miércoles, 2 de octubre de 2013

EL MONUMENTO AL LIBERTADOR OBRA DE ANTONIO SASSONE EN LA PLAZA SAN MARTÍN – PERIPECIAS DE UN EMPLAZAMIENTO (1933 – 1965)


En 2005 el profesor Orlando Cella asiduo seguidor de EL QUILMERO, como lo fui de su
trayectoria docente y cultura, lo que nos aproximaba - y puedo decir que fui honrando con su amistad -, me pidió que le revisara un trabajo histórico que estaba culminando sobre el monumento al Libertador que se halla en la plaza San Martín de Quilmes.

Después de conocer esa investigación, le hice ver lo favorecedor que sería para la historia local que se publicara. Así fue que lo conecté con algunas editoriales, resolviendo él utilizar los servicios de Jarmat, con la que yo había publicado algunos de mi libros. Finalmente volví a contar con la amable consideración del profesor Cella invitándome a presentar “El monumento al Libertador Gral. José Francisco de San Martín erigido en la ciudad de Quilmes – Su historia. Crónica de una postergada reinstalación” con la profesora Stella Maris Bertinelli de Ingoloti en el Club Social.
El profesor Cella fue fundador, presidente en varias ocasiones e integrante de la comisión directiva de la Asociación Cultural Sanmartiniana de Quilmes; [1] la señora de Ingolotti, también sanmartiniana, además fue una cabal escritora e investigadora de figuras históricas; [2] (de ambos hay datos biográficos en EL QUILMERO) por mi parte, también sanmartiniano, guardo en mi memoria un genuino respeto y admiración por estas dos personalidades de la cultura quilmeña, que ya no se hallan entre nosotros, pero perdura el eco de sus obras.
A continuación se reedita el “Índice cronológico y temático” de dicho libro y en nota aparte una reseña biográfica de ese imponderable escultor que fue el maestro Antonio Sassone. Chalo Agnelli


  8/33.- Entra en el Concejo Deliberante de Quilmes, por iniciativa del concejal Dr. Ernesto Garibotti un proyecto para la erec­ción de un monumento al Libertador. Aprobado queda archivado.

Dr. F. Pozzo
14/8/1940.- El Comisionado Municipal, Dr. Fenando Pozzo crea una Comisión Honoraria (Decreto 1685) que el 17 de ese mes designará como presidente a don Héctor Ithuralde.

8/12/1940.- Se coloca la piedra fundamental (Sector norte de la plaza principal llamada entonces “Carlos Pellegrini”).

La plaza Carlos Pellegrini, que tenía en el centro una fuente instalada allí en 1870 por el juez de paz de don Tomás Giráldez, que hoy se halla en la plaza Aristóbulo del Valle de La Colonia. La fuente se comenzó a quitar en 1945 para la construcción del pedestal sobre el que colocaría el grupo escultórico dedicado al General José de San Martín.
22/5/1942.- Presenta su renuncia la ahora llamada “Comisión Honora­ria Pro Monumento al General San Martín”, ante el Inten­dente Municipal, Dr. Manuel J. Cruz.

8/6/1942.- El Dr. Cruz mediante un decreto que anula el N° 1685, acep­ta la renuncia y designa una comisión llamada “Ejecutiva”, presidida por el Sr. Augusto De Muro, la que designa una Comisión Honoraria”.

18/6/42.- La nueva Comisión Ejecutiva inicia su labor reuniéndose en el Palacio Municipal. El concejal Juan Carlos Nardi pre­senta en el C. D. un proyecto de ordenanza propiciando la contribución de la Comuna mediante un subsidio de $ 15.000 y el diputado provincial don Pedro Berbeni hace otro tanto en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, por la misma cifra de $15.000 el que es votado favorablemente en los primeros días de setiembre.

1/7/1942.- Se decide pedir el aporte de los obreros. Colaboran las in­dustrias: la Cervecería Quilmes aporta $ 2.000 y luego se­rán $ 2.000 más.

31/7/1942.- Se resuelve llamar a concurso de maquetas. En setiembre se dan a conocer las “bases”.

12/1/1943.- Comienzan a llegar las maquetas.

28/1/1943.- El jurado integrado por don José León Pagano, [3] don Fernán Félix de Amador, [4] don Carlos de la Cárcova [5] y don Julio E. Payró [6] se expi­de.

5/8/1943.- La Comisión decide encomendar la ejecución del monu­mento al escultor Antonio, Sassone. Se establece que el mon­to del costo del monumento no podrá exceder la suma de $ 100.000.
24/9/1943.- Se firma el contrato de locación de obra. Poco después se adquieren 8.000 Kg de bronce necesario, de los cuales el escultor dona 3.000 Kg

El Sol. Junio de 1944.- Miembros de la Comisión Cooperadora del Hospital de Quilmes, visitan el estudio del escultor Sassone (detrás, a la derecha, mirando hacia arriba) Ya se halla modelado el grupo ecuestre para el monumento al Libertador.
1944/45.- Están signados por la silenciosa labor del artista y la bús­queda de aportes y contribuciones. Para la construcción del basamento se adquieren cuatro toneladas de cemento, 4.000 ladrillos y 700 Kg. de hierro que dona la firma Torres y Citati.


LLEGA EL GRUPO ECUESTRE Y LOS LATERALES A QUILMES
PRIMEROS INCONVENIENTES
26/7/1946.- Llega a Quilmes la figura en bronce que forma el grupo ecuestre y se deposita en la plaza junto al pedestal.

29/7/1946.- La escultura se coloca sobre el basamento.
 

El 29 de julio de 1946, cuando se instaló sobre el basamento la escultura, gran cantidad de público se reunió alrededor de la plaza. Muchos vecinos que vieron llegar esa mole cubierta con lonas atravesar la avenida Hipólito Yirigoyen y la calle Rivadavia, sospecharon su destino y siguieron al camión que avanzaba lentamente, vigilado desde la cabina por el mismo Sassone y seguido en otros automóviles por miembros de la Comisión.
3/9/1946.- Llegan las figuras laterales de configuración enteramente simbólica.
 El guerrero
La bondad y el bajorrelieve con la figura de una mujer que ofrece una rama de olivo como símbolo del pensamiento del Gral. San Martín "de que la tierra a la que estaba dando nacimiento fuera la fortaleza de la paz que protegiera la hermandad americana".

 El destino
 El pensador y el bajorrelieve que representa una imagen de ternura e intimidad entre Don José y su nieta.
24/10/1946.- Los integrantes de la Comisión visitan al Comisionado Municipal don Jesús Castro y se conviene la inauguración para el día 7 de diciembre; poco antes de esa fecha se pos­terga hasta el día 19. Para entonces desconocen la decisión adoptada por el Instituto Nacional Sanmartiniano el día an­terior. Sobre la base de fotografías del monumento enviadas por la Comisión, el Instituto Nacional Sanmartiniano no da su aprobación, de acuerdo a las diez observaciones que formula. Preside el I.N.S. el coronel (R) Bartolomé Descalzo. Al conocer lo dispuesto por el I.N.S. se da parti­cipación al Ministro de Guerra de la Nación y se responde a las 10 objeciones, solicitando la designación de un Jurado.

2/12/1946.- El Consejo Superior del Instituto Nacional Sanmartiniano resuelve nombrar una Comisión Técnica compuesta por los Consejeros José León Pagano, el Dr. Juan Pablo Echagüe [7] y el Prof. Juan Manuel Mateo.

7/12/1946.- La Comisión Técnica visita el monumento y dos días des­pués otorga una tácita aprobación. El I.N.S. promete la au­torización para su inauguración.

17/12/1946.- Los Ministerios de Guerra y Marina resuelven la concu­rrencia del Regimiento de Granaderos y el batallón de In­fantería de Marina N° 3 con bandera y banda para el acto programado para el día 19. Obreros, estudiantes etc., todo el pueblo de Quilmes se prepara y se decreta para el Parti­do, feriado. A las 21 hs, desde la Secretaría de Trabajo y Previ­sión en la Capital Federal se notifica al Comisionado Muni­cipal que el acto inaugural será prohibido por el Gobierno Provincial.

18/12/1946.- Por un decreto del Gobernador de la Provincia se prohíbe la inauguración del monumento y se deniega el pedido de fe­riado para el día 19.

20/12/1946.- La Comisión Honoraria presenta al Comisionado su renun­cia y le hace entrega oficial del monumento; el mismo que­da emplazado en el lugar elegido y cubierto con el lienzo que no llega a quitarse el día 19.Una Memoria y Balance, presenta la Comisión Honoraria presidida por el Sr. De Mucho en la que se detalla el costo del Monumento, la forma en que fue financiado y un detallado movimiento de los fondos que fueron recaudados.



INAUGURACIÓN CLANDESTINA

1947.- Una mañana el monumento vuelve a mostrarse descubier­to, a la expectación pública (según viejos vecinos, pasada la medianoche un grupo de damas y caballeros liderados por algunos de los miembros de la Comisión pro monumento, realizaron una ceremonia inaugural)

NUEVAS INSTANCIAS 
8/9/1949.- A solicitud de una entidad
Eloy Numa Damonte
tradicionalista, “Rinconada Pam­pa” [8] se abre otra instancia, solicitándose al Instituto Nacio­nal Sanmartiniano la inauguración del monumento en el “Año Sanmartiniano 1950”.

28/9/1949.- Una numerosa asamblea integrada por representantes de entidades del Partido de Quilmes convocada por “Rincona­da Pampa” resuelve crear una “Comisión PopularPro-Inauguración del Monumento al General San Martín”. La Co­misión creada visita al Intendente Municipal Dr. Eloy Numa Damonte (primer intendente peronista de Quilmes).


EL “DAUMAS” SUBROGANTE

23/10/1949.- Un caracterizado vecino (J. Drake Durañona en el diario El Sol del 23/11/49) propone que la obra de Sassone sea fundida y el bronce usado para moldear un “Daumas[9] (modelo ecuestre tipo del Gral. San Martín)

12/1949.- Al requerimiento de la Comisión Popular el Instituto Na­cional Sanmartiniano responde que la inauguración o no, será resorte exclusivo de la autoridad municipal.

25/1/1950.- En reunión de la Comisión Popular con el Intendente Mu­nicipal, éste se manifiesta partidario de la inauguración y adelanta que para tal fin elevará un proyecto al Concejo Deliberante.

10/2/1950.- Se reúne la Comisión Popular con el Intendente y el Presi­dente del Concejo Deliberante y en la entrevista se queda de acuerdo en agotar todos los medios conducentes a la in­auguración del monumento de Sassone.

25/6/1950.- El Concejo Deliberante de Quilmes resuelve quitar el mo­numento de la plaza por no reunir las exigencias señaladas por el Instituto Nacional Sanmartiniano en nota del 23 de diciembre de 1946.

4/8/1950.- A pesar de las gestiones realizadas por la Comisión Popu­lar, el mismo Sassone y la Sociedad Argentina de Artistas Plásticos, la estatua es quitada de su emplazamiento y depositada en un terreno anexo al Corralón Municipal.

23/12/1953.- Se emplaza sobre el pedestal existente una estatua ecuestre modelo “Daumas” y se proyecta su inauguración para el 4/ 4/1957, postergándose luego para el día 18 del mismo mes.

18/4/1954.- Se inaugura sobre el pedestal realizado para la estatua de Sassone el “Daumas”.

5/11/1954.- Por Ordenanza Municipal N° 2274 el intendente municipal don Pedro Bond entrega el monumento de Sassone y las fi­guras alegóricas al Ministerio de Defensa.
PASOS PREVIOS A LA REPOSICIÓN

9/1955.- El Capitán de Fragata Rogelio Collet designado Comisio­nado Municipal por la Revolución Libertadora nombra una Comisión Asesora integrada por caracterizados vecinos so­licitándole su pronunciamiento acerca del monumento de Sassone.

26/12/1955.- La Comisión Asesora aconseja dejar sin efecto la donación al Ministerio de Guerra y que el monumento mientras se resuelva su destino sea trasladado a un lugar decoroso o dejado en el Corralón Municipal sobre una plataforma. Además, solicitar del I.N.S. un nuevo pronunciamiento y a la Academia Nacional de Bellas Artes una pericia.

9/8/1956.- Surge el Decreto Ordenanza N° 0391 aceptando las suge­rencias de la Comisión Asesora.

29/8/1956.-  Sassone solicita que se revoque la Ordenanza de 1950 que dispone el retiro de la obra de su basamento y que se ordene retirar del mismo las obras que sobre el se hallan colocadas, funda su petición en un largo alegato de contenido político.

10/1956.- Sassone pide que la Municipalidad libre oficio al Minis­terio de Educación de quien depende ahora el Instituto Nacional Sanmartiniano para que este designe una comisión especial que determine sobre las presuntas deficiencias de carácter histórico.

9/1957.- Después de transitar el tema por diversos despachos oficia­les (Ministerio de Guerra, de Educación, Sub-Secretaría del Ministerio de Asistencia Social y Salud Publica, Secretaría General de la Presidencia de la Nación) por expresa dispo­sición del Presidente Provisional de la Nación, se da trasla­do de él a la Intervención Federal de la Provincia de Due­ños Aires y al I.N.S.

9/12/1957.- Collet se dirige al Secretario Privado de la intervención de la Provincia adjuntándole una breve síntesis de lo actuado,

11/12/1957.- El I.N.S. presidido por el Gral. Ernesto Florit se dirige ni Secretario General de la Presidencia de la Nación, señalándole que la solución del problema depende de la Municipalidad de Quilmes y remite a la misma
Ricardo Piccirilli
José León Pagano
los informes de una Comisión integrada por Pagano, Carlos A. Courtaux Pellegrini y Ricardo Picirilli: estos dos últimos en disidencia con Pagano produ­cen un informe crítico del monumento. Collet lo eleva a la Comisión Municipal do Cultura presidida a la sazón por De Muro.

10/1/1958.- Sassone solicita se rechace el fallo de Courtaux y Piccirilli por improcedente y carente de fundamento; argumenta acerca de cada una de las críticas.

20/1/1958.- La Comisión Municipal de Cultura coincide con Sassone. Se habla y se piensa en la posibilidad de instalar el monu­mento en otro lugar.

24/2/1958.- Collet eleva las actuaciones a la Comisión Asesora Munici­pal disponiendo que el tema quede a consideración del Con­cejo Deliberante próximo a establecerse. 
EL SAN MARTÍN DE SASSONE EN BERNAL
8/6/1958.- Treinta y dos instituciones de Bernal piden al Concejo De­liberante que el monumento sea colocado en la plaza del Barrio Parque de esa ciudad.

8/9/1958.- Sassone se dirige al Presidente de la República Dr. Arturo Frondizi pidiendo se instale el monumento en la plaza de Quilmes ahora llamada “Gral. San Martín”.

9/1960.- El Presidente de la Asociación de Tiro y Gimnasia de Quil­mes pide al intendente de
Quilmes don Rodolfo Adalberto López (“Robín”) le sea entregada en custodia la estatua de Sassone y proceder a su devolución cuando así se disponga. (El pedido no pros­pera).

20/10/1962.- El Comisionado de Quilmes, Sr. Américo Rivello Basualdo y la Directora de Cultura de la Municipalidad Prof. Rosa Bucich de Von Schoultz se reúnen con Sassone. Se piensa en insta­lar el monumento en la unión de las avenidas Dardo Rocha y Calchaquí.

29/1/1964.- En el diario “El Sol” se aboga por la colocación en Bernal mediante la apertura de la calle Cramer.

6/2/1964.- En la sesión del Concejo Deliberante el
El ex intendente Eduardo Vides
concejal Eduardo Vides pro­pone que el monumento sea colocado en la futura plaza “Félix Bernal” en Bernal, pero su colega Gallo Cesana aboga por que sea colocado donde está su piedra fundamental: pla­za “San Martín”. Aprobada la propuesta de Vides la Orde­nanza es vetada por el Departamento Ejecutivo.


LA REPOSICIÓN  
16/10/1964.- El Concejo Deliberante en sesión de tablas vota favorablemente un proyecto por el cual se restituye el monumento a su lugar original.
17/10/1964.- Por Ordenanza N° 3108 de esa fecha promulgada por De­creto N° 4784/1964 se resuelve que el monumento sea co­locado en su lugar original.

20/10/64.- El Intendente Dr. Buján informa a Sassone el contenido do la Ordenanza 3108.

9/1965.-  Se emplaza nuevamente la estatua en su pedestal.
 
1970.- Plaza San Martín con el monumento al Libertador. Ver:. http://elquilmero.blogspot.com.ar/2010_03_19_archive.html 

DESENLACE
23/9/1965.- Diecinueve años después de su primitivo emplazamiento en el lugar y a quince años de su retiro se procede a su inauguración oficial.
La Prof. Stella Maris Bertinelli en la presentación del libro, “El monumento al Libertador Gral. José Francisco de San Martín erigido en la ciudad de Quilmes – Su historia. Crónica de una postergada reinstalación del Prof. Orlando Cella (centro) y el Prof. Agnelli
DESTINO DEL DAUMAS
Producida la autonomía de Berazategui, el Municipio de Quilmes obsequió la réplica del  Daumas al nuevo Partido que se colocó en la actual plaza San Martín de esa localidad

Acto de emplazamiento e inauguración del monumento al General San Martín en la plaza homónima de Berzategui.
  DEFENSA DE SASSONE A SU ESCULTURA DIRIGIDA A LA COMISIÓN MUNICIPAL DE CULTURA DE QUILMES


Compilación, argumentación, investigación bibliográfica 
Chalo Agnelli

2007- 25 de febrero de 2013

NOTAS




[3] José León Pagano. Buenos Aires, 1875 – 1964. Fue un escritor, pintor, comediógrafo y crítico de arte, autor de estudios fundamentales sobre el arte argentino. Obras: La balada de los sueños, A través de España literaria, El santo, el filósofo y el artista, La bola de los sueños, Cómo estrenan los autores, El hombre que volvió a la vida, El arte de los argentinos, Formas de vida. Teatro: Más allá de la vida, Nirvana, Almas que luchan, Los astros, El sobrino de Malbrán, Cartas de amor, El secreto de los otros, El inglés de anoche se llama Aguirre.

[4] Fernán Félix de Amador (su nombre era Domingo Fernández Beschtedt) Luján 26/7/ 1889 - Olivos 26/12/1954. Escritor, poeta y periodista. Su intensa labor intelectual y docente abarca una quincena de libros, notas y críticas de artes y letras. Colaborador de La Prensa durante 25 años. Fue profesor de las Escuelas de Bellas Artes de La Plata y Pridiliano Pueyrredón, de Buenos Aires. Miembro honorario de varias universidades y centros académicos nacionales e internacionales (Bolivia, Brasil, España), fue fundador de revistas y recibió premios por su obra. Ver.: http://www.academiaperiodismo.org.ar/sillones/Amador.html

[5] Carlos de la Cárcova (1903-1974) fue un notable arquitecto y escultor argentino, y profesor de la cátedra de escultura en la Escuela Superior de Bellas Artes. Entre su obra se hallan importantes monumentos y esculturas, como la escultura emplazada en al Fuente de los Bailarines, que representa a Norma Fontenla y José Neglia, fallecidos en un accidente aéreo el 10 de octubre de 1971

[6] Julio E. Payró. Buenos Aires, 1899-1971. Pintor, ensayista y crítico de arte argentino. Hijo del narrador, dramaturgo y periodista Roberto Jorge Payró. Destacó por sus constantes preocupaciones por la educación artística de los jóvenes. Organizó y sistematizó la enseñanza de artes plásticas en Argentina mediante la fundación del Fondo Nacional de las Artes, y estableció por vez primera en una facultad universitaria (la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires) una titulación específica en Historia de las Artes. Entre los títulos críticos y ensayísticos que publicó destacan Pintura moderna, Qué es el fauvismo y Picasso y el ambiente artístico social contemporáneo. Fue miembro de número en la Academia Nacional de Bellas Artes.

[7] Juan Pablo Echagüe. San Juan,  16/11/1875 – Buenos Aires, 5/9/1950. Conocido también como Jean Paul. Doctor en Historia y cuya obra es fecunda y proficua, fue considerado, a justo título, “el maestro de los críticos argentinos” y también “pintor de historia”.

[8] Integrada por el boxeador Victorio Campolo, la señora Lia Mancedo de Ocampo

[9] Louis-Joseph Daumas Escultor y grabador de medallas francés, nacido el 24 de enero de 1801 en Tolón y fallecido el 1887 en París. Realizó el Monumento al General San Martín y a los Ejércitos de la Independencia, estatua ecuestre de bronce (1862), que se halla en la plaza San Martín, en Buenos Aires

3 comentarios:

Hector Jesus Cañete dijo...

Muy buen informe del paso a paso de la colocaciòn del monumento al Gral San Martin en nuestra plaza de Quilmes






Colombina dijo...

Recuerdo que en 1950 estaba en primer grado inferior, en el Colegio San José, el aula tenía ventana a la calle Mitre y recuerdo que la maestra María Teresa Lampi nos hizo mirar el paso de la escultura de Sassone hacia el Corralón Municipal, donde quedó hasta su reubicación.
Recuerdo también que mi esposo hizo algunas tratativas (infructuosas) para que el monumento de Daumas, que había quedado también en el Corralón después de la testitución del de Sassone, fuera donado al pueblo de San Lorenzo, en Santa Fe, donde no tenían un monumento al Libertados, años después fue entregado a Berazategui.

Anónimo dijo...

Después de larga lectura de esta detallada cronología, concluyó q lo más común entre nosotros son las razones políticas que obstruir y dificultan decisiones, más allá del tema al q ellas SE refieran Importantes o no, SIEMPRE están imbuidas de una política que creo no merece ese nombre; sino el de "politiquería". Imagino, por ejemplo; el dolor del escultor. Y con éso, tengo bastante