lunes, 5 de abril de 2010

VIVIENDAS QUILMEÑAS DE AYER


por Chalo Agnelli
El lunes 29 de agosto de 2007 se realizó la muestra histórica fotográfica “Historia de la Arquitectura Viviendas Unifamiliares - Santa Cruz de los Quilmes - Fines siglo XIX”
De los arquitectos Jorge F. Buján y Daniel R. Márquez (FAU-UNLP) y la colaboración de  Marina Cristofori.
La muestra estuvo organizada por el Prof. Fernando San Martín director del Museo Fotográfico de Quilmes en ese momento y la Universidad Nacional de Quilmes por su Secretaría de Extensión Universitaria que dirige la Lic. Mabel Coutada.
El tema era el tipo de viviendas que predominaron en Quilmes a fines del siglo XIX, sus características y propietarios. Recuperar en este BLOG parte de esa investigación de los Arqs. Buján y Márquez es una necesidad para presentar la Historia de Quilmes en todo el amplio espectro social, cultural, económico y humano. Lo que sigue fu tomado del folleto que acompañaba la presentación de los planos de las nueve viviendas quilmeñas tratadas. 
TIPOS DE VIVIENDAS 
Las nueve viviendas expuestas son parte de un trabajo sobre Historia de la Arquitectura de Quilmes; ellas están asociadas a un período de la historia de la ciudad y son representativas del tipo de vida que llevaban sus ocupantes y reveladoras de las posibilidades técnicas disponibles y de las limitaciones propias de la época. Las nueve viviendas son exentas, es decir que estaban emplazadas en los lotes respectivos sin apoyarse en ninguna de las medianeras; tres de ellas (la de John Clark, la de Álvarez de Toledo y la de Fortunato Cichero) eran del tipo extendido con los locales dispuestos uno a continuación del otro comunicados por medio de circulaciones, con patios   y  halles  usados como articuladores de las distintas áreas funcionales. Las seis restantes eran de tipo compacto, con habitaciones dispuestas en torno a un hall o ambiente familiar central. Estas casas compactas podían tener las fajas laterales alargadas conformando una "U", como la casa Edelweiss y la de José López. La casa de Sabiniano Kier, a pesar de las reformas y ampliaciones, era una casona compacta de dos niveles con las habitaciones distribuidas en torno al hall central de doble altura. 
La mayoría de las casas tenían el baño y la cocina separados de la vivienda. Las viviendas expuestas cubren el período de transición durante el cual se incorporaron nuevas instalaciones sanitarias y se contó con la importación de artefactos. La mayoría tenía caballerizas, comodidades para carruajes y dependencias propias de las viviendas suburbanas con quinta y jardines. El equipamiento podía incluir cancha de pelota vasca, cancha de tenis, piscina, estanque, palomares, invernaderos, glorietas y la mayoría contaba con cuidados jardines. 
CONSIDERACIONES ESTILISTICAS 
En cuanto al aspecto estilístico puede decirse que La Regina era de tipo italianizante, tan difundido para las casas quintas de la segunda mitad del siglo XIX, en tanto la casa atribuida a Lander tiene el aspecto de las primeras casas pintoresquistas de filiación británica construidas en Quilmes. La casa de Álvarez de Toledo es un buen ejemplo ecléctico que combina elementos clasicistas con otros tomados de la corriente pintoresquista. Excepto las casas de Fortunato Cichero y la de Camila de Cichero, las demás estaban dentro del ejido urbano, prueba del tamaño de los solares, muchos de un cuarto de manzana y de la jerarquía de las propias viviendas.
Los propietarios.
Hacia fines del siglo XIX se construían casas para residencia temporal de familias procedentes de la capital y de residentes en estancias del Pago de la Magdalena. Los porteños buscaban una residencia de verano motivados por consideraciones higienistas y por el fácil acceso a la ribera. La inauguración de la estación local de ferrocarril en 1872 mejoró las posibilidades de comunicación hasta entonces dependientes de los precarios caminos. Las casonas que a fines del siglo XIX fueron residencia de los escasos integrantes de la familia, en pocas décadas, fueron adaptadas a otras funciones. La casa de Fortunato Cichero fue sede del Hogar Sandford, la de Álvarez de Toledo del Colegio de Miss Williams y actual sede social del Club Universitario de Quilmes, en la de Camila de Cichero funcionóla Escuela N° 19, en la casa de John Clark el Colegio Normal de Quilmes, en la de Sabiniano Kier se fundó el Colegio Criklewood y en La Ynés de John Davidson funciona parte del Quilmes High School. 
OTROS TIPOS DE VIVIENDAS 
A fines del siglo XIX abundaron las casas tipo "chorizo" de menores dimensiones, con habitaciones contiguas comunicadas a una galería común, ranchos con muros de adobe y cubierta de material vegetal y viviendas prefabricadas de madera, algunas sobre palafitos montadas en el sector inundable. Las construcciones de montaje en seco fueron utilizadas para sedes e instalaciones de los clubes y colegios, capillas y salones comunitarios adjuntos y galpones para usos industriales.
(El 13 de agosto de 2004 el arquitecto Alberto Gaspar Vera presentó en el Colegio de Abogados una ilustrativa exposición referente, titulada: “Arquitectónica y urbanística de Quilmes de ayer, ahora y el futuro”. La misma se realizó con motivo de la presentación de la revista “Vientos del Sur” (N° 3) editada por la Delegación Quilmes dependiente de la Sociedad Argentina de Escritores Seccional Sur Bonaerense. Dedicado al 338 Aniversario de la Fundación de Quilmes.)

No hay comentarios: