sábado, 13 de diciembre de 2014

LA MASONERÍA EN QUILMES

 La Masonería tuvo en Quilmes un amplio desarrollo, aunque escasa de miembros. Hemos recibido una invitación de la Gran Logia Argentina de Libres y Aceptados Masones a una conferencia, "¿Qué es la Masonería?" 



PRIMEROS DATOS
Es buena motivación para develar un poco la historia. Para ello recurrimos a la prensa del siglo XIX. Los primeros datos que hallamos sobre la masonería en Quilmes se encuentran en el periódico de Pedro Giménez “El Quilmero” Año 13 N° 1253; noviembre de 1887; donde informa: “Se nos ha asegurado que se fundará en Quilmes una logia masónica, para la que cuentan elementos bastantes en la localidad. Creemos muy realizable la fundación  que se anuncia y los interesados deben llevar adelante su pensamiento."
Luego en una de las actas del Honorable Concejo Deliberante del 9 de diciembre de 1903 se informa que se recibió una invitación de la Sociedad Masónica de Beneficencia “Quilmes” para la inauguración de una escuela mixta”. (Libro 4 – folio 305) [1]
LOGIAS 
En el libro "La Masonería" de Emilio J. Corbiere [2], muy riguroso, editado por Sudamericana en 1998; se menciona como una de las primeras logias la "Logia Quilmes", dirigida por el Venerable A. G. Lovett, secretario H. J. Mars y con templo en la calle Humberto Primo Nº 380 (Pág. 293) Esta logia no figura en la nómina que da la Respetable Logia Unión del Pilar Nº 127 (www.logiauniondelpilar.com.ar/) Pero suponemos es la misma que menciona el acta del H.C.D. antes mencionada.
Siguen: la "Logia Los Primeros Libres de Quilmes", conducida por el Venerable Teófilo Steinhauser, secretario Germán W. Steinhauser y la "Logia General San Martín", fundada el 27 de junio de 1900 por el Venerable don Emilio C. Iturralde (o Ithuralde),  secretario, M. Suárez (Pág. 305 y 370) y el concurso de: Carlos Fasinetti, Francisco Vicenci, Juan B. Mendiharat, Celso Giraldi, Celestino Cabanolli y Pedro Pagonapé; orientada bajo los auspicios del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Esta Logia creó en 1908, la Sociedad de Beneficencia Masónica de Señoras que abrieron la Primera Escuela Laica, única de ese género en aquellos años donde había tantos preconceptos sobre la Masonería, aunque la mayor parte de los próceres de la patria y gran parte de los políticos, presidentes y funcionarios públicos pertenecieron a ella como lo podemos comprobar en el libro de Lappas "La Masonería Argentina a través de sus hombres", pero la historia oficial y quizá los mismos masones previsores lo ocultaban.

También, esta Sociedad de Señoras contribuyó con los hermanos que la componían en 1900, a la fundación de la Asociación Masónica Argentina Asilo Bernardino Rivadavia. 
Teófilo Steinhauser integró la Soc. de fomento de La Colonia durante varios años y fue junto con don Santiago Valerga un precursor del progreso de este barrio "del otro lado de las vías".
Los Primeros Libres de Quilmes, figuran dos fechas de fundación, según Corbiere se fundó el 27 de febrero de 1891 (Pág. 382) y según la página web de la Logia Unión del Pilar se fundó el 1º de abril de 1891, tiene el número de orden 103 en la nómina de Logias Argentinas. Tenía sede en la calle San Martín entre Tres de Febrero (hoy Alem) y Rivadavia. Originalmente contó con 25 integrantes.
La Logia General San Martín fue creada el 14 de noviembre de 1909 y lleva el número de orden 243.
En Rosario el 23 de agosto de 1945 se fundó una logia con el nombre "William Henry Hudson", exactamente en pleno auge del libro "Allá lejos y Hace Tiempo", tras la traducción que hizo el Dr. Fernando Pozzo, comisionado en Quilmes en 1941, junto a su esposa Celia Rodríguez. Tiene el número de orden 394. 
En Bernal el 29 de noviembre de 1927, se creó la Logia Martín Lutero 339.
Bóveda de la Logia "Los Primeros Libres de Quilmes" en el cementario de Ezpeleta.



EN LA HISTORIA LOCAL
Grandes prohombres de la historia local pertenecieron a la Masonería como el Dr. José Antonio Wilde (1814-1885), de quien este año se cumplió el Bicentenario de su nacimiento. Wilde perteneció a a la Logia Consuelo del Infortunio Nº 3 y fue iniciado el 8 de octubre de 1858, a pocos años de haber llegado al pueblo a ejercer su profesión, como el segundo médico local y el mayor referente social. A esa misma logia perteneció su sobrino el Dr. Eduardo Wilde, higienista, héroe en la lucha contra la fiebre amarilla (1871), precursor de la Ley de Educación 1420 (1884) y de la Ley del Matrimonio Civil (1888); una de las personalidades más notables de la llamada generación del
Dr. José Antonio Wilde
80, pero sus ideas y trabajos en pos del bien público y el engrandecimiento de la República no fue reconocida ni por sus contemporáneos ni por la historia, sobre todo por su militancia laicista, en la Capital Federal sólo hay un pasaje con su nombre. Su padre el Coronel Diego Wellesley Wilde y su abuelo Santiago Wilde (James Wild) también fueron masones. [3]

Otras de las personalidades destacadas quilmeñas que integró la masonería fue el jurisconsulto Antonio Barrera Nicholson (1884 - 1943), educador, funcionario en la ciudad de Buenos Aires y en Quilmes integró varias comisiones de bien público; se inició el 25 de octubre de 1909 en la Logia Hijos de Hiram Nº 42 y el 10 de abril de 1925 se afilió a la Logia Colón - Esperanza Nº 111, que presidió en varios períodos. 
TALLERES
El siguiente dato complementario lo tomamos de la Logia Unión del Pilar: "De los 419 talleres que conforman el registro de nuestra Gran Logia, 125 fueron fundados en la ciudad de Buenos Aires, siguiéndole Rosario con 18 y La Plata con 8. A través de sus casi dos siglos de existencia la Gran Logia fue organizada hace 130 años la masonería argentina ha florecido en prácticamente todo el territorio, instalando sus logias en ciudades y pueblos de todas las provincias. Cabe señalar que 125 logias se identifican con nombres propios, siendo los más preferidos Sarmiento (11) y Rivadavia (11), seguidos por San Martín (6), Mitre (5), Lautaro (4), Garibaldi (4) y Colón (4).
De las demás logias, 35 llevan la palabra Unión en su nombre, 22 la palabra Estrella, 15 la palabra Luz y 9 la identificación Hijos.
Compilación e investigación Chalo Agnelli
colaboración Prof. Alfredo Améndola
REFERENCIAS
[1] Agnelli, Ch. "Cuaderno de Identidad 1". Ed Tiempo Sur. Quilmes, 2009
[2] Escritor, periodista y docente universitario. Fue jefe de redacción de Todo es Historia y escribió para Editorial Perfil.
[3] Agnelli Chalo. "Dr. José Antonio Wilde - médico periodista y educador quilmeño - Biografía 1814-1885". Ed. Jarmat. Quilmes 2008.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante. Allí estaré.

Anónimo dijo...

Como siempre, brillantes, ilustrativas, rescatadoras y tanto más son tus investigaciones.
Las sobre la Masonería…son otro ejemplo.Gracias por incluirme en el artículo de google. Se lo envié a mi primo hno., el Prof. Dr. Eduardo Salvati, traumatólogo de fama como su padre Agustín, residente de EE.UU. hace más de 50 años… Quedó muy emocionado al encontrarse con tantos recuerdos de La Boca, los abuelos paternos, etc.Gracias.Tus elaboraciones son ya internacionales, porque se las envié, también, a sobrinos , sobrinos nietos y otros que residen en el exterior, profesionales relacionados con la salud o el humanismo. ¡Ya soy tío bisabuelo por línea de mi fallecida hermana, Ivonne Angelino de Kelly!, quien fuera Profesora y Traductora Pública de inglés, ejerciendo en varios colegios de Quilmes y profesorados de la zona.