lunes, 17 de noviembre de 2014

DOCTOR DON PEDRO ELUSTONDO - PRIMER INTENDENTE DE LA LEY SÁENZ PEÑA


Era oriundo de la ciudad de Pergamino donde nació el 8 de julio de 1874. De una familia de inmigrantes vascos. Era un hombre corpulento de considerable estatura y un temperamento afable y cordial en todo momento, aunque intransigente ante la injusticia. Llegó a Quilmes durante el primer lustro del siglo XX. Había estudiado medicina en la Universidad de Buenos Aires. En el ejercicio de su profesión era generoso y altruista, un auténtico médico de pueblo, como lo habían sido los doctores Fabián Cueli, José Antonio Wilde, Edmundo Fierro, Pacífico Díaz e Isidoro Iriarte. Si el paciente no tenía recursos Elustondo recurría a sus bolsillos para paliar la carencia.
Fue, junto al Dr. Iriarte uno de los fundadores del Hospital de Quilmes, donde trabajó muchos años.
Siempre estuvo presente en todas las reivindicaciones populares y las conmociones producidas en las luchas para alcanzarlas como en 1913, ante el asesinato del profesor Alberto de Diego. Activo militante del radicalismo.
El desprestigio que se había endilgado el partido Conservador por hechos fraudulentos y la muerte de De Diego, en los comicios  del 14 de abril de 1918, realizados bajo la intervención federal, dio la intendencia al primer radical en ocuparla, ese fue el Dr. Pedro Elustondo.
Asumió la intendencia entre los años 1918 y 1919 (los intendentes en esa época permanecían sólo un año en el cargo), sustituyendo al conservador Pablo Castro que había estado a cargo del ejecutivo durante siete años (1911-1917)
En el periodo 1920/21 fue vicepresidente 1º del HCD.
Calle Rivadavia y Alvear, un pasacalle promueve la candidatura de Elustondo (1917)
En 1922 fue reelecto para asumir el ejecutivo municipal, asume el 1º de enero y cesó el 31 de diciembre.

Habitaba una casa en la esquina SE de Alem y Sarmiento, donde había vivido la familia Dupuy. Vivía con mucha austeridad pues gastaba su dinero en ayudar a los demás y en sus campañas políticas. No dejó descendencia. 
Fue un entusiasta pelotari en el Club de Pelota Vasca que estaba en la calle Mitre y 25 de Mayo. 
Transcurrió dos décadas de su intensa vida en Quilmes, involucrándose en cuanta iniciativa surgía en bien del desarrollo comunitario.
En 1923, hizo una viaje a Europa y a su regreso se radicó en la Capital, en el barrio de Barracas, cerca de familiares suyos; aunque hacía frecuentes visitas a sus amigos y correligionarios quilmeños. Cuando se retiró del ejercicio de la medicina solía pasar en Quilmes algunos meses del verano disfrutando de tardes y noches con amigos en la Ribera.
El miércoles 12 de enero de 1955, en ocasión de atravesar un paso a nivel en la ciudad de Buenos Aires por un fortuito descuido fue atropellado por un tren.
Contaba 80 años.
La calle Nº  380 de Quilmes Oeste, una cuadra antes de la Av. Calchaquí, entre Venezuela (Ezpeleta) y Lamadrid, lleva su nombre, con que también fue bautizada la Unidad Sanitaria Nº 9 de Bernal.
 
Investigación y compaginación Chalo Agnelli
Quilmes, enero 2005