viernes, 21 de septiembre de 2012

LOS QUILMES PUEBLO VIVO - 14 DE SETIEMBRE 2012


Si últimamente, vivimos una noche mágica en Quilmes fue la noche del pasado viernes 14 de setiembre, el día en el cual se recuerda a la cacica Isabel Pallamay, por quien a las 10 de la mañana, se hizo un homenaje, como todos los años, junto a las rejas de la Catedral - homenaje motivado por el escritor Carlos Patiño y el periodista Dardo Abbatista - pero ese, si bien pareciera ser otro tema, se amalgama con acierto a la velada que organizó la documentalista Alicia Agnone en los salones del Club Quilmes Oeste; como parte de los homenajes que se vienen haciendo con motivo de los “200 años de la declaración de Quilmes, pueblo libre” y la extinción de la infamante reducción con lo poco que había dejado el conquistador sin extinguir, metódicamente, tras 146 años.
Fue notable la cantidad de público que se dio cita en este encuentro nativo.
Después de la breve charla histórica a cargo del profesor Chalo Agnelli (quien suscribe) y presentó el documental “Los Quilmes, Pueblo Vivo”, realizado y dirigido por Agnone. Un trabajo filmográfico que conmueve por la transparencia del mensaje, la honestidad de criterio y la fuerza argumental.

Hasta el más insensible no pudo dejar compenetrarse con la historia pasada y presente de ese pueblo que nos dio “toponimia” y “gentilicio”, los quilmes, nuestros “padres fundadores”. Nuestros, para los “quilmeros” que hicimos de estas costas del Río de la Plata nuestra razón de estar”, no de ser, pues eso es ontológico, y quizá debiéramos parecernos más a los pueblos originarios para quienes el “estar”, sobre la madre tierra y nutrirse de ella es más sustancial que para la cultura blanco-europea que transita su existencia en el “ser” (o la nada)
Se presentó en tercer término Proyecto Arqueológico Quilmes de la Subsecretaría de Cultura y Educación a cargo de Florencia Vázquez y Verónica Martí.


Chaman Santos Mamani
y
Alicia Agnone y Juliana Lumaldo directora del grupo de sikuris de la EMBA
















 














En el encuentro se convocó al público a donar llaves u objetos de bronce para realizar la escultura dedicada a la Mujer Orginaria, idea promovida por el historiador Osvaldo Bayer y por Andrés Zerneri.
   


 

Crónica Chalo Agnelli