lunes, 26 de septiembre de 2011

MARIANO GIAIMO - EL COMERCIO EN QUILMES

Investigación Prof. Chalo Agnelli
 Don Mariano Giaimo tenía un importante bazar-ferretería en la Av. Centenario 633 al 649 (luego J. F. Uriburu, hoy H. Yrigoyen U.T.: 0040) y Alsina. Junto con los establecimientos de Angelletti, Fornabaio, Deyá, Marchissotti, la Casa  Mariano Giaimo fue a principios del siglo XX, de las de mayor movilidad comercial de Quilmes. Era importador e incluso hacía envíos a todos los rincones del partido y localidades vecinas. La razón comercial de don Mariano Giaimo en Quilmes era vasta.
Se caracterizaba por la extraordinaria variedad de mercancía: artículos de juguetería, electricidad, bazar, menaje, artículos para regalos de todo tipo.
Don Maraino Giaimo con los atributos de su logia
Fue un vecino estrechamente vinculado al progreso local, promotor de notables iniciativas. Su nombre estuvo ligado a la insta­lación de la sucursal del Banco de la Nación, a la Socie­dad Italiana "Cristóforo Colombo" y a la organización del Cuerpo de Bomberos. En 1911, integró el grupo que respondió a la propuesta de Guillermo Ithurzarry (o Ithursarri) para formar la Sociedad de Bomberos Voluntarios de Garibaldi, como se llamó en sus orígenes la Sdad. de Bomberos Voluntarios de Quilmes. El 31 de octubre de ese año firmó el acto fundacional como vicepresidente, presidiendo la entidad don Miguel Oliveri. Será vocal de la primera asamblea que eligió las nuevas autoridades de la Comisión Directiva, realizada el 16 de octubre de 1912, efectuada en el local social de la calle Garibaldi 90. [1]
 Sociedad de Bomberos Voluntarios de Quilmes (El Sol, 1936)
En 1928, fue tesorero de la Comisión Directiva de la Sdad. Italiana, responsable de los festejos del cincuentenario de su fundación, durante la presidencia de Vicente Vaccaro. [2]
El crecimiento industrial que vivió Quilmes a partir de la segunda década del siglo XX, con las consiguientes expansiones demográfica y comercial exigieron de la clase dirigente instrumentar nuevas instituciones.  En 1925, Mariano Giaimo fue co-fundador del Centro Comercial,
Industrial y Propietarios de Quilmes, integrado por las más representativas firmas comerciales e industriales del distrito, con el propósito de velar por los intereses de los asociados, frente a ordenanzas o resoluciones impositivas. El 21 de diciembre de 1925, obtuvo la personaría jurídica y en 1927, Giaimo fue electo presidente de la misma.
En la década de1880, levantó un depósito de harina y cereales en la calle Córdoba 314 (actual Pte. Perón) entre Andrés Baranda y Manuel Quintana, aquí se proveían todas las panaderías del pueblo. A cada lado de este depósito hizo 8 departamentos -  cuatro de un lado y cuatro del otro - de dos ambientes muy amplios y confortables, con patio-galería, dependencias y jardín al frente.
En las puertas de calle de hierro forjado que permiten ingresar a los corredores que conducen a los departamentos aún hoy se pueden ver las iniciales de su propietario original.
En este edificio se instaló en 1919 el cine La Paz [3] de Pedro Mergasi. En los sótanos del salón hubo una "academia" de tango, donde los muchachos aprendían entre ellos las primeras piruetas tangueriles que luego les darían lustre ante los ojos de las señoritas en las pistas de baile, de los clubes de la zona, de los te-danzantes que organizaba la Municipalidad o el Club Universitario.
La casa familiar de don Mariano se hallaba próxima a la esquina de Andrés Baranda y Santa Fe (hoy Rodolfo López), construida sobre terrenos anegadizos que adecuó con un relleno sólido. Fue su esposa Dominga Zito, otro apellido muy renombrado en La Colonia, y sus hijos: Ángel, Sara y María Elena. Esta última puntal de otra empresa que hasta hoy persiste en Quilmes.
TRAS LAS HUELLAS
En el año 1953, al perder María Elena Giaimo a su esposo, Enrique Castro, decide dejar la Capital Federal, donde vivía, y volver a Quilmes. Eran años difíciles ya que la abuela tenía que enfrentar la vida con sus 3 hijos: Enrique, Emilio y Mariano Castro Giaimo, que aún eran pequeños. Pocos años después los hermanos Castro comienzan a trabajar para su primo Ernesto Scrocchi, que poseía uno de las pocas funerarias en La Colonia (C.Pellegrini 311 U.T.: 1347). Alcanzada la experiencia y los conocimientos en los servicios fúnebres los hermanos Castro inauguran la Cochería Castro Hnos. en Andrés Baranda 269. En los primeros tiempos la actividad se desarrollaba bajo la razón social 'Scrocchi,' pero por disposición municipal debieron desarrollar la actividad como Castro Hnos. que hasta hoy persiste.
IDENTIDAD
Genuina muestra, esta última, de cómo aquella fuerza inusitada de la inmigración creó espíritu de lucha y transformación que dieron a nuestra Argentina una identidad indeleble que, aún con todos los contratiempos, lo bueno y lo malo, persiste y se trasmite de generación en generación. Don Mariano Giaimo fue pionero y patriarca de una numerosa familia y de una comunidad que se expandió por todo Quilmes y la región 'gransudbonaerense' en redes y rieles que aún prevalecen.
Prof. Chalo Agnelli
Periódico El Plata, colaboración Mora Camarero Deprati
Revista “Cien ciudades argentinas – Quilmes” 1927. Pp. 22 y 37
Foto de Don Mariano Giaimo gentileza de Hernan Castro, bisnieto
chaloagnelli@yahoo.com.ar
BIBLIOGRAFÍA
Schbib, Claudio "Fuego y agua". Ed Tiempo Sur. Quilmes, 2000.


NOTAS

[1] Ver “Fuego y Agua” de Claudio Daniel Schbib, Pp. 29; 33 y 170
[2] Ver: “Un nombre para la historia de Quilmes” de Carlos Eusebi.
[3] Ver “La Colonia de Valerga – historia social del segundo barrio de Quilmes” del autor de este blog.

1 comentario:

Anónimo dijo...

HERNAN CASTRO DICE: Muy emocionante encontrar este artículo brillante sobre mi bisabuelo Mariano Giaimo, uno de los tantos inmigrantes que hicieron grandes este "Pueblo", hoy Ciudad de Quilmes... Agradezco al Profesor Chalo Agnelli, Una alegría poder compartirlo en 2016 con Mi Viejo..