lunes, 25 de enero de 2010

LOS QUILMES NOTA DE DARDO ABBATTISTA

Este blog que trabaja para recuperar nuestra historia local no puede dejar de incluir este texto donde se mencionan personas, personajes y personalidades que hacen la historia actual de Quilmes que mañana serán los protagonistas de una historia pasada.
La unión de los Quilmes 
              Colaboración del periosita Dardo Abbattista de su web
www.kilmesblog.com.ar                               

Los dos se llaman Francisco, los dos tienen la misma edad, los dos tienen una historia y un nombre en común: Quilmes. Pero no sólo cuentan con 58 años; Chaile, el cacique de la COMUNIDAD INDIA QUILMES de Tucumán, y Gutiérrez, el Intendente de Quilmes, sino que Simón, el hijo más pequeño del jefe comunal, acaba de nacer el mismo día que Chaile vino al mundo: un 24 de julio. A mi entender esta coincidencia histórica; sencilla, bien nuestra, bien de América, bien de Quilmes, cuenta, resume e ilustra en uno de sus picos más altos (un intendente y un cacique) lo que estamos vivenciando desde hace dieciséis años, quilmeños y quilmes; un poco lo que dice el título y otro poco lo que vamos a contar:
1993 – Quilmes – Tucumán. Se encuentran en el Valle, el artesano y el pintor. Diego Miño, el pintor, golpea la puerta, ella se abre y don Jesús Costilla, el artesano, escucha: Buenas, soy de Quilmes, Buenos Aires, vine en busca de los quilmes, me dijeron que viven aquí. ¿De dónde es usted, de Quilmes?, ¿Yo soy de Quilmes, yo soy Quilmes? Y agrega: Pero si usted dice que es de Quilmes, pase, debe ser pariente. Y el pariente pasó y juntos, don Jesús Costilla y Diego Miño son los señalados de abrir la puerta de esta historia. Al rato nomás cayeron más y más miembros de la Comunidad para conocer al pariente, y le hicieron una ronda, dieron unas vueltas a su alrededor, observándolo. Algo muy grande estaba sucediendo. Y el pariente al cabo de un rato y de algunas pinturas que realizó, les propuso: ¿No quieren venir a Quilmes de Buenos Aires, así cuentan sus vivencias? Sí, dijeron, pero agregaron, nosotros no contamos con fondos para poder viajar.

 1993 - Quilmes – Buenos Aires... Financiados por el flaco bolsillo del pintor, corazón grande, llegan por vez primera para el 14 de agosto, Teresa Chaile, don Jesús Costilla y Teófilo Yapura. Por su cuenta y dentro del mismo contingente de los primeros quilmes, también arriban Delfín Gerónimo y Santiago Santos. Se alojan en el Hotel Astrid de Quilmes, hoy Poland. Recuerdo aquel momento. No bien me enteré les acerqué el primer número de mi revista que acababa de salir, el 10 de junio. No sé que pensarán les dije, que alguien que vive en el asfalto les ponga el nombre de su pueblo a una revista. En ese momento como casi todo Quilmes ni enterado estaba de que ellos vivían. Se las dejé y pasé urgente al otro día para saber qué les había parecido: muy linda la revista, pero nosotros existimos, me largó Delfín. Y ahí nomás junto con Víctor Gabriel Gullotta les realizamos un reportaje que después publicamos, en el número dos de septiembre de aquel año. Lo titulamos: la historia sin fin. En algunos, la noticia, generó estupor porque tenían que barajar y dar de vuelta; en otros, mayoría, alegría por enterarse de que los quilmes estaban vivos. Y, aquella primera vez, también recuerdo, los quilmes exponen sus artesanías en el colegio Mancedo ubicado en el centro de la ciudad. Hasta allí se dirigen el Intendente de Quilmes, Aníbal Fernández, del brazo de su señora esposa, y el Secretario de Cultura, Ariel Bucich, quien mantiene el siguiente diálogo con Teófilo Yapura:  
- Dígame le dice el funcionario, uno de los mejores secretarios de cultura, sino el mejor hasta el momento,¿cómo sé yo que ustedes son quilmes? (en aquel entonces se dudaba de que fueran tales, porque la historia oficial los había pretendido sepultar)  
- Porque nosotros no mentimos señor, somos quilmes, le contestó Teo; o Grillo, para los amigos.
1995 – Quilmes - Buenos Aires. Entre Lucrecia Lombán, integrante de la Asociación Permanente por los Derechos Humanos de Quilmes, la arquitecta María Elena de Villaflor y quien escribe, organizamos la segunda venida de los quilmes financiada con nuestros magros bolsillos. Y el 24 de agosto la biblioteca Mariano Moreno que nos brindó todo el apoyo para aquella charla que dieron los propios quilmes, al igual que nuestros amigos y familiares, vio colmada sus instalaciones con alrededor de 500 personas. Más que una biblioteca, parecía una fiel tribuna de cualquier estadio de fútbol. Nunca la ví así, se sorprendió el profesor de arte, Pedro Costa, quien trabajaba en el lugar. Estuvieron presentes, Teresa Chaile, Teófilo Yapura, don Jesús Costilla, Delfín Gerónimo y Santiago Santos. También estuvo en la Moreno el profesor Quiroga de Catamarca junto con el mapuche, Marcelo Pintihueque. Ahí tuve el gusto de conectar al PAQ (Proyecto Arqueológico Quilmes) una feliz iniciativa que se plasmó, bajo el gobierno de Aníbal Fernández con los quilmes. Delfín, ese día, le largó a Mónica Cereda, integrante del Proyecto, junto con Zunilda Quatrín y Carolina Camporotondo, no queremos ser objeto de estudio de nadie. La frase venía a cuento porque las investigadoras se habían lanzado a excavar la Plaza San Martín, y manos indígenas habían pintado: no a la profanación de nuestro cementerio
El PAQ se propuso, y lo logró en gran parte, bucear en las raíces de Quilmes y, principalmente, en la de los quilmes.  Delfín intervine escuchalas son muy buenas. Él estaba un tanto cansado de que los investigadores, los arqueológos, los antropólogos, los sociólogos, los ólogos, como les dice Gerónimo, tratasen a los indígenas como objetos de estudio y no como protagonistas de la Historia. A partir de este encuentro, y antes de terminar su mandato, Aníbal Fernández, es decir, el Municipio de Quilmes ahora sí, envía al Proyecto Arqueológico Quilmes hacia el Valle para que se interioricen mejor de la situación. Quinientas personas fueron un número y ayudaron para que la Municipalidad se despabilara, tomara cartas en el asunto y, por fin, creyera en lo que le estábamos diciendo. 
 Y así, entre los quilmes, Costilla, Yapura, Gerónimo, Chaile, Santos (1993)... y los quilmeños Miño, Giallombardo y el diario El Sol (1993), Gullotta, quien escribe y la revista Los Indios Kilmes (1993), Fernández, Bucich y el Municipio de Quilmes (1993), Cereda, Quatrín, Camporotondo, Frankovic y el Proyecto Arqueológico Quilmes (1995) dimos los primeros pasos en dirección a la unión, entre los dos Quilmes, el de Tucumán y el de Buenos Aires. Nos tocó ser de los primeros oídos no los únicos, en escuchar el llamado de los quilmes, de los primeros brazos en compartir mates, asados e historias, de los primeros cuerpos no los únicos, en cultivar la amistad actual entre de los dos Quilmes, el de Tucumán y el de Buenos Aires. Entonces, mientras resta tanto por hacer, como dicen, veamos un poco el aporte en la amistad del Municipio de Quilmes, de la COMUNIDAD INDIA QUILMES de Tucumán junto con otros quilmeños, en dos palabras.
Aníbal Fernández (1991-1995). Bajo su mandato se crea el Proyecto Arqueológico Quilmes y lo envía a Tucumán para tomar contacto con la situación del Valle. En sus pasos como político no deja de estar atento sobre lo que acontece a los quilmes. Y, cuando llegan a él, trata de brindarles soluciones, dentro de su alcance. Una vez fue en un intento de desalojo, y otra vez fue dialogar con el Banco Mundial a través del Gobierno Nacional. Es solidario y positivo, lo describe el cacique.
Federico Scarabino (1995-1999) Fue el primer intendente en invitar a los quilmes de manera oficial para lo que se conoce como el día de Quilmes o la semana de Quilmes, en los 14 de agosto.
 Fernando Geronés (1999-2003). Junto con Chaile firma el Pacto de Hermandad, entre el Municipio y la Comunidad India Quilmes, por el cual la Comuna se compromete a brindarle ayuda económica y permanente a los quilmes (y mucho más). En el año 2000, Gerónes, estuvo junto con su familia en la casa de don Jesús Costilla, según le confió a su amigo, Enrique Alberti. Por tanto, su visita, lo convierte en el primer intendente de Quilmes en conocer el Valle y en recorrer la Ciudad Sagrada. 
Sergio Villordo (2003-2007) Refrenda el Pacto y jamás dudó en apoyarlos. Se hizo presente en la inauguración de la Quilmes Huasi, la casa de los quilmes, en Tucumán, dejando un aporte al finalizar su gestión de más de 12 mil pesos para la Comunidad. El apersonarse en el Valle como intendente siguiendo los pasos de su par radical—, causó buena impresión. Algunos hasta lo llamaban Sergio. Es lo que le gusta a los quilmes, que los quilmeños vayan al Valle y que compartan con ellos.
Francisco Gutiérrez (2007-2011) Crea la Dirección de Pueblos Originarios y en lo que va de su mandato le ha brindado treinta mil pesos a la Comunidad India Quilmes a través de su cacique. Lo que se dice, un fenómeno. El aporte realizado por el gobierno de Gutiérrez, en apenas dos años de trabajo, abre una esperanza para fijar políticas comunes, entre ambos Quilmes. 
                              ......................................
Mónica Cereda. Ex integrante del Proyecto Arqueológico Quilmes y trabajadora municipal, especializada en antropología. Fue el nexo entre los quilmes y el Municipio, durante una parte del gobierno de Scarabino y casi toda la gestión de Geronés y de Villordo. Se destacó junto con María Elisa Ezquerra funcionaria de Geronés y miembros de la COMUNIDAD INDIA QUILMES, en la creación del Pacto de Hermandad.
Pedro Navarro. Es periodista y sinónimo de TRIBU ARGENTINA, una querida Asociación Civil que extiende su mano amiga hacia las escuelitas del Valle, llevándoles materiales didácticos y más. Nacieron en el año 2001 y son la agrupación no gubernamental más antigua de colaboración permanente en el distrito, hacia los quilmes. 4-224-7048 es su teléfono y su correo: tribuargentina@yahoo.com.ar
Ruben Pierri. Símbolo de la amistad, siempre con un chiste a mano, siempre colaborando para con los quilmes, siempre haciéndose querer, partió el 9 de noviembre del año 2007 a los 56 años, víctima de un injusto paro cardíaco mientras dormía. Junto con Angel Costilla y tantos miembros más del Rotary Club de Bernal Oeste, colaboró para la fabricación de dulces artesanales y operaciones de labios leporinos de habitantes del Valle.
El Concejo Deliberante de Quilmes. Tiene una buena actitud para con la Comunidad India Quilmes, profundizada a partir del Pacto de Hermandad. Es un respaldo, afirma Chaile, quien mantiene un trato sociable con los ediles.
