miércoles, 11 de enero de 2017

¡DESCUBRIERON A COLÓN! POR ALEJANDRO GIBAUT

Nos cuenta el investigador Alejandor Gibaut en su página de Facebook "Bernal, su historia y su gente" * que Diego López ha "descubierto" a don Cristóbal Colón, o al menos su estatua bernalense, que ya cumplió 127 años por estos pagos, "escondida" cerca de la obra del bajo vías. La foto en colores, de su autoría, es una imagen que causa tristeza pero que no es nueva: el viejo monumento que don Agustín Pedemonte encargó al escultor
Leopoldo Boccazzi ya ha sufrido la desidia municipal en otras ocasiones.
Como muestra la primera foto en blanco y negro, hacia 1947, luego de ser retirado de su segundo emplazamiento en la vieja plazoleta de San Martín y 25 de Mayo, quedó arrumbado en el Corralón Municipal, roto en varias partes y hasta con una escoba arriba, todo un símbolo de la dejadez... hubo que luchar bastante para que fuera restaurado y un año después finalmente reubicado en Avellaneda y San Martín.
En la segunda foto vemos cómo el pedestal, donado por la familia Pedemonte en 1921, dormía el "sueño de los justos" allá por 1970,

en la esquina de San Martín y Ameghino, mientras esperaba a que la municipalidad se decidiera a montarlo nuevamente en su cuarto y (hasta hoy) último emplazamiento. Había sido retirado en 1969, y recién en junio de 1970, volvió a ponerse de pie...
Por más tristeza que nos dé la situación actual del mismo, sepamos que no es nueva y que ya es casi una "tradición" del monumento sufrir no solo el vandalismo de quienes creen "hacer justicia" destruyendo obras de arte, sino también de los entes municipales que deberían velar por él. A esta altura, creo que el pobre Cristóforo aprendió a defenderse solo.
Alejandro Gibaut, investigador
integrante de la Agupación de Historiadores Los Quilmeros
 Foto: semanario "Crónica" y diario "El Sol"
La Sociedad Italiana con el apoyo de la Federación de Colectividades, formada por familias quilmeñas
descendientes de inmigrantes, invirtió 20.000 dólares en construir el entorno del monumento que mandó hacer don Luis Pedemonte y se emplazó el 12 de Octubre de 1892 en su finca "La Polcevera". El entorno escultórico fue costeado íntegramente la Soc. Italiana con bonos contribución, cenas y espectáculos, como funciones de ópera donde, entre otras, se lucían las familias Eusebi, Bassi Bruno, Deriar, etc. El proyecto comenzó a pensarse hacia fines de 1989. No hubo ningún aporte estatal o de entidad oficial.
La escultura, en esta dimensión de la época, más que tributo a la esfinge que representa, es hoy un reconocimiento a la extraordinaria inmigración llegada al país desde mediados del siglo XIX, que sumada a los pueblos originarios fue generadora del híbrido perfil argentino que nos es ingénito. "Nuestra historia local es, como toda historia, el resultado de una continua evolución, solamente visible cuando se dispone de la perspectiva que da el tiempo transcurrido…” (Chalo Agnelli)

* El periodista decano de Bernal don Norberto Giallombardo en su periódico "BERNALES" (http://www.periodicobernales.com/), desde sus inicios, fue siguiendo paso a paso las obras del bajo vías de esa localidad quilmeña. Todas sus peripecias y desaguisados, tropiezos y cuanto impedimento surgió en los últimos años con esta obra pública de desagraciada historia.

No hay comentarios: