sábado, 11 de julio de 2009

EL PERIODISMO GRÁFICO - colaboración

Colaboración del Lic. Jorge Eduardo Padula Perkins.

Los pueblos tienen en la prensa una herramienta insustituible para la libre circulación de la información y de las ideas y, por ende, para el ejercicio democrático y el desarrollo individual y colectivo de la ciudadanía.
Entre los más remotos antecedentes de su actividad en el Río de la Plata se encuentran las “gazetas” manuscritas, hojas de 25 por 15 centímetros, que circulaban por Buenos Aires hacia 1764.
Más tarde, en 1801, aparecería “El Telégrafo Mercantil, editado por el español Francisco Antonio Cabello y Mesa, primer periódico impreso que se hacía en las prensas de los Niños Expósitos.
Al año siguiente, Juan Hipólito Vieytes, considerado el primer periodista argentino, sería responsable del Semanario de Agricultura, Industria y Comercio”.
Ya en 1810 verían la luz el “Correo de Comercio”, fundado por Manuel Belgrano y, el 7 de junio, la “Gaceta de Buenos Ayres” que, bajo la responsabilidad de Mariano Moreno, estaría llamada a señalar el “día del periodista” en estas tierras.
A ellos seguiría una muy prolífica actividad a través de la cual nacerían y dejarían de existir cientos de medios de prensa gráfica a lo largo de la historia argentina.
Pero la referencia a los pueblos hecha al inicio de esta presentación, no solo remite a los conglomerados humanos que conforman una nación, sino también a los espacios geográficos, los poblados y ciudades, ya que en nuestro país se reproduce en casi todos ellos el fenómeno de la comunicación a través sus propios medios de prensa.
Es de este modo como en muchas localidades existe una interesante historia del periodismo regional, al tiempo que los medios de prensa local constituyen una fecunda fuente de la historia de esas mismas comunidades de las que emergen y a las que sirven.
Así sucede con la prensa escrita de la mayoría de las localidades de la provincia de Buenos Aires. En este sentido Quilmes denota una rica producción en periodismo local, cuya singularidad permite distinguirla y a su vez tomarla de paradigma de tantas
otras.Originada en el asentamiento de aborígenes provenientes de Tucumán, sus inicios se remontan a 1666, con la creación de la “Reducción de la Exaltación de la Santa Cruz de los Kilmes” y fue declarada ciudad por ley provincial en 1916.

El principio.  
Poco tiempo después de la aparición de grandes diarios argentinos como “La Prensa” (1869) y “La Nación” (1870), sale a la luz “El Progreso de Quilmes”, en el mismo año de 1873 en el que el primer tranvía a caballo comenzaba a recorrer las calles del pueblo.
Domingo Faustino Sarmiento, el otrora fundador del periódico “El Zonda”, presidía la República y eran tiempos de real y creciente progreso. Un año antes, el 18 de abril de 1872 había llegado a Quilmes el ferrocarril y poco después se había incorporado el alumbrado público a kerosene en reemplazo de los faroles con velas.
También en 1872 se había fundado en Quilmes la primera biblioteca popular, mientras en Buenos Aires funcionaban 26 imprentas y se editaban 94 diarios, 44 de los cuales habían aparecido ese mismo año.
En el mes de mayo de 1873, el médico, educador, político y periodista José Antonio Wilde, nacido en Buenos Aires en 1813 y afincado en Quilmes en 1853 edita, por su propia y única imprenta en la zona, el que sería el primer periódico en el lugar. “El Progreso de Quilmes aparece, según Craviotto, el 8 de mayo de 1873 (4 de mayo de 1873, para RAMOS). Por entonces Andrés Baranda volvía a ser electo titular del municipio. 


Apuntes para una historia del periodismo gráfico quilmeño
Hijo de Santiago Spencer Wilde y tío de Eduardo Wilde, José Antonio vivía en la calle 25 de Mayo entre Paz y Pringles. En 1837 publicó el “Cancionero Argentino. Entre ese año y el siguiente colaboró en “La Moda, en donde publicó entre otros trabajos El hombre hormiga. En 1848 fue redactor de “El Mosaico Literario”, que habría tenido un solo número de 258 páginas (ULANOVSKY, 1997).
En 1881 se publicó su libro “Buenos Aires desde setenta años atrás”, presente en toda antología de la literatura argentina. El 7 de noviembre de 1884 fue designado director de la Biblioteca, cargo que sólo pudo ejercer algunas semanas ya que murió el 14 de enero de 1885.
En 1874 el bohemio poeta Alfredo Wilde, primo de Victoria Wilde de Wilde, edita “El Libre” (GOLDAR, 1970) y en 1875, quien sería considerado el primer periodista profesional de Quilmes, Pedro Giménez, publica “El Quilmero” (RAMOS). Para entonces funcionaban en esta localidad bonaerense cuatro escuelas en las que se educaban unos 300 niños.
En 1876 “El Quilmero” comenta un concierto ofrecido por el español Francisco Navarro acompañado en piano por Antonio Barrera hijo, por entonces de edad cercana a los 17 años, el 2 de enero de ese año, en el Salón Municipal a las 21.30 horas, con una asistencia de 250 personas, público conformado aproximadamente en la mitad por “las señoritas y señoras del pueblo y chacras” (GOLDAR, 1970).
En este periódico se ha encontrado la firma “Sanguijuela”(GOLDAR, 1970)
Eran tiempos en los que Nicolás Avellaneda ocupaba la presidencia de la Nación y en los cuales nacía uno de los diarios en idioma extranjero llamados a ocupar un lugar preponderante en su género, “The Buenos Ayres Herald”.
Ese mismo año, José Andrés López, nacido en Barracas el 8 de mayo de 1851 y radicado en Quilmes en 1867, inicia su extensa actividad periodística con “El Independiente”, que editaría durante dos años. Luego publica “El Cáustico” y “El Eco de Quilmes en 1878.
Han firmado artículos en este medio “Un paseante de Quilmes” y “R”. Publicó el primer comentario sobre teatro local en su edición del 8 de abril de 1877 (GOLDAR, 1970)
Autor del libro “Quilmes de Antaño”, un clásico en su género, José Andrés López moriría en esta ciudad en septiembre de 1932. En 1876 inició su actuación como periodista con El Independiente (hasta el 5 de mayo de 1878). Luego le siguen “El Cáustico” y “El Eco de Quilmes” en 1878. En 1880 hace “Nueva Época” (GOLDAR, 1970) [GOLDAR, 1970 refiere aparición de Nueva Epoca para 1880 mientras que RAMOS lo hace para 1903].
Hacia 1877 Felipe Amoedo era reelegido como presidente de la municipalidad. El domingo 8 de abril de ese año El Independiente hace una extensa reseña de la primera función teatral que se llevó a cabo en Quilmes. Comenta GOLDAR (1970), que el director de El Quilmero”, Pedro Giménez, estaba disgustado con José Andrés López y los jóvenes aficionados al teatro que le hacían la competencia periodística con “El Independiente”, razón por la cual ofrece información escueta respecto de las presentaciones.
Con la firma de “R”, la crónica de aquella función teatral ofrecida por “El Independiente” señalaba: “El domingo a las ocho de la noche penetrábamos al salón Municipal donde habíamos sido invitados a una función dramática de aficionados. En el acto de nuestra llegada apenas algunas personas poblaban el salón, pero media hora después el telón se alzaba ante una numerosa y selecta concurrencia”.Resultaban claros y amplios los elogios a los intérpretes: “El joven Casavalle nos ha dado el Colón más perfecto que hemos visto (se trataba del drama de Larra titulado "La agonía de Colón”), arrancando del público entusiasmado frenéticos y estrepitosos aplausos, el joven Silva en el papel de Juan y Amoedo en el de Gil estuvieron admirables, no dejando absolutamente nada que desear”.
El 23 de septiembre de aquel año, muere Antonio Barrera padre, razón por la cual “El Independiente” del día 30 de ese mes relata los últimos momentos de su vida, afirmando que “... el señor Barrera se sintió desfallecer, y a no ser por el pronto auxilio que le prestó el señor Matienzo, hubiera caído en tierra”. “El Quilmero” del jueves 27 había aseverado que las últimas palabras de Barrera fueron dirigidas a su esposa diciendo: “esta vez creo que te dejo”.
Andrés Baranda vuelve a ocupar la titularidad del municipio en 1878, año en que aparecen “El Cáustico” y luego “El Eco de Quilmes, ambos bajo la responsabilidad de José Andrés López .
El Eco de Quilmes” se fundó el 8 de diciembre de 1878. Tuvo su administración en la entonces calle 23, casa de D. F. Lanatta. Dejó de aparecer desde el 30 de noviembre de 1879 hasta el 8 de febrero de 1880. Han firmado artículos en este medio “B. O.” y “G. A.” (este último, José Andrés López, según GOLDAR, 1970).
Desde el 6 de julio de 1879 “El Eco de Quilmes” anuncia que se realizarán ensayos para ofrecer una función dramática a beneficio del Club Fraternidad. Días más tarde anticipa que el grupo ha incorporado a la joven Carmencita Lanatta, quien en los carnavales de ese mismo año había sido iniciadora y cabeza de la primera comparsa de niñas llamada El Porvenir Quilmeño (GOLDAR, 1970).
Un año después de que José Berazategui accediese a los cargos de juez de paz y presidente de la municipalidad, en 1880, habría aparecido “Nueva Época” de José Andrés López. [GOLDAR, 1970 refiere aparición de Nueva Epoca para 1880 mientras que RAMOS lo hace para 1903]
Al advertirse el enfrentamiento entre el gobernador de Buenos Aires, Carlos Tejedor, y el presidente de la Nación, Nicolás Avellaneda, conocido como “Revolución de 1880”, en abril de ese año, “El Quilmero” llama a la cordura diciendo: “¿Cuál es el motivo de esta lucha que se prepara con aspecto tan siniestro...? Porque si los ejércitos argentinos tuvieran al frente un enemigo de otra nacionalidad a quien repeler con armas después de haberse agotado recursos diplomáticos...el pueblo empuñaría las armas con entusiasmo y bravura...pero hoy no se trata de eso...¡ Se trata de guerra civil !”El Quilmero del domingo 23 de enero de 1881 da cuenta de una función teatral en la que “estará a la vista del público el trabajo hecho por el modesto artista Don Carlos Morel, quien generosamente se ha prestado a pintar los tres telones, bastidores y demás del bonito proscenio levantado en el salón municipal”. Morel residía en Quilmes desde 1870 y falleció en este pueblo en 1894.
El mismo periódico demandaba un cambio de política impositiva cuando en su edición del domingo 10 de agosto de 1884, año en que comenzaba a editarse en La Plata el diario “El Día, decía que “en la Capital se trata actualmente de aplicar un impuesto a las localidades de los teatros” y afirmaba que “es un error pues el teatro es un medio de instruirse deleitándose y así lo interpretan todos los pueblos cultos”. El 25 de enero de 1885 una editorial de “El Quilmero” alude al Hospital de Caridad afirmando que “muchas veces nos hemos ocupado de la necesidad de dotar a Quilmes de un establecimiento de este genero”. El 26 de agosto de 1886 el mismo periódico anunciaba la próxima inauguración del hospital, y el 5 de septiembre da cuenta de las primeras 45 internaciones.
En 1885 se instala en Quilmes el servicio telefónico, que cuenta entonces con 22 abonados.
Al año siguiente se establecería la primera comunicación telefónica de larga distancia, entre Buenos Aires y La Plata y en 1887 se separaba en Quilmes el juzgado de paz de la municipalidad.
ULANOVSKY (1997) menciona para el año 1886, la existencia en Quilmes de un periódico “El Quilmeño”, que después habría pasado a denominarse El Provincial (en 1910). De ninguna de estas denominaciones existen referencias de los estudiosos locales, razón por la cual puede presumirse una confusión de parte de la fuente, pese a lo cual se ha querido referir por razones de honestidad intelectual.
El 10 de octubre de 1895, el presbítero Antonio de Rossi funda y dirige “La lectura y cuatro años más tarde aparece la revista semanal “La Fama


Primera mitad del siglo XX.
El cambio de siglo encuentra al país bajo la segunda presidencia de Julio A. Roca. En un contexto de crecimiento de la industrialización y de la inmigración, se generaba un amplio proletariado en el cual hallaban campo fértil las ideas libertarias de anarquistas y socialistas.
El año de 1900 ofrece, al 31 de marzo, la fundación en la Argentina de la Agencia Saporiti, primera agencia de noticias de América y sexta del mundo, producto de Emilio Saporiti. Dos años antes había comenzado a editarse en Bahía BlancaLa Nueva Provincia”. Según RAMOS, y tal como se ha referido anteriormente, es en el año 1903 cuando aparece en Quilmes “Nueva Epoca”, publicación que GOLDAR (1970) ubica en 1880.
En 1904, cuando Manuel Quintana asume la presidencia de la Nación, José A. López hace lo propio con el gobierno municipal de Quilmes, ciudad cuyas calles habían comenzado a ser transitadas en enero por los vehículos de la empresa tranviaria de la Compañía Buenos Aires y Quilmes para transporte de pasajeros y cargas.
Ese mismo año resultaba electo Alfredo Palacios, quien sería el primer diputado socialista, cuyos ideales abrazaban entusiastas los sectores obreros y difundían con ahínco algunos intelectuales y periodistas. Así nacería en Quilmes “El Ariete”, fundado el 5 de julio de 1909, bajo la dirección de Jorge Silva y Raimundo Cavagnolo (RAMOS) o bajo la responsabilidad de Francisco Cúneo, según FIRPO.
Dispuestos a la confrontación de ideas a través de la tinta de imprenta, los conservadores generaban ese mismo año el periódico “La Comuna”, dirigido por Lucas Gracia que, según Ramos, habría aparecido con el nombre de “El Platense y luego adoptado la precitada denominación.
En su edición del 15 de agosto de 1910, el periódico local “La Aurora” decía que “Quilmes late con trepidaciones intensas en todas las manifestaciones del progreso humano”. El mismo año aparecía la publicación bimestral “La Voz del Pueblo” bajo la dirección de Plácido Mosteirin.
Un año más tarde se fundaba la Sociedad de Bomberos Voluntarios de Quilmes y aparecía el periódico La Verdad, dirigido por Rodolfo A. López que, según RAMOS, representaba a la juventud radical de la época.
Por su parte, Carlos Clark comenzaba a imprimir El Heraldo”. También por entonces Santiago Uccello como director, junto con Monseñor Nicolás Esandi y Agustín Pedemonte fundaron “La Unión”, primer periódico de Bernal, que continuaría editándose hasta la segunda mitad de la década del sesenta (FIRPO).
Hacia 1914, dos años después de la instalación de la primera red de gas en el distrito, aparece el periódico “El Pueblo”, atribuido por RAMOS a la Unión Cívica Radical, cuyo candidato Hipólito Yrigoyen accedería a la presidencia de la República en 1916, año en el que Enrique Olivero fundaba “La Opinión” (FIRPO). Al año siguiente Pedro Berbeni dirigía la publicación El Hogar Quilmeño”.
La década del veinte se inicia en Quilmes con el periódico “El Régimen y en enero de 1922 Máximo Salaberry funda “Crónica”, en donde se desempeña como secretario de redacción mientras su hermano Bernabé asume la dirección. De aparición sabatina, el medio se editaba en Bernal y acompañaba los intereses de la población de ese sector geográfico quilmeño.
Ese mismo año aparecen también “El Plata, primera revista ilustrada que desde el 14 de julio pone en la calle Emilio Mauri Casabal (quien cinco años después editaría la “Nueva Guía ABC” 3 de junio de 1927); la revista “Vida Nuestra”, bajo la responsabilidad de Valentín Zamora y el periódico “La Reacción” de Manuel Huisi.
También en 1922, el 22 de abril, el ingeniero Roverano y el aficionado Manuel Ales, en receptores construidos por ellos recibieron la primer transmisión radiotelefónica en Quilmes. El 28 de agosto de 1920 había nacido la radio en la Argentina y el Club Social tenía un receptor desde julio de 1922. También por entonces, don Carlos Braggio iniciaba en Bernal las transmisiones de su estación 462 o CB8, que difundía música y que en 1924 se comunicó directamente con un radioaficionado de Nueva Zelanda estableciendo un record mundial de distancia en la época (GOLDAR, 1970).
GOLDAR (1970), cita con fecha 9 de julio de 1922 la publicación en “La Verdad” de un artículo de José Andrés López titulado Versificadores de antaño ( CRAVIOTTO cita por su parte números de esta publicación en los años 1935 y 1941). El 5 de junio de 1925 Braulio Dimas Etcheverry crea La Palabra” de Berazategui.
Decía José Andrés López respecto de aquellos poetas quilmeños de la segunda mitad del siglo XIX que “más fácil resulta hallar quien no haya roto un plato en su vida que un hombre con veinte años cumplidos que no haya hecho versos o presumido que los hace” y que la juventud quilmeña de cincuenta años atrás “no podía ser una excepción a la regla y hacía versos, con el mismo fatalismo que los niños rompen platos”, advirtiendo que “siendo el amor su musa inspiradora ¿ a qué otro género que el amatorio habían de pertenecer los versos de aquella juventud, que vivía en su aislamiento, como los calamares en su tinta, sin fiestas, bailes, paseos, ni nada que sirviera para facilitar el comercio social entre la juventud de uno y otro sexo?”. Asimismo comentaba que “la aparición del primer periódico llenó de regocijo a cuentos sentían arder en sus adentros y eran todos, la llama amorosa de sus ansias y que rabiaban por enterar del estado de su corazón a la causante, o causantes de sus amorosos afanes”, porque los periódicos de aquellos tiempos albergaban a aquellas creaciones del corazón y la pluma (GOLDAR, 1970).
Al año siguiente, Carlos Clark y Augusto Giordanelli fundaron y dirigieron la primera revista de Bernal llamada “La Pluma” (FIRPO).
El primer día de noviembre de 1927, don José Antonio Blanco, que se había iniciado en “Crónica” de Bernal (FIRPO), fundaba el diario El Sol, entonces con administración y redacción en el 279 de la principal arteria quilmeña, la calle Rivadavia. Su slogan, “esquema de nuestro tiempo” resultaría admonitorio en cuanto a la adaptación a las modificaciones del país y del mundo que lo condujeran a transformarse en una empresa de multimedios que todavía existe y, entre otras cosas, edita ese diario.
Tras la muerte de su fundador y durante un extenso período, la dirección del diario “El Sol” estuvo a cargo de Lona H. H. S. de Blanco.
En 1930 se inaugura el Colegio Nacional de Quilmes y comienza a funcionar la Compañía Microómnibus Quilmes, con taxis colectivos que hacen el recorrido entre Bernal Oeste y Mitre y Dorrego.
Un año más tarde, cuando se habilita el sistema de aguas corrientes, comienza a editarse “El Demócrata” bajo la dirección de Mariano Castellanos Guido (nieto del poeta Guido Spano, nota de elquilmero). Fundado el 29 de marzo de 1931, el periódico respondería, según Ramos, al pensamiento conservador.
En 1932 hace su aparición la revista “Cultura”, de Bernal (FIRPO) y en abril de 1933, Julio E. Faggiano funda y dirige el semanario “Vida Quilmeña. Ese mismo año aparece el periódico socialista “La Plebe” (RAMOS).
Hacia 1936, CRAVIOTTO cita números de una publicación denominada “Renovación, cuya fundación y dirección FIRPO atribuye a Adela García Salaberry.
Al año siguiente, Juan Noell funda el periódico La Zona. Sin fecha clara de aparición, existen referencias a las publicaciones Nueva Epoca”, “El Libre” y “Actualidad Quilmeña”.En 1940, dos años después de la creación de la Federación Argentina de Periodistas y del establecimiento del 7 de junio como día del profesional de prensa, se funda en Quilmes, el 4 de enero, la publicación “Vida Católica”, cuya dirección está a cargo de Damián Spagnolo.
Con el hacha de mi fe iré cortando la maleza del camino rezaba el periódico “La Lealtad” que el 16 de mayo de 1942 fundaba y dirigía Alfredo A. Faggiano, con redacción y administración en Sarmiento 672 de Quilmes. Sus páginas de un blanco que diferenciaba su papel de aquel sobre el que normalmente se imprimen los diarios, albergaron no solo información y opinión periodística sino una amplia gama de producción literaria zonal.
Goldar (1979) hace referencia a una reunión acaecida en el hospital local en junio de 1942, en ocasión de una visita de los periodistas quilmeños al nosocomio en compañía de su director, doctor Isidoro G. Iriarte y otras autoridades. En la ocasión, según el autor, se hizo una recorrida por las instalaciones previa al servicio de un vino de honor y estuvieron presentes Oscar D. Sanz (La Prensa), Guillermo A. White (La Nación), José A. Faggiano (El Día), Juan Cassiau (La Razón), Francisco Urrestarazu (El Mundo y El Radical), José A. Blanco (El Sol), Dr. Ernesto Garibotti (La Reacción), Juan Carlos Nardi (El Censor), Alfredo A. Faggiano (La Lealtad), Mordy Strugo (Urraca), Julio E. Faggiano (Vida Quilmeña, Norte y Agencia ANDI), José Lema García (LAMA), Tomás Aguilar (La Libertad), Juan Noell y David Jusid (La Zona), Antonio Sierra (Don Bosco), Máximo Salaberry (Crónica, El Comercio de Florencio Varela y La Palabra de Berazategui), Máximo García Zárate (Sur) y M. Rodríguez (El Orden).
Para 1943, Craviotto cita la existencia de la publicación “Quilmes Presente”.
En 1944 hace su aparición “Quilmeslandia y al año siguiente, mientras en Buenos Aires Roberto Noble funda el diario Clarín”, nace en Quilmes el periódico “Norte” y dos años más tarde, en 1947 hace su aparición “El Heraldo.
Hacia el cierre de la década, el 4 de julio de 1949 es fundado el Círculo de la Prensa de Quilmes”, lugar de encuentro de los periodistas de esta ciudad que tiene en su haber épocas de profunda camaradería profesional por encima de diferencias de cualquier tipo, cuya última sede todavía se encuentra en Manuel Quintana 1407.
En los setenta el Círculo de la Prensa de Quilmes tenía Personería Jurídica N° 5974 y estaba registrado como entidad de bien público a nivel provincial con el número 3333 y municipal con el 521.
Ayer, hoy y siempre están presentes en su espíritu Antonio Alberto Moglia, Omar Andragnez, Ernesto Fernández Navales, José López Comendador, Jorge García, Alcibíades Rodríguez, Leticia Corsiforti, Juan Ruano, José M. González, Domingo Costa, Víctor Alberto Giordano, Jorge Barton, Pedro Colucchio, David M. Tolzes, Daniel Eduardo Cacace, Vicente Sangiovanni, Santiago Flamini, Aniceto Castaño y tantos otros.

Segunda mitad del siglo XX y albores del siglo XXI.  

La década del cincuenta encuentra al país en el apogeo del régimen peronista. Juan Domingo Perón había asumido la presidencia de la Nación el 4 de junio de 1946 y transcurridos cuatro años consolidaba una gestión de particulares características sobre la base de un gran apoyo popular. 
Originado en la vecina localidad de Florencio Varela, pero con distribución y receptoría de publicidad y redacción en Andrés Baranda 676 de Quilmes, Alberto Masserdotti lanza en 1951 el periódico Cruz del Sur”. 
Al año siguiente de la inauguración del Museo Histórico Regional “Almirante Guillermo Brown”, acaecida el 29 de julio de 1954, hace su aparición “El Plata y acaso Actualidad Quilmeña, citado por Agnelli, pero del cual no se tiene información precisa respecto de la fecha de inicio. 
El 5 de febrero de 1962 Jorge Brown funda y dirige El Vecino”. Un año más tarde es inaugurado el Museo Municipal del Transporte Don Carlos Hillner y Decoud y se produce el fallecimiento del doctor Isidoro G. Iriarte. El diario “El Sol” del 2 de mayo de 1963 dice al respecto que la noticia corrió, inflamada de pena, hacia todos los rumbos” porque la muerte alcanzó a un apóstol de la medicina “que durante más de medio siglo dedicó todas sus horas con obsesión apasionada al nobilísimo ejercicio de la humanitaria profesión”. Agrega que “su figura de asceta, de paso rápido, mirada perdida y nerviosa agilidad, se popularizó hasta en los últimos rincones del partido, donde se le vio a todas horas y con todos los tiempos, corriendo hasta el lecho de sus enfermos” (GOLDAR, 1979). 
El año 1965 ve nacer al semanario Enfoques” de Florencio Varela, dirigido por Domingo Costa y volver en una segunda época al Cruz del Sur” de Masserdotti. 
Los años setenta se inician con la aparición de la revista Visión Surdirigida por José M. González, nombre que no mucho después adoptaría un periódico en el cual el propio González actuaría como subdirector.  Presentado como tribuna independiente para expresar ideas, lanzar iniciativas, apoyar y difundir obras de las instituciones de bien público y como periódico “social, cultural e informativo”, Juan Boric funda “Reflejos”, el 1 de septiembre de 1971, cuya circulación se restringía a Quilmes Oeste y Bernal Oeste. Al año siguiente es inaugurado el Puente 14 de agosto sobre las vías del ferrocarril. 
Con un amplio staff que lo secunda, el locutor y periodista Omar Andragnez funda y dirige en 1973 el periódico Visión Sur. Como se dijo, la subdirección queda a cargo de José M. González. La secretaría de redacción es fue responsabilidad de David M. Tolzes y fueron periodistas Pedro Colucchio, Leticia Corsiforti (que más tarde dirigiría el medio), Fidel Garrido y Juan Ruano. 
Además, el ambicioso proyecto de prensa contaba con un consejo asesor de notables de la prensa regional tales como Manuel Ales, Jorge Barton, Domingo Costa, Carlos E. Domínguez, Víctor Alberto Giordano, Eleodoro Lemos, Luis Otamendi y Alcibíades Rodríguez. La redacción funcionaba en la calle Alsina 76 de Quilmes.
En 1975, Santiago Servín, que ya había sido responsable del periódico El Lucero”, dirige junto a Luis Barbieri la publicación La Voz de Solano”, dedicada al tratamiento de cuestiones de interés comunitario. 

El 20 de octubre de ese año es asesinada la joven periodista de ese medio Ana María Estevao, hecho que es denunciado por “La Voz de Solano en su siguiente y última edición.
Nacido en 1925 en Zenón Cué, Paraguay, Servín vivía en un barrio humilde de San Francisco Solano, en donde editó los periódicos El Lucero” y “La Voz de Solano”. Santiago Servín fue secuestrado de su casa el 7 de septiembre de 1976, convirtiéndose en un desaparecido”. (UTPBA) 

El día 19 del mes de septiembre de 1976 se crea el Obispado de Quilmes y al año siguiente es cuando la calle Rivadavia es convertida en peatonal. También en 1977 ven la luz El Periodista”, fundado por Omar Andragnez el 7 de junio y posteriormente dirigido por Celia Nasti con el slogan con la valentía de un argentino” y “Crónica Semanal de Bernal” de Jorge Fraga Villas. 
En 1979 el matutino porteño “Diario Popular” crea la edición regional para los partidos de Quilmes, Berazategui y Florencio Varela que se distribuye gratuitamente con ese medio bajo la denominación de “El Quilmeño” y con la dirección de Alberto S. Albertengo, también responsable del diario que lo incluye.
El 15 de noviembre de 1982 se funda “Perspectiva Sur”, periódico bimensual dirigido por Raúl David Caballero que, para 1986 contaba con David A. Kohler y Ruben Bagini como redactores y tenía oficinas en calle Alvear 780. Tabloide de 20 páginas en blanco y negro, agregó en algún momento color celeste y con posterioridad trocó al rojo. El 15 de marzo de 1994 se transformó en diario y hoy forma parte de la empresa multimedial homónima que integra al canal 5 de televisión abierta y la emisora FM 103.9, con sede en Mitre 815.
También en 1982, el 29 de septiembre, en San Francisco Solano aparece “La Ciudad”, cuya directora era Carmen Minniti de Uriz y tres años más adelante Juan Carlos Altamirano hace “La Edición Imposible”. Entre tanto, al 7 de mayo de 1985 “Visión Sureñaeditaba su número 18 del primer año de vida. Bajo la dirección de Juan Carlos Costa y con Luis Laugé como secretario de redacción, aparece en enero de 1987 la revista Hola Quilmes”, impresa con tapa a cuatro colores, con dimensiones de 20 por 28 centímetros y 32 páginas. Se trata de una publicación gratuita que se presenta como mensual en su primer número pero su segunda aparición corresponde al bimestre febrero-marzo del mismo año. 

Al año siguiente nace el periódico Nuevo Horizonte” bajo la responsabilidad de Pedro Navarro, cuyo primer número corresponde al día 5 de octubre. 
En octubre, pero de 1991 comienza a editarse “Prensa Barrial con Marta Alicia Armella a cargo de la dirección y Jorge Eduardo Padula Perkins como redactor. Periódico mensual de distribución gratuita en formato de 16,5 por 21,5 centímetros, imprime mil ejemplares por edición, con ocho o doce páginas. Se editan en total 26 números entre su fundación y el año 1993.
La claridad de sus objetivos se aprecia en el primer editorial, que anuncia la presencia del periódico “para ser el medio de comunicación de su zona de influencia, una porción concreta de nuestra ciudad, con sus realidades, sus actividades y su necesidad de comunicación”. Para ofrecerse como “un medio que, dentro del marco ético de la profesión periodística, actuará como órgano independiente al servicio del interés vecinal”. 

Por su parte, en 1992, Dardo Abbatista homenajea al pueblo originario que, trasladado desde la provincia de Tucumán hasta estos confines, diera origen al poblado, editando “Los indios Kilmes”. 
Dos años más tarde, la Comisión Asesora de Cultura, creada por Decreto Municipal 1318/93 pone en circulación la revista “Quilmes Generando Cultura, que dirige Ariel Bucich. Integran su consejo editor Palmira Bollo Cabrios (Junta de Estudios Históricos de Quilmes), Julieta Firpo (Instituto Inmaculada Concepción), Leticia Corsiforti (Escuela Nacional Normal Superior de Quilmes y FM Sur), Liliana Nicótera (Televisora Belgrano), Enrique Cicciarelli (Secretaría de Cultura y Medio Ambiente). 
Se trata de una publicación mensual de 30 páginas, que se distribuye gratuitamente entre las entidades culturales del partido de Quilmes, con formado de 20 por 28 centímetros y tapa color en cartulina satinada. 
En 1994 aparece Tiempo Sur”, periódico dirigido por Miguel A. Morelli que, junto con la Librería Ramos inicia la edición de una colección de cuadernos sobre temas históricos locales.
Por esos tiempos, tal vez en la segunda mitad de la década del noventa, aparece el periódico 5 Días, llamativo por sus reducidas dimensiones y que ofrece también una versión digital, ambas bajo la dirección de José Haro. 

A fines de la década del noventa comenzó a publicarse el tabloide quincenal de ocho páginas Visión 12, cuyo director y propietario fue Horacio Ramiro Gómez Díaz. El diseño estuvo a cargo de Claudia Moreno y se identificaron como colaboradores a Yael, Gastón, Ary, Zoe y Pancho, sin que se conozcan sus nombres y apellidos, como así también a P. Arcanjo y F. Sierra, esta última persona a cargo de las correcciones. 
Ya en el año 2000 nace El Suburbano, cuyo director es Adrián Di Nucci. Creado el 25 de mayo de 2000, es un tabloide de 16 páginas y distribución gratuita que bajo el slogan “observamos todo, informamos todo” asume un fuerte compromiso político. Secundan al director Federico Fioretta y Hernán Gersberg como jefe y secretario de redacción respectivamente y un grupo de redactores formado por Carlos Doallo, Eliana Paniagua, Juampi Pesce, Matías Colantoni, Soledad Oliver, Martín Acedo. 
En el 2000 aparece “Pulso 33”, con redacción en la calle Belgrano 56 de la localidad de Bernal. Lo dirige Horacio Caballo mientras la jefatura de redacción está a cargo de Ruben H. Facci. Su editor es Alejandro D. Zajac y sus redactoras Eliana Klotschan y Maricel Seeger. Los deportes son responsabilidad de Juan M. Erausquin, la corrección de Patricia Walk, la diagramación de Laura Di Bella y la fotografía de Gastón Masciotta. 
En el 2004 y con el slogan “Estamos cerca, informamos mejor”, aparece en Florencio Varela y con distribución también en los partidos de Berazategui, Quilmes, Almirante Brown y Avellaneda, el diario “Info Sur”, de la empresa Surmedios S. A. y bajo la dirección de José Cáceres. Se trata de un tabloide de 16 páginas, con tapa y contratapa a cuatro colores, cuya redacción se ubica en Dr. Sallarés 454 de Florencio Varela y tiene un precio de tapa de un peso para septiembre de 2005. 
Entre los años 2004 o 2005 comienza a editarse “SIC” bajo la dirección general de Walter Queijeiro y con la colaboración de German Paoloski, Adrián Puente, Fernando Carlos, Mariano Caballero, Marcelo Fiasche, Paul Showman. 
Fundado el 1 de junio de 2005 y con la empresa CDD - Servicio de Difusión como editora responsable, aparece Informe Kilme”, periódico quincenal de tamaño tabloide y ocho páginas subtitulado Nuestra patria chica”. La dirección está a cargo de Daniel Delgado y la dirección periodística es responsabilidad de Raúl Leguizamón. Colaboran en la redacción Norberto Alfaro, Silvia Barrientos, Miguel Bogado, Gastón Pinto. Sus oficinas funcionan en Vicente López 1356 de Quilmes Oeste. 
La prensa, siempre la prensa. Periódicos, diarios y revistas constituyen la faceta de raigambre más antigua del periodismo en Quilmes, que acompañó siempre, en ocasiones adhiriendo a las gestiones de gobierno y en otras con una mirada crítica, el desarrollo de la social, político, económico y cultural de la población. 
Así lo han hecho los medios gráficos en la mayoría de los pueblos de la provincia de Buenos Aires, aun en los más pequeños en cuyo seno no ha faltado una imprenta con opinión. 
Y también lo hacen hoy, junto a las emisoras y productoras de radio y televisión y los sitios en Internet que, proyectados al mundo, mantienen el interés local. 
Como sangre fluyendo por las venas de los pueblos para mantener su vida misma, a diario circulan las informaciones y opiniones que propone la prensa, siempre la prensa.
 

Bibliografía y fuentes:-
* Agnelli, Héctor Chalo (2004): Maestros y escuelas de Quilmes 1666 – 2004, Jarmat, Bernal.
* Craviotto, José A. (1969): Quilmes a través de los años, Municipalidad de Quilmes, Quilmes.
* Firpo, Felipe Jorge –recopilador- (1981): Reseña histórica de la ciudad de Bernal, Biblioteca Popular José Manuel Estrada. Bernal.
* Goldar, José Abel (1970): Panorama de las artes quilmeñas, Biblioteca Pública Municipal “Domingo Faustino Sarmiento”, Municipalidad de Quilmes, Quilmes.
* Goldar, José (1979): Historia de la Sociedad Hospital de Quilmes “Dr. Isidoro G. Iriarte”, Municipalidad de Quilmes, Dirección de Cultura, Quilmes.
* Ibañez, José C. (1978): Historia de las instituciones políticas y sociales argentinas (desde 1810), Troquel, Buenos Aires.
* Luna, Félix (2002): Breve historia de los argentinos, Planeta Bolsillo. Buenos Aires.
* Padula Perkins, Jorge E. (1994): Quilmes y sus medios gráficos. En “Quilmes Generando Cultura”, año 1, número 5, agosto de 1994.
* Padula Perkins, Jorge E. (2006): Crónica del periodismo gráfico quilmeño. En Revista Historia, año XXVI, número 101, marzo-mayo de 2006.
* Ramos, Nilda I. (1994): Quilmes cronología, colección Fichas de Historia/1, Librería Ramos – Tiempo Sur, Quilmes.
* Ulanovsky, Carlos (1997): Paren las rotativas. Historia de los grandes diarios, revistas y periodistas argentinos, ESPASA, Buenos Aires.
* Ulanovsky, Carlos y otros (1999): Días de radio. Historia de la radio argentina, Espasa Calpe, Buenos Aires.
* Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (1998): Los periodistas desaparecidos, UTPBA-Norma, Buenos Aires.
* Historia de la literatura argentina (1980). Tomos I y II. Centro Editor de América Latina, Buenos Aires.
* Diccionario Enciclopédico Ilustrado Clarín (1997), Arte Gráfico Editorial Argentino. Buenos Aires.
* Exposición de medios gráficos locales en Museo Fotográfico Municipal, Julio de 2005* Informe Kilme, Año 1, números 5 y 6, primera y segunda quincena de septiembre de 2005.
* Info Sur, año 2, número 347, 29 de septiembre de 2005.
* El Periodista. Año 1, número 7
* El Sol. N° 12.970, 23 deagosto de 1974.
* El Suburbano. Año V, número 224, 23 al 30 de junio de 2005.
* El Quilmeño. Año 26, número 8753, 24 de agosto de 2005.
* Hola Quilmes. Año I, número 1,enero de 1987.
Año I, número 2, febrero-marzo de 1987.
* La Lealtad. Año XXXI, número1303, 28 de abril de 1973.
* Perspectiva Sur. Año 4, número 74, 2da. Edición de marzo de 1986 Año 23, número 4082, 7 de julio de 2005.
* Prensa Barrial. Colección completa de 26 números entre 1991 y 1993.
* Reflejos, número de 1972.
* Quilmes generando cultura. Año I, número 5, agosto 1994.
* SIC. Año 2, número 9, 22 de junio de 2005.
* Visión 12, año 7, número 88, 22 de diciembre de 2005.
* Visión Sur. Año 1, número 25, 9 de marzo de 1974.

- http://www.elmurocultural.com/Columnistas/cdemena08.html [Consulta: 6 de agosto 2005]

- http://www.bernal.com.ar/historia_bernal/curiosidades.htm [Consulta: 6 de agosto 2005]
- http://www.bibnal.edu.ar/paginas/galeriadirec.htm#wilde [Consulta: 6 de agosto 2005]
- http://www.paginadigital.com.ar/articulos/quilmes/pulso56.html [Consulta: 1 de septiembre de 2005]


Colaboración para el blog "EL QUILMERO" del
Lic. Jorge Eduardo Padula Perkins  "Apuntes para una historia del periodismo gráfico quilmeño". Este artículo fue publicado en el periódico "El Periodista" (10/11/84 Nº 312). Y se presentó como ponencia para el Congreso de Historia de los Pueblos de la Pcia. de Buenos Aires - 2007; realizado en Bahía Blanca. Publicada en CD por el archivo de la provincia de Buenos Aires Prof. Ricardo Levene.

3 comentarios:

Horacio dijo...

RECONOCIMIENTO AL CAPITÁN RUFINO SOLANO, SINGULAR PERSONAJE HISTÓRICO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES Y DE ARGENTINA.-

Hace casi un siglo, a la edad de 76 años, dejaba de existir el capitán azuleño don Rufino Solano. Este muy particular militar, recordado como “El diplomático de las pampas”, desplegó inigualables acciones en favor de la paz, la libertad y la vida en la denominada “frontera del desierto”. Como resultado de estas acciones Rufino Solano, mediante su trato proverbial con el aborigen, consiguió redimir PERSONALMENTE a centenares de mujeres, niños y otros prisioneros, de ambos bandos, impulsado siempre por un notable y especial sentimiento hacia el género, encarnado en la lacerada figura de la cautiva.
Asimismo, se destacan entre sus acciones, el haber evitado sangrientos enfrentamientos mediante sus prodigiosos oficios de mediador y pacificador, pactando con los máximos caciques indígenas (Calfucurá, Namuncurá, Pincén, Catriel, Coliqueo, Sayhueque, entre muchos más), numerosos acuerdos de paz y de canjes de prisioneros. Realizando esta arriesgada tarea en beneficio de la población de Azul y de numerosas localidades de la Provincia de Buenos Aires e incluso de otras provincias aledañas. Entre otras significativas intervenciones del capitán Rufino Solano, se encuentra la de haber formado parte de los cimientes que dieron origen a las actuales ciudades de Olavarría y San Carlos de Bolívar, entre otras más.-
En el plano religioso, cumplió destacado protagonismo sirviendo de enlace en la acción evangelizadora hacia el aborigen llevada a cabo por la Iglesia de aquella época. En cumplimiento de esta última actividad, se lo vio prestando estrecha y activa colaboración al Padre Jorge María Salvaire, fundador de la Gran Basílica de Luján denominado “El misionero del desierto y de la Virgen del Luján” (participó en la célebre expedición a los toldos del cacique Namuncurá) y actuando de ineludible interlocutor entre los jerarcas aborígenes y el Arzobispado de la ciudad de Buenos Aires, en la persona del Arzobispo Dr. León Federico Aneiros, llamado “El Padre de los Indios”.
Esta encomiable labor del capitán Rufino Solano fue desarrollada durante sus más de veinte años de carrera militar y continuó ejerciéndola después de su retiro hasta su muerte, ocurrida en 1913. Actualmente obra en la Legislatura de la Pcia. de Buenos Aires, un proyecto de ley para declararlo Ciudadano Ilustre de dicha provincia.-
http://elcapitanrufinosolano.blogspot.com
O para leer la página completa del personaje en internet escriba en su buscador la expresión: - elcapitanrufinosolano - (blogspot)

CHALO dijo...

Excelente aporte a la memoria, Horacio. La página está abierta a tus colaboraciones. Cordialmente, Chalo Agnelli

Agustín Iván Riccardi dijo...

Hola, me interesaria ver dibujos de Jorge Luis Barton, tendras algunos por ahi, entre toda tu documentacion???

Saludos y gracias