El periodismo quilmeño. Después de mucho batallar acompaña hoy las noticias sobre la Comunidad, a flor de piel. Norberto Giallombardo, por ejemplo, realizó un suplemento especial para el diario El Sol en agosto de 1993 dando la buena nueva de la existencia de los quilmes. Por tanto, en este sentido, Giallombardo, Gullotta y quien relata, compartimos el galardón de ser, los primeros periodistas, en dar aquella noticia. Pedro Navarro desde Nuevo Horizonte, Radio Quilmes y Quilmesadiario es quien mantiene la información latente junto con el aporte de la revista Los Indios Kilmes (y El Suri) y kilmesblog.com.ar, más el trabajo de Sayarina, indígena revista de Juan Olarte y Gregori Sánchez. Por la misma huella y desde otros medios de comunicación, los documentales Ciudad Sagrada de Marcelo Camiletti, Los Quilmes (Pueblo Vivo) de Alicia Agnone, Los Quilmes (la última resistencia) de Ernesto Martinchuck y el libro Los Quilmes contamos nuestra Historia, escrito por la propia Comunidad, son valiosos trabajos.
Los quilmes y los gauchos. Vale recordar también que, en aquel histórico agosto de 1993, llegaron a nuestra ciudad 35 personas de a caballo, provenientes del Quilmes de Tucumán. Aldo Boggiatto, coordinador de la cabalgata, le contó al diario El Sol que la idea, partió de la Federación Gaucha de Tucumán y de la Virgen del Santuario de la Merced para reinvindicar a nuestros ancestros tomando como representativo de ellos al gaucho y su tradición apoyándose en su fe cristiana. “Somos ricos en historia, tenemos muchas cosas para compartir”, dijo en aquella oportunidad el Intendente, Aníbal Fernández.

La Catedral de Quilmes. En 1995, el cura párroco de ese momento, Roberto Zardini, desde el púlpito, invitaba a los fieles, para que les compren artesanías a los hermanos quilmes que exponían en el atrio, por desintelingencias entre las autoridades culturales del Municipio que, en tiempo y forma, estaban avisadas de la segunda venida de los quilmes. Pero, no les permitieron trabajar en la Plaza San Martín, donde funcionaba y aún funciona la Feria Artesanal de Quilmes. El argumento: no contaban los quilmes con el permiso de fiscalización correspondiente. Cuando Zardini los despidió lo hizo al grito de ¡Viva Tucumán! ¡Vivan los quilmes! Por la misma voz, el gran obispo, Jorge Novak legó a Quilmes que, para los 14 de agosto, debiera conmemorar y no festejar. Y, si bien la iglesia también protagonizó una fuerte polémica con el Proyecto Arqueológico Quilmes debido a sus excavaciones en la zona de la Catedral, los sacerdotes Marcelo Colombo y Daniel Moreno, actual cura párroco y anterior, acompañan las flores para la cacica Isabel Pallamay, desde hace siete años. Y Colombo, por ejemplo, respaldó una muestra de arte de los Pacha Huagua, sobre los quilmes, realizada en la entrada del templo católico, que dicho sea de paso, fue todo un éxito.   
14 de septiembre, el homenaje a Isabel
Pallamay. Tuvo lugar por vez primera, el 14 de agosto del año 2003 y fue llevado a cabo por las maestras de la escuela pública Nº 20 de Bernal, Ana María Franceschini, Stella Maris Donati y Haydeé Domínguez, bajo el gobierno de Fernando Geronés con apoyo de la dupla, Cereda-Ezquerra (las mismas del Pacto de Hermandad). Aquel día, las docentes juntaron sus manos con las de 50 de sus alumnos en forma de ofrenda, de ceremonia, señalando con ello el sentido y el espíritu de la conmemoración. El segundo acto fue en el 2004, bajo la administración de Sergio Villordo y el tercer, cuarto, quinto, sexto y séptimo homenaje fueron realizados por MAIZALES, el 14 de septiembre del año 2005, 2006, 2007, 2008 y 2009 respectivamente, fijándose esta fecha para las futuras conmemoraciones. El homenaje surgió a partir de un escrito creado por el poeta Carlos Patiño, conocido como el monólogo de Isabel Pallamay, cacica de los quilmes, nacida en Quilmes de Buenos Aires alrededor del año 1680, y fallecida en 1718. Publicado en el año 2001 y en la revista número 26 de Los Indios Kilmes; lo leyeron las maestras.
