jueves, 2 de junio de 2016

EL PERIODISMO EN LA COLONIA Y EL CÍRCULO DE LA PRENSA - 7 DE JUNIO DÍA DEL PERIODISTA

A la memoria de Mario Bonino,
periodista asesinado en  democracia el
19 de noviembre de 1993

El periodismo en Quilmes, desde El Progreso del Dr. José Antonio Wilde (1873) que llega con el ferrocarril la prensa en Quilmes tuvo un desarrollo extraordinario hasta la década del '90, por la multiplicidad en las variables de la información y la difusión de la vida social, política y cultural de todo el Partido, así como por la calidad de impresión y distribución; luego se fue acotando. La siguiente nota resalta la prensa más representativa que tuvo el barrio La Colonia cuando se hizo autosustentable, con la instalación de la Cervecería Quilmes, sus subsidiarias y numerosas otras empresas y un comercio floreciente. 

“LA COLONIA” 

El barrio tuvo su periódico propio dedicado a atender sus intereses y problemáticas. Se llamó La Colonia y se fundó en 1922. Renato Gilensich, con imprenta en Córdoba (hoy Perón) y Andrés Baranda, fue su propietario. Lo dirigían y redactaban Juan Carlos Buceta Basigalup, [1] J. Colantoni, Eloy Numa Damonte, el Prof. Francisco Migues, Luis Pérez y Antonio V. M. Rocca. El entusiasmo fue mucho, pero poca la colaboración del vecindario, de manera que en 1927 desapareció.

En los últimos años se imprimió en los talleres de Domingo Doreste, un tipógrafo y periodista oriundo de Santa Cruz de Tenerife, La Palmas, Gran Canaria, que se estableció en Quilmes en 1887 e instaló a los 19 años una imprenta en Pringles y Nicolás Videla pasando luego a la calle Garibaldi entre Gaboto y H. Yrigoyen, donde se encontraba cuando se editabaLa Colonia”. Doreste era un entusiasta integrante de la Delegación Canaria de Quilmes y de sus talleres salió el segundo período deEl Eco de Quilmes” esta vez dirigido por otro canario Manuel Cerdeña y Guzmán. 

“LA BRISA QUILMEÑA”

 Belisario García escribía e imprimía a partir de 1925, una periódico llamado La Brisa Quilmeña en su imprenta de 1° de Mayo y Bernardo de Irigoyen que oficiaba de las cuestiones barriales, propagandas de los comercios de la zona y asuntos de interés general, donde no faltaban las notas sociales y algunos chismes sabrosos sin mencionar a los protagonistas y que hacían el deleite de la vecindad. 

EL PLATA” 

Francisco Rodríguez se ocupó consecuentemente de mantener informados a los colonialeños en una sección aparte de El Plata, periódico del Dr. Emilio Mauri Cassabal y José Antonio Blanco (luego propietario de El Sol) 

En 1927, Rodríguez fue designado director de la oficina de redacción de ese periódico en La Colonia. Lo secundaban Benjamín Cold, el periodista y escultor Antonio Víctor Manuel Rocca, Ángel Mazzone y Francisco Rao. 

Se estableció una sub-agencia receptora de noticias e informaciones a cargo de Manuel Bozzo, en una casa de la Villa Argentina, recién construida, específicamente en la Avda. Otto Bemberg N.° 126. También el vecino señor Russo hacía de corresponsal en su domicilio de Torcuato de Alvear 541. 

El Plata mantenía informada a la población barrial de las novedades políticas, culturales y sociales de mayor interés; de los resultados de las asambleas de las distintas instituciones del barrio: clubes, cooperadoras, sociedad de fomento; la actividad deportiva, la evolución de las escuelas, etc.[2] 

Algunos de los reclamos que hacían los vecinos durante el año 1927, por ejemplo, eran: 

"DENUNCIA GRAVE: En la Escuela N° 17, sita en las calles Cervecería Argentina (Gran Canaria) y Alem ( 3 de febrero), el pozo que suministra agua está a 2 metros del sumidero del water-closet. En toda La Colonia este asunto de la proximidad de las bombas y fuentes de agua a los pozos ciegos es algo y común con las consecuencias que apareja." 

RECLAMO: ¡¡La sub.-comisaría de La Colonia no tiene agentes suficientes!! 

RECLAMO: Los vecinos de La Colonia se quejan porque el carro regador no pasa, especialmente por las calles 12 de Octubre y Córdoba (hoy Perón) que conducen al camino carretero y las de Vicente López que conduce a Villa Argentina y al parque de la Cervecería desde 12 de Octubre y a Bernal desde Alsina (C. Pellegrini) 

El propietario de El Plata era don Vicente Mederos y su director don Martín Gálvez García. 

“QUILMES OESTE”

 En 1932, la Sociedad de Fomento de Quilmes Oeste, editó un Boletín, que informaba al vecindario sobre las necesidades de la zona y las acciones que concretaba la Institución. En 1935 se transformó en el periódico mensual  Quilmes Oeste, dirigido por Juan Carlos Buceta Basigalup. Esta hoja cerró su ciclo en 1937

 “EL ROTATIVO CERVERCERO”  [3]

 Con el subtítulo Revista Proletaria en 1932 se fundó el órgano de la federación de obreros cerveceros y afines de la República Argentina.

 “LA URRACA”

 En la calle Entre Ríos 368 desde 1939, estuvo la redacción de esta revista  quilmeña que se ocupaba de actualidades políticas, sociales,
literarias y deportivas no sólo del Partido de Quilmes, sino en el ámbito nacional e internacional. Que estuviera asentada en La Colonia no significaba que tratara sus asuntos, rara vez, lo hizo.
 

Su director y fundador fue Mordy Strugo. La Urraca salía bajo el lema:”Di lo que quieras, pero dilo bien”. Salía mensualmente y estaba en clara oposición al nazismo, el antisemitismo y la intolerancia en general, que se extendía tanto en Europa como en algunos resquicios pronazis enquistados en el conservadorismo y en Quilmes a través  de algunos redactores de la revista Vida católica. 

LA REVISTA “VIDA CATÓLICA”

 El Sr. Alberto Otamendi en diciembre de 1939 propuso al párroco Spagnolo fundar una revista confesional. Un mes bastó para cristalizarla con el apoyo de otros vecinos como el Ing. Juvenal
Toro y su esposa Elda Vacca que con un profundo espíritu altruista estuvieron en cuanta actividad y realización había que emprender a favor de su parroquia y la comunidad; Miguel Jarsún, periodista de carrera; Enrique de Kroon, Pablo Haub, Horacio Pécora y Fernando Otamendi

 El 5 de enero de 1940 salió el primer número realizado en los talleres gráficos América de los señores Luparo y Lamagni

Contenía notas de orientación religiosa, mensajes de la jerarquía católica, de servicios y salud, las actividades de la parroquia y sus instituciones anexas, textos literarios e históricos, entretenimientos para adultos y niños, notas sociales, la calificación cinematográfica, un material variado y heterogéneo. Considerando la situación por la que pasaban el mundo con la segunda guerra mundial y el sesgo germanófilo que tenía el poder conservador en la Argentina que luego resurgiría con el gobierno del presidente Castillo, y que compartía cierto sector de la jerarquía católica, varios números muestran hasta 1945 notas con dicha orientación. Se tomaban artículos e información de otra publicación católica de la época denominada El Pueblo. La revista llegó a sus 25 años con un entusiasta esfuerzo de la vecindad católica de La Colonia. [4] 

“PRENSA BARRIAL”  [5] 

En 1991 surge Prensa Barrial, un periódico zonal de carácter independiente y distribución gratuita. Fueron sus inspiradores Jorge Padula Perkins y su esposa Alicia Armella. Con una tirada de 1000 ejemplares pretendía abarcar un radio comprendido entre la Av. 12 de Octubre, Av. La Plata, Andrés Baranda y República del Líbano. El área que se conoce como Villa Armonía. Se extendía más allá de lo que en este trabajo acotamos como La Colonia según sus dimensiones originales.

El primer número salió en octubre de 1991. Su directora era la Sra. Armella y redactor, el Lic. Padula Perkins. En él se define el carácter de este tipo de periodismo: “En sus comienzos, el periodismo era básicamente regional. Nacía, actuaba y servía en el
seno de una comunidad. Posteriormente, el desarrollo de los modernos medios de comunicación social hizo de la noticia una mercadería más[...] Es por tal razón que los espacios de los grandes medios gráficos, radiales y televisivos, no incluyen material regional sino cuando éste alcanza una trascendencia global. En pocas palabras, los medios de comunicación no se ocupan generalmente de la actividad de una sociedad de fomento, de una cooperadora escolar [...]  En otra escala pero en igual proporción, se repite  lo mismo con algunos medios comunales. Al estar destinados a toda una ciudad o un partido, no pueden disponer de suficiente espacio para la comunicación de las cuestiones atinentes a los barrios en particular. Es por eso que Prensa Barrial está hoy en la calle... para que cada vecino sepa qué está sucediendo en su entorno inmediato, qué le ofrecen sus conciudadanos de unas cuantas cuadras a la redonda... y que propuestas hay para el desarrollo colectivo [...]”
Era un pequeño folleto de 17 x 22. Comenzó con dos hojas tamaño oficio con las que se completaban 8 páginas. Cómo dice en su debut atendía las cuestiones de las instituciones de su área de influencia, brindaba información general, social, histórica y publicidades de comercios de la zona. Con un diseño artesanal y sin pretensiones.
Luego fueron 12 las páginas y rica la diversidad de información barrial que legó para la historia social de este rincón del país. 
 En noviembre de 1993, con el N° 26, culminó la existencia de este periódico independiente, fruto del compromiso comunitario y la solidaridad participativa de sus creadores. 
EL CÍRCULO DE LA PRENSA DE QUILMES 
Para referirnos al Círculo de la Prensa debemos remontarnos a las entidades periodísticas primeras que hubo en Quilmes. La primera fue el Círculo de Periodistas de Quilmes, fundado el 28 de setiembre de 1933 a iniciativa de uno de los periodistas más comprometidos con su profesión y con el servicio que el periodismo podía brindar al crecimiento de una comunidad, Juan Carlos Buceta Basigalup. [6] 
Círculo de la Prensa de Quilmes. Sede de La Colonia, abandonada. Calle Manuel Quintana y Corrientes
 La primera reunión fue en el Centro Comercial, Industrial y Propietarios de Quilmes. Asistieron como representantes de diarios y periódicos de la zona los periodistas: Gerónimo H. Canessa por El
Eco; Carlos J. Baglietto como corresponsal de Última Hora; Julio E. Faggiano por el semanario Vida Quilmeña; Federico J. Fariolli por La Verdad; Egidio R. Bucich por el diario Crítica; Oscar Sanz como corresponsal de La Prensa;  Guillermo A. White por el diario La Nación y Buceta Basigalup por el semanario Tribuna. Este último fue elegido presidente y secretario el Sr. Faggiano, ambos ad hoc. Como muchas de estas entidades, que languidecen con el correr del tiempo y el desinterés de sus componentes, el Círculo tuvo su última actuación pública el 7 de junio de 1945, con motivo del día del periodista instituido por el congreso gremial reunido en Córdoba en 1938. 
El 28 de abril de 1939 se había creado una entidad análoga denominada Gente de Prensa. La primera reunión por invitación se hizo en el Club Social. El nombre propuesto fue Asociación Gente de Prensa. En la convocatoria se señalaban las proposiciones que la regirían: “... defender los postulados básicos de la ética profesional; como así los intereses de las personas vinculadas a la Prensa en el Partido, con prescindencia de banderías políticas, ideológicas y religiosas... dentro de la más amplia práctica del respeto y de amistad sincera y fraterna...” Firmaban la invitación como Junta Provisoria: Martín Ibarra Figueredo, Oscar Sanz (de La Prensa), Federico Sívori (de las publicaciones: La Estancia yLa Chacra)
Francisco A. Urrestarazu (de El Mundo y El Plata), Mariano Castellanos (de El Demócrata), Raimundo Cavagnolo (de El Ariete), Braulio Etcheverry (de La Palabra) y José Antonio Blanco (por el diario El Sol) 
Muchas fueron las actividades de alto nivel cultural que realizó en sus pocos años de vida la Asociación. En 1940 convocó al escritor Ezequiel Martínez Estrada para dar una conferencia sobre el Mensaje Póstumo de Hudson en el salón de actos de la municipalidad. Se refirió a la obra póstuma de nuestro escritor quilmeño: Una cierva en Richmond Park amenizando con algunas anécdotas. Lo presentó Francisco Urrestarazu. Asistió el comisionado municipal Dr. Fernando L. Pozzo, traductor de Hudson. [7]
 En abril de 1941, en uno de los salones del Círculo Argentino cedido a tal efecto, la Asociación designó en asamblea general ordinaria la comisión directiva constituida por: Dr. Carlos F. García como presidente; vicepresidente, Francisco Urrestarazu; secretario general, Antonio M. V. Rocca; secretario, Egidio Bucich; tesorero, Marcelo Traversi; protesorero, Tomás Serves; vocales: Juan M. Delgado, Martín Ibarra Figueredo, Alfredo Mancieri y Juan Nardi; suplentes: Juan Noell, Guillermo White y José A. Banco; revisores de cuentas: Adolfo Bazán y Luis Massa.
El 27 de agosto de 1941 con motivo de las Bodas de Plata de Quilmes ciudad, realizó una exposición de periódicos en la Biblioteca Municipal. Tuvo un carácter evocativo, donde se presentaron los primeros números de El Progreso de José Antonio Wilde, El Quilmero y los distintos periódicos editados por José Andrés López. En dicha oportunidad el presidente de la Asociación Dr. Carlos F. García, pronunció un discurso de circunstancias.
Esta entidad surge por diferencias circunstanciales con la primera, motivada principalmente por algunos personalismos que por choque de ideas. Gente de Prensa desarrolló su accionar hasta 1944.
Ninguna de estas instituciones periodísticas fue disuelta oficialmente, permaneciendo en virtual impasse hasta que en mayo de 1947 se comenzaron a hacer reuniones para crear una entidad nueva o reunificar las antecesoras. Esta nueva oportunidad también contó con la fuerza activa de los periodistas: Buceta Basigalup y Máximo Salaberry, director del semanario Crónica.[8]
 El Círculo de la Prensa de Quilmes fue fundado el 4 de julio de 1949 por Jorge Barton, Juan Carlos Buceta Basigalup, Horacio Colucchio, Alfredo Faggiano, José M. González, Antonio Víctor Manuel Roca, Jaime de La Fuente, David Tolzes, Prof. Francisco Urrestarazu, Su sede se halla en la calle Manuel Quintana 1407 (ex 709) No fue esa la primera.
En los años setenta, presidía Antonio Moglia, periodista del diario El Sol. Era secretario el Sr. Fernández Navales. Integraban la comisión, don Alcibíades Rodríguez  y Jorge García.
En 1984 la comisión estaba integrada de la siguiente manera: presidente Omar Andragnez; vicepresidente, Ángel Torrado; secretario, Jorge García; prosecretario, Ernesto Fernández Navales; tesorero, Vicente Sangiovanni; protesorera, Leticia Corsiforti; vocales titulares: Buenaventura Mansi, Horacio Colucchio; Aniceto Castaño y José M. González; suplentes: Alcibíades Rodríguez, Daniel E. Cacace, Ángel Albertazzi y Modesto B. Salazar; revisores: Domingo Costa, Rafael Arana y Fabián Moglia. También ocuparon cargos en las sucesivas comisiones directivas: José Ruzo,[9] Enrique Paiardi (1902-1983), David M. Tolzes, Pedro Colucchio, Juan Ruano, entre otros.
Las asambleas ordinarias que se hacían hacia fines de año en la sede de Manuel Quintana eran bastante concurridas. El círculo tenía asociados no solo de Quilmes sino también de Varela y Berazategui. Eran socios tanto los periodistas en relación de dependencia como los free lance, colaboradores, [10] fotógrafos, gráficos, locutores, etc., es decir todos los que de uno u otro modo estaban vinculados con ese quehacer.
Estas asambleas se realizaban los domingos a media mañana. Eran muy formales. Se hacía la presentación de la lista, que siempre era única, se escuchaban opiniones, comentarios y mociones de los asistentes sobre los temas del orden del día. Los participantes solicitaban y les eran concedido, ordenadamente, el uso de la palabra, se tomaban notas para la constancia en actas, etc.
Comenta el Lic. Jorge Padula Perkins, colaborador de este título: “Cuando yo andaba por ahí, había un buen clima de camaradería. Algunas diferencias, sí, pero clima de camaradería profesional. Eso siguió durante la gestión de Andragnez y después, me parece, comenzó la decadencia progresiva, hasta que ahora eso parece un cementerio.”
Uno de los últimos presidentes que tuvo esta institución, alrededor de 1990, fue el periodista, escritor y librero Lic. Miguel Ángel Morelli, propietario de la librería Ramos, ex coordinador de la delegación Quilmes de la SADE y luego cofundador de la Asociación de escritores, Vientos del Sur.
El Círculo de la Prensa de Quilmes tiene Personería Jurídica N° 5974 y está registrado como entidad de bien público en el ámbito provincial con el número 3333 y municipal con el 521.
por Chalo Agnelli
FUENTE 
Agnelli, Chalo. "La Colonia de Valerga - el segundo barrio de Quilmes", Ed. Tiempo Sur, Quilmes, 2011. 

 

NOTAS


[1] Revista La Urraca N° 33, junio de 1940. Vol. 3 de la colección de la Biblioteca Municipal D. F. Sarmiento. 
[2] Recogido de la reseña histórica sobre el periodismo quilmeño publicada por don Juan Carlos Buceta Basigalup en el Número Extraordinario del El Sol de noviembre de 1947. 
[3] Periodista y locutor. En 1938 con  el Francisco Castañares crearon la audición radial La Voz del Sur, primero en L.S. 4 Radio Porteña y luego en L.S. 6 Radio del Pueblo. Fue uno de los fundadores del Círculo de la Prensa. Falleció el 21 de julio de 1983. 
[4] El autor es el asociado N° 208, con carné conferido en 1986 por su presidente el Sr. Omar Andragnez y el secretario Sr. Jorge García.

[5] Archivo personal de la Sra. Alicia Armella y el  Lic. Jorge Padula Perkin
[6] Ver biografía en Cuaderno de Identidad Nº 5 de quien suscribe. 
[7] Revista La Urraca N° 33, junio de 1940. Vol. 3 de la colección de la Biblioteca Municipal D. F. Sarmiento. 
[8] Recogido de la reseña histórica sobre el periodismo quilmeño publicada por don Juan Carlos Buceta Basigalup en el Número Extraordinario del El Sol de noviembre de 1947. 
[9] Periodista y locutor. En 1938 con  el Francisco Castañares crearon la audición radial La Voz del Sur, primero en L.S. 4 Radio Porteña y luego en L.S. 6 Radio del Pueblo. Fue uno de los fundadores del Círculo de la Prensa. Falleció el 21 de julio de 1983. 
[10] El autor es el asociado N° 208, con carné conferido en 1986 por su presidente el Sr. Omar Andragnez y el secretario Sr. Jorge García.




No hay comentarios: