jueves, 19 de enero de 2012

LOS OTAMENDI DE QUILMES I - ORÍGENES Y PRIMERA RAMA FAMILIAR

Compilación e investigación Prof. Chalo Agnelli
De don Luis E. Otamendi “Una familia de arraigo en Quilmes”

El 13 de agosto de 1965 don Luis Eduardo Otamendi invitado por la Comisión de Cultura de la Municipalidad de Quilmes y la Filial Quilmes del Instituto Sarmiento de Sociología e Historia, brindó en la Biblioteca Pública Municipal “Domingo Faustino Sarmiento” una conferencia titulada “Una familia de arraigo en Quilmes” que al año siguiente fue publicada en la Serie Medallones Biográficos que dirigía el Prof. Carlos G. Maier, director de la Biblioteca.
Este libro presenta la saga de los Otamendi en la Historia Nacional y en la del Partido de Quilmes. Don Luis Otamendi realizó una aguda indagación y acopió documental que volcó en un árbol genealógico con cientos y cientos de nombres. [1]
Este es un extracto de ese trabajo genealógico tomando únicamente las personalidades de esta familia que mayor significación tuvieron para el partido de Quilmes.

NOMENCLATURAS
Algunos topónimos tienen su origen en apellidos o nombres propios de personas. Cuando se dice ‘Otamendi’ varias pueden ser las referencias aludidas: 1º “Comandante Nicanor Otamendi”, localidad de la provincia de Buenos Aires; 2º “Estación Comandante Nicanor Otamendi”, situada en la misma localidad; 3º “Reserva Natural Otamendi”, área protegida de flora y fauna próxima a la ciudad de Campana, provincia de Buenos Aires; 4º “Estación Ingeniero Otamendi”, del Ferrocarril Mitre, cercana a la reserva anterior; 5º una referencia más actual es la del futbolista Nicolás Otamendi, del club Vélez Sarsfield, que todavía no es referencia geográfica, pero el fútbol tiene tanta incidencia social que podría serlo.
Y en el partido de Quilmes tres arterias llevan el nombre de personalidades con ese apellido; la “Avda. Augusto Otamendi”, camino a la Ribera; “Ing. Juan Eduardo Otamendi”, precisamente en Bernal, un pasaje junto a las vías que comienza en Lamadrid y concluye en la calle Boedo, apenas tres cuadras y “Fernando Otamendi” (c. 390) en San Francisco Solano a cuatro cuadras de la Avda. Mosconi, calle que nace en Lamadrid y termina en Lafinur.
Esta genealogía, en la Argentina y el Uruguay, de una manera u otra, están vinculados, ya que su fundador en el suelo nacional constituyó extensa descendencia. [2]
Las redes de familia son un documento historiográfico indispensable para construir la historia social de una comunidad con todas sus características culturales, económicas, políticas.

JUAN BAUTISTA DE OTAMENDI Y GOYCOECHEA – EL FUNDADOR - DE EUSKADI AL RÍO DE LA PLATA
En 1790 varios fueron los vascos que llegaron al Río de la Plata. Desde don Juan de Garay, fundador de Buenos Aires, los euskal herritarrak desempeñaron importantes roles en la conquista, colonización y desarrollo de la Gobernación primero; luego, a partir de 1776, del Virreynato; durante el siglo XIX en las Provincias Unidas del Río de la Plata y hoy de nuestra Argentina.
De todo el Euskadi y de Navarra arribaron a fines del siglo XVIII numerosos colonos, entre ellos don Juan Bautista Otamendi y Goycoechea [3] originario del valle de Araiz en el obispado de Pamplona donde, un 19 de agosto de 1767 nació este araiztarra. Fueron sus padres don José de Otamendi Muguerza (circa 1729) y María de Goycochea y Otermin; hija de Joseph de Goycoechea y Goycoechea y de Ana de Otermin y Martinmocoroa. Poseían los Otamendi el señorío de la Casa de Gorostiaga. Este enlace matrimonial se realizó el 27 de enero de 1754. Hay precisión en este dato pues se conserva documentación de las dispensas solicitadas ya que eran primos hermanos. Tuvieron 8 hijos vivos. Juan Bautista fue el 6º, de modo que el señorío, por ley de mayorazgo lo heredó el primogénito varón, su hermano José (16/101759)

LOS OTAMENDI EN EL VIRREINATO
Nicolás Antonio de Arredondo era virrey del Río de la Plata cuando Juan Bautista Otamendi y Goycoechea , desembarcó en 1790 en Buenos Aires. Se instaló con almacén y bazar en la calle “del Temor” actualmente Maipú. Seis años después se casó en la Catedral de Buenos Aires con María Josefa Isidora Videla y Pelliza, cuyana, que vivía con su familia en la casa y panadería que luego fue la “Jabonería de Vieytes”, [4] donde se reunieron los revolucionarios de Mayo, ubicada en la calle de San Bartolomé, en la vereda que miraba al Norte (luego Agüero y actualmente México), a mitad de cuadra entre las hoy calles Lima y Bernardo de Irigoyen.
En poco tiempo alcanzó un notable progreso y durante las invasiones inglesas (según consta en el Archivo General de la Nación) participó de la defensa de Buenos Aires como alférez de la IV Compañía del Batallón de Urbanos del Comercio, integrado por unos 1.200 comerciantes de la ciudad distribuidos en 6 compañías; era su jefe el teniente coronel Jaime Alsina y Verjés. Este batallón constituían la reserva, para ser alistados en caso de invasión, siendo su misión la de custodiar la ciudad.
Durante la Semana de Mayo participó en el Cabildo Abierto del día 22, retirándose de la reunión antes que se dispusiera la votación de manera que no quedó consignado su voto.
Juan Bautista y María Josefa tuvieron 7 hijos: 6 varones y una única mujer: 1.- Eladio José Pastor (1797), casado luego con María del Pilar Borches; 2.- José Martiniano (3/7/1798); 3.- Juan Eusebio (14/12/1799); 4.- Fernando (1801) casado con Zoila Pombo; 5.- Pedro José (1803), que radicado en la Banda Oriental fundó la familia de este apellido en el Uruguay; 6.- María Dominga de los Ángeles (1805) y 7.- Román José (1807)
Partida de bautismo de José Martiniano Otamendi (gentileza Agr. Analía H. Fariñas)
Partida de bautismo de Juan Eusebio Otamendi (Gentileza Agr. Analía H. Fariñas)
Juan Bautista Otamendi fue testigo del progreso de sus hijos y de la participación que tuvieron en la Historia Nacional y local; falleció en Quilmes, en la chacra de su hijo José Martiniano, el 28 de julio de 1846, tenía 80 años. Un retrato suyo que conserva un miembro de esta familia fue realizado por Carlos Morel entre 1838 y 1840.

1 ELADIO JOSÉ PASTOR OTAMENDI Y VIDELA
Casado con María del Pilar Borches, tuvieron 8 hijos de los cuales el mayor Adolfo se estableció en Quilmes y en 1844 se casó con María Indalecia Bernardina Dupuy, hija de José María (Sinforoso) Dupuy Patrón, descendiente de Juan de Garay por línea paterna, asesinado en Buenos Aires por la mazorca en 1842 y de Indalecia Morel y Dupuy, hermana del pintor Carlos Morel.
Adolfo enviudó en 1855 y vuelve a casarse con su cuñada María de las Nieves Dupuy, vuelve a enviudar en 1864 y contrae terceras nupcias con Josefa Rodríguez.
De sus sucesivos matrimonios tiene en total 9 hijos. Etelvina, María del Pilar, Elena y María Josefa del primero; del segundo nacen: Belisario, Manuel y Enrique Otamendi Dupuy y del tercero: María Josefa y Oscar Otamendi Rodríguez.
El vínculo con las Dupuy enlaza a la rama de Eladio Otamendi Borches con otras familias de Quilmes; Eduarda Dupuy se casó con Felipe Amoedo, Ana Dupuy con el boticario  Agustín Matienzo, Josefa Dupuy con Francisco Labourt y María de los Ángeles Dupuy con Juan Ithuralde, todas hermanas.
Luis José Vicente Dupuy Morel, hermano de las mencionadas, casado con Leonor Ayos, estanciero y juez de paz de Balcarce en 1868, fue el padre de José María Dupuy Ayos, uno de los fundadores de Miramar (1888), de la que fue juez de paz, presidente del Consejo Escolar, agrimensor de la municipalidad de esa ciudad y propietario de su primer hotel el "Hotel Argentino". Lo había acompañado en esa fundación Fortunato de La Plaza su cuñado, casado con su hermana Leonor Dupuy Ayos.
José María Dupuy Ayos se casó con Petrona Otramendi Monroy hija de Federico Otamendi Borches, hermano del Adolfo arriba mencionado.

2 JOSE MARTINIANO OTAMENDI Y VIDELA
Hijo del anterior, nació en Buenos Aires el 3 de julio de 1798 y murió en la misma ciudad el 9 de noviembre de 1861. Él y su hermano Juan Eusebio estaban casados con dos hermanas: Juana Francisca y María Dominga Pereyra, hermanas de Leonardo Pereyra Aramburu, vecino de Quilmes, propietario de la estancia San Juan (hoy Parque Pereyra) y fundador de la familia Pereyra Iraola.
Según documentación existente en el Archivo General de la Nación, José Martiniano tenía chacra al oeste del pueblo entre las actuales calle Rodolfo López, Martín Rodríguez, República del Líbano y avenida La Plata. Chacra que debió comprar a don Francisco Zisneros (sic), descendiente de quilmes, pues en la distribución que hizo el agrimensor Francisco Mesura en 1818, figura este último como beneficiario. Parte de esta propiedad, Un solar en Rodolfo López y Av. La Plata, fue años después de Alberto Otamendi y allí entrenó durante en 1948 el equipo de hockey del Círculo Universitario para concurrir a las Olimpíadas en Londres [5]
José Martiniano, además, fue propietario del establecimiento de campo, conocido actualmente como “La Eufemia Vieja” para distinguirlo de la estancia “La Eufemia” situada en Mar del Sud.
Cuenta Máximo J. Gioffre [6] que en 1834 José Martiniano adquirió 12 leguas cuadradas al sur de la Sierra del Volcán, abarcando gran parte de lo que hoy es el partido de General Alvarado.  Este emprendimiento estaba a cargo de su hijo el teniente coronel Nicanor Otamendi (5/8/1823 – 13/9/1855) que participó en la batalla del “Puesto de San Gregorio” [7] el 23 de enero de 1853 contra las tropas federales de Pedro Rosas y Belgrano, juez de paz de Azul, en la que fueron muertos su hermano Eladio Belisario y su primo Dalmiro Otamendi.
Nicanor que había sido capturado por Rosas y Belgrano, comandante del Regimiento de Caballería Número 11, con sede en Azul y al ser liberado participó en la defensa para rechazar las incursiones indígenas en San Antonio, (actual partido de Benito Juárez)
El 13 de septiembre de 1855, cerca de 2200 indios al mando del cacique Yanquetruz atacaron el fortín donde estaba refugiado Nicanor Otamendi con 130 hombres, que tras larga lucha murieron todos en el combate. Nueva documentación pone en evidencia que ciertos maltratos cometidos por Nicanor con algunos naturales motivó el malón vindicatorio. [8]
Dice la leyenda familiar que varios indios abrieron el cadáver de Nicanor y comieron su corazón “para obtener así los valores de su valentía.” Y se sabe que cuando el cacique Yanquetruz murió en una riña en Bahía Blanca, vestía la chaqueta de Otamendi. [9]
José Martiniano fue juez de paz del partido de Lobería, ubicado sobre el Mar Argentino, a pocos kilómetros de Mar del Plata, creado en 1839, durante el gobierno del Coronel Narciso del Valle,
Aún siendo federal tibio, salvó a su hermano Fernando, “salvaje unitario acérrimo”, de caer víctima de la mazorca el 23 de septiembre de 1839; al día siguiente estalló la Revolución del Sur en la que Fernando participó como capitán, fue apresado, encarcelado y cuando recuperó la libertad por la intervención de José Martiniano, emigró a Montevideo hasta la caída de Rosas.
En esos años varias familias estuvieron divididas por “militar” directa o indirectamente en uno u otro bando. Algunas con resultados irreconciliables, otras como en este caso las diferencias fueron pasajeras. Los Otamendi que habían coincidido con Rosas, después de Caseros se establecieron definitivamente en Quilmes, donde se afincaron también, otras familias de pasado Federal. Así y todo, el tiempo que todo lo allana, permitió que miembros de familias de distinto origen político se unieran en matrimonio como fue el caso de los Otamendi con los Dupuy.
Fueron hijos de José Martiniano y Juana Francisca: 1.- Juan Bautista Cipriano, casado con María del Rosario de La Llosa; 2.- José Martiniano Lucas, casado con Ana Letamendi y Segurola; [10] 3.- Juana Francisca, casada con Miguel Smith; [11] 4.- Mariano Martiniano, [12] casado con su prima María Ana Elvira Otamendi; 5.- Fernando Julián, casado con María Eufemia Matallana; 6.- Nicanor; 7.- Eladio Belisario, 8.- María Josefa Isidora Ercilia [13] casada con José A. Pinto y 9.- María Josefa Isidora.

(2.4) MARIANO MARTINIANO OTAMENDI Y PEREYRA
Hijo del anterior, se casó con su “doble prima” María Ana Elvira, hija de su tío paterno Juan Eusebio y de María Dominga Pereyra Aramburu hermana de su madre.
Vivieron en Quilmes, donde nacieron sus tres hijos. Se dedicó al comercio. Fue propietario de la quinta “Los caracoles” y de la ferretería y corralón de madera ubicado en la calle Rivadavia y San Martín. Tuvo una activa participación en la tercera fundación de Quilmes. En 1873 integró como presidente la Comisión que fundó, a instancias del Dr. Wilde, la Biblioteca Pública Municipal.

(2.5) FERNANDO JULIÁN OTAMENDI Y PEREYRA.
Hermano del anterior, nació en la chacra que su padre tenía en Quilmes el 5 de abril de 1843. Se casó con María Eufemia Matallana Benítez de vieja familia quilmeña de origen castellano, que había sido novia de Nicanor Otamendi muerto en la batalla de San Gregorio. [14]
Don Fernando había iniciado estudios en la facultad de Derecho, pero el 23 de octubre de 1859, a los 16 años, con la misión de resguardar el vapor “Guardia Nacional” se sumó a las fuerzas de Alsina contra el Gral. Urquiza, durante la batalla de Cepeda el 23 de octubre de 1859. En 1861 volvió a las armas participando de la batalla de Pavón.
Lograda la organización nacional se dedicó a las tareas rurales en la estancia de su padre en Lobería y la chacra en Quilmes, donde instala su hogar. Luego adquirió tierras y creó las estancias. “La Eufemia” en Gral. Alvarado – que luego legó a su hija Eufemia Carolina -, “Los Eucaliptus”, “Los Cerros” y “La Anita” en Lobería, donde su padre había sido Juez de Paz. La estancia La Eufemia está ubicada en el actual Partido de General Alvarado, camino a Centinela del Mar, a 8 km de la entrada de Mar del Sud.
En 1866, por renuncia de Andrés Baranda se lo elige municipal suplente. Fue el segundo Otamendi que ocupa esta función, el primer había sido su primo Augusto Felipe y el tercero sería un hijo de este, José Augusto.
Reelecto al año siguiente, se debió excusar pues las exigencias de sus estancias que le imponían viajes frecuentes a distancia considerable, no le permitían dedicarse a la tarea pública con total entrega y en acuerdo con Andrés Baranda hicieron que el sustituto fuera José Berasategui, importante propietario del cuartel 4º de Quilmes (la mayor parte de las tierras de la localidad que hoy lleva su apellido). De todos modos Fernando Julián se comprometió en brindarle “… su concurso, colaboración y asesoramiento para el manejo de la cosa pública.”
Fue presidente de la Unión Cívica de Quilmes, agrupación que había participado de la caída del presidente Juárez Celman. En su libro “Quilmes de antaño” don José Andrés López dedica un capítulo completo al desarrollo de los acontecimientos que se dieron en Quilmes durante la revolución de 1890 y el papel protagónico que tuvo en ella don Fernando. [15]
El 1891 Fernando Julián fue electo Intendente, terminado el período entregó el cargo a su sobrino-primo José Augusto.
En 1907 fue cofundador del Banco Popular de Quilmes y el primer presidente del directorio. Integró numerosas comisiones de bien público.
Fernando y María Eufemia vivieron en Quilmes en una casa quinta en la esquina de Lavalle y Videla, con sus doce hijos: Hersilia Josefa, casada con Eduardo Giráldez (hijo de Tomás Giráldez que fuera juez de paz en Quilmes en 1870); Fernando Víctor, casado con María Massa; [16] Ernesto Lucio casado con Zulema Labourt; Eufemia Carolina (que tomaría lo hábitos religiosos, heredera de la estancia La Eufemia); Abraham, casado con Natividad Enrique [17]; Eugenio, casado con Ana Cernadas; Elina Isidora, casado con Oscar Risso; [18] Adriana Natividad, casada con su primo Diego Toribio Otamendi, hijo de Fabio Agustín) Ruth Fermina, casada con su primo Alberto Damián Otamendi y de La Llosa; María Eufemia y Diego, muertos jóvenes.
De entre estos los que permanecieron en Quilmes, Ernesto Lucio y Zulema Labourt tuvieron diez hijos (ocho mujeres y dos varones): Zulema casada con Carlos Piñero, Cora casada con Pedro Piñero, Hebe casada con Mauricio Correa, Ernestina casada con el Dr. Emilio Torre, [19] Graciela casada con Juan Badaracco, Georgina casada con Juan Gregorio Chavarri, Ernesto Olegario casado con Nani de Brelaz, [20] Alcira casada con Luis Filgueira, Hialmar casado con Celia Monclá y Mábel casada con Norberto Chavarri
Fernando Julián Otamendi llegó a reunir una considerable fortuna. Falleció el 27 de julio de 1923 a los 80 años.
Compilación e investigación Chalo Agnelli
Agradezco la colaboración de Alicia Otamendi Etchevertz, Alicia Silva Rey, 
Araceli Otamendi, Cora Otamendi y Sonia Otamendi.

NOTAS
1 Biblioteca Pública Municipal Domingo Faustino Sarmiento.
2 Compilación de “Una familia de arraigo en Quilmes” del historiador don Luis E. Otamendi. Publicado por la Municipalidad de Quilmes a través del Prof. Carlos G. Maier en 1966.
3 Se conserva el “don”, siglas que aluden a “De Origen Noble”, con las que se destacaba a quienes demostraban “pureza de sangre” para emigrar a las colonias o acceder a un cargo cualquiera ya fuera civil o eclesiástico; este prefijo se generalizó y se “plebeyó” con los años democráticos, pero siempre antepuestos al nombre de personas respetadas de las comunidades.
4 Archivo General de la Nación.
5 Ver en este blog. “Una Página Deportiva Del Profesor Celiar Cella” – “De Cómo Nació El Hockey Sobre Césped En El Círculo Universitario” del lunes 4 de julio de 2011
6 www.maximagenes.com.ar
7 Lahourcade, Alicia, San Gregorio, una batalla olvidada, Revista Todo es Historia, Nº 126.
8 En el “Diario de Río Negro” su director, el Dr. Julio Rajneri escribió en siguiente párrafo: “En abril de 1855, Mitre quiere efectuar un golpe de mano sorpresivo sobre los indios en Sierra Chica, al sudeste de Bahía Blanca. El resultado fue un fracaso y el día 30 en las primeras horas de la noche Mitre emprende el regreso hacia Azul, marchando toda la columna a pie.
Fue también en ese año, en setiembre, que ocurrió la muerte en manos de los indios del comandante Nicolás Otamendi. Destacado para reprimir una incursión hecha en la estancia de San Antonio de Iraola, donde el cacique Yanquetruz había robado de seis a ocho mil cabezas de ganado. Otamendi estaqueó a un indio emisario de dicho cacique, por lo que los indios lo atacaron enfurecidos, obligándolo a defenderse con su tropa en un corral, donde fue muerto, sobreviviendo solamente dos de los ciento veintiocho hombres que componían el escuadrón.” De la nota “Roca y los mapuches”. http://www.rionegro.com.ar El Dr. Julio Rajneri fue ministro de Educación y Justicia en la presidencia de Raúl Alfonsín. En julio de 2011 presentó un recurso de amparo contra el gobierno nacional por considerar que un decreto que prohibía la publicidad de oferta sexual en periódicos lesionaba la libertad de expresión.
9 Miramar, “Cien años de anecdotario histórico” por Segundo Acha http://es.scribd.com
10 Sobrina del canónigo Saturnino Segurola primer director de la Biblioteca Nacional, cuando se creó en 1810
11 Propietarios del almacén “ de la Figura” ubicado en Rivadavia esquina Lavalle
12 Dueño de la quinta “Los Caracoles” y de la ferretería y corralón maderero de la esquina NE de Rivadavia y San Martín, luego de la familia Elesgaray
13 Pintada por Prilidiano Pueyrredón.
14 Pérez, Daniel Eduardo. “Nicanor Otamendi, el héroe del combate de San Antonio de Iraola.” http://historicus-daniel.blogspot.com
15 Próximamente se publicará en este blog un extracto de ese capítulo que también figura completo en el blog de Guillermo Daniel Ñañez: http://viacuco.blogspot.com
16 Hija del napolitano Giovanni Mazza que tenía carnicería y domicilio en Alvear y Alem casa en la que se realizó la reunión que designo la primera Comisión Directiva de la Sdad Italiana el domingo 5 de mayo de 1878.
17 En algunos documentos figura Enríquez, pero confirma su bisnieta la escritora Araceli Otamendi que es “Enrique” el apellido auténtico. Araceli Isabel Otamendi, escritora, periodista, directora y editora de “Archivos del Sur” http://revistaarchivosdelsur.blogspot.com
18 Hijo de Celestino dueño de la chacra y hornos de Risso en La Colonia, donde hoy se halla la iglesia parroquial Sagrado Corazón. Vivían en la casa llamada “Maimará” en Alsina entre Paz  y Sarmiento, vereda sur.
19 Ver en este blog “El Nombre De Tu Calle – Dr. Emilio Torre” del jueves 28 de julio de 2011
20 Padres de la escritora y artista plástica Sonia Otamendi directora de la Agenda Cultural del Sur, info@agendelsur.com.ar // www.agendadelsur.com.ar












No hay comentarios: