domingo, 27 de diciembre de 2009

MÁS DESTROZOS EN LA CAPILLA ESCOCESA DE FLORENCIO VARELA


Mientras evalúan acciones de recuperación del antiguo edificio.
Pidieron custodia permanente para  
la Capilla Escocesa en Florencio Varela.

PERSPECTIVA SUR, sábado 26 de diciembre de 2009

Basan su planteo no sólo en el hecho de que no fue esclarecido el incendio del 26 de noviembre, sino además porque elementos que habían sobrevivido al siniestro fueron encontrados, luego, destrozados.
Desde otras instituciones pares, llegaron muestras de pesar por lo ocurrido a la agrupación histórica varelense.

La Asociación Amigos de la Capilla Escoce­sa solicitó un servicio de custodia perma­nente para el histórico edificio de la Capilla Escocesa, que fue incendiado semanas atrás. Lo hizo mediante notas dirigidas al intendente de Florencio Várela, Julio César Pereyra y al comisario mayor Oscar Cano, titular de la Jefatura Distrital varelense.
La Capilla, vale recordar, data del siglo XlX y fue construida por los inmigrantes escoceses llegados durante el impulso a su asentamiento dado por el gobierno de Bernardino Rivadavia. Dio nombre al paraje y localidad La Capilla.
Sin embargo, el edificio había sido olvida­do durante décadas, hasta que se lo redescu­brió, en el interior de una quinta, donde se lo usaba para guardar galpones.
La Asociación Amigos de la Capilla Esco­cesa había iniciado gestiones ante la Legisla­tura provincial para lograr la expropiación de la propiedad y recuperación del edificio histó­rico, que no llegaron a concretarse.
El 26 de noviembre, se conoció la noticia que daba cuenta de un incendio en la Capilla, que había reducido el edificio prácticamente a escombros. Casi un mes más tarde, las causas del siniestro no habían podido ser determina­das.
En función de esa falta de esclarecimiento, v del hecho de que cuando fueron a retirar, para su preservación otras piezas que habían sobrevivido al incendio, las encontraron destrozadas, los integrantes de la Asociación de Amigos de la Capilla Escocesa de Florencio Várela, solicitó la presencia permanente de personal de custodia para el predio.
Por otro lado, se informó desde esa agrupa­ción que «a fin de evaluar acciones futuras, la Asociación y autoridades del Municipio se reunirán con miembros de la Iglesia Presbiteriana central y con descendientes de antiguos colonos, para resolver los pasos a seguir».
EL SINIESTRO

Desde la Asociación de Amigos de la Ca­pilla Escocesa recordaron que «desde el pri­mer momento de conocida la noticia del in­cendio, el 26 de noviembre, comenzaron a recibirse indignados mensajes de ciudadanos preocupados por la desaparición de la peque­ña Capilla, hito histórico de significativa relevancia no sólo para Florencio Várela sino para el país todo».

Sin embargo, plantearon como contraparti­da que «las autoridades policiales no disponen aún de un informe documentado de las causas del incendio, en una propiedad sin instalación eléctrica, deshabitada, vacía y con el cielorraso de madera como único material combustible en su interior».
Al mismo tiempo, pusieron de relieve que «en una recorrida realizada por el lugar a la mañana siguiente del siniestro, pudo observar­se la destrucción total del tejado, pero las dos hojas del portón de acceso, sobre el piso, esta­ban apenas quemadas parcialmente. Lamentablemente, días después, el portón también fue des­trozado, ya que se halla­ron trozos dispersos fácil­mente identificables».
PESAR
Los integrantes de Asociación de Amigos de la Capilla Escocesa ase­guraron que «cerca de medio centenar son los mensajes recibidos en la Asociación, entre los que se cuentan los del Moderador de la Iglesia Presbiteriana San Andrés, ministro Ricardo Comas, quien expreso que “semejante daño responde a indiferencia que en general tiene esta sociedad»
También dijeron que la directora del Instituto y Archivo histórico de Morón, Graciela Sáez dijo que “el hecho deja solo en la memoria el recuerdo y la valoración de tan importantante símbolo”
A ellos, se sumó la preocupación de Carlos Virasoro, director del Museo Provincial de Ciencias Naturales de Santa Fe, así como la del historiador quilmeño Héctor Chalo Agnelli.
Con la firma del secretario de Gobierno Andrés Guillermo Watson la Asociación recibió una nota fechada el 1º de diciembre, en la que el funcionario expresa su “honda preocupación y dolor frente a un lamentable suceso que menoscaba la historia e intenta dañar la memoria e identidad de nuestro Distrito. El incendio de la capilla Presbiteriana de Saint John enluta al pueblo de Florencio Várela debido a que las consecuencias de este grave hecho afectan abismalmente nuestro patrimonio histórico y cultural».


No hay comentarios: