martes, 25 de noviembre de 2014

INAUGURACION DEL HOSPITAL DE QUILMES, 15 DE MARZO DE 1925



ACTA CONSTITUTIVA DE LA PRIMERA COMISIÓN DIRECTIVA PRO-HOSPITAL DE QUILMES 
En la ciudad de Quilmes a los 31 días del mes de julio del año 1919, reunidos en el despacho del señor Intendente Municipal, a invitación de los Doctores Pedro Elustondo e Isidoro Iriarte, un número de vecinos, después de cambiar ideas, declaró constituida definitivamente la Comisión Directiva “Pro-Hospital de Quilmes” distribuyéndose los cargos en la siguiente forma: Presidente, Doctor Pedro Elustondo; Vice-Presidente, Doctor Isidoro Iriarte ; Vice-Presidente Segundo, Sr. Santia­go Poso; Tesorero, Sr. W. Alison Bell; Pro-Tesorero, Sr. Ángel. Levanti; Secretario, Señor Ponciano Luis A. Meincke; Pro-Secretario, señor Sebastián V. Bagú; Vocales: Doctor Eduardo Cichero y señores Ernesto Otamendi, Pedro Etchevertz, Rodolfo Labourt, Bemardino Laguillo, Amoldo Broeders, Victoriano Imizcoz, Fran­cisco Fressone, Francisco J. Tollo, Domingo Gastaldi, Lorenzo Dalla Vía, Atanasio Lanz y Andrés V. Ramella. Constituida así la Comisión Directiva, ocupó su puesto el señor Presidente Titular, Doctor Pe­dro Elustondo y declaró abierta esta primera sesión siendo las 9 pm, dejando libre el debate a fin de armonizar ideas sobre los rumbos a seguirse, para llevar a feliz éxito la tan sentida, como deseada obra, de la construcción de un hospital en esta locali­dad. Toma la palabra el Doctor Iriarte y manifiesta que existen ya confeccionados, algunos planos que le había facilitado su amigo el Ingeniero señor Emilio Itan, los que presenta en este momento y revisados por los presentes, felicitan al Doctor Iriarte por la obten­ción de tal trabajo, manifestando este señor que en la época en que fueron confeccionados, el mismo ingeniero había calculado la obra en $ 120.000 m/n esto se hace en dos años más o menos. Se resolvió por unanimidad designar como miem­bros honorarios a los siguientes señores: señora Adelia Harilaos de Olmos, señores Leonardo Pereyra Iraola, Marcelino Herrera Vega, Rafael Herrera Vega, Femando Otamendi, Patricio Smith, Alfonso Ayerza, José Augusto Otamendi, Carlos Sepp, Claudio Ruiz, Juan Ithuralde, Antonio Silva, Juan Baenninger, Domingo Cichero, Eduardo Otamendi, Emilio Traverso, M. Davies, Mariano Otamendi, Manuel Ramella, Enrique Meincke, Miguel Onetto; Doctores: Juan Ithuralde, Emilio Planes, Emilio Torre, Miles Stuart Pennington, Gaspar Sanguinetti, Fernando Pozzo, Adolfo Salas, seño­res Pedro Lagazzio, Oreste Liberti, Miguel Canessa, Víctor Fornabaio, Vicente Vacaro, José Sotelo, José Sarriés, Basilio Amondarain y Belisario Otamendi. Se resuelve por unanimidad que el Hospital será particular y no Municipal y administrado por una comisión de vecinos, cuya organización, designación, atribuciones, etcétera, será establecida oportunamente en los estatutos a confeccio­narse. También se resolvió comunicar su elección a los miembros honorarios e invitar a los componentes de la Comisión Directiva para la reunión del día 11 de agosto a las 8:30 en el salón de la Intendencia Municipal. Se dio por terminado el acto siendo las 11:45 pm. FIRMAN: Ponciano L. A. Meincke, Secretario y Pedro Elustondo, Presidente.


LA PIEDRA FUNDAMENTAL 
El 23 de setiembre de 1923 era un día excepcional para Quil­mes. Y por ello gran expectativa popular. Era que con la presencia del Presidente de la Nación se iba a colocar la piedra fundamental del nuevo hospital. Asistieron al emotivo acto las más altas autori­dades nacionales, provinciales y comunales; el obispo, monseñor Santiago Luis Copello y muchos vecinos; el Dr. Marcelo T. de Alvear, el Dr. José Luis Cantilo, el comisionado municipal Dr. Héctor J. Terrile, el Jefe de Policía comandante Argañaraz, el diputado nacional José Augusto
Otamendi, altos funcionarios, damas y caballeros, algunos de pueblos vecinos La niña María Esther Castello dirigió un conceptuoso saludo al Presidente de la República y al Gobernador de la Provincia, e hizo entrega de un espléndido ramo de flores a Da. Josefina Achával de Cantilo, madrina de la ceremonia, los señores Manuel C. Rocca y Edmundo Gutiérrez expresaron en sendos discursos el trascendental significado del acto.

ACTA

“En la ciudad de Quilmes, a los 23 días del mes de setiembre del año de 1923, rigiendo los destinos de la República Argentina el Excelentísimo señor Doctor don Marcelo T. de Alvear y siendo Gobernador de la Provincia de Buenos Aires el Excelentísimo señor Don José Luis Cantilo y Obispo Titu­lar de la Diócesis de La Plata el Ilmo. y Revmo. monseñor Fran­cisco Alberti, hallándose al frente de esta Comuna - por acefalía del Departamento Ejecutivo - el señor Comisionado del Gobierno de la Provincia, doctor Héctor J. Terrile, constituídos en la propie­dad adquirida por la Sociedad Hospital de Quilmes, con fondos donados por los vecinos del Partido, ubicada entre las calles Hum­berto Primo, Cevallos. Olavarría y Río Santa Cruz (hoy Allison Bell), con el objeto de bendecir y colocar la piedra fundamental del futuro Hospital de esta ciudad, actuando como padrinos de la ceremonia el Excmo. Señor Presidente de la Nación Doctor Marcelo T. de Alvear y la distinguida señora Doña Josefina Achával de Cantilo, esposa del Excmo. Señor Gobernador de la Provincia, presentes los miembros de la Comisión Directiva de la Sociedad nombrada, señores: Presidente W. Allinson Bell; Vicepresidente, P. Luis A. Meincke; Tesorero, Sebastián V. Bagú; Protesorero, Rafael Fernández González; Secretario, Guillermo S. March; Prosecretario, Ángel E. Levanti; Vocales: Doctor Isidoro G, Iriarte, Santiago Poso, Manuel C. Rocca, David Soria, Teófilo Steinhauser y Leonardo Vasta, y demás personas que firman el presente, previo el discurso pronunciado por el señor Presidente de la Sociedad, el Señor Obispo Monseñor Copello, procedió a bendecir la piedra, la que fue colocada al sudeste del edificio existente, a dos metros del muro exterior y a seis metros de cada lado. Para conservar memoria del acontecimiento, colocóse en un cofre interior copia de esta acta, junto con monedas, meda­llas y estampillas de la época, con lo que terminó el acto, y para que así conste, firmáronse dos ejemplares de un mismo tenor”.


LA INAUGURACION DEL NOSOCOMIO 
El 15 de marzo de 1925, llegó el día de la inauguración del hospital. El partido de Quilmes ya no estaría en deuda respecto de tan importante aspecto de la vida de una población, los servicios asistenciales. El acta redactada en esa oportunidad es la que sigue:

ACTA
 “En la ciudad de Quilmes, a los 15 días del mes de marzo de 1925, rigiendo los destinos de la República Argentina el Excmo. Señor Doctor Marcelo T. de Alvear, y siendo
Gobernador de la Provincia de Buenos Aires el Excmo. Señor don José Luis Cantilo y Obispo Titular de la Diócesis de La Plata, el limo, y Reverendísimo Señor Francisco Alberti, hallándose al frente de esta Comuna por encontrarse acéfala, el señor Comisionado del Gobierno de la Provincia Doctor Héctor J. Terrile, constituidos en el local del Hospital de Quilmes, ubicado entre las calles Humber­to Primo, Cevallos, Olavarría y Río Santa Cruz (Allison Bell), con el objeto de ben­decir e inaugurar el Hospital, actuando como padrinos: el Excmo. Señor Gobernador de la Provincia, don José Luis Cantilo y su distinguida esposa doña Josefina Achával de Cantilo, del Pabellón Principal y Sala de Operaciones, familia de Otto Eduardo Bemberg; de la Sala de Primeros Auxilios, el señor Carlos Sepp y la señora Lucía F. de Humbert; de la Sala de Maternidad, el señor José Augusto Otamendi y la señora Ana Otamendi de Smith; de la Sala Clínica de Mujeres, el señor Comisionado Municipal Dr. Héctor J. Terrile y la señora Ele­na C. de Otamendi; de la Sala de .Cirugía para Hombres, el señor Domingo Cichero y su señora esposa Doña Camila P. de Cichero; de la Sala de Niños, el señor Crescendo Echevarría y la señora Lu­ciana T. de Iriarte; de la Capilla, el señor Arnoldo Broeders y su señora esposa Da. Catalina M. de Broeders; y del Vía Crucis de la Capilla, el señor Adán Traverso y la señora Antonia E. de Goñi y presentes los miembros de la Comisión Directiva de la Sociedad Hospital de Quilmes, señores: Presidente, W. Allinson Bell; Vice­presidente, Ricardo Humbert; Tesorero, Sebastián V. Bagú; Pro­tesorero, ingeniero Juan José Elordi; Secretario, Guillermo S. March; Prosecretario, David Soria; Vocales: ingeniero Rafael Fer­nández González, Dr. Isidoro G. Iriarte, Ángel Levanti, San­tiago Roso, Manuel C. Rocca, Teófilo Steinhauser, y demás per­sonas que firman, previo el discurso pronunciado por el señor Presidente de la Sociedad, el Obispo, Monseñor Alberti procedió a ben­decir todas las dependencias del Hospital, con lo que terminó el acto, y para que así conste, se firmó el presente el día y la hora ya mencionados.”



EL HOSPITAL QUEDA HABILITADO 
Pasarían aun tres semanas en terminarse febrilmente los preparativos necesarios para poder habilitarlo todo y el lunes 6 de abril de 1925, se abrieron las puertas del ansiado y querido Hospital, el que lo sería con todos los elementos para facilitar a los profesionales su labor. El primer enfermo hospitalizado, fue Rudecindo Rodríguez de 39 años, vecino de Berazategui, luego de curado, ocupó una plaza de mucamo y fue, después, el primer tambero que tuvo la Sociedad. La primera intervención quirúrgica estuvo a cargo del Dr. Isi­doro Iriarte, quien la realizó el 11 de abril de 1925, secundado por el practicante mayor I. Emilio Caset y asistían los practicantes Pe­dro Dugour, Fernando Molteni, Pedro S. Migone. Guillermo O. Craviotto. La paciente fue Ramona Blanco de Lafuente, española, de 45 años, que padecía de apendicitis. El primer cuerpo de Practicantes del Hospital estaba integrado por: practicantes mayores: Dres. Pedro Dugour, Pedro S. Migone e I. Emilio Caset y practicantes menores, los Dres. Guillermo O. Craviotto, Fernando Molteni y Alfredo Berraz.
Compaginación y compilación Chalo Agnelli
FUENTE
Goldar, José. "Historia de la Sociedad Hospital de Quilmes Dr. Isidoro G. Iriarte. Desde 1919 hasta 1972". Serie Archivos y Fuentes de Documentación. Nº 9. Ed. de la Municipalidad de Quilmes, Secr. de Gobierno y Cultura. Dir. de Cultura, Biblioteca Pública Municipal D.F.Sarmiento. Quilmes, 1979.

No hay comentarios: