miércoles, 12 de abril de 2017

ALCIDES CHIESA, DIRECTOR DE "TITO EL NAVEGANTE" Y "DIXIT"



A los 69 años falleció el director Alcides Chiesa, autor de documentales y ficciones. Alcides nació en Quilmes en 1948, en el seno de una familia comprometida con la vida pública y la educación.
Después de permanecer detenido desaparecido en el denominado “Pozo de Quilmes”, y luego a disposición del Poder Ejecutivo Nacional desde julio de 1978 a enero de 1982, marchó al exilio y continuó su labor como cineasta documental en Alemania.
De regreso en la Argentina dirigió “Desembarcos” (1989, inédita), “Apuntes de un viaje al Iberá” (1991, inédita), "Amigomío" (1994), que compartió con Jeanine Meerapfeel, de quien había sido asistente en “La amiga” (1988), "Tito, el navegante" (2010) y “Dixit” (2012)
Estudió en la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC), pero por motivos de su exilio, recién pudo recibir su título cuando la Escuela festejó su 50 aniversario en 2015.

Fue presidente del Consejo Asesor del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) en 2014, y hasta enero último se desempeñó como prosecretario general de la comisión directiva de Directores Argentinos Cinematográficos (DAC).

En 2008, fue galardonado con el premio “Sol de Oro” que otorga el matutino quilmeño “El Sol” a personalidades destacadas. En esa oportunidad manifestó: "Para mí es una gran emoción porque me lo entrega un medio periodístico y, en este momento, me siento orgulloso de haber sido periodista".

Fue en su tradicional casona de la calle República del Líbano donde se comenzó a organizar ‘Carta Abierta’ en Quilmes, allá por el 2009, donde participó un grupo de militantes e independientes,
como profesionales, docentes, gente de la cultura, el arte. Todos comprometidos con el momento que se estaba viviendo por esos años.

Esta intempestiva partida de Alcides sucumbe en un profundo dolor y tristeza a Sabrina su pareja, sus hijos, familiares, amigos y a todos los quilmeños que tuvimos trato con él y lo conocimos como un hombre íntegro, lleno de comprensión y com-pasión por y hacia el otro.

EL SECUESTRO

Alcides era estudiante de cine en el 1977, quedó secuestrado el sábado 15 de octubre de ese año después de que le arrebataron su primera película. Fue uno de los sobrevivientes del llamado circuito Camps. Así lo expuso frente al Tribunal Oral Federal 1 de La Plata, que juzgó a los represores de ese aberrante “Circuito Camps”.  Los criminales del denominado ’proceso’ habían asesinado ya, a uno de sus mejores amigos, fotógrafo y sindicalista, militante de Montoneros.

Él también había tenido una militancia en el peronismo. Contó en una nota a “Página 12”: “Yo milité en la JP y trabajaba en los
barrios carenciados. Porque antes de mi primer trabajo en mi vida como inspector en la municipalidad, trabajaba en las villas. Conocía muchísimo las villas, la gente, y creo que fue lo que me llevó a militar. Y bueno, él entra a militar en Montoneros. Nosotros discutíamos bastante en ese momento porque yo no compartía algunas ideas, por ejemplo enfrentar a los militares directamente, me parecía una forma suicida de actuar. Me parecía que había que hacer una resistencia política. Pero he sido un tipo de mucha actividad política, más allá de mis películas, en las que uno transmite lo que piensa. Cuando militaba más que nada militaba en política cultural, hablaba con la gente de cómo hacer películas, enseñábamos teatro en las villas.”

Dixit resulta un título inmejorable ya que el uso de la locución latina anuncia el protagonismo acordado a la cita textual, es decir, a la palabra que revela, sugiere, enmascara, mientras convive con el silencio y su otra contracara: la comunicación que algunos entendidos denominan “gestual”.  
Todos los testimonios son valiosos. Pero hubo uno que de resultó conmocionante como católico: las declaraciones de Monseñor Victorio Bonamín cuando la Comisión Internacional de Derechos Humanos visitó nuestro país en 1979 defendiendo  la dictadura y justificando los excesos con un lenguaje más aberrante que el usado por el propio asesino y jefe de los asesinos, el General Videla.
Se ofrecen en el largometraje de Alcides Chiesa y Carlos Eduardo Martínez una serie de argumentos contundentes, acaso irrefutables, para seguir discutiendo con los compatriotas convencidos de que ya se ha dicho todo sobre la dictadura de 1976-1983, y por lo tanto es hora de mirar hacia adelante. De hecho, las voces que los directores rescataron para este documental no sólo retrotraen a aquel pasado doloroso que algunos quieren callar; también interpelan en tiempo presente y de esta manera subrayan la importancia de la tan resistida continuidad temporal.
Dixit ayuda a fortalecer la memoria sobre lo que sucedió durante la dictadura, una tarea que todos deberíamos tomar como propia, para desactivar las propuestas de los voceros de los poderes económicos que impulsaron y sostuvieron el golpe de estado. http://www.cnagirasoles.com.ar


“En todas las elecciones mis hijos y yo vamos a votar a la Escuela 17, donde pasé mis estudios primarios. Antes nos acompañaba también mi padre. Un ritual que afortunadamente hacemos cada dos años. La mesa que nos toca siempre es la que está pegada a una placa que recuerda a mi abuela, quien fue una de las primeras directoras de esa escuela. Es un momento de una gran emoción, por los recuerdos, porque votamos (para mi generación, que vivió tantas dictaduras, y nos costó tantas vidas) y porque allí está la placa a Margarita Bellone de Chiesa, mi abuela, que controla que no hagamos macanas y votemos con seriedad.” (Alcides Chiesa)

EL QUILMERO se une a la profunda pena que produce esta pérdida. Alcides desde hacía unos años estaba fraguando un proyecto en torno a esta página, que por cuestiones del trabajo y de
la vida se fue postergando, pero siempre estaba en nuestras cabezas y era tema de algún que otro encuentro casual o en reuniones que hemos compartido. Hablaba con mucho orgullo de la valentía y la decisión obcecada de su padre por obtener su libertad. Su abuela, la maestra Margarita Bellone era otro de sus personajes admirados. Fue para mí un honor incalculable haber conocido, no sólo a la persona, sino también al genio de Alcides Chiesa que dejó otro valioso patrimonio a Quilmes, el de su filmografía, que perdurará en el tiempo, en la memoria... y retomo la frase de Saramago: “El tiempo no es una cuerda que se puede medir nudo a nudo, el tiempo es una superficie oblicua y ondulante que sólo la memoria es capaz de hacer que se mueva y aproxime.” (Chalo Agnelli)
Compilación Chalo Agnelli


FUENTES

https://www.pagina12.com.arsiguienteMiércoles, 13 de junio de 2012
http://www.telam.com.ar
Periódicos. "El Sol y Perspectiva Sur" de Quilmes
Fotos Facebook de Alcides Chiesa. 


No hay comentarios: