jueves, 21 de febrero de 2013

PUEBLO DE EZPELETA (COLABORACION)

De Juan Carlos Grassi

El 19 de diciembre de 1903, el Poder Ejecutivo de la Provincia de Buenos Aires autorizó la fundación del Pueblo de Ezpeleta.

Pero dicha historia tiene su inicio el 9 de mayo de 1889, cuando Juan R. Alonso vende al Dr. Justo José Carballo, a Don Donato Segré y a Don Simón Ezpeleta, ante el escribano Juan B. Forte, un área de terreno situada en el Partido de Quilmes, próximo a la posterior estación Ezpeleta, inaugurada (ver Claudio Schbib “Ezpeleta. Aportes para su historia” , pág.22) el 01/10/1890.

En este año (1889) se instaló la fábrica “Hingland Scott Canning Compagni Limited” (sic) en la costa del arroyo Giménez del lado Este de las vías, entre Berazategui y Ezpeleta, “una grandiosa fábrica de carnes congeladas” -al decir de Atanasio Antonio Lanz, maestro en la escuela N°4 de Quilmes en 1877 (actual N°1 de Berazategui).

En 11 de abril de 1891, el Dr. Carballo vendió su parte a Dn. Donato Segré, por escritura otorgada ante el mismo escribano Forte.

En esos tiempos Ezpeleta era un núcleo poblacional con aproximadamente 10 mil habitantes, contando el personal que residía dentro del establecimiento de carnes congeladas.

Al mes siguiente (16/05/1891) el señor Arturo C. Brown, en 
representación del Ferro Carril de Buenos Aires al Puerto de la Ensenada, ante el desarrollo siempre creciente del tráfico de carga en la Estación Ezpeleta y precisando varios desvíos, ligando uno de ellos con la vía principal y la fábrica de carnes congeladas del Señor Nelson’s, solicitó se realizara un desvío de vías desde la mencionada estación hasta el referido establecimiento. Dicho desvío pasaba por la actual calle Tupungato.

Desde la gobernación en La Plata, el 29 de mayo, se le especificó que las vías de servicio de la fábrica del señor Nelson’s, cortan un camino con ángulo algo cerrado y para evitar inconvenientes que por esta circunstancia podían ocasionar al trámite ordinario deben colocarse contraríeles y construir empedrado de las entrevías a todo lo ancho del pasage (sic)”. Además indicaba que “los pasos a nivel deben hacerse con pendiente del 5%. Y cuando hayan de hacerse maniobras de entrada y salida de vagones á la fábrica, estas deben ser atendidas por un guarda que dirija la circulación para su seguridad”. El Departamento de Ingenieros terminaba de esta forma: “Con estas condiciones puede autorizarse la construcción de las vías de servicio y aprobarse los planos presentados”.

Siete años después - 5 de mayo de 1898 -, los señores Donato Segré y Simón Ezpeleta, venden a Fernando Schivestzer y Cia., por ante el escribano público Don Donato Magliocchini, el terreno adquirido en 1889 ya dividido en manzanas y estas en lotes gravados separadamente al Banco Hipotecario de la Provincia de Buenos Aires en garantía de un préstamo en Cédulas.

El 21 de Julio de 1899, el trámite se traslada al Pueblo de San Miguel, Partido de General Sarmiento, de la provincia de Buenos Aires, ya que los Señores Fernando Schivestzer y Cia., ante el escribano público Francisco L. Ferrando, vendieron el mismo terreno a las siguientes personas que efectúan la compra en condominio: Don Carlos AUE, Don José KOBLITZ, Don Julio DEUTSCH, Don Emilio HAHN, Doña Juana FEHLING de KAISER y Don Ignacio BALLESTEROS. Este último efectuó la compra para Don Luis Amadi  quien, el 1° de Octubre de 1901, no acepta la gestión hecha por Ballesteros, el cual toma a su cargo la negociación hecha en Julio 21 de 1899 por la parte que le hubiera correspondido a Luis Amadi.

A continuación, Ballesteros vende a sus condóminos, D. Carlos AUE, D. José KOBLITZ, D. Julio DEUTSCH y D. Emilio HAHN, la parte indivisa que le corresponde. Y, posteriormente, en Enero 13 de 1903, ante el mismo escribano, los compradores otorgan “poder general” a favor de Carlos AUE, para administrar el referido terreno y solicitar del Poder Ejecutivo de la Provincia la declaración oficial de Pueblo Ezpeleta.

Este grupo inversor, por intermedio del apoderado designado, elevaron nota -31 de mayo de 1903-, al Ministro de Obras Públicas de la provincia de Buenos Aires informando que eran poseedores de una fracción de tierras, ubicadas frente a la estación Ezpeleta, con una superficie de 268.511 metros cuadrados, dentro de los siguientes linderos: por el Norte, con la calle Lagouarde (sic); por el Sud y Oeste, con las vías del Ferrocarril a la Ensenada; y por el Este, con más terreno de Segré y Ezpeleta, donde debía instalarse, próximamente, el frigorífico de los señores Bossio y Miguel Camuyrano.  Actualmente (año 2012) esos límites son: al Norte, la calle Lagouarde (actual Laguarda);  al Sudeste, la calle Tupungato (total: 6 manzanas); al Oeste, las vías del Ferrocarril; y al Noreste, hasta la calle Río Colorado (total: 5 manzanas).

Que dicha superficie de terreno se hallaba subdividida en manzanas y lotes, habiéndose reservado las que se destinarían para edificios Públicos, Plaza, Iglesia y Escuela.

Como era de rigor se adjuntó plano y títulos de propiedad, asegurando que se obligaban a otorgar escrituras en favor del Estado Provincial. Y solicitaban decretar oficialmente la denominación de Pueblo de Ezpeleta para la superficie de terrenos deslindada y sus adyacentes. La nota, elevada el 31 de mayo (como figura más arriba), tiene fecha de entrada el 3 de junio de 1903, Letra “H”, número 16. Y un sello del Ministerio de Obras Públicas de la Provincia de Buenos Aires.

Días después, el Departamento de Ingenieros, informó que: los planos presentados vienen acotados con las distancias en varas, en lugar de hacerlo en metros como está ordenado por Leyes y Decretos vigentes. Deben en mi concepto volver al interesado para que corrija ese error”. Al mismo tiempo, opinaba que se debían: “ensanchar las calles a 15 ms en lugar de 12 como figuraban en el plano, como también aumentar con los dos lotes linderos contiguos los terrenos cedidos para Municipalidad, Escuela é Iglesia. Este pueblo se encuentra situado dentro del égido (sic) de Quilmes”.

A fin de dar contestación a lo antes citado por el Departamento de Ingenieros, en Julio 28, los interesados  dan poder a Carlos Philippi para que conteste los requerimientos.  Así fue que, Philippi, rebatió al Departamento de Ingenieros en los siguientes términos: “(…) que las medidas están en varas y metros; que no tiene inconvenientes en ceder los lotes linderos, pero en cuanto al ancho de las calles, es imposible llevarlas a 15 ms. dado se han realizado ventas con esas medidas y hay varios edificados, y estamos obligados a escriturar en esas condiciones”. Y luego argumentaba: “(…) no siendo el pueblo que pensamos oficializar, un pueblo que por su ubicación esté llamado a ser un Centro Comercial, ni un pueblo de primera categoría y ni siquiera aspira a ser cabeza de Partido, en razón de que lo es el de Quilmes que no dista de éste ni dos kilómetros, no vemos la imprescindible necesidad de dar ese ancho a las calles, lo que ocasionarías perjuicios para su delineación por lo ya vendido”. Por todas estas razones, los inversores solicitaron que el ancho de las calles fuera el de 12 ms. y que se aceptaran los planos que habían presentado.

Superados los planteos del Departamento de Ingenieros, el Poder Ejecutivo, con fecha 19 de diciembre de 1903, resolvió autorizar la Fundación del Pueblo de EZPELETA, con calles de 12 metros de ancho, y aceptaron los lotes cedidos para Municipalidad, Escuela, é Iglesia con la ampliación ofrecida a mérito de lo observado por el Departamento de Ingenieros; los interesados debieron proponer el Agrimensor para practicar la mensura y amojonamiento del terreno.

Por lo tanto, el 5 de febrero de 1904, los financistas elevan nueva nota al Ministro de Obras Públicas, con este tenor: Carlos Aue por sí y Don José Koblitz y otros, en el expediente solicitando la declaración oficial del Pueblo de Ezpeleta á V.E. expongo:

Que cumpliendo lo ordenado por el P. E. vengo á proponer al Agrimensor Don Juan C. Fuchs, para que lleve á cabo la mensura administrativa del Pueblo de Ezpeleta y proceda á su amojonamiento. En consecuencia, ruego á V.E. quiera tener por nombrado á dicho perito á fin de que proceda a llenar su cometido. Es Justicia. Carlos Aue”.

 El Agrimensor Juan C. Fuchs, el 14 de mayo de 1904, notifica del edicto a los herederos del finado Eusebio Piñero, firmando la viuda Doña Teresa Castro de Piñero por sí y sus hijos menores Victorio Gregorio, Eugenio, Ramona, Gumersinda y Miguel y las hijas mayores Teresa, Dominga y Toribia.

Siguen las firmas de: Teresa Castro de Piñero; Teresa Piñero; Dominga P. de Olmo; Toribia P. de Acerbo. San Francisco (Estación Berazategui) 23 de Mayo de 1904.

Al día siguiente de dicha notificación, el agrimensor Juan Peraldo, en representación del F.C. del Sud, declara haber presenciado el día 24 del corriente mes y año las operaciones referentes al deslinde del terreno destinado al pueblo de Ezpeleta, según decreto del Superior Gobierno (…) no teniendo por parte del F.C. del Sud nada que observar a las operaciones arriba mencionadas. Ezpeleta.

En la mensura realizada en 24 de Octubre de 1904, constan las citaciones y notificación de los siguientes linderos:

Al Sr. Juez de Paz del Partido de Quilmes;  A la Dirección del Ferro Carril del Sud;  al Dr. Vicente Martínez Rufino; al Sr. Juan P. Hasperué; al Sr. León Vabre; al Sr. Miguel Camuyrano; al Sr. Alberto Vivot; al Sr. Donto Segré; a los herederos del finado Eusebio Piñero, por no haberse iniciado todavía el juicio sucesorio del causante; a los Cattoni y Bagnasco.

El terreno del fundado Pueblo, según Fuchs, tiene una superficie de treinta y cinco hectáreas; cuarenta áreas; ochenta centiáreas cuadradas.

Las calles entre manzanas tienen 12 metros de ancho, menos la calle Laguarda de 20 metros de ancho.

Para la Municipalidad se dejó una Superficie de 1.499 mts, 91 dcm., 20 cm cuadrados y se la ubicó en la manzana XVII, entre los lotes 3 y 4.

La Iglesia, se la situó en la manzana VIII, entre los lotes 21 y 22, sobre una superficie de 1.499 mts., 91 dcm., y 20 cm. cuadrados.

La Plaza, calle por medio con la Municipalidad y la Iglesia, rodeada por las manzanas VIII, XI, XII y XVII.

Y la Escuela quedó ubicada en la manzana XXII, entre lotes 1 y 21, con una superficie de 1.780 mts., 92 dcm., 90 cm. cuadrados.

La mensura y el amojonamiento, tienen fecha de finalización el 20 de enero de 1905.

Todos los emplazamientos, mencionados anteriormente, de Escuela, Plaza, Iglesia y Municipalidad, aún se conservan en los sitios indicados por el Agrimensor Juan C. Fuchs, y cedidos por los dueños de las tierras donde se inició el Pueblo de Ezpeleta, allá por 1903.-



AUTOR:

Grassi, Juan Carlos 

Investigador histórico

Copy rigth Año 2012

E-mail: jcgrassi1420@hotmail.com

Avisos publicados en “El Día” y  “La Verdad” de La Plata  

(Fotos archivo del autor)

(Para ampliar las imágenes cliquear dos veces sobre las mismas)