martes, 31 de mayo de 2011

LUIS JORGE BARTON, PERIODISTA, CARICATURISTA (1910 - 1979) - SEMANA DEL PERIODISTA

Prof. Chalo Agnelli
 El humor está fusionado imprescindiblemente a la inteligencia. También es verdad que la hipersensibilidad  ante el conflicto humano, ante la contundencia de la realidad cotidiana se compensa con el humor.
Así era  Luis JorgePocho” Barton. Los más jóvenes le conocimos ese humor en las tertulias de la confitería Colón de Eladio Rebolé o en la secretaría del Club 12 de Octubre presidido por otro periodista quilmeño de tabloide en ristre, Omar “Clavelito” Andragnez, su colega y admirador.
Pero ya antes, su bonhomía, su simpatía y sus dotes de avezado narrador se explayaron en el Café de la Juventud de Alfredo Cerutti o en la Munich de Ricardo Blochinger, donde, como buen gourmet, no hacía asco a los Leberknödel (bolas de pasta con hígado de ternera), los famosos Lebkuchen (pastel de mazapán) ni a las salchichas; especialidades de la Munich por esos años; mientras en un rincón el negro Thoner acariciaba el aire con sonatas de Mozart y valses de Chopin, en un piano vertical.
Nació en Quilmes el 6 de enero de 1910. Provenía de una vieja familia de origen inglés emparentado con los Wilde; y quizá fue del mismo Dr. José Antonio Wilde y del sobrino de este Eduardo, que le vino la veta gráfica y ese humor punzante, flemático sofisticado propio de los ingleses.
Su casa familiar estaba en las puertas de La Colonia, Carlos Pellegrini Nº 6; frente a la terminal del tranvía 22, allí vivieron sus padres y hermanos.
En 1936 fue administrador del periódico El Plata del Dr. Emilio Mauri Casabal. Desde el 22 de noviembre de 1945 dirigió junto con Antonio Klala y Juan T. Bonfiglio Luchiní, el diario “El Popular” que tenía su sede en La Colonia, en la calle Tucumán 313. Eran sus colaboradores, redactores y cronistas, entre otros: Jorge L. Silva Rey, Andrés Giordano, Armando B. González, Víctor A. Giordano y Miguel Ivanovsky.
Eran las épocas en que el diario El Sol” se perfilaba líder entre los medios locales por su perdurabilidad, de la mano profesional de don José Antonio Banco, formador de periodistas.
Y también incidieron en Barton las plumas de quilmeños de la talla de: José Andrés López, Raimundo Cavagnolo, Braulio Echeverri, El Dr. Edmundo Gutiérrez, Pedro Poloniolli, Máximo Salaberry, Francisco Urrestarazu, Antonio Zamora que daban clases de periodismo desde El Ariete”, “Crónica de Bernal”, “La Palabra de Berazategui”, “El Plata”, “La Verdad”…
En 1949, ingresó a “El Sol” como jefe de deportes acompañado por Tomás M. Serves, Oscar Sánz y Tomás Aguilar. A partir de esta época Barton popularizó su seudónimo Aparicio Treintaidos”, que junto con Inocencio Tristeza”; dos personajes de honda calidad humana.
Pero además de un tenaz periodista, descolló como caricaturista. En graciosa complicidad con don Luis Eduardo Otamendi hizo carcajear a la comunidad quilmeña y esbozar sonrisas molestas a más de uno de los reproducidos por su pluma precisa.
Fue cofundador de la Agrupación Kilme. En 1929 se creo el Salón de Humoristas de Quilmes. En el 3º Salón, el que más renombre adquirió, realizado bajo los auspicios de la Agrupación “Fernando Fader”.
Bartón  participó junto a: Gerónimo Narizzano, J. B. Guatruzzi (h) Domingo Ronconi, Francisco N. Fernández Melo, José Llense, Carlos Durañona, Juan Correa, Salvador Cardiaccioto, el “indio” Domingo Bloise y Luis E. Otamendi. La muestra se presentó en el Club Social.
Sin dudas el líder de esta manifestación fue Barton, firmaba Isondú nombre que luego adquirió una revista y un grupo de intelectuales y artistas.
Como buen humorista nunca se tomó en serios su naturaleza artística. En la muestra de 1937 un periodista dijo de él: En sus nuevos trabajos (Barton), se plasman las cualidades geniales de su visión mefistofélica de las cosas de la vida diaria y vernácula”.
 Luis Jorge Barton, se destacaba entre los asociados colaboradores del Club Alsina, por sus condiciones, iniciativas y sobre todo por lo indisciplinado de su temperamento. Diseñó la ambientación de muchos carnavales temáticos como fue usanza en esos años cuando el Carnaval era una de las fiestas populares. Fue uno de sus socios fundadores y no la abandonó nunca, capaz de organizar una carrera ciclista de mujeres como un lunch en homenaje a algún socio renombrado. La Agrupación Kilme se disolvió en 1957.
En 1973 formó parte de la Comisión Honoraria que conmemoró el sesquicentenario del nacimiento de Carlos Morel.
Ya jubilado era tal su amor a la prensa que su presencia era un acompañamiento cotidiano en el decano de los periódicos quilmeños.
Bartón, cronista, deportista, columnista, caricaturista, en los últimos años se estableció con su esposa y su hija en Ranelagh, y fue igualmente considerado por la comunidad de Berazategui. Después de su muerte el jueves 12 de julio de 1979, el intendente de ese distrito Elizagaray sancionó y promulgó con fuerza de ordenanza designar con el nombre de  Luis Jorge Barton a la calle 409 de la localidad de Juan María Gutiérrez.
Botasso, ídolo del fútbol quilmeño caricaturizado por Barton

El pugilista Victorio Campolo por Luis Jorge Barton
Caricaturas realizadas por Barton de los futbolistas Leonardo Sandoval y "Macho" Mandile. (1930)
Investigación Chalo Agnelli
chaloagnelli@yahoo.com.ar

No hay comentarios: