jueves, 4 de noviembre de 2010

CHACRAS Y SOLARES DE LOS QUILMES DESPUÉS DE 1818

DESCENDIENTES DE LOS QUILME DESARRAIGADOS AL RÍO DE LA PLATA
QUE EN 1818 SE LES CEDIERON CHACRAS Y SOLARES
EN EL PUEBLO LIBRE DE LA SANTA CRUZ DE LOS QUILMES.

Prof. Chalo Agnelli

BIBLIOGRAFÍA MOTIVADORA
Hay tres libros fundamentales que consideramos impostergables e imprescindibles para conocer y comprender la historia del pueblo quilmes, su epopeya y su brutal desarraigo: el de la historiadora Guillermina Sors, por su hondura americanista e investigación documental, el de don Luís Otamendi por su fidelidad con los libros parroquiales y el del profesor Jorge Levoratti por la precisión de sus cuadros comparativos, esquemas y estadística demográfica. En ellos y desde ellos se pueden transitar nuevos aportes que se suman al debate historiográfico.

ANÁLISIS DE SITUACIÓN
Hombres y mujeres de la Nación Quilme fueron favorecidos con mercedes de chacras o “chacaras” y solares según el plano de Francisco Mesura de 1818, establecido por el decreto del gobernador Oliden.
Es seguro que estos beneficiados ya residían en las propiedades que les otorgaron a partir de esta mesura.
Y esto lo corrobora el lugar en que están ubicadas las propiedades en torno a la plaza y cera de la iglesia.
A cada chacra correspondían 16 manzanas medidas en varas, por eso cada 4 cuadras en Quilmes Oeste se extiende una avenida, fueron las primeras calles que se abrieron.
Un solar era un cuarto de manzana con calles de 16 varas y con los terrenos sobrantes formaron quintas de 200 varas de lado las ubicadas al noroeste y de 200 por 286 las del sudeste (Villa Margarita)
En esta reseña se indica el lugar que ocupaban esas chacras y solares según la presente nomenclatura. Las calles actuales se nombran según las agujas del reloj. Se remite a datos históricos posteriores que surgen de esta información.
Los nombres originarios de los quilme se perdieron con la cristianización según la costumbre de bautizar a una criatura con el nombre del santo que indica el santoral para cada día del año. Otra forma de arrancarles la cultura ancestral para afianzar la dominación. Los apellidos provienen de los amos para los cuales trabajaron como mitayos los primeros quilmes que pisaron este suelo rioplantense.

Chacra Nº 14 a Juan Benítez. Circunscripta entre las calles Vicente López, C. Pellegrini, Andrés Baranda y Rodolfo López. Parte de esta propiedad sobre la esquina de Rodolfo López y Vicente López perteneció luego al juez de paz don Tomás Giráldez.

Chacra Nº 15, concedida en condominio a Francisco Díaz, descendiente de quilmes, y a Lorenzo Villasante. Circunscripta entre las calles: Vte. López, 12 de Octubre, A. Baranda y C. Pellegrini. Luego perteneció a Celestino Risso, aquí estuvo el horno de ladrillos con los que se reconstruyó el tercer templo parroquial (1862), hoy Catedral; el edificio municipal (3/6/1862) que se levantaba donde hoy se halla la Casa de la Cultura (1912) y estaciones de la línea Buenos Aires-Ensenada, hoy Gral. Roca. Hoy se levanta en lo que fue “la chacra de Risso”: la Iglesia Parroquial del Sdo. Corazón, dos escuelas privadas religiosas, la escuela primaria Nº 17 y la E.E.M. Nº 3 “Francisco Salustio”.   

Chacra Nº 19, en condominio a Vizente (sic) Quintero y Gerónimo Cabral, descendiente de quilme. En varias oportunidades formó parte del Cabildo Indio. Circunscripta entre las calles: A. Baranda, R. López, Urquiza y Rep. Del Líbano. A Gerónimo Cabral se le otorgó además, el solar Nº 215.

Chacra Nº 27, a Fermín de los Santos, descendiente de quilme, alguacil del Cabildo indio cuando se decretó la disolución de la Reducción y Santa Cruz Quilmes pasó a ser pueblo libre, quedando establecida su segunda fundación virtual. Circunscripta entre las calles: Urquiza, 12 de Octubre, Martín Rodríguez y C. Pellegrini.

Chacra Nº 31, a Francisco Zisneros (sic), descendiente de quilme. Circunscripta entre las calles: M. Rodríguez, R. López, Av. La Plata y Rep. Del Líbano.

Chacra Nº  32, a Eugenio Santellán (o Santallana o Santillán), descendiente de quilme. Circunscripta entre las calles: M. Rodríguez, C. Pellegrini, Av. La Plata y R. López. A Santillán también le correspondió el solar Nº 348, el cuarto de manzana ubicado en la esquina de las calles Belgrano y Garibaldi. Ese solar después de 1856 fue propiedad de la familia Coquibus.

Chacra Nº 33, a José Cabral (hermano de Gerónimo) de origen quilme. Circunscripta entre: M. Rodríguez, 12 de Octubre, Av. La Plata y C. Pellegrini.

Chacra Nº 58, a Francisco Leyva de origen quilme. Circunscripta entre: Av. Calchaquí, Felipe Amoedo, Gral. Mosconi y 12 de Octubre.

Chacra Nº 72, a Venancio Leyva, de origen quilme. En San Francisco Solano. Circunscripta entre: calles 882, Amoedo (822), 886 y 12 de octubre (816) aproximadamente.    

Sobre 72 chacras, a los descendientes de quilmes les otorgaron 9; 12,5 %.
Los 551 solares están sobre el casco urbano desde Hipólito Yrigoyen hasta el pie de la barranca que en una parte comenzaba en Cevallos entre Saavedra y Nicolás Videla y el resto se abre en diagonal hasta Allison Bell (antes Santa Cruz), de SO a NE el ejido esta limitado por las calles Brandsen y Saavedra.
En el plano de 1856 que Manuel Ales actualizó para 1890 los solares llevan otros números. 

Solar Nº 125, a Juan Martínez, de origen quilme, que fue alcalde indio en 1812. Esquina NO de Pringles y Colón. En el plano de Ales lleva el número 64 y hay una construcción y a su lado otra pequeña de la familia Faria.

Solar Nº 127, a Gregorio Maya, de origen quilme. Esquina SO de Paz y Colón. En el plano de Ales lleva el número 68 e indica que es un monte de sauces y paraísos.

Solar Nº 171, a Manuela Garibay, de origen quilme. Esquina SO de Mitre y 9 de Julio. En el plano de Manuel Ales, dos solares, 113 y 114, de la quinta de la familia Páez.

Solar Nº 196, a Jayme Coille, de probable origen quilme. Esquina NO de Brown y Videla; en el plano de Ales, Nº 122, propiedad del constructor Santiago Lournaga.

Solar Nº 210, a María Márquez, de origen quilme. Esquina SE de Sarmiento y Videla; en el plano de Ales figura con el número 147, propiedad de la familia Necol una quinta rodeada de rejas con pilares.

Solar Nº 216, a Marta Márquez y Cabral (hermana de la anterior), de origen quilme. Esquina SE de Lavalle y Videla, en el plano de Ales Nº 163 quinta de la familia Ísola.

Solar Nº 226, a Tomasa Navarro, de origen quilme. Esquina NO de Pringles y Alsina; en el plano de Ales figura con el número 142 la quinta “El Ombú” del jurisconsulto Miguel García Fernández.

Solar Nº 227, a Lorenza Martínez, (hermana del alcalde indio Juan Martínez) de origen quilme. Esquina NE de Paz y Alsina. En el plano de Ales figura con el número 144 propiedad de la familia Casavalle. Don Manuel Casavalle fue el llamado librero de la patria que publicó tantos libros a autores del siglo XIX, entre ellos “Buenos Aires desde 70 años atrás” del Dr. Wilde.

Solar Nº 229, a Petrona Navarro, (hermana de Tomasa) de origen quilme. Esquina NE de Sarmiento y Alsina. En el plano de Ales figura con el número 154 donde estuvo la fonda de Serafín Berbeni

Solar Nº 231, a María Antonia de los Santos, de origen quilme. Esquina NE de Alvear y Alsina. En el plano de Ales figura con el número 156 era propiedad de la familia López, a fines del siglo XIX había una casa de inquilinato

Solar Nº 234, a Petrona González, viuda de Pedro Esteba Martínez, ambos de origen quilme. Esquina NO de Brown y Alsina. En el plano de Ales figura con el número 162, propiedad de Juana Martínez y el sastre Falcinetti.

Solar Nº 247, a Francisco Roxas, de origen quilme. Esquina SE de Paz y Alsina. En el plano de Ales figura con el número 184; una casa de altos de Antonio Bochini en dos solares sobre la calle Paz, con pilares de rejas en el linde del terreno.

Solar Nº 269, a Juan de la Cruz Márquez, de origen quilme. Esquina NE de Sarmiento y Rivadavia. Ales le adjudica en número 189, dos solares, el lindante de la esquina opuesta de Paz y Rivadavia. En estos terrenos el cura párroco Andrés Ramos en 1849, levantó un importante casa que habitó muy pocos años, luego la vendió a don Andrés Baranda que le dio mayor confort y elegancia. Muerto Baranda en 1880 la propiedad pasó a su hija Cruz Baranda y a su yerno Pedro Risso, quienes la legaron a su hija del corazón Águeda Nicholson casada con el maestro de música español don Antonio Barrera y pasó a su primogénito Antonio Barrera Nicholson y su esposa Elena Capurro que la habitaron con sus 7 hijos largos años. La vieja casona fue demolida en 1972 para hacer un edificio de varios pisos.

Solar Nº  310, a Concepción Santellán (hija de Eugenio Santellán), de origen quilme. Este solar esquina NO de Mitre y Alem, con el número 229 en Ales, era propiedad de Agustín Lavagi. Allí estuvo la tienda El Capricho

Solar Nº 325, a José Joaquín de los Santos, de origen quilme. Esquina SE de Belgrano y Alem. En el plano de Ales con el número 257 figura subdividio en cuatro lotes y como propietarios las familias Ghilino, Durante, de Manuel Leiva y un lote baldío

Solar Nº 326, a Fulgencio Leyva, de origen indio. En la misma manzana el que le sigue al anterior, esquina SE de Pringles y Alem, que figura con el número 259 en Ales y también se halla subdivido entre: Flía Tobal, Magdalena Catone, la carnicería de Ponciano Sánchez y doña Juana Cañete.

Solar Nº 417, a Simón Fabián Aguirre, de origen quilme. Esquina SO de Belgrano y Humberto Primo. Con el número 357 en Ales y propiedades de José Craviotto en la esquina, el almacén de Costa sobre Belgrano y el albañil Bereti sobre Humberto Primo,
Se entregaron 19 solares a criollos de origen quilme sobre un total de 551; el 3,3%. Por el área donde se ubican cada uno de estos solares, muy próximos unos de otros, entre las calles Belgrano, Lavalle, Colón y Humberto Primo, estos descendientes de quilmes indudablemente habitaban los solares se indican suyos.
Por ejemplo, Gerónimo Cabral, Marta Márquez y Cabral y Petrona González tenían sus propiedades linderas y Jayme Coille enfrente de Cabral, en la intersección de Brown y Videla. Los solares 325;  326 y 348 entregados a quilmes están en la misma manzana. Luego 210. 226,227, 229, 247 y 269 están próximos entre sí y a la plaza y templo (ver plano)
¿Qué pasó luego con estas familias y sus propiedades? Será investigación de algún historiador que me suceda.
Los demás adjudicatarios fueron militares que sirvieron en las invasiones inglesas, especialmente a los que intervinieron en los enfrentamiento acontecidos en Quilmes y en las primeras luchas por la independencia o a los descendientes de estos reconocidos por su honestidad, acreditado con testigos de conocimiento.
Lo que si es bueno remarcar que el agrimensor don Francisco Mesura, que junto con el don Felipe Robles y dos ayudantes, empleó a su costa y riesgo tres meses y veintiséis días en hacer el deslinde y amojonamiento del pueblo, más otros 19 en hacer los planos topográficos nunca cobró por dicho trabajo ni los gastos que le insumió. Así lo hace saber en carta dirigida al gobierno de Buenos Aires del 3 de febrero de 1930.

BIBLIOGRAFÍA
Ales, Manuel. Plano de Quilmes de 1956,
Levoratti, Jorge. “La Reducción de los Quilmes 1666-1812 Tiempo Sur. Julio, 2000. Quilmes.
Otamendi, Luís. “Historia de la Reducción 1666-1812 Pág. 91 a 93. Serie Archivos y Fuentes de Información. Municipalidad de Quilmes – Dirección de Cultura. Julio, 1968. Quilmes.
Sors de Tricerri, Guillermina. “Quilmes Colonial”. A.H.P.B.A., 1937 La Plata.


No hay comentarios: