miércoles, 25 de agosto de 2010

EL CONTROVERTIDO CURA RIVAS

En el estudio realizado sobre el Quilmes colonial, es decir, el período de existencia de la Reducción durante el predominio español, desde el arribo de este pueblo norteño en 1666 hasta la supresión del orden de vasallaje en 1812, se recorrieron varias situaciones y personalidades, de las que no puede estar ausente el último cura doctrinero de los quilmes, el cura Rivas. Para ellos se tomar anotaciones dispersas de distintos historiadores y referencias existentes en documentos del Archivo General de la Nación.

 PBRO. SANTIAGO RIVAS Y BARRAGÁN
Fue un sacerdote secular. En los acontecimientos que determinaron la extinción de la reducción de la Santa Cruz de los Quilmes mucho se menciona la figura conflictiva de este sacerdote. Algunos historiadores lo ven como enemigo de los naturales y otros como el visionario que bregó para disolver la reducción.  Con respecto a lo primero podemos argüir que la cultura eurocentrista de la época no era favorable a los pueblos originarios.
En lo que hace a la segunda visión, es de considerar que la apertura del pueblo a todos por igual incidiría en su progreso demográfico, social y económico incrementando el “diezmo” del cual vivían los curas propietarios o doctrineros. Si bien el credo católico no era respetuoso de las creencias ajenas, Rivas no parece un ultramontano pues su postura es favorable al pensamiento de la Revolución de Mayo.
Cutolo en su diccionario dice Fue enemigo acérrimo de los indios, como surge de los documentos de la época”
Santiago Rivas y Barragan nació en Buenos Aires en 1776. Es probable que por línea materna perteneciera a la tradicional y arraigada familia Barragán que tuvo tierras y saladeros en el Pago de la Magdalena. Una tía suya María del Rosario Barragán era propietaria desde 1818 del solar Nº 250, la esquina SO de Mitre y Alsina, donde varios años después estuvo la Academia Williams; frente a la parada de diligencias y volantas del pueblo.
El 30 de diciembre de 1806, el obispo Benito de Lue y Riega lo designó cura interino y propietario de la Reducción de los Quilmes por fallecimiento de su antecesor Santiago Felipe de San Martín y Cabral.
Apenas designado en 1807, encabezó un petitorio con vecinos de la zona, dirigido al virrey Santiago de Liniers, solicitando la extinción del cabildo indígena y su jurisdicción. Liniers pidió al Cabildo de Buenos Aires los antecedentes de la creación de dicha reducción y el Cabildo le contesta en 1909 no conocer documentación ligada a dicho pedido, lo que pone fin a este expediente. [1]
El domingo 10 de junio de 1810, durante la misa mayor, leyó al pueblo de los quilmes, desde el púlpito, la proclama de la Primera Junta donde se informaba el resultado de los cabildos del 22 y del 25 de mayo y se juró fidelidad y acatamiento a las autoridades constituidas.
El 30 de agosto de 1810 reitera el petitorio presentado a Liniers en 1806, acusando a los pobladores indios de ociosos, viciosos y de malos cristianos; agregando erróneamente que tan sólo había tres familias de origen quilmes. Enfrentándose con el Protector de Naturales Pedro José de Agrelo. En esta oportunidad tampoco es escuchado. 
Recién por un decreto del 12 de agosto de 1812 se disuelve la Reducción.  Rivas fue designado cura vicario de Quilmes el 2 de febrero de 1814.
En 1816 presentó sin éxito una solicitud para la instalación de una escuela, lo reitera en 1818 y en 1822 siendo diputado en la legislatura de Buenos Aires. Su cometido tiene virtual aserto en 1828 con la designación de José Rosende.
En 1821 formó parte de la Cámara de Representantes como diputado por la sección electoral  Quilmes-Magdalena.
Ese año comienza a bregar para restaurar o hacer un nuevo templo para el pueblo, pues el existente estaba en ruinas. Realiza colectas y solicita subvenciones oficiales. Los cimientos de la segunda iglesia que tuvo Quilmes se abren en 1833 y se termina en 1835, año en que pierde el cargo de cura párroco por “unitario”.
Unos años antes, en 1832 había sido separado de la diputación porteña por la misma causa.
Después de 46 años de residencia en Quilmes, 28 de párroco, con 77 años de edad, fallece en 1853, en su chacra de las afueras del pueblo, donde se había retirado de la vida pública.
Esa chacra figura con el Nº 39 en el plano trazado en 1818 por el agrimensor Francisco Mesura. Estaba situada entre las actuales: avenida La Plata, Carlos Pellegrini, Joaquín V González y 12 de Octubre.
Sus restos yacen en el atrio de la Catedral bajo una lápida realizada por don Gervasio Sueldo que dice: Aquí yace el Presbítero Dn. Santiago Rivas, Cura Propietario y Fundador de esta Iglesia de Quilmes. Falleció el 28 de Agosto de 1853 a los 77 años de edad.”
El historiador Luis Otamendi, de quien se tomaron muchos de los datos que figuran en esta biografía, en su libro publicado por la municipalidad de Quilmes en 1968; dice: Un historiador quilmeño, haciendo referencia a esta lápida (se refiere a la del atrio de la Catedral), dijo que el ‘Padre Rivas si es verdad que fue Cura de Quilmes y fa­lleció a los 77años de edad, lo de fundador de la Iglesia no pue­de creerse, ya que se refiera a la Parroquia o a la Iglesia, ni una ni otra cosa son exactas’. Pero dicho señor ignoraba al parecer, que Don Santiago Rivas era Cura Propietario, por que en esa época se denominaba así, a los curas efectivos y no interinos, ‘propios o propietarios’; y en cuanto a lo de fundador, la lápida no se refiere a la Iglesia co­mo Institución, sino al edificio material del templo, él fue quien lo fundó, por no decir edificó en el lapso 1828-1835, como di­jimos, el anterior al actual, los precedentes estaban en una po­sición opuesta a éste, pues su frente daba hacia la calle Mitre, y a mitad de cuadra, por lo tanto queremos dejar aclarado en su ilustre memoria, que la lápida refleja la verdad de que el Padre Rivas fue ‘Cura Propietario y Fundador de esta Iglesia’.”

BIBLIOGRAFIA
Avella. “Capellanes y curas de las Parroquias de la Provincia de Buenos Aires.” Estudios Bs. As. 1949 Nº 442 p. 579.
Craviotto J.A. “Historia de Quilmes”, cit p. 63; 87; 92; 98; 118, 124.
Otamendi L. “Historia de la Reducción, 1666-1812” Edición del la Municipalidad de Quilmes 1968.



[1] ARCHIVO GENERAL DE LA NACIÓN

1 comentario:

Daniel dijo...

Un análisis pormenorizado del proceso de disolución de la Reducción de los Quilmes puede encontrarse en SANTILLI, D. V. (2007): “De la dependencia colonial a la “liberación” revolucionaria. La supresión de la reducción de los Quilmes en 1812 a través de sus protagonistas, beneficiados y perjudicados” en Anuario IEHS, nº 22, pp 13 -40
Esta publicación está disponible en las bibliotecas dependientes de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, como el Instituto Ravignani, del que formo parte.