sábado, 27 de noviembre de 2010

LA PLAZA QUE SIEMPRE FUE PLAZA - UNA PÉRDIDA DEL PATRIMONIO

Chalo Agnelli
En el plano del piloto agrimensor don Francisco Mesura de 1818, establecido por el decreto del gobernador Oliden, se indican numeradas las plazas que debía contar el pueblo, aún en formación. 
El casco urbano del pueblo trazado por el Agrimensor Francisco Mesura, aquí se enumeran las plazas.
La Nº 1 es la plaza principal o Mayor, que luego cambió varias veces de nombre y desde 1946 se llama Libertador General don José de San Martín.
Es la plaza original del pueblo que seguramente tenía esa condición cuando aún esto era una reducción.
La Nº 2Quadra para Casas Capitulares y Cárcel”, dice el documento que no se destinó para edificios públicos vaya a saberse por que distracciones de las sucesivas administraciones.  
La Nº 3Quadra (sic) para la Iglesia y habitaciones del Cura”, donde ya estaba el cementerio indio y después de 1854 por convenios entre Buenos Aires y la Curia se designó también para los edificios fiscales: municipalidad, comisaría, escuela y biblioteca.
La Nº 4 Plaza de La Caridad, luego Falcón y hoy del Bicentenario.
La Nº 5 fue la plaza de Los Labradores, después de Pinto o General Manuel Guillermo Pinto - gobernador de la provincia cuando Quilmes se separa de
Gral. Pinto
Barracas al Sur en 1852 - nombre que le dio el juez de paz don Andrés Baranda, apodada de 'Marcelo' pues un comerciante de la zona don Marcelo Loredo cercó la manzana y soltaba allí sus caballos de los carros de reparto, hasta que muerto Loredo la plaza recuperó su destino, pero no por mucho tiempo pues a algún intendente se le ocurrió que allí quedaba bien el mercado. En ese lugar determinados días de la semana se solía armar una feria (feria franca) y el edificio del mercado, o feria internada, se hizo para contener en forma higiénica y ordenada a esos puesteros. 

Don Marcelo Loredo fue quien desde 1881, por incumplimiento del contrato de don José Badano, se hizo cargo de la concesión municipal del alumbrado público de los faroles de querosene, concesión que conservó hasta 1883, inclusive.
La Nº 6.- Plaza del Regocijo, que luego tras sugerencias del Dr. Wilde, que estaba a su cuidado pues vivía cerca, se denominó “Tres de Febrero”, hasta que en 1904, se la re bautizó “Dr. José Antonio Wilde”. También tuvo apodo, “Plaza de la Cruz”, pues según cuenta el historiador don Luis Otamendi hasta el 1º de junio de 1879, hubo en el mismo sitio donde hoy está el busto de Wilde una cruz que fue trasladada a la actual Catedral por orden del cura Felipe Fonticelli y luego el párroco Banfi la donó al Museo Almirante Brown.
La plaza de la estación no figura pues fue una adquisición de la municipalidad en 1874, al preceptor Martín Cristoforetti, propietario de esa manzana, para homenajear al ingeniero norteamericano William Wheelright que había traído el ferrocarril a Quilmes, luego una parcialidad política le quitará el nombre de ese hacedor del progreso quilmeño, por el del Presidente Hipólito Yrigoyen, merecido por cierto, pero...
 El mercado municipal, esquina de Lavalle y Olavarría
De modo que la plaza Gral. Manuel Guillermo Pinto “siempre fue plaza y no es una herencia vacante como manifestó en cierta oportunidad una administración municipal, para darle el destino espurio que hoy tiene: un supermercado de lamentable arquitectura, en una zona donde cada día crecen y crecen edificios que exigen un pulmón verde, aire y luz para los vecinos.

EL SOL – Sábado 10 de agosto de 1996 – Pág. 7
LLEGANDO EN UN "JUMBO"


El fin de semana cerró con una novedad confirmada, que puede representar un cambio sustancial en Quilmes definiendo el hasta ahora incierto futuro del ex Mercado Municipal sito en Olavarría, Lavalle, Humberto Primo y Moreno y encadenado a esto la creación de una nueva sede para el edificio de la Municipalidad.

La novedad saliente significa la llegada de un nuevo supermercado a la ciudad, para lo que EL SOL alguna vez calificó como “La ciudad changuito” agregue una estre­lla más, en este caso Unimaq Jumbo, empresa de capita­les chilenos cumpliría la estrategia de ubicarse en pleno centro de Quilmes, consideración estimada positiva en cuanto a las cuestiones de marketing.

El Ejecutivo Municipal consideró el tema desde la época de transición entre la anterior gestión y la actual (Cont. Aníbal Fernández 1991-1995 // Dr. Federico Scarabino 1995-1999) y dentro de los sondeos "offthe record" alcanzar el emprendimiento era señalado como una medida de excepción, ya que dentro de los borradores del acuerdo, la Municipalidad recibiría a cambio del inmueble céntrico la construcción de un nuevo edificio. La ubicación de éste apunta a los terrenos donde actual­mente funciona el Corralón Municipal ubicados sobre la calle Alberdi, donde se levantaría la nueva sede, EL SOL pudo constatar que inclusive la novedad era conocida por algunos dirigentes del radicalismo, y que también había llegado con tono de “confirmación” a la ciudad de La Plata. Si bien hubo hermetismo en tomo al hecho los anteceden­tes inmediatos, la discreción de los funcionarios municipales y el desembarco de Jumbo en el conurbano parecen cerrar el círculo por estas horas. (TEXTUAL)
LA VECINDAD
Poco antes de estos anuncios la vecindad y muchos quilmeños amantes del patrimonio comenzaron a juntarse y se hicieron rondas en torno a la manzana, en una oportunidad se hizo un abrazo al viejo Mercado donde participaron algunos viejos vecinos, ya ausentes, pero seguro que sus espíritus deben recorrer ese expolio. A su vez, se formó una comisión que en dos oportunidades presentó solicitudes de audiencia, primero la intendente Aníbal Fernández y luego al intendente Scarabino y al secretario de Obras Públicas de ambas administraciones. Nunca fueron recibidos ni contestadas las notas presentadas en Ceremonial de la Municipalidad.
EL PATRIMONIO 
El Dr. Scarabino, que ocupó la intendencia en el período 1995 - 1999, en el que se resolvió la decisión fortuita (recuerdo que los concejales aprueban proyectos de ordenanzas, pero es el intendente quien las promulga o veta) [1] de acabar con la plaza, en noviembre de 2010, dijo en una disertación que ofreció en la UNQUI, que Quilmes no tenía “personalidad”; bien es demostrable que el
saqueo del patrimonio público es parte de la despersonalización de una comunidad y de un pueblo, hacerlo anónimo, anodino y potencialmente ajeno. Cuenta un notorio periodista local que uno de los argumentos presentados para hacer el negociado, fue que se haría en el subsuelo una mega playa de estacionamiento para solucionar el problema de tránsito de Quilmes. Otro argumento era que en el tercer piso iba a funcionar un importante “centro cultural
municipal”
. Pasaron poco más  o menos 13 años. En varias oportunidades el periodista Pedro Navarro propuso colocar un cartel en un punto de esa manzana donde se indique que concluido el período de la cesión (treinta años), debe volver a ser plaza. En 2007 hubo denuncias en el H. Concejo Deliberante porque los planos que habilitaron el proyecto son dudosos y poco se sabe sobre las sucesivas transferencias realizadas. 


En la publicación CoMUNIcar”, órgano oficial de la Municipalidad de Quilmes de setiembre de 1998 en la página 6 se
anuncia: A través de un convenio con la firma UNIMARK, la Municipalidad de Quilmes cede por espacio de 30 años la explotación del predio ubicado en el corazón de la ciudad, delimitado por las calles Humberto Primo, Moreno, Olavarría y Lavalle y la firma construye un nuevo edificio municipal en una superficie total de 15.000m2. Nada más.
Error: el predio (heredad, hacienda, tierra o posesión inmueble) es una plaza, porque la palabra predio pareciera designar un baldío abandonado a los designios de la naturaleza.
Certezas: 1) dicha plaza está ubicada en el corazón de la ciudad”, más razón para que conserve su atributo original y cumpla su función de oxigenar ese centro cardíaco; 2) era razonable sacar de ese lugar, donde nunca debió instalarse, el edificio municipal, arrinconado en un espacio insuficiente y engorroso para un Partido en incesante crecimiento como el de Quilmes, pero no a cualquier precio ni en graciosa cesión a la que pusieron infructuosa resistencia numerosos vecinos del entorno.
Transcurrieron 18 años. Faltan 12. ¡Ojalá el Sr. Scarabino en el 2028 pueda contribuir a la recuperación de la Plaza de los Labradores! ¡Ojalá alguien recuerde su origen y su historia...! ¡Ojalá! [2]
Nadie ama lo que no conoce y si a un pueblo le quitan identidad lo paralizan o lo acaban. Los quilmeños tendríamos que saber bastante de ello con tan sólo recorrer nuestra historia, pues lo primeros pobladores de estas tierras, los quilmes, fueron extinguidos arrancándoles su tradición y su cultura, despersonalizándolos.
¿¡Ese funcionario que hoy tiene un cargo legislativo en la provincia es en parte responsable de la pérdida de nuestro patrimonio!?... ¿¡Tiene el ciudadano responsabilidad en la pérdida de la memoria y en las decisiones de sus representantes!?... [3]
Investigación y argumentación Chalo Agnelli
actualizado el 10 de agosto de 2016
FUENTES
Diario "El Sol" sábado 10 de agosto de 1996

CoMUNIcar”, órgano oficial de la Municipalidad de Quilmes.
Entrevistas al periodista Pedro Navarro, al Dr. Grossman y a la docente Julia Fuentes. 
NOTA
[1] Eran concejales en el año 1995: María del Carmen Alburúa, Jorge Aquino, Horacio Brachetti, Alberto Calonga, Daniel Carranza, Nélida Chiquín, Juan Chumen, Carlos Effincer, Jorge Funes, Rosalía Gauna, Fernando Geronés (UCR luego intendente), Reymundo González, Oscar Gerreno, Ruben López, Liliana Lutteral, Héctor Majo, Eusebio Mansilla, Roberto Morguen, Stella Maris Nin, Carlos Pérez Gresia, Jorge Petroff, Néstor Rojas, Alejandro Scheruhn y Norberto Spila. (colaboración Domingo Pizzorno)
[2] Ver en EL QUILMERO del viernes, 26 de noviembre de 2010, LA PERSONALIDAD DE QUILMES http://elquilmero.blogspot.com.ar/2010/11/la-personalidad-de-quilmes.html/
[3] Ver en EL QUILMERO del miércoles, 29 de octubre de 2014 “¿QUIÉN ERA EL GRAL. PINTO, QUE TIENE UNA PLAZA EN QUILMES?” http://elquilmero.blogspot.com.ar/2014/10/quien-era-el-gral-pinto-que-tiene-una.html/
27/11/2010 - Última modificación, 1 de marzo de 2016.- 
Investigador y cronista Chalo Agnelli
Director del blog
Fotografías: Alcibíades Rodríguez
chaloagnelli@yahoo.com.ar