viernes, 3 de febrero de 2012

POLONIA IZARRA, BISTATARATATARABUELA DE QUILMES

Investigación y compilación Prof. Chalo Agnelli
Para Graciela y los vecinos de la calle Polonia Izarra
RECIENTEMENTE LAS AUTORIDADES MUNICIPALES con preclaro compromiso histórico hacia la tradición local pusieron a la ex calle Antártida Argentina bis, entre Emilio Zola y Agente Rufino Edelmiro Syerra, el nombre Polonia Izarra.
Más de un vecino con vivienda frente a esta breve arteria se preguntaba la toponimia de esta mujer y cuál había sido su figuración en el transcurrir de 344 años de historia quilmeña.
EL 11 DE JUNIO DE 1580, don Juan de Garay funda en las costas del Plata la ciudad de la Santísima Trinidad y Puerto de Nuestra Señora de los Buenos Aires, la actual Capital Federal. Luego distribuye posesiones entre los 65 hombres y mujeres que lo acompañaron en la gesta colonizadora. Una de las cláusulas que determinó en dicho repartimiento, fue que las tierras al norte del Riachuelo de los Navíos serían “tierras de pan llevar”, es decir, para chacras y labranza y al sur de dicho curso de agua “suertes de estancias de ganado”, considerando que aún no había alambrados para que el ganado cerril no se coma las verduras ni tampoco había en la geología piedras para levantar tapias.
DE LOS 10 ESPAÑOLES DE LA EXPEDICIÓN, los otros eran criollos y 200 guaraníes - que no deben haber recibido ni mucha tierra ni pocos padecimientos - uno de los beneficiados fue don Pedro de Izarra y Ástor
(en documentos de la época figura Yçarra) , quien ostentaba la condición de “hidalgo”, nacido en Orduña, Vizcaya, España, alrededor de 1547, llegado a América con la expedición de Juan Ortiz de Zárate, tío de Garay.
A Izarra además de la manzana porteña comprendida por las actuales calles Piedras, Tacuarí, Moreno y Belgrano, le correspondió una merced en suerte de estancia en el originalmente llamado Valle de Santa Ana y luego Pago de la Magdalena, ubicada entre las posesiones que correspondieron a Pedro de Quirós, al norte, y las del catalán Antón Roverto (Roberto), al sur. Cuyas medidas eran, 3000 varas de frente sobre la barranca y una legua y media de fondo (9000 varas).


A SU ESTANCIA, IZARRA, ubicada aproximadamente entre lo que hoy es Ezpeleta y Berazategui, acrecentó comprando a Roverto su merced, la cual este había bautizado “El Corbatón”. Según dice el Dr. Craviotto: "...se encontraba comprendida, según investigaciones realizadas por los autores, y anticipadas hoy en este trabajo, desde la calle Lagouarde (sic) que pasa por frente al Cementerio actual de Quilmes, 3000 varas en dirección a Berazategui, con un fondo de lengua y media." [1]  
Allí don Pedro levantó casa con vista al Río de la Plata y amplios cobertizos. En poco tiempo se convirtió en un vigoroso productor agrícola-ganadero e industrial pues, en actas del Cabildo, figura como uno de los primeros vecinos autorizados a producir y exportar harina y cecina o tasajo; el jamón de los pobres.
Pero las malas lenguas, que en la historia también las hay, afirman que la voluminosa fortuna que acumuló Izarra también se debió al contrabando (consecuencia del monopolio) de bienes suntuarios y “semovientes” (sobre todo negros bozales, recién traídos), que almacenaba en los mencionados galpones.
ESTE HIDALGO SE CASÓ con la asuncena doña Úrsula Gómez y Luyz,
quien también fue primera pobladora de la ciudad de la Santísima Trinidad y Puerto de Nuestra Señora de los Buenos Aires, si bien llegó a ella menor de edad y acompañando a sus padres. Miguel Gómez y Beatriz Luys de Figueroa; todos ellos eran criollos asunceños. Esta fue la esposa de Pedro de Izarra. Miguel Gómez de la Puerta y Saravia fue uno de los “mancebos de la tierra” que acompañaron a Juan de Garay participando de la segunda fundación de la ciudad. Miguel Gómez nació en Asunción alrededor de 1543, hijo del peninsular Antón, Antonio o Alonso Gómez de Saravia, llegado en la expedición de Mendoza, y de Catalina de la Puerta. Contrajo matrimonio en Asunción con Beatriz Luyz (o Luys) de Figueroa, también criolla, nacida en Asunción, hija de Benito Luys de Figueroa y Pavia, nacido en Oporto en 1515, quien posiblemente haya llegado a América en la misma expedición de Mendoza, de la que su padre Jacomé Luys de Pavia, nacido en 1485, también en Oporto, era piloto mayor. La madre de Benito fue María Pires de Figueroa, nacida en 1487 en Galicia. La madre de Beatriz Luyz, se supone que podría ser india guaraní. 
FUNCIONARIO
Izarra fue varias veces alcalde de primer voto y regidor y tuvo graves enfrentamientos con el gobernador don Hernando Arias de Saavedra y Sanabria, “Hernandarias” - para amigos y enemigos -, yerno de Garay.
Ya el gobernador Góngora (nada que ver con el poeta del siglo de oro español) había mandado a don Pedro a prisión por remiso a pagar tributo a la Real Caja.