1999 - Plaza San Martín de Quilmes. En este año, para el 14 de agosto, se construye con las manos de Santos Mamaní y Pablo Quival, entre otros indígenas y quilmeños, el monolito a los quilmes o la huaca, lugar sagrado, como lo describen originarios. El Municipio aportó los materiales, y la artesana piedra del valle que ahí se alza fue trabajada por Teófilo Yapura. En el lugar, por los meses de agosto y de octubre, se realizan ceremonias a la Pacha Mama y reinvindicaciones de las culturas indígenas, en especial la de los quilmes. El quilmeño Aldo Re, desde hace diez años pasa a visitarla y cuando la ve que en su base está mal escrita por garabatos que nunca faltan, con suma paciencia, el cuidador, los limpia o los hace limpiar por el Municipio.
Chamaná. Grupo ya disuelto de fotógrafos quilmeños como Christian Brosa y Carolina Camporotondo, e integrantes de los quilmes. Para el año 2000 realizaron una muestra fotográfica en el Museo del Hombre en París; dentro del marco de la firma del Pacto de Hermandad que, por increíble que parezca, se firmó por primera vez ahí, en Francia, un 29 de junio.
Los Pacha Huagua. Grupo de Arte de Quilmes, integrado por Yanina Cichero, Lucas Bertinat, Noemí Ramírez y Cecilia Pérez, entre otros. Pintaron junto con niños de la Comunidad, el frente de la Quilmes Huasi. Lo hicieron en el año 2007, con simbología quilmes y diaguita. Obtuvieron para ello financiación del Municipio de Quilmes, de los gobiernos de Villordo y de Gutiérrez, más el esfuerzo propio. En el año 2005 y 2006, expusieron obras de arte, en la entrada a la Catedral de Quilmes. Inolvidables.
Ecos. Al igual que los Pacha, egresaron de Bellas Artes. Luego de viajar en el año 2007, por plazas de Salta, Jujuy y Tucumán donde el gobierno de Gutiérrez los apoyó con el transporte, para realizar talleres de plástica en el noroeste, reunen utiles escolares para la escuela Martín Iquín, ubicada en la COMUNIDAD INDIA QUILMES de Tucumán. Carmen Amoroso, Miguel Calia, Cecilia Díaz, Mónica Gómez, Mónica Ibaldia, Micaela Paglia, Yésica Visciconti y Romina Vilanova, hacen Ecos.
MAIZALES Asociación Civil, creó una biblioteca temática sobre los quilmes en la Biblioteca Popular de Don Bosco, sita en Ciudadela 2158,  con teléfono 4251-6658, el 12 de abril del año 2008. La misma abre sus puertas de lunes a viernes de 13 a 19 hs. Yanina Cichero, Pedro Soto, Noemí Ramírez, Lucas Bertinat, Cecilia Pérez, Antonio Gerónimo, Ana María Franceschini, Víctor Gabriel Gullotta, Stella Maris Donati, Pedro Navarro, Marina Marchegiani, Aldo Re, Mónica Cereda, Gabriel Peralta, Daniela Lironi y quien relata, los integrantes de la primera comisión de MAIZALES. Para fundar la biblioteca, para incrementar el acervo cultural y para mantenerla, aportamos ideas, tiempo y dinero de nuestro propio bolsillo, más la colaboración de familiares, de políticos y de amigos como Angel Costilla, presidente del Rotary Club de Bernal Oeste, Alejandro Re, hijo de don Aldo Re, el diputado Daniel Gurzi, la escuela 17 de Quilmes Oeste, la 20 de Bernal Oeste (quien lleva el nombre de los quilmes, en sus aulas), Radio Quilmes y la Biblioteca Popular de Don Bosco. 
Pancho Chaile, el cacique, elegido el 8 de noviembre de 1998 y la C.I.Q., COMUNIDAD INDIA QUILMES de Tucumán, creada el 16 de junio de 1996, tienen sus orígenes en los 1200 años de historia que tienen los quilmes viviendo en Quilmes, de Tucumán como mínimo, en los aproximadamente nueve mil de los pueblos del noroeste, reconocidos hoy como diaguitas. Y, en los años recientes, en la Federación Indígena, Unión y Progreso, Comunidad Indígena de Quilmes y Comisión Coordinadora de Comunidades Calchaquíes, instituciones que indistintamente comenzaron a trabajar a partir de los años sesenta y son el antecedente más inmediato de la CIQ. Sin la guía de ellos y la de todos los quilmes, de todos los tiempos este camino de amistad no se hubiese podido comenzar a transitar, a cimentar, a engrandecer. 
CONCLUSION  
Aunque en el medio, hay tantos amigos más, (hay tanto más), ya que en dieciséis años ha corrido mucha agua bajo el puente. Muchos más quilmeños y quilmeñas, como la antropóloga Marina Marchegiani autora, junto con varias de sus colegas, de un trabajo importante sobre la Comunidad; Enrique Alberti, director de la revista Comunidad India Quilmes junto con el cacique, Wilfrido Franco, el utramaratonista que unió Tucumán con Quilmes, a zancadas limpias; Semilla de cambio, jóvenes quilmeños que realizan viajes solidarios. Por el mismo camino, la Universidad Nacional de Quilmes acordando nuevos proyectos, el Sanatorio Urquiza, atiende al cacique de manera gratuita, Claudio Andregiani, el doctor que operó a Pablo Ariel, habitante de Amaicha del Valle; Gustavo Cardesa y Paula Rivero, quienes acompañan desde sus partidos políticos. 
Hombres y mujeres integrantes de los pueblos originarios que habitan en el Partido de Quilmes y de sus alrededores, como don Santos Mamaní, Juan Olarte, Gregori Sánchez, la revista Sayarina, Walter Barraza, Angélica Tena, Antonio Gerónimo, Benito Espíndola, Pablo Quival, Eliana Rodríguez... Muchos más funcionarios de cada gestión como Schiavo con Scarabino, como Gaudio y Rizzi con Villordo, como Bandera y Eliana con Gutiérrez que aportaron y que van a seguir aportando lo suyo para que la unión de los quilmes o el amor de los quilmes como, más profundo, lo llama el cacique, (porque sostiene que primero viene la unión y después, con el tiempo, el amor) se acreciente con el correr de los años, se cultive con el correr de los siglos.
Nació a un año de los quinientos de la invasión europea a América, en 1993, como parida por tantos sueños, por tantas voces, por tantos cuerpos y a trescientos veintisiete del destierro forzoso. Parida por el valle y por la ciudad, por la montaña y por el barrio, por el maíz y por la pluma, (por Dios y por la Pacha Mama). Por esto tiene la fuerza que tiene, fuerza de los quilmes, fuerza del mestizaje, fuerza de la América fecunda. Vigor que nada ni nadie podrá detener jamás.
El agradecimiento grande del cacique, para Pancho, Quilmes de Buenos Aires y su gente, representa un respiro, una garantía, una salvación. Porque en los peores momentos de la COMUNIDAD INDIA QUILMES, Quilmes está presente. En su intimidad, sostiene: "suerte de habernos descubierto, suerte de habernos encontrado, allá en 1993"

Generosa colaboración del periodista Dardo Abbattista 
Visitar: www.kilmesblog.com.ar 

No hay comentarios: