes”, Ed. Tiempo Sur (2000); “Técnicas de Ceremonial y Protocolo en Instituciones Bomberiles”; “Ezpeleta – Aportes para su Historia”, Ed. Tiempo Sur (2011)

Emblema símbolo de la A. Los Quilmeros ideado por Claudio Schbib para para el proyecto bandera Municipal del Partido de Quilmes.

Coautor en “Quilmes, 346 años y un Bicentenario de Villa Juanita, la Historia de un Barrio Quilmeño” Agrupación Los Quilmeros. Ed. Buenos Aires Books (2012); “Un Territorio, Tres Historias - Breve Cronología Histórica de Ezpeleta, Los Principales Hechos”, Asociación Los Quilmeros. Ed. Jarmat (2014); “Introducción a la Industria Textil - Seguridad e Higiene en el Trabajo - La Historia de la Vida”. Ed. Buenos Aires Books; coautor en “Quilmes, 350 años, un Bicentenario y un Centenario – 14 autores para 3 homenajes” de “Ezpeleta, historia de mi pueblo – Barrio Arrieta” Agrupación Los Quilmeros. Ed. Buenos Aires Books (2016); coautor de “Quilmes, 14 miradas que hacen historia” con “Historia de los barrios Ferroviario y Naval de Ezpeleta - 50 años -1968/2018”. Agrupación Los Quilmeros. Ed. Buenos Aires Books (2020) Tiene trabajos en preparación de próxima edición.

                                                                                                               
Los Quilmeros
                                                                                                           Prof.  Chalo Agnelli