martes, 22 de septiembre de 2009

WILLIAM ALLISON BELL - EL NOMBRE DE TU CALLE

NOMBRES DE TRÁNSITO URBANO
Varias arterias de Quilmes recuerdan a personalidades que calaron hondo en el desarrollo y la historia de nuestra ciudad. Es imprescindible su mención para que en el futuro, la memoria que flaquea fácilmente entre los quilmeños, no cometa la ingratitud que con otros pro hombres locales que les arrebataron su nombre a la calle que los recordaba, como fue el caso de don Santiago Valerga cuya calle así bautisada en 1927, en 1972 el comisionado Ing. Cichero le cambió el nombre por San Mauro Castelverde.
WILLIAM ALLISON BELL
Nació el 28 de diciembre de 1859, en Buenos Aires y falleció el 1 de abril de 1931. Hijo de William Bell (n. Dumbar, East Lothian, Escocia, 6-7-1839//+3-8-1886) y de Elizabeth Baird, radicados en Quilmes con estancia a partir de 1863, luego fue propietario del establecimiento agropecuario "Santa Isabel" de Chascomús.
William Allison Bell tuvo un papel protagónico en la fundación del Hospital de Quilmes tanto en lo personal como en lo económico.
"La Elisa"
Integró como tesorero la primera comisión provisoria y luego a directiva nombrada. Figura en la documentación como comprador, junto al Dr. Isidoro Iriarte, de la quinta "La Elisa" y seis lotes contiguos que correspondían a la sucesión de Antonino Cambaceres.

Bell hablaba con acento inglés y por ello se creía que era británico, pero él aclaraba siempre con énfasis y con orgullo que era argentino.
La Memoria de de la Sociedad de Beneficencia Hospital de Quilmes del período 1931/1932 da cuenta del falle­cimiento de Don W. Allison Bell con estas palabras:DON WILLIAM ALLISON BELL. Pocas veces se habrá podido decir con más verdad que la pérdida es irreparable, dado el cúmulo de bellas cualidades, con que este caballero honró su vida: voluntad férrea, espléndido sin ostentación, de alma sublime, siempre pronto a mitigar el dolor y las desgracias ajenas, enemigo de la vanidad, son las cualidades más sobresalientes de este malogrado caballero que le cupo a Quilmes tener en su seno. No hay exageración al afirmar que fue la columna más robusta del Hospital desde sus primeros pasos; lo amó con todo él calor dé sus altruistas sentimientos y puso a su servicio su ina­gotable energía hasta que tuvo forma, calidad superior heredada de la raza de la cual descendía. Sintetiza el amor y respeto que tenía por esta obra la expresión que le era habitual: ‘el hospital es mi templo’. Quienes como el señor Bell, han sabido sublimar la vida, no han cruzado en vano por el mundo, porque el haber sabido ins­pirarnos para destacar sus virtudes es otra manera de hacer el bien y quienes lo sienten de veras, se apartan de la vulgaridad y se ele­van sobre las cosas inferiores de la vida."
La Municipalidad reconociendo el mérito del señor Allison Bell cambió, el nombre de la calle “Santa Cruz”, por el de “W. Allison Bell”, la cual pasa por el frente del hospital. Al descubrirse la placa con el nombre de Allison Bell en la calle citada, usó de la palabra el intendente Emilio Caset.

La comunidad le erigió un busto en los jardines del hospital, obra del escultor Luis Brunnix, inaugurado el 7 de mayo de 1933. Eran sus hermanos: George (19-5-1857); Margaret Jane Bell (n.7-6-1858//+11-6-1943); Emily Bell (n.5-5-1863//+5-4-1948) y Andrew (4-1865//1872)
Su hija Doris se casó con Pedro Norberto Luis Priani Chavarri, quien fue lugarteniente del regimiento 4 Somerset Light Infantry en la segunda guerra mundial e intervertor de los Territorios Nacionales de Santa Cruz y Chubut.
Investigación y compilación Chalo Agnelli
(Tomado del libro inédito “Quién fue en Quilmes” del autor de este blog)
FUENTE:
Hanon, Maxine. "Diccionario de Británicos en Buenos Aires" (primera época) Ed.de autor. Buenos Aires, 2005.
Goldar, José. "Historia de la Sociedad Hospital de Quilmes Dr. Isidoro G.
Iriarte" (desde 1919 hasta 1972) Serie archivos y fuentes de documentos. Nº 9. Municipalidad de Quilmes, Direcciónde Cultura, Biblioteca Pública Municipal Domingo Faustino Sarmiento. Quilmes 1979. 

1 comentario:

Carlos dijo...

Gracias por publicar estas Historias de aca
Saludos
Carlos Alfredo Lopez