lunes, 2 de enero de 2012

CENTRO DE JUBILADOS "ALGO POR QUE VIVIR"

LOS CLUBES DE LOS ADULTOS MAYORES

A Josefina Haydee Yori de Tiscornia
 a Héctor Tiscornia, a José y Cristina Polizzoto y
a Erminda G. de Ferrari

Una de las intemperancias que trajo la contemporaneidad - esa idea de tiempo que nunca se sabe dónde empieza ni dónde termina - es la ruptura drástica de las distintas generaciones para juntarse y procurarse diversión.
Hasta los años 50, niños, jóvenes, adultos y aún la gente mayor o de la tercera edad, todos, se juntaban y se divertían mancomunados. Unos con más energía o con mayor protagonismo que otros.
Hoy los niños tienen sus peloteros y casas de fiestas infantiles, los adolescentes sus boliches bailables de rigurosa exclusión a los adultos, hay cafés temáticos, centros de encuentros para solas y solos, cybers... y para la gente mayor están los Centros de Jubilados o Clubes de Adultos Mayores.
En La Colonia surgieron a fines de los setenta Centros con significativa participación, sobre todo, de mujeres y hombres de las generaciones de las décadas de los 20 y 30.
Adultos mayores que hoy ven prolongada las probabilidades de vida, lo cual moviliza no sólo a vivir, sino a existir, a permanecer en acción, a forjar proyectos, a la búsqueda de nuevas oportunidades, a revivir el asombro aún después de creer que se ha visto todo y hasta a enamorarse.

ALGO POR QUÉ VIVIR
Un pequeño grupo de amigos, mujeres y hombres mayores, algunos jubilados, idealistas y emprendedores, se plantearon la necesidad de crear un espacio común
Una de las primeras propiedades donde funcionó el Centro, calle M. Quintana y San Luis.
donde reunirse para compartir proyectos, historias, gustos y alegrías. Convencidos que cualquier persona más allá de la edad es valiosa y necesaria para el desarrollo armónico de la sociedad. [1] Con estos objetivos se constituyó el Primer Centro de Jubilados de Quilmes un 27 de mayo de 1978.
Actual sede de Algo por que vivir" en la calle Rep. del Líbano 24
Aun no tenía carácter oficial y necesitaban un libro de actas donde asentar las actas que se requerían para la institucionalización. Uno de los fundadores, Manuel V. García ofreció uno, olvidado en su casa, de un comercio que supo tener alguna vez. Tenía 200 folios y sólo cinco habían sido ocupados, rubricados por la Dirección de Veterinaria y Bromatología en 1964 y con la última inspección fechada el 7 de agosto de 1967.
Este registro comercial dio comienzo, en el folio N° 7 con el acta de la reunión del 21 de marzo de 1987, al que sería, sin lugar a duda, uno de los precursores de muchos clubes y centros de adultos mayores queexisten en Quilmes y partidos aledaños. [2]
Así nació el centro de jubilados y pensionados "Algo por qué vivir", bajo el lema “Uno para todos, todos para uno”. El nombre surge del Sr. Ángel Venturi que advertido de la alegría y el entusiasmo que se producía en cada reunión entre el grupo de pioneros, exclamó: “¡Esto sí que es algo porque vivir!”
Primero se comenzaron a reunir en el PAMI, luego en casas particulares, como en la de la Sra. Josefina Haydee Yori [3] en Manuel Quintana 314 (vieja numeración), en el Círculo de Obreros Católicos de Videla y Mitre, en el Club Alsina y en el Quilmes Oeste.
En 1981 se convino con el Club Alsina realizar reuniones danzantes en el salón superior los miércoles.
Con motivo de su cuarto aniversario se hizo una fiesta en dicho Club. Actuó la orquesta de jubilados que dirigía el maestro Francisquín, Francisco Abbatantuono, y que integraban: Pucciarelli, Zoccole, Percili, Grifa, Chaptmann, Vick, Álvarez, San Juan, Rumi y como vocalistas Héctor Robert Tiscornia y Ángel L. Torrado. En ese momento presidía la C.D. Alfredo Ferré, secundado por Néstor Valent.
Orquestra del Centro conducida por Francisquín Abbatantuono( frente al micrófono)
El martes 19 de julio de 1983, a las 17:30 hs. en el Quilmes Oeste ante 250 socios, se realizó una Asamblea General Ordinaria. Para el acto eleccionario se presentaron dos listas: la verde, Unidad, que postulaba como presidente a Mariano Manfré y la lista rosa a Celia Lindberg de Neuman, siendo apoderados de las mismas Elio R. Patitucci y Elías Iter. Por discrepar ante un informe presentado, la rosa se retiró del acto; resultando ganadora la verde El Sr. Manfré fue presidente, secundado por: Manuel Alí, Isabel Bottino, Delia Cafferata, Ángel Diego, Luisa González, Elio Patitucci, María Poli, Julio Rondinoni, Antonio Starachi y Armando Vidal.
Fue el principal objetivo del Centro dignificar la vida cotidiana de mujeres y hombres de los adultos mayores.
En 1984, durante la administración de Pedro A. Altieri, siendo secretaria Hilda L. Vicente, se solicitó al Intendente Vides que se instalen en las plazas de la ciudad, como existen en la Capital, bancos, mesas y sitios para practicar juegos como: ajedrez, dominó, damas, naipes, bochas etc.[4]
La Sra Limberg con la socia fundadora Josefina H. Yori de Tiscornia (2003)
Ese mismo año se adquirió un pedazo de tierra comenzó a levantarse un salón con dependencias. Mientras tanto, los domingos la subcomisión de fiestas realizaba shows-bailables, denominadas, “del paquetito” en “El Almacén de la Fe” un salón ubicado en la Av. H. Yrigoyen 90, cedido por Santiago A. Chiesa. Animaban las reuniones el conjunto Los Quilmes, integrado por antiguos músicos del grupo Francisquín. Lo dirigía, alternativamente, los señores Zoccole y Puciarelli y con las voces de los señores Tiscornia y Torrado; la guitarra de Pedro Storni y en violín, Walter Chaptmann. 
En 1985 integraron la subcomisión de prensa y relaciones públicas: Ángel Torrado, Pedro Colucchio y Jorge Polizzotto.
En 1986 se inauguró la sede propia en República del Líbano 24. Construida ladrillo a ladrillo por el esfuerzo de todos, donativos y préstamos que fueron saldados rigurosamente en los años posteriores. La puerta de entrada fue donada por la Sra. Delia D’Urso.
En la placa que se halla en el vestíbulo de la flamante sede se colocó una placa que señala que se construyó en el período 1984-86 por la siguiente comisión: Pte. Pedro Altieri, Vice. Antonio O. Ceballos, secretaria Elba M. Campana, pro. Blanca Maderal, tesorero Raymundo Di Luchio, pro. Alberto N. Codina, Secr. de RRPP Ana Pérez, vocales titulares: 1º Alfredo Ferré, 2º Armando Taceta, 3º Nelly Beraza, 4º Gloria del Carmen Flores, voclaes supletes 1º Miguel Etchegaray, 2º Reynaldo Córdoba, revisores de cuenta titulares. Zulema Vico, Carlos Rossi, Miguel Vicinguerra, suplentes: Antonio Staroche, Delia Caferata y contadoras: Concepción Ramos y Luciana Pasquín. Los ex integrantes de la CD: Roberto Pinto, Carlos Feijoo, Jorge Polizzoto, Hilda L. Vicente, Leonor Saig, Hilda L. Vicente, Mario Di Diego, Ana De Taceta, Luisa González.
Erminda G. de Ferrari, co-fundadora de la Institución.
Ya con sede propia, el Centro incrementó las actividades sociales y culturales: festivales, turismo, peñas, homenajes, torneos, reuniones danzantes, teatro, muestras, cursos, etc.
En 1987 se inauguró un Salón de Arte con la participación de los artistas: Ángel Otonello, Ricardo Rutkauskas, Elena Tamango, Hebe Newton, Teresa Oliveri, Aida Aufré, Laura Casal, Gustavo Krebs, Ladislao Bernard, Mabel Vujancich de Bucich, Juan Durante y otros.
En agosto de ese año, comenzó a realizarse una revista mensual, que luego se tituló Ser, que daba cuenta de los acontecimientos de la entidad, notas de carácter general y expresiones literarias.Fueron presidentes desde 1978, Asunción González, Mariano Manfré, Pedro Altieri, Roberto Pintos y Pepe Manuel.
En 1996 la comisión directiva estaba integrada, además de la presidencia y la vicepresidencia de Celia Lindberg de Neuman y Horacio Cánepa respectivamente, por Julio Fernández, Ma. Luisa Barbano, Williams Pellacani, Aurelia Urquiza, Erminda González, Catalina Kochs, Teresa Toht, Rosario Lavecchia, Concepción Ramos, Roberto Derguy, Susana Luppi de Paredes, Nilda Pinelli, Alejandra Flores, Vicente Corradino, Delia de Venutto y Norberto Díaz.

Desde hace casi dos décadas es presidenta la Sra. Lindberg, motor movilizador de voluntades. El Centro creció con constancia y alto nivel con comisiones directivas entusiastas y colaboradores fieles a los objetivos fundacionales: Delia D´Urso, Beatriz Barri, Roberto Rumi, Walter Chapmann, Armando Puciarelli, Miguel Griffa, Alberto Rosati, Teresa Vita, Mita Rodríguez, Pablo Peyton, Elsa Campana, Viviana Rugiero, Haydée Josefina Yori B de Tiscornia, Enrique y Josefina Bas Monet, Carlos Chernou, Edith Giusti, Rosa Nogueira, Cristina y Jorge Polizzotto. Este último con José Santobuono y Vicente Zoccole tuvieron desde 1980 hasta 1992 una orquesta itinerante que llevaba entretenimiento a residentes en los geriátricos de la zona.
El Centro tiene su marcha que compuso el Sr. Zoccole para el 7° aniversario. La letra dice: “No vivas amargado/ que nada ganarás/ la vida ahora comienza/ cuando te jubilás./ A nadie le interesa/ tu forma de sentir/ Por eso te aconsejo/ que aprendas a vivir./ Es muy lindo ver a todos/ divertirse con afán/ olvidando los pesares/ y los años que se van./ Reine siempre la alegría/ nadie quede sin reír/ que tener muchos amigos/ es algo porque vivir”.
El 27 de mayo de 2003 se realizaron los festejos por los 25 años, con gran despliegue de actividades. El padre Antonio Pico ofició una misa. La Comisión Directiva homenajeó a la presidenta colocando una placa en el salón principal, bautizándolo “Celia Lindberg”. Y se colocó una placa que recuerda los nombres de los que integraban la comisión en dicho aniversario. Pte. Celia Lindberg, Vice. Teresa Toth, secretario José Sudano, Pro. Elsa Campana, tesorero, José Vuono, Pro. Delia De Venuto, Secr. RRPP Julio Berstein, Pro Carmen Modelli, vocales 1º Rosario Lavecchia, 2º Marina Nogueira, 3º María L. Barbano, 4º Aurelia Urquiza, vocales suplentes 1º Josefina Infante, 2º Concepción Ramos, 3º Nilda Pinelli, revisores de cuenta 1º Vicente Corradino, 2º Roberto García, 3º William Pellacani, revisores de cuenta suplentes. Beatriz Ruiz y Susana Luppi, contadora Viviana Rugiero.
El día 30 se realizó una Noche de Gala. Asistieron más de 300 personas, autoridades y varias personalidades de la comunidad.
A los 33 años de existencia, la mayor parte de los fundadores ya no están, pero el Centro de Jubilados “Algo Por Que Vivir” sigue pujante, presidido por la inefable Sra. Limberg, brindando a todos, socios y adherentes un ámbito de encuentro y de esparcimiento donde no tiene espacio la soledad ni la resignación.
Grupo de socios en una cena de fin de año
NOTAS
1 Palabras de la Sra. Lindberg en el acto de los 25 años.
2 Nota del Sr. Ángel A. Torrado en la revista “Algo porque vivir” Año 1 N° 3 - Oct. 1983
3 Falleció a los 96 años el 1º de junio de 2008.
4 “El Periodista”, jueves, 11 de octubre de 1984, Pág. 10
Crónica, entevistas e investigación Prof. Chalo Agnelli

3 comentarios:

grupo san francisco dijo...

MUY BUENO EL LUGAR.DIOS MEDIANTE NOS ENCONTRAREMOS EL VIERNES 19 CON LA ORQUESTA CARACTERISTICA"SAN FRANCISCO"A TODA MÚSICA Y A DISFRUTAR,BENDICIONES
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Mariela Virginia Botta dijo...

En esa placa está mi abuela, socia fundadora! Blanca Maderal!

Mariela Virginia Botta dijo...

En esa placa está mi abuela, socia fundadora! Blanca Maderal!