martes, 8 de julio de 2014

JUAN MANUEL COTTA - ENTREVISTA PERIODÍSTICA DEL DIARIO CRÓNICA DE BERNAL, 1937

Desmenuzamos una entrevista que Máximo Salaberry director propietario del periódico “Crónica” de Bernal, hizo al profesor Juan Manuel Cotta, director de la Escuela Normal de Quilmes, en 1937, correspondiendo con el 25º aniversario de la fundación de la Institución. [1] 
Una visión retrospectiva desde el presente al pensamiento, los deseos de un educador… y aprendiendo de sus palabras y creencias. Cotta era director de la Escuela Normal desde la jubilación del director-fundador Prof. José Sosa del Valle en 1932. El accionar de Cotta en la educación y la cultura sobrepasó los límites de la Institución y cobró en todo Quilmes una figuración notable que quedó indeleble en al memoria del toda la población. 
Para no interrumpir el discurrir de la entrevista, en las notas al pié se realizan las reflexiones y argumentaciones que promueve el señero educador. (Chalo Agnelli)
“El tiempo, el viejo estafador calvo” 
Ben Johnson 
“Somos cautivos del tiempo y rehenes de la eternidad 
Boris Pasternak

ANUARIO CRÓNICA [2]- ENERO 1937 – CULTURA 
1.- ¿Cree Ud. que desaparecerá el analfabetismo en el país, que hoy se calcula aún en un 20 % entre los jóvenes conscriptos y en la progresista ciudad de Bue­nos Aires alcanza al 5% en general? [3]

JUAN MANUEL COTTA.- Si creo que desaparecerá el anal­fabetismo en el país, tal vez antes de cincuenta años (1987) Si así no fuere, por causas que no es fácil prever a los humanos, que Dios nos perdo­ne. “Creer”, conforme al espíritu de su pregunta, equivale a “tener fe” en la acción conjunta de la cul­tura y el progreso de la Nación. “Creer”, por la misma razón, es igual que “desearlo”. Pues, como educador y argentino, lo deseo de corazón. Otros lo desearán de igual modo. Y como el desear es la fuer­za inicial del hacer, no dudo que el deseo unánime de los compatrio­tas y de los extranjeros que nos acompañan en la gran cruzada, al­cance el ideal máximo de un pue­blo civilizado: la absoluta desapa­rición del analfabeto.
2.- ¿Qué obras de cultura cree Ud. que existirán en Quilmes en 1985?

JUAN M. COTTA.- ¿Obras de cultura de Quilmes en 1985? Me agradaría más verlas y aplaudirlas entonces que profetizar­las hoy. . . Y las veré. [4] Para esa fe­cha no habré aún cumplido "cien años. Y todo hombre de fe y per­severancia, debe, por lo menos, as­pirar a vivir un siglo. Si Ud. quie­re, dejemos el asunto para charlar­lo en esa oportunidad, en alguna de las salas del futuro edificio de la Escuela Normal, convertido en foco de múltiples actividades cul­turales. La institución, con sus gim­nasios, jardines, salas de arte, museos, bibliotecas, cine instructivo, gabinetes, sala de primeros auxilios y odon­tología, instituto de orientación vocacional, talleres de manualidades, huertas de ensayos y estudios botánicos, zoológico escolar, salón de conferencias, etc., velará por la sa­lud y educación de los niños; extenderá su acción a los hogares; se­rá lo que debe ser y no es posible mientras un criterio amplio y ge­neroso no nos ofrezca lo que se ne­cesita para ello. [5]¡Cómo les sacare­mos la piel en el año 1985 a las sombras cuyos nombres nadie recor­dará ya por no haberse vinculado felizmente a obra de tanta trascen­dencia y patriotismo! El Colegio Nacional, la Escuela Industrial, al­guna Escuela de Comercio, alguna Facultad, alguna Academia de Ar­te,[6] etc., serán focos también irra­diantes de labor intensa en locales cómodos y bien provistos. No creo ni espero otras novedades ni hacen falta. Lo esencial será perfeccionar, intensificar por la comprensión y cooperación del vecindario y autoridades lo que se tiene que es excelente y dispone de programas para algo más de cincuenta años. Las universidades son obras de siglos que se perfeccionan a la par de los adelantos científicos y la capacidad mental y moral de los estadistas.
3.- ¿Debe la escuela transformarse para esa época? ¿Cómo cree Ud. que será? 
J. M. COTTA.- ¿Si debe transformarse la escue­la para esa época? Vivir es trans­formarse. Por tanto, la escuela se transformará a la par del progre­so. Transformarse es lo mismo que andar al ritmo de los tiempos. No andar es retrogradar o morirse. La escuela, que es síntesis o fruto de la cultura, es inmortal. En un so­neto para los niños he dicho acerca; de la escuela: “De aquí saldrá la chispa redentora; / de aquí saldrá con vuelo el pensamiento; / de aquí saldrá encarnado el sentimien­to; / de aquí saldrá el amor, la luz, la aurora… / Todo saldrá de aquí… “etc.

4.- ¿Como medio de cultura la ra­diotelefonía desempeñará gran papel? ¿Tendremos difusora netamente culturales entre nosotros? ¿Qué actividades des­arrollarán las broadcastings en el porvenir?... ¿Y la televisión? [7] 
J.M.C.- creo que la radiotelefonía y la televisión prestarán un gran servi­cio evolucionadas como no es una fantasía suponerlo. Con una llavecita a la derecha y otra a la izquier­da, tendremos el escenario y la voz del teatro. [8] Eso influirá en las bue­nas costumbres domésticas para la grandeza moral del mundo. [9] El cine ha hecho demasiado callejeros a los hombres y mujeres; a muchos los ha desorientado o vuelto tontos. Las radios, con mala música y mal len­guaje, pobreza artística y multipli­cidad de usos, destruyen lo que el buen libro, la buena prensa y la es­cuela se esfuerzan por cimentar. [10] La Radio A, transmitirá anuncios de tiendas, precios de los mercados y alguna polka como característica pa­ra quebrar la monotonía; la Radio M, música clásica; la S, bailables; la P, teatro; la T, cuentos infan­tiles; la X, noticias policiales; la R, conferencias magistrales, etc. Po­drán o no intercalarse breves avisos. En caso contrario, con el control que ha de existir, la empresa (radiofónica) vivirá de las cuo­tas pequeñísimas que cada oyente abone por mes o por sintonización. 
5.- ¿El arte, qué camino cree Ud. que seguirá para entonces?
J.M.C.- ¿Qué camino seguirá el arte?... El único que de cuando en cuando olvida: el que lleva al artista a la realización de obras bellas por el sonido, el cincel, la tela, el orden arquitectónico, la palabra...Y be­lleza será siempre lo que deleite desinteresadamente el espíritu. Lo extravagante, lo excéntrico, lo que va deliberadamente contra la armo­nía, el ritmo, la medida, el color, puede ser aún obra del genio que no ha dado con su tecla y motivo para que los audaces que hacen es­cuela de los desperdicios “novedo­sos” se crean también tocados ma­ravillosamente por la mano del Creador. 
6.- ¿Qué influencia y perspectivas tendría esta reforma al llegar a 1985?
J.M.C.- La consecuencia de todo eso no será otra cosa que el natural resul­tado del progreso. Andar... Vi­vir... El que va por su sendero en pos de algún afán podrá cargarse de lodo las suelas, más nadie le arrancará del alma la experiencia de su vida, la visión de muchos paisajes, el eco de las más variadas melodías, la gratitud de unos, el amor de otros.
 7.- ¿Qué propiciaría Ud. como in­mediato para mejorar el grado cultural del pueblo? 
¿Qué propicio como instrumento inmediato para mejorar el grado de cultura del pueblo? Ya que la ver­dadera prueba de cultura la ofrece: la tolerancia en cuestiones religio­sas, políticas y sociales, para satis­facer esta pregunta, amigo director, aconsejo la lectura de “¿Dios es amor?”[11]
Compaginación y argumentación Prof. Chalo Agnelli
Nota periodística gentileza Sra. Blanca Cotta
Fotos, Archivo de la Escuela Normal de Quilmes

NOTAS
 [1] El diario La Prensa de octubre de 1937, también le hizo una entrevista al profesor Cotta con motivo de esta celebración. Ver en “Historia para un centenario” Ed. Jarmat. 2012.
[2] En enero de 1922 aparece en Bernal el semanario informativo "CRONI­CA" publicación de arraigo y difusión en la progresista localidad vecina, fundado por Bernabé y Máximo Salaberry, el primero como director y el segundo como secretario de redacción. Luego quedó en manos de este último, el señor Máximo Salaberry, periodista de larga actuación, que ha sabido popularizar la hoja que refleja sus inquietudes, encaminadas siempre a bregar por el engrandecimiento social y culturan del medio en que actúa. "Crónica" publica anualmente una edición extraordinaria dotada de nutrido material gráfico y literario, habiendo lanzado en oportunidad de acontecimientos notables ediciones extras. Poseía talleres propios y han sido cronistas, redactores o colaboradores del mismo Raimundo Calcagno, Américo Penzi, Amílcar Lampi, T. Aquilar, David Tolzes, Juan Carlos Buceta Basigalup, Julio E. Faggiano, Adela García Salaberry, Raquel Adler, César Premoli, el reportero gráfico Santiago de la Fuente y en la administración, Francisco Oppido, Francisco Urtasun, y otros (perduró hasta 1969)
[3] El analfabeto se encuentra en las capas más pobres de nuestra sociedad, debido a que no ha podido acceder a un digno sistema educativo. También consideramos que influye en gran parte en el porcentaje de desocupación ya que el requisito principal para insertarse en el ámbito laboral, es tener los estudios primarios y secundarios completos. La última medición que se hizo del analfabetismo fue en 2010 y se calcula en un 1,9 % Leer más: http://www.monografias.com/trabajos10/analfa/analfa.shtml#ixzz36qBBFP7N
[4] Cotta no vio esos cambios pues falleció el 20 de junio de 1964, tenía 77 años. En 1987, Cotta hubiera tenido 100 años.
[5] El viejo edificio de la Escuela Normal se comenzó a derribar en cuando comenzaron las obras del nuevo establecimiento. En 1985, el profesor Cotta no hubiera visto cumplido su deseo y hoy, 2014, aún muchas de las cosas que desea para esa Institución están destino alguno. .. y pasaron 77 años.
[6] La Escuela Nacional se había fundado en 1922 y compartía el establecimiento con la Escuela Normal en contra turno. La Escuela Industrial nació el 24 de Agosto de 1924, en la esquina de Brown y Lavalle, como Escuela de Artes y Oficios de la Nación, fue creada por decreto N° 369 del presidente Marcelo T. de Alvear, siendo en ése entonces el Ministro de Instrucción Pública y Justicia Sebastián Sagarna. Eran instituciones jóvenes aún en Quilmes. La Escuela de Enseñanza Media Nº 15 de Quilmes - "República del Perú", El viejo Comercial de Quilmes, que promoviera el maestro Agustín Bottaro, su primer director, fue creada el 15 Marzo de 1941 por iniciativa de un grupo de docentes y padres de familia, se llamaba Instituto Adscripto Comercial de Quilmes, con sede en la calle Alsina 370, frente a la plaza San Martín. La Escuela de Bellas Artes “Carlos Morel” se fundó en 1942. La Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) con sede en la localidad de Bernal, fue creada por ley nacional 23.749 de 1989, en 1991, tuvo lugar el primer ciclo lectivo y fue normalizada el 12 de diciembre de 1992. 
[7] Broadcasting, literalmente difundir o esparcir ampliamente, es un término inglés que designa el servicio de emisión de señales de radio. Luego se generalizó el término radiodifusión, tanto para radio como radiodifusión sonora (solo audio) Manfred von Ardenne logra su primera transmisión de imágenes de televisión de 24 de diciembre de 1933, seguido de pruebas para un servicio público de televisión en 1934. El primer servicio mundial de televisión electrónicamente escaneada comenzó en Berlín en 1935, que culminó con la emisión en directo de los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936, desde Berlin a lugares públicos en toda Alemania. Las emisiones con programación se iniciaron en Inglaterra en 1936. En 1937, cuando a Juan Manuel Cotta le hacen la entrevista, comenzaron las transmisiones regulares de TV electrónica en Francia y en el Reino Unido. Esto llevó a un rápido desarrollo de la industria televisiva y a un rápido aumento de telespectadores, aunque los televisores eran de pantallas pequeñas y muy caros. Estas emisiones fueron posibles por el desarrollo de los siguientes elementos en cada extremo de la cadena: el tubo de rayos catódicos y el iconoscopio. 
[8] Ya la técnica superó la “llavecita” para recorrer el dial o buscar el canal, ahora todo es oprimir botones y con control remoto. 
[9] Y también deterioró algunas buenas costumbres e impuso muchas malas, pues, por ejemplo, la televisión transformó el círculo en trono a la mesa familiar, en un semicírculo, donde la vista y el oído están puestos en el televisor que domina la escena. Esta preeminencia de la televisión redujo la “conversación”, el diálogo entre los miembros de la familia. Todos estos y muchas otros males ya no se podrán superar, hay que crear una realidad contando con la televisión. 
[10] Ajeno a las normas del liberalismo, Cotta propone una radio controlada por el estado ya sea privada u oficial, lo que hoy resultaría un atentando a la libertad de prensa… 
[11] 1ra. de Juan 14: 8. “El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor”. (Chalo Agnelli)