lunes, 14 de abril de 2014

MONUMENTO AL GAUCHO CARRERO Y ALGUNAS APORTES HISTÓRICAS.



El periódico Perspectiva Sur nos pone al tanto de la feliz inauguración de obras en Ezpeleta y del emplazamiento en la plaza ubicada en Hipólito Yrigoyen y Tupungato, a una cuadra de la estación de esa localidad quilmeña, de un monumento a los Gauchos Carreros. La iniciativa de la Agrupación Carreros del Sur, junto a la Dirección de Tradicionalismo de Quilmes, destaca este antiguo oficio, símbolo de nuestra cultura territorial.
La obra escultórica es de la reconocida artista quilmeña Norma Cistaro, directora del Museo de Artes Visuales Víctor Roverano, donde, desde hace algunos años, viene realizando una obra imponderable.
El intendente Francisco Gutiérrez inauguró el Monumento. Se trata de la primera escultura que se erige en la provincia en homenaje a este antiguo oficio, símbolo de nuestra cultura territorial. El jefe comunal destacó la actividad del carrero y su importancia en los repartos y el transporte de mercadería y correspondencia.
"Es una obra muy linda, con todo un símbolo del carrero y un reconocimiento a nuestras tradiciones y al trabajo que desarrollaron como medio de transporte, medio de vida, crecimiento y desarrollo", dijo Gutiérrez.
Recordó que era un sistema de vida que "aunque hoy la actividad fue desapareciendo aún existe en algunas zonas de la provincia y el interior del país".

Norma Cistaro y el Int. Gutiérrez descubren la placa del homenaje (foto de la Municipalidad de Quilmes)

Luego del izamiento del pabellón nacional y la entonación del Himno, se procedió al descubrimiento del monumento, de las placas recordatorias por parte del Municipio de Quilmes y de la agrupación Carreros del Sur y a la bendición del monumento símbolo del oficio del carrero.
Desfile de carros y carruajes (foto Perspectiva Sur)

Desde la nueva plazoleta «Carreros quilmeños», el intendente de destacó las obras realizadas por el Municipio, “Desde que inauguramos estas calles con la iluminación y el asfalto completo cambió el barrio”, dijo Gutiérrez. La secretaria de Obras Públicas, Roxana González, informó que como parte del plan de obras de pavimentación se inauguraron seis cuadras, “cuatro por Tupungato y dos por Río salado, con las colocación de carpetas asfáltica y cordón cuneta, más la construcción de la plazoleta, veredas, bancos, equipamientos y colocación de luminarias
LA OBRA
La artista en un momento de la creación en su estudio de Ranelagh
La artista plástica Norma Cistaro, autora del Monumento, expli­có la construcción de su obra, basada en un estructura de hierro con metal desplegado, cemento y arena. “Primero iba a ser un gaucho pero faltaba algo más y se agregó el caballo como símbolo de la carga, una obra que llevó tres años y ahora pertenece a la comunidad”, dijo Cistaro. Una numerosa comitiva de centros tradi­cionalistas de Quilmes y distritos vecinos desfilaron por la: calle Tupungato con sus carruajes antiguos que se utilizaban para el reparto de leche, verduras y todas las nece­sidades cotidianas. Carros de reparto cortos, a palito, filetes originales y una destacada muestra de trabajo artesanal en los adornos y monturas de los caballos. Adhirieron al evento centros tradicionalistas de Wilde, Avellaneda, Almirante Brown, El Fortín Quilmes; Centro Tradicionalista La Matera de San Francisco Solano; Círculo Tradicionalista El Rodeo de Bernal; Cocheros y Carreros de la provincia de Buenos Aires; la Asociación dé Escritores Tradicionalista de la provincia de Buenos Aires, entre otras entida­des y protagonistas de la cultura regional.
El proyecto en elaboración.
Julio Muñoz, secretario de la Agrupa­ción Carreros del Sur .destacó la actividad como un día muy significativo para los tra­dicionalistas que defienden nuestra cultura. “Para nosotros es el final de un sueño, un monumento en defensa a nuestra cultura y homenajeando al carrero, ese noble oficio que hizo tanto por la provincia y por la república y a la gente que aun lo mantiene vigente”, dijo Muñoz. La agrupación ezpeletense agradeció es­pecialmente a la escultora y artista plástica Norma Cistaro y la gestión del director de Tradicionalismo, Ángel Uriona, como, así también la ordenanza del Concejo Delibe­rante que aprobó el Día del Carrero Quilmeño y la construcción de la escultura.

DÍA DEL CARRERO QUILMEÑO
El Municipio de Quilmes es uno de los primeros distritos que creó una Dirección de Tradicionalismo para preservar y promover las costumbres tradicionalistas y que pro­mulgó la ordenanza que establece el 5 de abril como el “Día del Gaucho Carrero Quilmeño.
El presidente del Concejo Deliberante, José Migliaccio, se refirió a Ezpeleta como una ciudad que se caracteriza por tener va­rios centros tradicionalistas, manifestó: “Instauramos en Quilmes 'El Día del Gau­cho Carrero' el día 5 de abril, en Ezpeleta, en este lugar tan emblemático para la histo­ria de nuestra ciudad, porque esta calle Tupungato tenía las vías del ferrocarril que desviaban de la estación de Ezpeleta a lo que en el año 1800 fueron los Saladeros de Nelson, uno de los más importantes en faenado de ganado más grande de Sudamérica, para nosotros es un orgullo tener emplazada una obra dé estas caracte­rísticas y representación del gaucho carrero”.

SALVANDO ERRORES HISTÓRICOS
Sin afán de ofender, pero en bien de la precisión histórica es necesario aclarar parte de los dichos del señor Migliccio. En 1892, siendo intendente don José Augusto Otamendi, la publicación "Handbow of River Plate", informa (textual) que "... en Ezpeleta, situada a 15 millas de la Capital, está ubicada la fábrica de carne envasada de Nelson que se supone la mayor del mundo, puede faenar 60.000 cabezas de ganado vacuno y 100 ovejas mensualmente". Se refiere a la empresa británica "Higland Scot Caning Company" o el "Saladero de Nelson", como lo llamaba el común. Efectivamente la empresa realizó una prolongación vial hacia sus instalaciones. 
En 1800 no había población en dicha zona salvo la peonado y esclavos de la estancia “El Corbatón” de la familia Gaete-Izarra. La estación de Ezpeleta se inauguró el 1º de octubre de 1890, según consta en la documentación de la línea "Ferrocarril Buenos Aires puerto de La Ensenada". Con el fin de transportar la producción de dicha empresa tanto al puerto de la Ensenada como a la Capital Federal. Y es allí que por la necesidad de mano de obra que requería la "Handbow of River Plate", se hicieron los primeros loteos y se comenzó a poblar la zona. El primer trazado del pueblo se realiza en 1891.
El 19 de diciembre de 1904, según la mensura N° 194 de la dirección de Geodesia, del Ministerio de Obras Públicas de la provincia de Buenos Aires, se funda el pueblo de Ezpeleta (textual): "El 19 de diciembre el Superior Gobierno de la Provincia de Buenos Aires decreta la fundación de un pueblo en el partido de Quilmes frente a la estación Ezpeleta, solicitado por don Carlos Aue por sí y en representación de los señores José Kobliz, Julio Deutch, Emilio Hahn y de la señora Juana Fehling de Kaiser, con calles de 12 metros de ancho aceptando los lotes cedidos para municipalidad, escuela e iglesia, con la ampliación referida a mérito de lo observado por el departamento de ingenieros.
El Saladero de Nelson tuvo poca vida pues por un informe del Dr. Ildelfonso Salas, del 22 de agosto de 1892, director del Salud Pública de la Municipalidad fue clausurado por las pésimas condiciones de higiene en que trabajaban los obreros de la empresa y las condiciones insalubres de la producción, a pesar de la promoción de la publicación "Handbow of River Plate" que intentó refutar el informe del Dr Salas." Ver: de Claudio Schbib "Ezpeleta - Aportes para su historia" El Tiempo Sur. Quilmes, 2011, Pp. 37 y 38) 

 Crónica gentileza del periódico Perspectiva Sur
Nueva argumentación Chalo Agnelli
Director del blog