jueves, 24 de octubre de 2013

LA COLONIA. ORIGEN CATASTRAL. LOS PRIMEROS CHACAREROS

Fonda "La Colonia" de don Santiago Valerga en la esquina SE  de las avenidas Vicente López y 12 de Octubre.
El tema de los barrios apasiona a muchos quilmeños. En el barrio se gestaron instituciones, equipos de fútbol, nacieron familias, los inmigrantes que llegaron a este rincón de la provincia sin prurito alguno se mezclaron de tal manera que ya se puede afirmar que hay una genética quilmeña (con afán de exagerar) 
Varias páginas del libro, segundo cuaderno de identidad, titulado "LA COLONIA DE VALERGA - HISTORIA SOCIAL DEL SEGUNDO BARRIO DE QUILMES - 1874/1974". Lo que continúa el el inicio del segundo capítulo de dicho texto en que nos introduce en la temática geográfica, catastral y urbanística del barrio La Colonia que nació en 1874 en la esquina de Vicente López y 12 de Octubre a la sombra de la fonda llamada "La Colonia" de don Santiago Valerga (se recuerda que lo que aquí se denomina "barrio La Colonia" es el espacio comprendido, hoy en día, por la vereda oeste de la avenida Hipólito Yrigoyen (Ord. del 1º/5/1912), avenida Amoedo, Martín Rodríguez y República del Líbano). CHALO AGNELLI 
 Vista aérea de la esquina de Vicente López y 12 de Octubre con la fonda-almacen de Santiago Valerga
- 2 -

COMIENZA EL SIGLO XX

"Quilmes es un Curato con población de seis y ocho ranchos, situado sobre la costa del Río al sur de la Capital, y a tres leguas de distancia. Su posición es en un alto, plano y seguido que domina la costa. Desde lo alto hay cuatro cuadras a la orilla del bañado es el que resguarda todas nuestras costas, que se ha creído impracticable"

Mariano Moreno,

"Memoria sobre la Primera invasión inglesa"




A principios del siglo XX La Colonia era un reducido suburbio de casas aisladas, distantes unas de otras, que se extendía desde las vías del ferrocarril hasta Andrés Baranda y desde Carlos Pellegrini (en ese entonces Alsina) hasta la actual calle San Mauro (antes Santiago Valerga) En ese radio se agrupaba el reducido grupo de población que se beneficiaba con el único medio de transporte que era el ferrocarril. En la bocacalle de Vicente López y 12 de Octubre (en ese entonces Olavarría) frente  a la almacén de Valerga se hallaba el único farol de carbón. El encargado de cambiarle el combustible lo hacía montado en su caballo.
    La calle 12 de Octubre también se la conocía por la del “macadán”, pues estaba macadamizada, lo cual no impedía que se anegara con las aguas que venían del lado de las chacras. En la esquina NO de Sáenz Peña había un puente de madera para cruzarla.

   El ferrocarril Buenos Aires - Ensenada, tenía un desvío que salía de la estación y terminaba detrás de la laguna que se formaba en la manzana comprendida entre Bernardo de Irigoyen, Perón, Sáenz Peña y Corrientes (donde hoy se halla la Parroquia y las escuelas San Felipe y La Providencia) Cuando las lluvias eran abundantes la laguna se extendía hasta Manuel Quintana. De allí se había extraído la tierra para los ladrillos que se fabricaban en los hornos de la firma Miguel Onetto y Cía., luego perteneciente a Pedro Cairo y Domingo Badalá.

   Había industrias muy progresistas como la licorería de Gandolfo y Ronconi en Vicente López y Córdoba (hoy Perón) Allí se elaboraba el “Naranjín” y la “Bolita”, bebidas refrescantes. La “Bolita se prohibió por antihigiénica pues no se podía lavar apropiadamente la botella por la esfera que tenía en el cuello.

   En la esquina de Bernardo de Irigoyen y Córdoba había una jabonería y  una destilería de ginebra en la esquina de San Mauro y Vicente López. Y por supuesto la Cervecería que empleaba a la mayor parte de la población masculina de la barriada. En 1925 se abrió la Capsulería (o Casulería según el común), luego fábrica de Tapas Coronas de la Cervecería Quilmes, la primera de la zona en ocupar mayoritariamente personal femenino.

   El tranvía hasta Bernal costaba 0,05 centavos a Buenos Aires 0,12 (había cobres de 0.01 y 0,02 centavos) Los guardias daban el vuelto en estampillas

Hasta 1910, la última calle de La Colonia era la actual Torcuato de Alvear. [1]

La gran aventura para la muchachada era ir en sulkys y a caballo a cazar cuíses, pájaros y a pescar ranas hasta la cañada de Gaete. Los Valerga tenían  un bote que transportaban en un carro hasta el lugar. Era toda una aventura cruzar el descampado lleno de aguadas y de caminos intransitables donde sólo se levantaban algunos cascos de chacras divididas por cercos de cinacina y pita.

  Luego se fundó el Boxing Club, se estableció el cine La Paz, que, además, era un centro social, se fundó el Sportivo Alsina y comenzó el fútbol amateur en el potrero que luego sería la plaza Aristóbulo del Valle.

   El periódico local “El Plata” informaba el 22 de noviembre de 1925 que “... el barrio crece porque se hace insostenible vivir en la Capital por el valor de los alquileres”.
Esquina de 12 de Octubre y Andrés Baranda (circa 1960)


ORIGEN CATASTRAL

   El territorio de la Reducción de la Santa Cruz de los Quilmes comprendía desde su creación en 1666 según una nomenclatura actual aproximada “... las calles Zapiola en Bernal y Guido en Quilmes por el rumbo SE – NO; y desde las barrancas sobre el bañado hasta el deslinde con el partido de Almirante Brown por el rumbo NE – SO.[i] Considerando que Guido en el SO se continúa en Amoedo se advierte que las tierras de lo que luego sería el barrio de La Colonia, integraban el área de circunscripción de lo que fuera la Reducción.

    El 14 de agosto de 1812 se declaró la extinción de la Reducción designando a Quilmes Pueblo Libre por decreto del primer Triunvirato cuya secretaría ocupaba Bernardino Rivadavia. Se encomendó al Coronel Pedro Andrés García para que realice el plano del villorrio. Pero recién en 1818 el Piloto Agrimensor Francisco Mesura concreta lo establecido en dicho decreto por nueva disposición del Gobernador Intendente de la Provincia Manuel Luis de Oliden y siendo Comisionado Juez y Comisario de Policía Felipe Robles.

   Según Luis Otamendi, el plano de Mesura está trazado dentro de un área de media legua de frente por legua y media de fondo; [2] subdividido en 546 solares (cada solar comprende un cuarto de manzana, un cuarto de hectárea si se quiere), 12 quintas (de una a cuatro manzanas cada una) y 72 chacras (chacaras, según el léxico de la época); desde el límite natural del pueblo, hoy Av. Hipólito Yrigoyen (antes sucesivamente: calle Real, 11 de Setiembre,[3] Centenario y José E. Uriburu) sobre la que se extendían 6 chacras con rumbo SE (actualmente 24 cuadras) por 12 chacras de fondo (hoy serían 48 cuadras, hasta el Camino Gral. Belgrano, en proximidad con el arroyo Las Piedras)

   Entre chacra y chacra quedaban destinadas 25 varas [4] (20,90 m) para trazar calles. Cada cuatro solares conformaban una manzana de 100 varas ( 83,50 m) Mientras que el pueblo estaba formado por 140 manzanas de 100 varas cada una con calles de 16 varas (13,36 m), menos las de circunvalación, hoy: Brandsen, H. Yrigoyen, Alberdi y Cevallos, de 25 varas cada una.

   En el plano de Mesura figuran los nombres de los beneficiados con estos solares, quintas y chacras. Lo que hoy es el barrio La Colonia el segundo poblamiento urbano del Quilmes actual, lo integrarían las chacras N° 7; 8; 9; 10; 13; 14; 15; 16; 19; 20; 21 y 22.                                         
Cruce de Rodolfo López y Andrés Baranda, pavimentando tras haber levantado los adoquines (circa 1970)
   Las chacras N° 7; 8; 9 y 10 a partir de 1873 fueron atravesadas en su extremo NE por el ferrocarril del Sud.
   En las chacras, circundadas por las vías, las calles Felipe Amoedo, Urquiza y República del Líbano (antes Santiago del Estero), divididas en su parte media por la calle Andrés Baranda, se afincaron los dos grupos demográficos, arribados en distintos períodos. El primero, desde las vías del ferrocarril hasta Andrés Baranda, a partir de 1874, en que don Santiago Valerga instala su almacén.
La extensión que va desde las calles Andrés Baranda a Martín Rodríguez y de Amoedo hasta República del Líbano comienza poblarse a partir de 1900. A parte de esta zona se la llamará Villa Armonía.
En 1919 se funda allí  la Escuela Láinez N° 36 (hoy la Escuela Primaria N° 83), esquina de Urquiza y Carlos Pellegrini. La creación de escuelas fue un detonante de progreso poblacional. 
   Las propiedades subdivididas por Mesura se distribuyeron entre los ya posicionados, descendientes de los primeros pobladores aborígenes, y a los peticionantes: ex militares y descendientes de tales que participaron en las Invasiones Inglesas, especialmente en los enfrentamientos que tuvieron lugar en Quilmes.
Los propietarios de chacras a partir de 1818 fueron:
la N° 7, Javier del Moral;
la Nº 8º Catalina Aguirre; la 9º, Teniente Coronel Pedro Aguirre (hermano de la anterior), de la Milicia Cívica de Infantería de Buenos Aires y cabildante el 22 de mayo de 1810; luego la adquirió el antiguo preceptor de la escuela agrícola, [5] Martín Cristoforetti; [6]
la Nº 10º, María Córdoba y Antonio Martínez, en condominio; chacra que luego pertenecería al Dr. José A. Wilde y a partir de 1890 ocuparía la CAQ (de ahora en adelante por Cervecería Argentina Quilmes). Estas cuatro serían atravesadas por las vías del ferrocarril y en un extremo NE de la de Cristoforetti se ubicaría la estación y la plaza que el común llama “de la estación” y su nombre oficial es Guillermo Wheelwright(Aún no queda claro el cambio a Hipólito Yrigoyen que se propuso en la década del `60); en reconocimiento al empresario y aventurero norteamericano que posibilitó la extensión de las vías del ferrocarril a Quilmes y al puerto de la Ensenada, su verdadera ambición. La línea férrea se inauguró en 1873. Wheelwright, además, fue benefactor del pueblo en  gratitud por el auxilio que había recibido de los pescadores de la ribera quilmeña cuando la nave en que viajaba naufragó frente a estas costas en 1823. [7]
   Fue José Antonio Wilde que en nombre de la municipalidad se dirigió al maestro Cristoforetti, propietario de la manzana en cuestión, y compró el terreno por $70.300.-  con el único fin que sea destinado a plaza y así se hizo figurar en el contrato de venta.  
La chacra N° 13, correspondió a Tomás de los Reyes (junto con el solar N° 100 esquina SE de Pringles y 9 de Julio, luego adquirido por la familia Elías);
la N° 14, Juan Benítez, descendiente de quilmes (a esta familia pertenecían las maestras Dionisia y Andrea Benítez);
la Nº 15, en condominio a Francisco Díaz, descendiente de quilmes y Lorenzo Villasante (luego la adquirió Celestino Risso);
la Nº 16º, en condominio de Carlos Córdoba y Benito Sosa;
la Nº 19º en condominio a Vicente Quinteros y Jerónimo Cabral.
La Nº 20º, a Wenceslao Ramírez, Alcalde de Hermandad con estancia a orillas del Río Salado;
la  Nº 21º, a Juan Quiquisola (o Chichisola)
la  Nº 22º a Bernardo de Velásquez;
la Nº 25, en condominio, Paulino y Feliciano Torres; luego pasó a Oraño.
la Nº 26 (Villa La Armonía) a Pedro Esteban Ramírez;

la Nº 27 a Fermín de los Santos, alguacil del cabildo indígena en 1812, descendiente de quilmes;
la Nº 28 a Francisco de Borja Cuello.
La condición fundamental para conservar las propiedades era que en un plazo de un año se las debía cercar, levantar casa y hacer pozo. Algunos a poco de cumplir con estos requisitos en forma precaria las vendieron, otros las abandonaron pues la tierra carecía del valor que se le da hoy en día.

Investigación Prof. Chalo Agnelli
Docente, escritor, historiador y bibliógrafo
Autor del libro arriba mencionado, de donde se tomó este texto.

NOTAS


[1] Libro de Actas Nº 7 del H.C.D. folio 76, 30/3/1910. En la Biblioteca Municipal D.F. Sarmiento de Quilmes.
[2] De “Quilmes a través de los años” de J.A.Craviotto, 2° Ed. Pág. 90
[3] Legua: medida de longitud que equivale a 5572 m.

[4] En 1910 se cambia el nombre de la calle 11 de Setiembre por el de Centenario. Libro de actas del H.C.D. N° 7. Bibl. Sarmiento. Esta avenida tuvo cinco nombres.

[5] Vara: medida de longitud que equivalía en Castilla a 0,835 m.

[6] Craviotto, José y Barrera Nicholson, César. “El caballero Wheelwright” La Verdad 1930.

[7] Ver biografía en el suplemento aniversario por los 343 años de Quilmes del periódico “Perspectiva Sur” de agosto 2009 o en el blog. http://elquilmero.blogspot.com/



1 comentario:

pablo garcia dijo...

hola mi nombre es pablo garcia soy estudiante de la licenciatura de historia de la univerdad de avellaneda y estoy realizando un trabajo sobre mi barrio de crianza "villa primavera" de quilmes oeste y su casona historica (R. lopez y Mosconi)y tengo el problema de no estar encontrando informacion que me ayude con mi trabajo. por lo cual queria saber si usted contaba con informacion que me pueda enviar para profundizar el analisis historico del barrio. le dejo mi mail para que nos contactemos (garciapablom@hotmail.com). muchas gracia pablo garcia.