martes, 29 de abril de 2014

LA HISTORIA LA HACE LA GENTE - UN TALLER VIRTUAL DE LA MEMORIA



Chalo Agnelli

Es extraordinario como, en los últimos tiempos, el Facebook, además e sus múltiples usos, resulta un instrumento para revivir historias, recuperar personas y personajes, abrir la memoria y provocar el recuerdo y la nostalgia de los otros y armar microhistoria.
Se creó un nuevo instrumento de aportar testimonios, el acto de traer a la memoria, a través del recuerdo, hechos del pasado que han quedado fijados en algún lugar de nuestra conciencia o nuestro inconciente y que aflora en el acto de recordar propio o provocado.
La memoria practicada de esta forma, como la articulación y combinación de memorias provisionales y relativas, no puede ser pensada como una memoria neutral e independiente. Desde esta concepción el acto se pone en el proceso de “re-construcción”, partiendo de la idea de que lo que cada uno recuerda es lo que vale.

UN TALLER VIRTUAL DE LA MEMORIA
Hay personas que provocan el recuerdo y actúan como coordinadores de este tipo de talleres virtuales, que ofrece el Factbook. Entre estos prevalecen Rolando Paolucci, Alejandro Gibaut, Mabel Enríquez…
Aquí se transcribe un ejemplo tomado del Facebook que Rolando Paolucci dispara a través de una foto de una persona característica de la comunidad bernalense, de la inmigración vasca y del comercio de vendedores ambulantes, en este caso "el lechero", que la modernidad (y la higiene en el caso de la leche) dejó atrás. Otros amigos ofrecen su aporte:

Disparador de Rolando Paolucci: La imagen nos muestra a Tideo Elisiri en su carro de lechero haciendo el reparto en Barrio Parque (Uriburu y Deán Funes) en la década del ’60. La familia Elisiri explotaba un tambo que estaba instalado en Espora y Caseros, en la actualidad Tideo se dedica al mantenimiento de los jardines de la zona.
TIDEO ELISIRI
Alejandro Gibaut Se ve atrás el quiosco de diario que todavía está funcionando. Llegué a ver al repartidor de leche. En mi casa nos dejaban las botellas de vidrio de boca ancha, pero, era chiquito, no recuerdo quién era. Principios de los ‘70 en Barrio Parque.

Marisa Abadie En mi barrio venía Julio y su hermano, vivían en Maipú casi Zeballos. Traían la leche en unos tarros grandes y mi abuela salía con una lechera de dos litros a comprarles. A mi no me gustaba. Había que hervirla y le quedaba una capa de nata que me parecía horrible. Yo era feliz cundo iba a la casa de mi abuelo en la Boca porque allí compraban la leche La Martona que ya venía pasteurizada y me parecía una delicia. Mi tía me la servía en unos vasos altos con chocolate Vascolet y lo tenía que revolver con una cuchara larga para que hiciera espuma ¡Hermosos recuerdos!

Miguel Angel Rodriguez Mayo Uno de los asiduos al Club Bernal (se refiere a Tideo Elisiri) en épocas de sus inicios y hoy aún desarrolla actividades en Barrio Parque "El Abuelo". Lo cruzo de vez en cuando y nos acordamos de aquellas buenas épocas.

Manrique Tejedor Me acuerdo de Tideo. Yo vivía a la vuelta de su casa, en Olegario Andrade, La otra persona que repartía en carro, pero vino de la costa en esos tiempos era don Pedro Guibaudi, su caballo se llamaba Pícaro.

OTRO EJERCICIO DE MEMORIA
Alejandro Gibaut en su página: "Bernal, su historia y su gente" reproduce una foto de Rolando Paolucci que puso de muro en su facebook; foto que llegó a EEUU y aportó una novedad para la microhistoria:



Rolando Paolucci Imagen del andén de la estación de Bernal de la línea Roca hacia plaza Constitución en la década del '50. La fotografía original formaba parte de una colección de Alcibíades Rodríguez que fue cedida en forma de préstamo al comercio Rozas (de prendas masculinas), ubicado en la calle 9 de Julio casi Belgrano, para decorar su vidriera.

Marisa Abadie El gran Alcibíades Rodríguez, Dios lo está premiando por la hermosa persona que era. Gracias a él tenemos maravillosas fotos del pasado de Quilmes. Se merece el mejor de los homenajes.

Manrique Tejedor Cuando vivíamos en Bernal, entre los ‘50 y finales de los ’60, mi papá trabajaba en Avellaneda, en las oficinas de SEGBA. Todas las mañanas tomaba el tren y en el año ’68, inmigramos a Estados Unidos. Cuando él regresó de vacaciones en el ’75, acordándose de esos años, quiso traerse un recuerdo y le compró la campana al guarda de la estación. Aquí está, ahora, en Orlando, Florida, EEUU.

Alejandro Gibaut ¿¿¿Esta era la campana de la estación de Bernal???

Manrique Tejedor Esta era la que estaba a mediados de los setenta.

Alejandro Gibaut ¡¡Gran foto y anécdota, gracias!! ¡Qué lindo tener algo que represente el lugar de uno, más allá de estar viviendo lejos! ¡Y si es de Bernal, mejor todavía!

VARIABLES
De aquí surgen numerosas variables: el sentido de identidad y de pertenencia a un lugar; el compromiso con los afectos; la prevalencia sobre las cosas sencillas en un mundo rasgados por el materialismo; el reconocimiento a quienes colaboraron para hacer los cimientos; analogías que aportan otros recuerdos…Hace historia es hacer memoria y viceversa: hacer memoria es hacer historia. Chalo Agnelli