miércoles, 1 de octubre de 2014

SILVIA M. GORLERI, PRIMERA SECRETARIA DE LA ESCUELA NORMAL – UNA DINASTÍA DE EDUCADORES (EN COLABORACIÓN)


EXANQUI (Asociación de ex alumnos de la Escuela Normal de Quilmes) hizo llegar a la Dirección de la Unidad Académica una solicitud para que se le imponga el nombre de la primera Secretaria-Tesorera-Bibliotecaria que tuvo el establecimiento, al Archivo Histórico Srta. Silvia Manuela Gorleri. He aquí la nota elevada por la organización, y también la nota de respuesta expresando su conformidad.
El día 23 de octubre próximo, en el acto conmemorativo del 102º aniversario de la fundación, se realizará la correspondiente ceremonia. 
LA SECRETARIA
Todos los años, los días 4 de setiembre, se celebra el Día de la Secretaria. La secretaria (frecuentemente es mujer pero puede ser un varón) de las instituciones educativas cumple un papel orgánico funcional imprescindible. Establece, a través de los estados administrativos, el orden entre de los distintos agentes y le da legalidad, tanto a la carrera del docente como a los trayectos del educando; así como interviene en la economía institucional. Esto es así en todos los niveles de la educación.
Dos fueron las secretarias que inauguraron ese cargo en el sistema educativo quilmeño. La escuela Nº 1, fundada el 25 de mayo de 1863, comienza el ciclo lectivo de 1912 con 466 alumnos, 233 varones y 233 mujeres, y a partir de agosto estrena el cargo de secretaria con Álida Gregorini, la primera que cumple dicha función en esta Escuela, quien cobraba un  sueldo de $ 180. Era hermana de la directora de esa institución, la señora América Gregorini [1]; y en la Escuela Normal de Quilmes, que abrió sus puertas el 23 de marzo de 1912, se designa como secretaria a la señorita Silvia Manuela Gorleri que tendrá dilatada trayectoria en la primera Escuela de Maestros del Partido. [2] 
SILVIA MANUELA GORLERI 
 En el Libro de Fojas de Servicio con que se inicia el funcionamiento de la Escuela puede leerse en el folio 13:

Silvia M. Gorleri
"Silvia M. Gorleri. Argentina, de veintiocho años de edad, posée [sic] el título de Ayudante, acordado en diciembre de 1898 por el Director General de Escuelas de la Provincia, Doctor Francisco A. Berra. Inició su carrera el 11 de Septiembre de 1903 como maestra de 2º grado en la Escuela Nº 1 de San A. de Giles; en 1904 fue nombrada Maestra de 1º grado en la misma Escuela; el 12 de Agosto de 1905 pasó a 2º grado, en 1906 desempeñó el puesto de maestra de 1º grado, en Julio del mismo año la nombraron maestra de 3º grado; puesto que desempeñó hasta mayo de 1908 en que fue designada M. de 2º grado, estando en ese cargo hasta Abril de 1912. Todos estos empleos han sido desempeñados en la misma Escuela. 
El 23 de Abril de 1912 fue nombrada Secretaria, Tesorera [3]y Bibliotecaria de la Escuela Normal de Quilmes, cargo que desempeña actualmente.
Sigue una firma: S. M. Gorleri;  y un sello oval en el que se lee: ESCUELA NORMAL MIXTA *DIRECCIÓN* Quilmes". Imaginemos que esta joven mujer, en una época en que no eran
tan propicias las cuestiones para su género, además de la solidez que atestiguaba su formación y experiencia, debió manifestar una notoria seguridad de criterio y resolución como para asumir con eficiencia todo lo que implicaba el nacimiento de una institución educativa de ese nivel. Quizá la favoreció que los primeros años coincidiera en similar función con Álida Gregorini, también improvisada como secretaria, ya que la Escuela Normal de Quilmes inicia su caminata en las flamantes instalaciones de la Escuela Nº 1, que había inaugurado nuevo edificio en 1910. Juntas, estas dos jóvenes mujeres, habrán esclarecido obstáculos y superado bretes imprevistos. 
SU CARRERA 
Silvia Manuela Gorleri era natural de Azcuénaga, un pueblo del Partido de San Andrés de Giles en la provincia de Buenos
Aires, fundado el 1º de julio de 1880, con la inauguración de la estación ferroviaria. Como lo documenta el Censo Nacional de 1895, vivían allí el padre, inmigrante italiano, propietario de un hotel frente a la plaza principal,[4] y la madre, francesa, con siete de los doce hijos que habían procreado: Juana, Juan, Eugenia, Marcolfa, Silvia, Alcira y Livia, esta última muy pequeña todavía. Una inmigración calificada que, como demostramos alguna vez, diseñó en la Argentina el perfil de una clase media que perdura hasta hoy en día. [5] Las dos hijas mayores ya estaban registradas como maestras. 
Silvia, aún muy joven, se muda con sus hermanas Eugenia y Livia, también educadoras a Quilmes. La familia habitó una importante vivienda ubicada en la intersección de las calles Belgrano y Alem, la misma donde después funcionó la Alianza Francesa. Todas eran fervientes sarmientinas de tal modo que Eugenia y Silvia permanecieron solteras, quizá porque consideraban a la educación un sacerdocio. [6] 
Como señala el folio mencionado del 23 de abril de 1812, Silvia Manuela Gorleri, de 28 años, fue nombrada Secretaria, Tesorera y Bibliotecaria de la Escuela Normal de Quilmes, que acababa de fundarse, con la categoría de Auxiliar 6ª del escalafón de la época. El 2 de enero de 1914 fue convocada por la Biblioteca Nacional de Maestros (en Rodríguez Peña 935) a fin de recibir instrucciones durante un mes para un curso de Biblioteconomía.
El Consejo Nacional de Educación designó en 1914 a la Srta. Luisa Maguien para el cargo de Bibliotecaria, pero como ésta no se presentara, se nombró con carácter interino a la Srta. Gorleri, que lo venía atendiendo desde su creación. 
Por sus responsabilidades ante el Ministerio de Justicia e Instrucción Pública, en 1934 debió presentar una fianza por valor de diez mil pesos m/n. Su fiadora fue la doctora en medicina Teresa Martínez Bisso,[7] según constancias que obran en el legajo de la Secretaria y dicho documento está certificado por el escribano Víctor Cabral el 27 de febrero de 1935. Martínez Bisso fue una de las primeras médicas argentinas, graduada en 1911, y se desempeñó como docente en la Escuela Normal.[8] 
En 1939 se requiere verificación de fianzas, trámite que alude al mismo acto administrativo referido más arriba, de acuerdo a lo establecido en las Circulares N° 10 y 12 de los días 10 y 28 de abril de ese año respectivamente.
En 1940 se le concede un mes de licencia con goce de haberes (junio) y ello genera una cadena de reemplazos; para sus cargos, la Ayudante 3ª (Auxiliar de Secretaría) Srta. María Eugenia Areco y la ayudante 6ª (celadora) Srta. Haydée María Coma, reemplazada a su vez por el maestro Orlando Dardo Cella[9] 
Con fecha 30 de setiembre de 1941 se le acepta la renuncia como Secretaria y Tesorera, es decir después de 38 años en la función docente, de los cuales pasó 29 en la Escuela Normal de Quilmes. Tendría por entonces, probablemente, 57 años de edad. De todos modos continuó desempeñándose en escuelas provinciales.

Primer plantel docente de la Escuela Normal de Quilmes. Sentado a la derecha cruzado de brazos el director José Sosa del Valle, en el extremo izquierdo tomado de manos el vicedirector Olivio Acosta (circa 1914)

LAS HERMANAS GORLERI
Efectivamente desde muy temprano hay en esta familia una impronta que la distingue en la función educativa. Además de
Eugenia Gorleri
Silvia algunas de sus hermanas se destacaron en el desempeño docente en su pueblo natal y en Quilmes.
 
Eugenia Gregoria Juana, tenía 35 años de edad al momento de designársela en  la Escuela Normal de Quilmes, con el título de Maestra Infantil acordado en 1900 por  la Dirección General de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires. Inició su carrera como Ayudante, el 1° de abril de 1894, en  la Escuela Elemental N° 2 de San Andrés de Giles, puesto que desempeñó hasta marzo de 1895, cuando fue nombrada Subpreceptora. En esa función permaneció hasta agosto de 1903, cuando se la designó maestra de tercer grado hasta el 2 de julio de 1906, pasando entonces a ocupar el cargo de Directora hasta el 15 de febrero de 1912. 
Todos estos puestos fueron desempeñados en la misma escuela que, en un principio, se denominaba Escuela Elemental N° 2 de Mujeres y, al refundirse con la N° 1 de Varones, llamose Escuela Común Mixta N° 1 de San Andrés de Giles. En marzo de 1912 fue nombrada Directora de  la Escuela Láinez N° 2, pero no llegó a hacerse cargo de ese puesto por haber aceptado el de Maestra de Grado en el Departamento de Aplicación de  la Escuela Normal de Quilmes. 
En  ocasiones de haber hecho uso de licencias, fue reemplazada por  la Srta. Olga Fanny Margarita Marty (en setiembre y en octubre de 1919) y por la Srta. Paula Tabó (agosto de 1933)
Por su labor educativa recibió felicitaciones en oportunidad de la fiesta celebrada en el Curso de Aplicación con motivo del homenaje a Sarmiento el 12 de setiembre de 1932, y por su discurso en la plantación de moreras que tuvo lugar el  30 de setiembre de 1936. Además, fue designada el 20 de junio de 1936, para reemplazar a la Subregente durante un período de ese mismo año. [10] 
Juana Gorleri fue directora de la Escuela N º 4 de Azcuénaga, que había sido fundada en 1893; fue su esposo Luis J. Morales. 
SANGRE DE TIZA

Livia Gorleri de Ezcurdia
Fueron varios los miembros de la familia Gorleri, además de Silvia y Eugenia, los que se formaron o actuaron en educación en la Escuela Normal: Marcolfa Gorleri de Rivera, Livia Gorleri de Ezcurdia, Alcira Gorleri de Keller (egresada 1921), Silvia E. Morales Gorleri de Tribiño, María Lucrecia Morales Gorleri de Angeletti (maestra especial desde 27/7/1945), Sara Augusta Keller Gorleri, Magdalena Livia Keller Gorleri (ambas egresadas 1927), Alfredo Morales
Marcolfa Gorleri de Rivera
Gorleri, Ramón R. Gorleri, María Amalia Morales Gorleri (egresada 1926), Claudio Morales Gorleri (egresado 1960). [11] 

FLORENTINA ANGÉLICA MORALES GORLERI DE FERRO, hija mayor de Juana Gorleri y Luis Jorge Morales, fue vicedirectora de la escuela Normal Mixta de Lomas de Zamora. Contrajo  enlace con Bartolomé Manuel Ferro Seitone (Corrientes, 1987 - Buenos Aires, 1966), con quien tuvo dos hijos: María Angélica (1933-1999) y Luis Santiago Ferro Morales. Este matrimonio rubricó, entre otras personas, el acta fundacional del Colegio Nacional de Quilmes el 11 de febrero de 1922, donde Florentina Angélica trabajó, los primeros años hasta que se obtuvo la oficialización, ad honorem. Falleció el 18 de setiembre de 1991.
ALFREDO MORALES GORLERI, hermano de la anterior, fue profesor egresado de la carrera de Bellas Artes. Dictaba Historia del Arte y Dibujo en la Escuela Normal de Quilmes. Fue director del Colegio Nacional de Quilmes. Realizaba ilustraciones de tapa de algunos de los libros publicados por Editorial Tor. [12] Desarrolló una larga y prolífica carrera docente. Integró la Sociedad de Escritores de la Provincia de Buenos Aires, filial Quilmes. 
EUGENIA MORALES GORLERI DE TRIBIÑO, hermana del anterior, fue la primera argentina que obtuvo el doctorado en ciencias de la educación. 
Fueron hijos de Alfredo Morales Gorleri: María Cristina M. G. de Durañona Licenciada en Letras, dictó clases en el Comercial de Quilmes, Claudio Morales Gorleri, de frondosa formación y trayectoria, expone orgulloso su título de Maestro Normal Nacional egresado de la Escuela Normal de Quilmes. Como historiador es autor de “Luis María Campos - El General Petit",[13]  La Batalla de San Ignacio [14] y El Rey de la Patagonia, aguda investigación y documentación que van desde las primeras crónicas de la conquista del Arauco hasta los datos más actualizados que Morales Gorleri brinda gracias a su relación epistolar con el actual príncipe del reino de la Araucanía. [15] Victoria Morales Gorleri, profesora de Educación Especial, es diputada de en la Legislatura Porteña por tercera vez consecutiva; fue reelecta presidenta de la Comisión de Educación por sus compañeros de todos los partidos políticos. [16] 
También la cuarta generación estuvo marcada por la Educación; Guadalupa Durañona, hija de María Cristina es profesora de Educación Física en el colegio Sagrado Corazón de Jesús de Quilmes.

María Morales Gorleri es una de las fundadoras de la escuela “Sueños Bajitos” en la Villa 31 bis de la ciudad de Buenos Aires donde trabaja 
CONCLUSIÓN 
La educación también puede ser el blasón de una estirpe. Ellos pusieron los cimientos según la idiosincrasia y los valores de su época. Quilmes dio muchas familias que abrieron huella en esa tarea que hizo de la Argentina el país Latinoamericano con uno de los Sistemas Educativos Público más evolucionados del mundo. Desde la Escuela Primaria hasta la Universidad, hombres y mujeres descollaron y se distinguen en la ciencia, el arte, el deporte, la solidaridad, las reivindicaciones humanas… Hay ejemplos en demasía con solo voltear la cabeza, en las propias familias. Mucho se le podrá enmendar, cambiar, recomponer a ese Sistema, pero sólo con los instrumentos acertados y con los errados adquiridos se podrá hacer.  
Chalo Agnelli
Publicado en colaboración de la Prof. Raquel Gail
Coordinadora (ad-honorem)
Proyecto Recuperación Archivo Escolar
Escuela Normal de Quilmes
www.archivo104.blogspot.com

FUENTES 
Primer Libro de Fojas de Servicio, Archivo Histórico, Escuela Normal de Quilmes 
http://www.esacademic.com/dic.nsf/eswiki/130574 
Censo nacional de Población de 1895
Archivo de la Escuela Normal
http://elquilmero.blogspot.com.ar/2009_10_07_archive.html
http://www.genealogiafamiliar.net/getperson.php?personID=I636826&tree=BVCZ
http://archivo104.blogspot.com.ar/2012/10/reconocimiento
hacia-la-escuela-normal.html
http://archivo104.blogspot.com.ar/2011/03/las-hermanas-gorleri-nos-hallamos-en.html
Diario "La Prensa", 18 de mayo de 1947.

REFERENCIAS

[1] Agnelli, Chalo. “Maestros y Escuelas de Quilmes”. Ed. Jarmat. Segunda edición. Quilmes, 2013. 
[2] Recogemos del blog del Archivo de la Escuela Normal de Quilmes los datos biográficos que se desarrollan en la presente nota. 
[3] Ver en el blog del Archivo Histórico e la Escuela Normal de Quilmes: ¿Qué responsabilidades tenía el Tesorero o Tesorera? 10/03/2011 
[4] Dato aportado por el señor Héctor Terrén de la localidad de Azcuénaga 
[5] Agnelli, Chalo. “Migraciones”. Ed. Jarmat. Quilmes 
[6] Narración oral del historiador Claudio Morales Gorleri 
[7] Ver, blog Archivo Histórico de la Escuela Normal: http://archivo104.blogspot.com.ar/2011/05/dra.html 
[8] Sabemos de ella que había intervenido activamente en el Primer Congreso Femenino Internacional de 1910, presidido por Cecilia Grierson y organizado por Petrona Eyle, Julieta Lanteri, Sara Justo, Irma Vertúa, Ada Eflein, Alicia Moreau, y muchas más. Publicó en 1910 en un folleto “Votos del Congreso” para dar a publicidad las conclusiones aprobadas y la nómina de delegadas, adherentes y trabajos presentados. 
[9] Ver blog EL QUILMERO: http://elquilmero.blogspot.com.ar/2010/09/semana-del-maestro-prof-orlando-dardo.html 
[10] Investigación Raquel Gail (ver Blog) 
[11] Datos publicados en EXANQUI “Historia para un centenario / 1912-2012”. Ed. Jarmat. Quilmes, 2012. 
[12] Abraham, Carlos. “Los libros de Tor. Medio siglo de ediciones populares” Sentidos del Libro. Paidos. Buenos Aires, 2012 
[13] EDIVEM, Bs. As. 2003 
[14] Editorial Circulo Militar, Escuela Superior De Guerra. Bs. As,, 2000 
[15] Editorial Planeta, Bs. As. 1999.
[16] Aportes de Florencia Morales

No hay comentarios: