lunes, 3 de junio de 2013

EXTRACTO DE LA HISTORIA TEATRAL EN LA COLONIA


                         EL TEATRO 
Chalo Agnelli
Después de aquella primera puesta en escena fundacional, un 31 de marzo de 1877, en que un grupo de jóvenes del pueblo de campaña, que era Quilmes, donde se empezaban a generar fuerzas de progreso, mucha fue la actividad teatral que se produjo, aquí en nuestro sur.
Vieja municipalidad, primera sala de teatro que tuvo Quilmes
Al primer grupo lo integraban: el músico Antonio Barrera, Manuel Casavalle (hijo del renombrado librero), el escribano José Andrés López (luego Intendente), Indalecio Sánchez, Victorio Silva (en papeles femeninos), muchos les siguieron con el entusiasmo del teatro y todos los imponderables que lo rodean.
No es un hecho comprobado, pero debe haber pocos pueblos y ciudades de la provincia de Buenos Aires y del país, (excluyendo la Capital Federal, por supuesto) que han puesto tanta energía creadora en la producción teatral como lo hizo Quilmes durante 130 años.
José Andrés López
Desde muy temprano la producción literaria del género dramático tuvo su precursor, José Andrés López, polifacética personalidad de la historia local que hizo mucho para Quilmes, cuando entre enero y abril de 1879 en su periódico El Eco de Quilmes publicó su drama en verso Un calavera y en agosto de ese mismo año en el salón de la municipalidad vieja, que estaba donde hoy se halla la Casa de la Cultura, puso en escena "La Pomada Blanca".
Viejo Teatro Colón
También llevaron la actuación al público quilmeño en las primeras décadas del siglo XX, el elenco dirigido por Dora Barrera Nicholson y grupo llamado “El Círculo”, promovido por el odontólogo Emilio Muari Casabal, director a su vez de el periódico “El Plata”. 
Dora Barrera Nicholson de Ricagno
Hicieron escuela en la actuación en Quilmes Roberto Amigo y Carlos Canesa junto con Seti y Aspitia. Amigo era vecino de La Colonia vivía en una casa frente a la calle Pellegrini casi las vías además era cantor en algunas orquestas típicas de la zona. “Aclaro que soy quilmeño / de cuando Roberto Amigo / cantaba Tomo y Obligo / o algún estilo sureño / Quilmes del viejo diseño / de Seti, Aspitia, Canesa, / que nos dieron las bellezas / de aquellas obras teatrales, / versos, prosas inmortales / de inconfundible pureza.”.
Cine Teatro Empire de la Soc. Española
La historia es amplia y extensa. La Colonia tuvo un extenso movimiento teatral que, como aquellos del siglo XIX, impulsaron un grupo de jóvenes que lo diseminaron por todo el Partido y vecinos.
Las reuniones fundacionales se venían realizando desde 1947 en la confitería Colón de los Revolé, frente a la estación, cuando: “... nuestra querida ciudad, baja por entonces, pero muy limpia, muy tradicional, comenzaba a desperezarse de un sueño de siesta de aldea, de jazmín criollo, de tosca, de olor a lúpulo importado, de pitos de 7, de 11, de 1 y de 5, de chapoteos de playa, y de rambla con olor a chorizo...” Describe Antonio Di Noto, uno de aquellos veinteañeros fundadores, vecinos del barrio.
Empezaron con Di Noto: Ernesto Comesaña, Obdulio Manini, Armando Salvo y Norberto Martín, su director desde el comienzo Con tenacidad llevaron adelante su sueño.
Elenco Luz y Sombra
 La primera obra la pusieron en los altos del cine Moderno, "La honra de los hombres" de Jacinto de Benavente, el 11 de octubre de 1947. 
Elenco teatral de La Verdi, Bernal (circa 1960)
"Nace el Luz y Sombra"
La segunda pieza fue "El hombre que yo maté" del dramaturgo en ciernes, Norberto Martín presentada en el Club 12 de Octubre con escenografía de Francisco Fernández Melo, Gerónimo Narizzano, Enrique Martinotti y Ludovico Pérez.
El grupo había adoptado el nombre Tiempo y Espacio. Y el 15 de abril de 1949 nació el Elenco de Teatro Luz y Sombra. El nombre, fue ocurrencia de Antonio Di Noto y el bautismo se festejó con otra obra de Martín "Cadenas de siempre".
  Norberto Martín, apuntando, Ninoto, María Rosa Peters y Victoria Rey
En 1951 el teatro llegó a La Colonia, cuando se abrió al público una sala teatral en Bernardo de Irigoyen 741, propiedad de la familia de Norberto Martín. Su padre le permitió adecuar unas habitaciones que se fueron haciendo sala, primero de ensayos y en julio de 1955 se inauguró oficialmente el primer micro teatro de la zona, de reducidas dimensiones. Tenía platea y pullman con capacidad para 60 personas, escenario, cabina de luces y telón de boca. Hasta se contaba con una somera marquesina. Las sala se inauguró con Ha llegado un inspector” de Priestley.
Muchas obras se representaron allí y recitales poéticos, funciones de títeres organizadas por las hermanas Leticia, Alba y Beatriz Corsiforti, conferencias por parte de Antonio V. M. Rocca y conciertos de piano, violín y guitarra a cargo de José María Molinari, Francisco Caparelli, Carlos Palla, Ricardo Agara y Carmelo Trápani, integrantes del "Quinteto Armonía".
El público llegaba de todos los rincones del Partido, en tranvía, en coche, el sulkys y carros de las chacras que circundaban el barrio.
En 1958 se estrenó "La zorra y las uvas" de Figueiredo que contó con la creatividad de Aldo Severi para la escenografía. Siguieron: "Los hijos grandes" de Geraldy, "El espárrago" de Duverbois, "Los de la mesa" 10 de Dragún; Yerma de García Lorca.  En 1959, "El baile de los ladrones" de Anouilh, con escenografía de Manuel Oliveira, realizada por sus alumnos de la Carlos Morel.
La mano diestra de nuestros más representativos creadores se reunían en empresas de notable repercusión social. Vinieron "Un amante en a ciudad" de Ezio D´Errico y la trayectoria del microteatro de Bernardo de Irigoyen se cerró con Tovarich de Deval, en 1961.
 La sala fue quedando chica y en mayo de 1961, dejaron el barrio y se trasladaron 'al otro lado de las vías', Moreno 635; un lugar especialmente adaptado como teatro. Con el correr de las puestas en escena, Luz y Sombra llegó a ser el Grupo de Teatro Estable de la  Municipalidad, el 16 de setiembre de 1967; inaugurando su nuevo período con la obra "La Celda" de Norberto Martín; puesta en el Salón de Actos de la Casa dela Cultura.
Hoy a 64 años de aquel 15 de abril, ese grupo de voluntariosos actores que gestaron el Luz y Sombra en La Colonia, son parte de la historia cultural quilmeña: Ramón Abal, Alfredo Álvarez Santomé, Olga Amelié, Enrique Andreu, Mario y Roberto Arias, Zulema Barrabino, Carlo Bassi Bruno, Luis Bayón, Leonor Brigo, A. Bugatto, Antonio Cabado, Antonio Caltabiano, Luis Capponi, Ramón Carrascal, Alberto Casal Taján, Ernesto Comesaña, Ricardo Cornaglia (h), Leticia Corsiforti, Alfredo Cortés, Antonio Di Noto, José Drago, Chiquita Duró, Irma Edreira, Alfredo Faces, Marta Ferrer, Ángel Fetsis, Héctor de la Fuente, Mauricio Falsetti, Jorge Feresín, Miguel A. Gil, Aída Giménez, José Abel Goldar, Delia Grasso, Alba Grazioli, Ricardo Hollman, Rubén Horgenberger, María Jordán, José Jové, Inés Kessler, Oscar Krasevich, Enrique Lanzillotta, Horacio y Norberto Martín, Lilia Maserdotti, Carola Mecossi, Héctor Montalvo, Jorge Novoa, Hugo Patiño, Mircia Paz, Pilar Pérez, Ma. Rosa Peters, María Elena Pucciano, Marta Ravagnán, Vitoria Rey, Cacho Romano, Raúl Rotelo, José Salort, Armando Salvo, Concepción Seijo, Inés Sersel, Juan Silva, Héctor Tarrié, Enrique Tavella, Helena Trytek,  Estela Urcelay, Julio Vaccaro, Pura Villaverde, Luis Vidal, Norma Zoppi... 
Club Alsina
Los clubes del barrio tuvieron su espacio teatral. En el Alsina el elenco dirigido por Romeo Gomareschi brindó en 1952 varias obras como: "Poncho serrano", "En un burro tres baturros", Retazos. El conjunto teatral Argentino, que dirigía Carlos Duval y Juan C. Cetala, inauguró sus actuaciones con la obra "El vasco de Olavarría" en esas instalaciones.
El Luz y Sombra, en 1952 representó entre otras El pescador de sombras de Sarment, El rey Caudaules de Gide, bajo la dirección de Norberto Martín y Ernesto Comesaña y luego "Todos eran mis hijos". 
El 15 de mayo de 1954 en el Alsina se creó la Agrupación teatral Romeo Gomareschi debutando con el drama La Santa También fue sala teatral el cine Avenida de Sáenz Peña y 12 de Octubre, donde en 1952 se presentó Simulacro de Réquiem de Norberto Martín.
El Club 12 de Octubre tuvo en el Sr. Manini su director de teatro. En 1960 fue sede del tercer concurso de teatros independientes del partido de Quilmes, donde ganó "Antígona" puesta por el elenco del barrio, Luz y Sombra y con el coro de la Sdad. Italiana. 
Numerosos fueron los elencos que proliferaron en el partido de Quilmes. Casi todos los clubes tenían sus elencos de entusiastas novatos. Hasta hubo elencos operísticos en la Soc. Italiana. La historia del teatro en Quilmes es sumamente extensa, siempre incompleta e injusta por el olvido a tantos nombres que la enriquecieron generosamente.


"Panorama de las Artes Quilmeñas" del historiador José Abel Goldar y "Teatro Municipal Luz y Sombra - en su 25 aniversario 1949-1974" y "La Aventura Teatral Quilmeña" de Oscar Rodríguez Carabelli, dan un pormenorizado estudio de la dramaturgia quilmeña. [1]
 Compilación, Chalo Agnelli
VCER EN ESTE BLOG

EL TEATRO EN QUILMES - AYER Y HOY – 1ª PARTE del domingo, 31 de julio de 2011 en http://elquilmero.blogspot.com.ar/2011/07/el-teatro-en-quilmes-ayer-y-hoy-1-parte.html


EL TEATRO EN QUILMES AYER Y HOY - 2ª PARTE del martes, 2 de agosto de 2011 en http://elquilmero.blogspot.com.ar/2011/08/el-teatro-en-quilmes-ayer-y-hoy-2-parte.html

HISTORIA DEL TEATRO QUILMEÑO – 3ª PARTE del jueves, 4 de agosto de 2011 en http://elquilmero.blogspot.com.ar/2011/08/historia-del-teatro-quilmeno-3-parte.html


NOTA
1.- Libros que se pueden hallar en la Biblioteca Popular Pedro Goyena de San Luis 948.