sábado, 23 de noviembre de 2013

VIEJOS COMERCIOS DE BERNAL - CASA BIANCHI (COLABORACIÓN)

FERRETERÍA – BAZAR – PINTURAS – SANITARIOS – ELECTRICIDAD – RADIO
Colaboración: Juan Carlos Grassi

Cuando el comercio de la localidad estaba en sus comienzos, ofreciendo el espectáculo de su reciente organización, en que las calles que hoy son ocupadas por locales comerciales en toda su longitud, en ese entonces sólo podían lucir dos o tres modestos comercios de los más indispensables para las necesidades del pueblo de Bernal, en ese entonces se instaló José N. Bianchi en la calle Belgrano 380, durante el año 1902.
Se estableció con un taller de cinguería, venta de materiales para molinos, bombas, ya que en esa época la mayor parte de Bernal estaba ocupada por quintas y casa-quintas, donde era imprescindible el uso de molinos y bombas para riego y utilidad de las familias.
A poco de funcionar el taller de cinguería y demás artículos del ramo, Bianchi amplió sus instalaciones dedicándose al ramo de bazar y ferretería, alcanzando rápidamente gran importancia su establecimiento debido a la constante e inteligente actividad de su propietario.
El prestigio adquirido por su actuación desde su radicación, fue extendiéndose y consolidándose con el funcionamiento del bazar y ferretería, conquistando la confianza del pueblo.
El éxito obtenido lo estimuló para surtir con toda amplitud los diferentes renglones de su negocio, siendo en poco tiempo uno de los más surtidos de la localidad. Los artículos expendidos por la Casa Bianchi, seleccionados especialmente y por la cantidad de ventas que efectuaba, le permitía adquirirlos a precios reducidos, y por consiguiente ser expendidos al público a un precio razonablemente bajo, lo que le produjo un mayor aumento en las ventas y conseguir así la confianza absoluta de que gozó.
La importancia adquirida hizo imprescindible una ampliación del local por ser insuficiente para contener la gran cantidad de mercadería, decidiéndose a construir un edificio lo convenientemente amplio para permitirle un desenvolvimiento cómodo de las constantes  actividades comerciales del establecimiento.
El nuevo edificio se levantó en la esquina de Castro Barros y Belgrano N° 351, de acuerdo con las técnicas más modernas de construcción, en un hermoso estilo colonial, con amplias y lujosas vidrieras sobre ambas calles, abarcando una gran extensión, siendo una contribución valiosa para el mejoramiento edilicio de la localidad de Bernal, constituyendo uno de los locales más lujosos y cómodos de los ocupados por los comercios locales.
Fue inaugurado en el año 1928, siendo ampliadas todas las secciones, anexando a ellas las de pintura, electricidad, artículos sanitarios, radios, vitrolas, discos, relojes, artículos para regalos y venta de aparatos de radio.
Todas las secciones, extraordinariamente surtidas, permitían satisfacer, a su numerosa clientela, todas las necesidades sin tener que recurrir a otros centros comerciales y a precios reducidos.
En el año 1935 el comercio estaba atendido por José P. y Emilio Bianchi, sucesores de José N. Bianchi, quien se había retirado de los negocios para gozar de un merecido descanso.
Fue un índice de progreso ver circular por las zonas más apartadas los camiones de transporte de la Casa Bianchi, quienes satisfacían con prontitud y esmero los pedidos de su numerosa clientela. En esa época atendían pedidos telefónicos al “U.T. (siglas que indicaban Unión Telefónica) 23 Bernal”, brindando una nueva comodidad a las familias de Bernal y pueblos circunvecinos, retribuyendo su permanente favor hacia el establecimiento.
En una nota de la época se decía: “Es grato consignar estos triunfos comerciales que justifican el esfuerzo empleado y pueden servir de estímulo a los demás para seguir el ejemplo probo de los incansables señores D. José N. Bianchi, primero, y José y Emilio Bianchi, después, en su noble afán de progreso para sí y para el lugar en que actúan”.

Recopilación: Juan C. Grassi – Mayo 2013
ASOCIACIÓN ORÍGENES BERAZATEGUI
Fuente: Crónica. Quilmes-Bernal. Núm. 619. Año 1935.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Prof. Agnelli: Tuve el gusto de conocer e intimar, por nuestras familias, con los Bianchi. Les paso otros datos: La casa familiar de los viejos, cortaba Castro Barros, entre la hoy Drago y Lavalle. A parte de Pepe Bianchi, compañero de primaria de mi madre, Ana Salvati, y de Emilio, tuvieron otra hija, hermana de los antedichos, llamada Lila Bianchi. Fue íntima amiga de mi madre, toda su vida. Se casó con el Profesor y Antropólogo, de vieja estirpe quilmeña, Juan Carlos Otamendi. Tuvieron 3 hijos: "Bocha" Otamendi, médico traumatólogo, que vive con su familia hace mucho tiempo en Mar del Plata; Hebe, íntima amiga de mi hermana mayor (Ivonne); y la menor, Inés Otamendi, viuda de un Tetamanti de La Plata. Los matrimonios, Bianchi-Otamendi fueron íntimos amigos de mis padres; quedaron viviendo en una casa pequeña, pegada a la casona, paterna, Quilmeña que ocupa una esquina, hoy transformada. Despés también se mudaron más tiempo que las vacaciones a la costa, en el Barrio Los Troncos. Recuerdo mis largas conversaciones con J. C. Otamendi, de las que siempre aprendía.
Como las risas de Lila con mis padres y otros amigos, en nuestras casas...La amistad continuó con sus hijos y mis hermanos mayores. Un hijo de "Bocha" O., es hoy psiquiatra en Mar del Plata. Me visitaron allá con motivo de una charla o conferencia que di en un Congreso de la especialidad. Fue una gran alegría volver a vernos.
Los hijos de "Milucho" o José Bianchi: uno es médico, otro odontólogo, vecino mío en Bernal y compañeros en el Hospital, y el más chico, estudió bioquímica.
Los dos hijos de Emilio Bianchi, son médicos destacados. No sé si siguen ejerciendo en Quilmes.Y otra más: La hermosa casa "colonial", sobre el negocio del abuelo, en Belgrano y Castro Barros, la planificó e hizo construir el bisabuelo de mis hijos, el recordado Ingeniero Civil Daniel Olmos, cuya casona todavía está en 25 de Mayo 35, estilo Tudor. Fue maestro de maestros en su especialidad. Sus casas, las que están por aquí y en Buenos. Aires, capital, en La Plata, o en provincias del norte, tienen un estilo que le es peculiar. Fue maestro de Díaz Soto, que , junto con él ideó la Basílica de Bernal. Lleva su firma, la iglesia de Jesús el Niño de Belén, igual que hizo traer la mayólica del Nacimiento, en la Capilla de Bernal Oeste...y muchas más cosas que quedan para el recuerdo. Fue muy tierno leer y releer el artículo. Algo así, como decía el clásico poeta Horacio: “No moriré entero, quedaré en mis obras...”Gracias nuevamente. Un abrazo: Dr. Ricardo Angelino

Mar iano dijo...

Muy lindo reconocimiento y fotos historicas !

Muchas gracias.

Lic. Mariano G, Bianchi (nieto de Don Emilio Bianchi)

Saludos!.

Mar iano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mar iano dijo...

pequeña correccion del comentario antrrior: milucho era emilio (mi abuelo) y sus hijos son carlos alberto(dermatologo) , hugo(odontologo) , y mario (bioquimico) (mi papa) . Jose (pepe) tuvo un hijo, , oscar, es tambien dermatologo.

saludos,

lic. mariano g, bianchi