Izarra vende "El Corbaton" el 22 de julio de 1602 al general español don Gaspar de Gaete, guerrero de Flandes.
Don Pedro de Izarra muere en 1622 y en su testamento figura una única hija, Polonia de Ástor e Izarra (así se apellida en la partida de bautismo)
FUE POLONIA QUIEN HEREDÓ TODOS SUS BIENES y el “El Corbatón”, vuelve a la familia pues con tan considerable posición no le costó contraer  matrimonio el 8 de diciembre de 1616 con el  muy agraciado don Gaspar de Gaete, que acrecentó con  notable éxito la considerable fortuna de su mujer (Registro estadístico de la provincia de Buenos Aires, Partes 1-2 “Manifestación del Capital Don Gaspar de Gaete”, folio 78 de la compilación original), con la propia del Perú, heredada de su madre.
La contrayente fue dotada con un capital de 6.970 pesos, en distintos bienes, a cuyo monto Gaete agregó 2000 pesos en concepto de arras, símbolo de bienes que la pareja compartiría a partir de su unión.
ASOCIADO CON SU SUEGRO, Gaete había mandado construir un puerto en esa estancia, sobre el arroyo Colares, que se conoció como "Puerto de Don Gaspar" o "Puerto Colares" que parecía darle cierta legalidad al negocio iniciado por don Pedro.
Escribió su descendiente
Carlos F. Ibarguren Aguirre, [2] en una rigurosa investigación familiar: “Si se calculan las ‘suertes’ de tierras y estancias de muchas leguas, las haciendas que poblaban bajo su marca aquellos campos, los arreos de labranza e implementos variados de trabajos, las propiedades urbanas, las ‘cassas de su morada’ y los 42 negros esclavos; sumados a sus créditos, derechos y acciones, ropas, alhajas y otros efectos - en ‘joias y perlas’ tenía solamente la cantidad de ‘mill pessos’ -, el caudal del personaje era, en verdad, considerable. Según mi recordado amigo el incansable y generoso investigador Raúl A. Molina, esa importante riqueza fue obtenida por Gaete, principalmente ‘en los graves desórdenes y contrabandos cometidos durante los gobiernos de Marín Negrón y Góngora, en compañía de Juan Tapia de Vargas de Juan de Vergara, como consta del Gran Proceso que les instauró Hernandarias"


PETITORIO
En setiembre de 1639, Polonia de Izarra, en una petición al gobernador Mendo de la Cueva y Benavídez hace mención de “... los méritos de mis padres y agüelos, que fueron de los antiguos conquistadores y pobladores de toda esta provincia, habiendo acudido en todas las ocasiones y servido a Su Majestad en todos los casos que se han ofrecido de su real servicio, haciendo oficio de Justicia y otros, por ser el persona beneméritas y mi marido y mis hijos al presente el uno de ellos usando oficio de capitán de caballos, guardando la ciudad con sus armas y caballos y sirviendo a Su Majestad sin sueldos, a su costa y minción (riesgo) y el dicho Don Gaspar de Gaete mi marido lo hizo en Flandes mucho tiempo, como a Vuestra Señoría le consta y por ser persona de calidad le hizo su Teniente General en esta dicha ciudad y su jurisdicción de que han dado en todo muy buena cuenta y a satisfacción de todos los Señores Gobernadores antecesores de Vuestra Señoría y de la república y lo mismo al dicho mi marido e hijo a la de Vuestra Señoría… [3]


POLONIA Y GASPAR TUVIERON VARIOS HIJOS, llegaron a la edad adulta: María de Gaete Izarra, casada con Alonso Pastor el 10/2/1622; Francisco de Gaete Izarra, casado con María Suárez Maldonado el 8/1/1622, en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires; Pedro de Gaete Izarra, casado con Leocadia de Medrano Hurtado de Mendoza el 8/2/1624, en Buenos Aires; Diego de Gaete Izarra, casado con Francisca Suárez Maldonado el 15/8/1627, en Buenos Aires; Mateo de Gaete Izarra, fraile franciscano; Francisca de Gaete Izarra de Arroyo Arteaga, casada el 4/6/1640 en Buenos Aires; Polonia de Gaete Izarra casada con Cristóbal Guerrero Escalona y en 2º nupcias con Juan Suárez Maldonado. De estos hubieron 12 nietos.
VARIOS SUCESORES DE ESTA PAREJA FUNDADORA tuvieron amplia figuración durante la época colonial de este territorio, entre ellos: José Mariano Gaete (n. 3/7/1743) administrador de los Corrales de Miserere, así como sus hijos, durante la gobernación de don Juan Manuel de Rosas: el Pbro. José Tomás Gaete, Canónigo Honorario de la Catedral  - a quien Mármol vapuleó en un capítulo de “Amalia” titulado “El despertar del cura Gaete” – y el jurisconsulto Romualdo Gaete miembro del Tribunal de Recursos Extraordinarios designado por Rosas desde 1838 a 1841. También rosista, vinculado a Quilmes, fue un descendiente del mismo tronco familiar,
don Juan Manuel Gaete, Juez de Paz del partido de los Quilmes, en los períodos 1829 y 1830, de 1833 hasta 1835 y de 1838 a 1839.
Gaspar De Gaete murió en 1647 y Polonia Izarra lo sobrevivió 17 años, durante los cuales no descuidó, por el contrario, la riqueza acumulada. Fue una matrona dominante y rigurosa en la administración de la fortuna familiar. Falleció el 20 de noviembre de 1664, dos años antes que los quilmes y acalianos lleguen a este suelo y comience otra historia.

Muchos son los descendientes de Polonia que aún hoy residen en Quilmes y Berazategui. Una de ellas fue doña Gerónima Giles y Gaete de Mayol, donante de la casa donde hoy se halla el Museo Fotográfico de Quilmes, calle 25 de Mayo 218. La docente y escritora Gladys Vélez también desciende de este largo tronco y a su vez su hija Verónica Martí arquéologa del Proyecto Arquelógico Municipal.
 Irma Gerónima Giles y Gaete de Mayol, descendiente de Polonia Izarra
DURA HABRÁ SIDO LA VIDA PARA HOMBRES Y MUJERES en esos años fundadores, pero el doble de difíciles para ellas, así su condición social fuera aventajada, eran muchos las teorías de la época que las mantenían en permanente postración y sometimiento, sobrepasarlas era un acto heroico visto desde nuestro tiempo. Honroso homenaje que Polonia se recuerde en una calle.

Investigación y compilación Prof. Chalo Agnelli
NOTAS.
[1] Periódico "La Verdad", 1936.
[2] Carlos Federico Ibarguren Aguirre (1905 – 1998), descendiente de Polonia Izarra y Gaspar de Gaete, realizó una frondosa investigación, rigurosamente documentada de su familia. Uno de sus hijos, Antonino, se casó con una nieta del genial arquitecto Alejandro Bustillo,  Dolores Cané Bustillo, uniéndose dos familias que mucho tienen que ver con la tradición de la región sudbonaerense, principalmente, Quilmes y Berazategui.
[3] Reg. Estadist. 1863, tomo I, B. Aires, 1864, Pág. 
 BIBLIOGRAFÍA
Asociación Orígenes de Berazategui. www.origenesberazategui.com.ar Genealogía Familiar: http://genealogiafamiliar.net Hialmar Edmundo Gammalsson, Los pobladores de Buenos Aires y su descendencia, Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, Secretaría de Cultura, Buenos Aires, 1980. Ibarguren Aguirre, Carlos Federico “Los Antepasados, A lo largo y más allá de la Historia Argentina (Trabajo inédito), Tomo VII, Los Gaete. Udaondo, Enrique. Diccionario biográfico colonial argentino. Institución Mitre, Editorial Huarpes S.A., Buenos Aires, 1945. Ver en
“Historias de más acá” narraciones quilmeñas, el cuento “La Tramoya” de Chalo Agnelli.
Craviotto, J. A. y Barrera Nicholson, C. "Algunos aspectos del pasado de Quilmes" 1950, sin publicar, original en el archivo de Chalo Agnelli, quien suscribe. 
Hialmar Edmundo Gammalsson, “Los pobladores de Buenos Aires y su descendencia”. Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, Secretaría de Cultura, Buenos Aires, 1980

No hay comentarios: