lunes, 15 de febrero de 2010

JOSEPH THOMAS STEVENSON - EL COLEGIO SAN JORGE


JOSEPH THOMAS STEVENSON [1]

 de "Maestros y escuelas de Quilmes"
de Chalo Agnelli
    Canon Stevenson nació en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, el 9 de julio de 1865. En esa ciudad hizo sus primeros estudios y los completó en Canterbury y Oxford, Inglaterra.
    Se ordenó pastor anglicano en Londres en 1888 y ejerció su ministerio en el Reino Unido, Italia y Suiza.
En 1895 el obispo de Londres lo invitó hacerse cargo de la capellanía de Todos los Santos en Quilmes. Se traslada con su esposa Edith Melsome y toda su familia y se instala en lo que aún era un pueblo de la zona sur bonaerense.
Movido por la cantidad de familias británicas o de origen inglés que había en la zona y aledaños funda el Colegio San Jorge (Saint George´s College) el 1° de octubre de 1898, alquilando, la quinta “Rooke” de 72.000 m2 que luego adquirió. Bajo el lema “Vestiglia nulla retrosum” que tomó de la fábula del zorro y el león enfermo del poeta Horacio: “Temo esos pasos, todas las huellas llevan a tu hogar, pero ninguna indica el camino de regreso”. Comenzaron con 6 alumnos y llegó a ser la institución británica de enseñanza más importante de Latinoamérica.  El pequeño, pero confortable casco original de la quinta se transformó bajo su mano en un complejo de extraordinarias dependencias de estilo británico en un campus de 33 hectáreas.
     También fundó la escuela Santa Catalina para niñas y una escuela elemental para niños. Realizó en la zona una importante tarea educativa, promoviendo y actuando directamente con su apoyo pedagógico y económico en  la creación de escuelas. Así instó a Miss Mabel Holland a crear el Crickwood School para niñas en Quilmes, que permaneció en actividad desde principios del siglo hasta aproximadamente 1926.
EscribióThe history of St. George´s Collage”, que se editó en Inglaterra.
Hallándose enfermo en Cannes  en 1936 deseaba volver a Quilmes, lugar del mundo que había llegado a amar profundamente. Se embarcó rumbo a la Argentina, falleciendo al día siguiente de su llegada a Buenos Aires, el 24 de octubre de 1936. Sus restos yacen según sus deseos en el cementerio Anglicano de Quilmes. (ver bibliografía) Pero aún resuenan en ese frondoso parque y su entorno las palabras que dijo el día en que se jubiló. “Aprovecho esta oportunidad para recordarles que no es lo que un hombre consigue no es lo que cuenta sino lo que es; primero debe pensar en su carácter y después en su condición, porque el que tiene carácter no debe temer por su condición, ya que es su carácter el que la determina. Arriesguen todo por su carácter, que es el más valioso capital con el que contarán.”

Ver en: www.hurlinghamcxc.com.ar 
St. Hildas’ College
UNA HISTORIA ESCRITA POR MUJERES


[1] En la biblioteca del St. George´s School hay abundante bibliografía sobre este educador, incluso un árbol genealógico de su familia y descendientes hasta fecha cercana. Algunos de estos viven en la localidad de Martínez.


No hay comentarios: