jueves, 18 de febrero de 2016

PEDRO DE QUIRÓS, EL PRIMER PROPIETARIO.

El próximo 2 de agosto se celebra el Centenario de la Ley 3627 que dio a Quilmes la distinción de Ciudad, además el 14 de ese mismo mes se recuerda el 350º aniversario de la llegada compulsiva de los quilmes a estas costas del Plata, cuya planta del pie puso la huella fundacional de este Partido, ambas fechas enmarcadas con la celebración mayor que es el Bicentenario de la Declaración de la Independencia Nacional.
Pero yendo atrás, hasta la llegada de don Juan de Garay para fundar por segunda vez la ciudad de la Santísima Trinidad y Puerto de Nuestra Señora de los Buenos Aires, nos encontramos con el primer propietario, o el primero no nativo, pues antes seguramente se paseaban por nuestro suelo, cazaban y pescaban en nuestra Ribera los querandíes.
En el trabajo "Primeros Pobladores y Propietarios de Quilmes", los historiadores José A. Craviotto y César Barrera Nicholson, dan una reseña biográfica de ese primer propietario (pero jamás poblador) del actual casco urbano de Quilmes, don Pedro de Quirós. De esa extraordinaria investigación tomamos esta historia (Chalo Agnelli)
DON PEDRO DE QUIRÓS

Acerca de Pedro de Quirós, propietario de gran parte de la planta urbana de Quilmes, abundan las refe­rencias sobre su persona. De ellas se des­prende que en la expedición de Ortiz de Za­rate figuraba un Juan Alonso de Quirós nacido en 1528, en Zalamea de la Serena, antigua ciudad de la provincia de Badajoz, cuyo origen debe buscarse en la época romana y en donde aún existe la casa del famoso alcalde Pedro Crespo, inmortaliza­do por Calderón de la Barca. Juan Alonso de Quirós, hijo del licenciado Pedro Ramírez de
Mesa [1] era casado con Da. María de Heredia siendo sus hijos Sebastián de Heredia y Pedro de Quirós, quie­nes juntamente con la hermana de Juan Alonso, Da. Francisca de Quirós vinieron con éste desde España.
Este Juan Alonso, pequeño de estatura y con la señal de un lobanillo [2] sobre la ceja izquierda, quedó por teniente de gobernador como se ha dicho en el pueblo de San Salvador y ocupó ese cargo hasta su despoblación en 1577, tratando de defenderlo contra los indios y luchando con sus compañeros para evitar que el desaliento les hiciese abandonarlo.
Poco antes de que esto ocurriera, los contados habitantes de aquel punto fueron sorprendidos por la llegada del mismo Diego de Mendieta, joven alegre y divertido, dado a la juerga y más amigo de reír que de tomar las cosas en serio, teniente de gobernador de Santa Fe depuesto del cargo por mala cabeza, “tronera incorregible” y “cráneo de cascabel”, al decir de un autor. Los socorros que buscó allí para re­cobrar el poder no pudo hallarlos porque Quirós lo apresó y entregó al capitán Es­pinosa que había venido desde Santa Fe para Conducirlo a España.
Abandonada San Salvador como hemos dicho, Quirós pasó a la Asunción donde aun vivía en 1586. Nuestro Pedro de Quirós ha sido dado también como hijo de Juan de Quirós, ex­pedicionario con Álvar Núñez Cabeza de Vaca e hijo de Gonzalo de Quirós vecino de Plasencia provincia de Guipúzcoa. Este Juan de Quirós que con el Adelantado Cabeza de Vaca participó en la expedición terrestre desde las costas atlánticas del Brasil hasta la Asunción del Paraguay, murió cuatro jornadas antes de llegar a destino, en 1542. Ahora bien, Pedro de Quirós, en el año de la partida de Ortiz de Zárate, o sea en 1572, figura en la lista de los expedicionarios como “natural de Venavente, de edad de 28 años”, y por lo tanto nacido en el año 1544. La inseguridad de ciertos datos no permite establecer claramente si este Pedro de Quirós es el acompañante de Garay en 1580, y por lo tanto el primer propietario de estas tierras, hoy quilmeñas. En cambio no puede ser, indudablemente, hijo del que murió en el Paraguay dos años antes de la fecha de su nacimiento.
Se supone con algún fundamento, que Pedro de Quirós estuvo en la recién fundada Santa Fe, en 1572.
Acompañó a Garay desde la Asunción o tal vez embarcándose en
Santa Fe y al fundarse la ciudad de Buenos Aires fue designado regidor de su primer cabildo. Algunos documentos indican que tenía una “señal en la mollera” [3] y que era “encendido de color”. [4] 
El primer propietario de nuestra actual planta urbana, recibió además en el reparto de tierras hecho por Garay, el solar en la esquina de Victoria-Bolívar en la Capital Federal, que hace cruz con el actual edificio del Cabildo. A título de información agregamos que el solar frente al ya señalado como de propiedad de Quirós y que hoy ocupa el nacimiento de la diagonal General Julio A. Roca, “fue permutado en el año 1584, por una guitarra y un caballo”. [5] 
Pocos años después, en 1585, Pedro de Quirós es designado regidor del Cabildo de la ciudad de Concepción del Bermejo en la actual gobernación del Chaco.  [6] Esta ciudad fue fundada en dicho año por Alonso de Vera y Aragón (a) ‘Cara de Perro’, entre cuyos hombres se alistó también Alonso Gómez, primer poblador español de la zona actual de Conchitas (Plátanos)
La primitiva estancia de Pedro de Quirós, sesenta y seis años después del alejamiento de este del Río de la Plata, pertenecía al Alcalde Mayor Provincial del Cabildo de Buenos Aires, Juan del Pozo y Silva, [7] quien la cedió en ese entonces, para que en ella se estableciera la Reducción de los indios Quilmes, recibiendo en cambio tierras que después formaron el conocido por “Rincón de Noario”, a inmediaciones del río Samborombón, una de las más gran­des entre las antiguas estancias bonaeren­ses.
 Plano del piloto Garaicochea, 1718; "suertes de estancias", otorgadas por don Juan de Garay a orillas del Río de la Plata.
                                    Compilación y compaginación Chalo Agnelli 
NOTAS

[1] En aquellas épocas se usaba, indistintamente, el apellido paterno o el materno, empleándose por lo general el que entañaba mayor nobleza. En Portugal aún se estila colocar primero el apellido materno. 
[2] Los lobanillos suelen formarse con tejido adiposo. 
[3] Eufemismo sobre su estado mental, estaba un tanto trastornado, perturbado o quizá era un tanto excéntrico. 
[4] Pelirrojo. 
[5] Dice José Goldar en su Panorama de las artes quilmeñas que se puede suponer que Pedro de Quirós fue el primer músico o intérprete que tuvo el actual Quilmes.
[6] Creada como provincia por la ley 14307 del 8 de agosto de 1951, por Congreso de la Nación. Este trabajo es muy anterior a esta fecha.
[7] Ver en EL QUILMERO del

domingo, 26 de julio de 2015, JUAN DEL POZO Y SILVA, EL TRAJINANTE http://elquilmero.blogspot.com.ar/2015/07/juan-del-pozo-y-silva-el-trajinante.html/