lunes, 9 de septiembre de 2013

"LOS EUCALIPTUS ", EL BARRIO MÁS AUSTRAL DE QUILMES (COLABORACIÓN)



Lic. Juan Corvalán
Al ver un mapa del Partido de Quilmes se observa, que el extremo Sudoeste del mismo es una prolongación que escapa a la cuadratura general del resto. El desplazamiento continúa hasta la intersección de Av. 24 y el Arroyo Las Piedras, gran parte de esta área es el barrio “Los Eucaliptos” que desde el año 1950, cada 9 de septiembre, suma años a su existencia.
Como en el resto del distrito de Quilmes, de Los Eucaliptos existen documentos que permiten reconstruir su historia al menos desde la segunda fundación de Buenos Aires, acontecida en 1580. Es preciso aclarar que esta información se encuentra dispersa en archivos nacionales, provinciales y municipales, y algunos fragmentos de estos han sido citados en las numerosas investigaciones realizadas sobre nuestra región. 

LA HISTORIA ANTERIOR AL BARRIO 
En varios artículos hemos subrayado la trascendencia de la Av. Donato Álvarez como límite Oeste de las propiedades coloniales repartidas por Juan de Garay en 1580, a tres de sus colaboradores: Pedro Gerez, Pedro Quiroz y Pedro De Izarra, dentro de los límites actuales del Partido.
Con el transcurso de las décadas los intereses económicos se orientaron a actividades agropecuarias, en mayor medida a las pastoriles. Por tal motivo las propiedades rurales adquirieron mayor valor y estima, generando una diversificación en sus otorgamientos y dimensiones, de esta manera el ordenamiento original fue complementado con otros repartos discrecionales y en algunos casos superpuestos a los anteriores.
Entre los Siglos XVII y XX, encontramos como propietarios de la zona a: Antonio de Aspitía, Domigo Agustín Castro y María Aguilar Herrera, Félix De La Cruz, Orden de San Francisco, Pedro Rubio y la Familia Obligado – Claypole. Esta síntesis es posible realizar por que las tierras que hoy ocupa el barrio "Los Eucaliptos" se mantuvo indivisible, a pesar de los distintos parcelamientos que se sucedieron a lo largo de estos siglos. El dato recién expuesto no es menor, si tenemos en cuenta que esta área fue zona de deslinde de propiedades, con acceso a un curso de agua (Arroyo La Piedras), y a partir de mediados del siglo XIX de municipios y para colmo de tres.
Sin lugar a dudas todas las transacciones mencionadas son importantes, sin embargo entendemos que tres de ellas, sumada una legislación provincial, que impactan directamente en circunscribir al barrio. El primero de esos hitos, es la venta de una porción de las extensas tierras, que se extendían desde el hoy Partido de Florencio Varela, de Félix de la Cruz a la Orden de San Francisco en el año 1773. El segundo es la venta de Pedro Rubio a la Familia Obligado, a la que luego por lazos matrimoniales se uniría la familia Claypole, representada en la persona de Don Manuel Alejandro Obligado, en 1817. Por último, en 1948 cuando los descendientes de la familia Obligado – Claypole realizan la venta que generará los loteos que dieron origen a Los Eucaliptos. Durante este prolongado período de posesión, se promulga una ley que sellará el destino de Los Eucaliptos como parte del Distrito de Quilmes. La Ley de Municipios, la cual se basaba en los límites de las propiedades privadas para la demarcación de los municipios. Dado que el Arroyo Las Piedras, entre la continuación de Av. Lirio (24) y la Av. Monteverde, oficiaba de límite de la propiedad de la familia Obligado, se formalizó esta demarcación como límite entre el Partido de Quilmes y el de Florencio Varela. 

EL ÁRBOL 
La Historia como disciplina posee la capacidad de exponer y demostrar la eterna transformación que generamos sobre nuestro entorno político y económico, como recién vimos. A continuación nos ocuparemos de una muestra de las modificaciones ambientales que introducimos.
La vegetación natural de la Pampa Húmeda son las gramíneas y los árboles no se destacaban por su número ni por su variedad. Era una gran planicie que interrumpía algún que otro ombú. El agudo Domingo Faustino Sarmiento, entendió que la forestación de la región pampeana era imprescindible. “En la pampa son árboles los que se necesitan para quebrar la violencia del Pampero”. Y como hombre de acción que era concretó la entrega de semillas de eucaliptos entre estancieros. El gran historiador oblamien José Alcides Craviotto cuenta que uno de esos estancieros fue Don Andrés Baranda (1807-1880) gobernante municipal en siete períodos, quien recibió personalmente de Sarmiento las semillas necesarias para preparar un almácigo en su quinta de Quilmes, en el año 1858 y hacia 1860 plantó los retoños en campo abierto. Es decir que la identificación y lo característico que se tomara como cotidiano del barrio poseía, al momento de la aprobación municipal del fraccionamiento dictada el 9 de septiembre de 1950, apenas 90 años de arraigo en nuestro país. 

EL BARRIO 
“Los Eucaliptos”, ubicado en el punto más austral del Partido de Quilmes, es uno de los barrios del distrito que se identifica con el mismo nombre, el otro se encuentra en la intersección de Av. La Plata y Lamadrid. Ese “bautismo” tiene que ver con la apelación a los distintivos árboles que encontró la gente para identificar un lugar sin denominación oficial.
En un principio sus límites se hallaban perfectamente determinados, conformando un triángulo: hacia el Oeste la continuación de Av. Lirio (24), hacia el Norte la siempre transitada Av. Monteverde delimitaba estrictamente el área, mientras que el tercer lado lo demarcaba el serpenteante Arroyo Las Piedras.
Cabe mencionar, que a partir de la década del ´80 el Este del área mencionada, comenzó a identificarse con el nombre de la petrolera “Sol” que se instaló.
Este Oeste profundo del Partido de Quilmes: sectores de La Florida, La Paz, Los Eucaliptos y San Francisco Solano; se forjo como respuesta a un exponencial aumento sobre la demanda de operarios para la industria regional y a la consiguiente necesidad de disponer de lugar relativamente cercanos para sus hogares. El Partido de Quilmes de aquellos años se encontraba en franco auge industrial. Todos los aspectos referidos al contexto inmobiliario se encontraban en el tapete. De un lado, la problemática habitacional que no alcanzaba con las plazas que ofertaba los costosos alquileres. Por otro lado, las oportunidades de adquirir un terreno en los diversos loteos que se publicitaban. Entre ambos mediaba, la normativa referida al revalúo de propiedades, a expropiaciones, congelamiento de alquileres, prohibición de desalojos. A nivel Municipal el Decreto del Intendente, Prof. Armando Bucich, ordenando el relevamiento de tierras fiscales de fecha 21 de julio de 1955, denota que el interés por el uso y distribución eficaz de la tierra aún era latente.
Una condición que contribuyó al oblamiento de Los Eucaliptos fue la obra de pavimentación de la avenida Monteverde, que en aquel momento se la conocía como camino a Burzaco y Claypole. La obra fue inaugurada el 5 de octubre de 1945 y unía Camino General Belgrano con la Ruta Nacional 210. Esta accesibilidad se sumaba al servicio que prestaba el Ferrocarril Provincial. Por varias décadas la infraestructura más importante en materia de ingeniería, fue el puente que sorteaba el arroyo las piedras.
Encontramos un aviso que anunciaba que 22 de abril de 1951 la venta de 1.000 lotes arbolados, segunda serie, a cargo de la inmobiliaria Juan Boracchia (h).


Colaboración del Licenciado e integrante de la agrupación Los Quilmes Lic. Juan Corvalán
FUENTES:

Barbieri, L. (1984) Historia del Pueblo de San Francisco Solano y Villa La Florida desde 1926 a 1981. Imprenta López. Quilmes.

Craviotto, J. (1967) Historia de Quilmes: Desde sus orígenes hasta 1941. Archivo de la Provincia “Doctor Ricardo Levene. La Plata

Gullota, V. (1994), San Francisco Solano: una historia para contar. Quilmes: El Monje Editor.

Hemeroteca diario El Sol.

Loa Quilmeros (2012) Quilmes, 346 años y un Bicentenaerio. 1666 – 1812 – 2012. 10 autores para un homenaje. Buenos Aires Books.