jueves, 11 de marzo de 2010

LA JUNTA DE ESTUDIOS HISTÓRICOS DE QUILMES

“LOS PRECURSORES”
Un entrerriano que llegó a Quilmes siendo muy joven, inició un proceso de historicidad que se desarrolló extraordinariamente al correr de los años, ese fue el pediatra Dr. Fernando Pozzo, que acabamos de biografiar, admirador de la vida y de la obra de Enrique Guillermo Hudson. Pozzo fue comisionado municipal y desde su cargo, que no fue por elecciones democráticas, realizó una tarea extraordinaria en los ámbitos culturales y educativo del partido de Quilmes. Una de sus creaciones fue la JUNTA DE ESTUDIOS HISTÓRICOS.
A continuación transcribo algunas de las actas fundacionales de la Junta.

El Señor Comisionado Municipal de Quilmes Dr. Fernando Pozzo con fecha 12 de Julio de 1940, da el siguiente:
DECRETO Nº 1670
Considerando:
Que debe constituir una preocupación de las autoridades municipales, la investigación de la historia de Quilmes para su mejor conocimiento y difusión;
Que debe estimularse la producción histórica entre los vecinos del partido, con el objeto de robustecer por medio del conocimiento del pasado de nuestra patria, los más sanos sentimientos de la nacionalidad:
Que el conocimiento de nuestra historia es indispensable para la solución de múltiples problemas con un criterio argentino y
José E. López
adaptado a las modalidades del país y al carácter de sus habitantes;
por ello, el Comisionado Municipal en uso de sus atribuciones;
DECRETA
Art. 1º Créase la Junta de Estudios Históricos  de Quilmes con el objeto de realizar estudios de carácter histórico argentino y muy especialmente vinculados al Partido de Quilmes.
Art. 2º La Junta de Estudios Históricos estará compuesta de diez miembros, quienes elegirán entre ellos un presidente, un vice-presidente y un secretario cubriendo los demás el cargo de vocales.
Art. 3º Los miembros de la Junta serán designados por la primera vez por el Sr. Comisionado Municipal y en lo sucesivo en caso de renuncia, fallecimiento o renovación de algunos de ellos, por la
J. A. Craviotto
misma Junta en la forma y condiciones que establecerá la reglamentación que ella acuerde.
Art. 4º La Junta dictará y aprobará su Reglamento, el cual será comunicado a la Intendencia Municipal.
Art. 5º Desígnase para formar parte de la Junta de Estudios Históricos de Quilmes a las siguientes personas: Dr. César Barrera Nicholson, Prof. Ana María Borzi de Faragó, el director de la Escuela Normal don Juan Manuel Cotta, Dr. José A. Craviotto, Dr. Oscar Echelini, Prof. Antonio Iglesias Hasperué, Pbro. Juan Bernardino Lértora, Dr. José Eduardo López, Dr. Juan Domingo Pozzo y Prof. Lilia Bruno de Raris.
Art. 6º Comuníquese, publíquese, dese a la Comisión de Decretos y Resoluciones, etc.
Comisionado Municipal, Dr. Fernando Pozzo
Secretario: Federico Ernesto Mongiardini.
ACTA Nº1
Citados por el Secretario Municipal, Dr. Ernesto Mongardini, al Palacio Municipal, a efectos de dar cumplimiento a lo que establece el Decreto trascripto, el día 19 de julio de 1940, concurren al
C. Barrera Nicholson
despacho del Sr. Comisionado los señores César Barrera Nicholson, Dr. José A. Craviotto, Dr. Oscar Echelini, Prof. Antonio Iglesias, R. P. Juan Bernardino Lertora, Dr. José Eduardo López y Juan Domingo Pozzo. Siendo las 22 horas son recibidos por el Comisionado Dr. Fernando Pozzo, quien dirige la palabra a los concurrentes, expresándoles su gratitud por haber respondido a su llamado y la aceptación que ello implica, por los señores nombrados, de constituir el nuevo organismo, Hace saber que el Prof. Juan Manuel Cotta ha excusado su inasistencia a la reunión por sus ocupaciones en la Dirección de la Escuela Normal de Quilmes, en exámenes generales estos días, el Dr. Craviotto pide la
Juan B. Lertora
palabra para expresar por encargo especial que la señora Faragó que no concurre por idéntica causa, el Sr. Iglesias, dice tener de la Sra. de Raris idéntico mensaje, de lo que se deja constancia. Continúa expresando el Sr. Comisionado que al crear la Junta entendió que su primordial objeto habría de ser el de abocarse a la preparación y clasificación de los elementos que pudieran conseguirse con el objeto de dar comienzo a la redacción de una Historia de la Ciudad de Quilmes, con sus hechos locales y en aquellos que tuvieran atingencias con otros de importancia nacional, en sus hombres mas destacados, en el aspecto social de los pobladores de todos los tiempos, en sus instituciones, en una palabra, en todos aquellos pormenores que puedan, en su conjunto, llegar a ilustrar lo que fue hasta lo que es, la población que se inició en el año 1666 bajo la denominación de Reducción de la Santa Cruz de los Quilmes y ateniéndose exclusivamente a la verdad histórica. El Dr. Echelini hace notar a propósito de esto último las fallas y errores graves que ha observado en una película nacional, errores que la intervención de la Junta podría evitar en lo futuro. Toma la palabra el Dr. (José Eduardo) López para agradecer al Sr. Comisionado su designación como miembro de la Junta y expresa que aún cuando por varias razones no se considera un estudioso en el momento actual, entiende que por la elevación de miras que supone la idea del Dr. Fernando Pozzo, se apresura a aceptar un lugar en la Comisión, pues cree que es un deber de todos el contribuir al éxito de la feliz iniciativa; esta exposición del Dr. López merece la unánime aprobación de los presentes. Cambiadas algunas ideas generales sobre las tareas a emprender se consulta al Sr. Comisionado si el nombre de la Junta de Estudios Históricos irá seguida de la palabra “Municipal”, lo que origina una breve cambio de opiniones hasta que a propuesta del Dr. Craviotto, queda oficialmente resuelto en estos términos, “Junta de Estudios Históricos de Quilmes”, fundada por Decreto de Julio 12 de 1940. A raíz de esto último, el Sr. Comisionado invita a los miembros a constituirse eligiendo los cargos conforme a los términos del Decreto. Toma la palabra el Rev. Padre Lértora expresando, que a su manera de ver, debiera ser Presidente el propio Sr. Comisionado, creador de la Junta, y ya conocido por sus actividades en asuntos históricos, a esta proposición se opone al Dr. Fernando Pozzo, manifestando que, precisamente, uno de los objetivos que persiguió en el funcionamiento del futuro organismo, fue una discreta independencia que la apartara del posible alcance de criterios opuestos al de la Junta en su seno, como así también mantenerla al margen de los cambios de administración y de todo otros tropiezo que pudiera alterar el ritmo y armonía de su organización interna. Que desde luego deseaba formar parte de la entidad por él creada, pero que eso sería desde el llano cuando abandonara su condición de interventor federal y,  ese efecto solicitaba desde ya “se le hiciere un lugarcito”. La proposición del R. P. Juan Bernardino Lertora queda así en la comprensión de los presentes, como inexistente, retirando su moción el P. Lertora. Toma la palabra el Dr. López y manifiesta que en vista de las razones dadas por el Sr. Comisionado  proponía para ocupar la presidencia al Dr. José A Craviotto por ser conocido sus actividades sobre temas históricos locales, publicados en la prensa local y por ser pública y notoria su condición de investigador de documentos en las carpetas existentes en el Juzgado de Paz y Municipalidad, lo que a su juicio acredita
Sra. de Faragó
merecimientos e idoneidad. Aceptada por unanimidad las razones expuestas por el Dr. López, el Sr. Comisionado, deja constancia del resultado de la primera votación de la Junta. A continuación el Dr. Echelini toma la palabra para proponer la elección del Dr. Juan Domingo Pozzo como vice-presidente, por ser profesor de historia en la Escuela Normal de Quilmes, por su dedicación a temas de esa naturaleza, por su vinculación a mecanismos afines al de la Junta y por sus conocidos trabajos al respecto. Por unanimidad se vota la Dr. Juan D. Pozzo para ejercer la vice-presidencia, dejando así mismo, como en el caso anterior constancia de ello el Sr. Comisionado. A continuación se mencionan los nombres de las Sras. de Faragó y Raris para ejercer la secretaria, dadas las relevantes prendas de estas señoras, pero repetidas que fueran las razones dados por los Sres. Iglesias y Craviotto, acerca de la imposibilidad en que aquellas docentes se encuentran para desempeñar la secretaria por razones profesionales, el Dr Echelini sugiere, por los méritos y condiciones que en él son conocidas, la persona del Sr. Iglesia. Tampoco le es posible a este aceptar tal proposición que agradece por idénticas razones de tiempo, por lo cual y a indicación del R.P. Lertora se vota por el Sr. César Barrera. Luego de un cambio de ideas, a propósito de que en un momento dado, sea dable aumentar el número de miembros de la Junta, expresa el Dr. López que podría hacerse una ampliación del decreto original del Sr. Comisionado, en lo cual se manifiesta este de acuerdo. Entendiendo todos los presentes que es de importancia previa a toda otra actividad, la de que la Junta se dé su Reglamento a fin de cumplir con los términos del Decreto de su creación, quedando encargado el Dr. Juan D. Pozzo de proyectar el que convenga para ser sometido oportunamente a la aprobación de aquella. A esos efectos se conviene que, una vez de acuerdo sobre los términos en que aquel esté redactado, se citará a la Comisión para su lectura, consideración y oportuna aprobación. Quedando constituida la Mesa Directiva de la Junta de la siguiente forma:
Presidente: Dr. José A. Craviotto
Vicepresidente Dr. Juan D. Pozzo
Secretario. César Barrera Nicholson
Se levanta la sesión siendo las veintitrés horas.
(hay dos firmas) César Barrera Nicholson y José A. Craviotto.
FUENTE
 Otamendi Etchevertz, Alicia. “La primera Junta de Estudios Históricos a través de su Libro de Actas”. Junta de Estudios Históricos – Boletín Nº 1 (segunda época) Municipalidad de Quilmes Sub Secr. De Cultura Quilmes, 1983.
Compilación y argumentación Prof. Chalo Agnelli 
 

No hay comentarios: