martes, 13 de marzo de 2018

HISTORIA DE LA POLICIA EN QUILMES Y LA COMISARÍA 1ª - 22/7/1897



Por Prof. Manuel Ales
El 22 de julio de 1897, hace 120 años, se aprueba la propuesta del constructor Miguel Nazábal para la construcción de la Casa de policía y cárcel”, de acuerdo de la ordenanza del intendente Felipe Amoedo, quien el 27 de mayo, próximo anterior, había remitido el plano y los pliegues de condición de obra realizados por don Pedro Etchevertz [1] para su licitación.
Don Pedro Etchevertz, constructor del segundo edificio de la Comisaría y del segundo establecimiento de la Escuela N° 1 (Ver biografía en EL QUILMERO)
La respuesta de los constructores locales para asumir las obras fue rápido, el 8 de julio, se habían  presentado las siguientes propuestas:
Nazabal, Miguel [2]
$ 12.700.-
Ezcurra, Custodio
$ 13.000.-
Fontana, Esteban
$ 13.800.-
Laurnaga & Goñi
$ 14.100.-
Dalla Via & Carena
$ 14.373.-
Coda, Santiago
$ 15.500.-
Careti, Carlo
$ 16.282,09
Comisaría Primera (circa 1920)

Se rechazaron otras dos propuestas por no ajustarse a las clausulas exigidas por la Municipalidad.
ANTECEDENTES
Pero veamos los antecedentes de la administración policial según la cronología que nos da el profesor don Manuel Ales en su libro “Síntesis Histórica de Quilmes”. [3] 
10    de mayo de 1857, a raíz de los frecuentes robos, se resuelve "po­ner dos patrullas para velar el pueblo; una de prima y otra de segunda". [4] 
30 de agosto de 1859, el Dr. José Antonio Wilde propone la creación de una “partida municipal", pagada por los vecinos, moción aprobada por todos los municipales. [5] 
Domingo Araujo (Ver biografía en EL QUILMERO)
3 de enero de 1881, se crea la primera comisaría designándose primer comisario que tuvo el pueblo a don Domingo Araujo.[6] Era presidente municipal don Ra­món de Udaeta.
Sobre Alem, donde se halla la actual comisaría, estaban las caballerizas; por Sarmiento, casi a mitad de cuadra, es­taban: la oficina de guardia con los calabozos al fondo y junto al edificio municipal, la oficina del comisario". (AGN) 
27 de marzo de ese mismo año, se produce un motín entre los presos que reclamaban mejoras en la alimentación.  El municipio estableció la ración diaria en: dos galletas a cada individuo, una libra de yerba y ocho libras de carne por cada cinco presos.
21 de enero de 1882, el Poder Ejecutivo provincial respecto de las armas solicitadas por el Comisario para los alcaides y tenientes, contesta que deben proveerlas la municipalidad. Se resuelve comprar a tal fin “12 revólveres de buen sistema; 12 espadas-sable y 50 sables con sus tiros correspondientes. Los revólveres y espadas-sable para los alcaldes y los sables para los tenien­tes". El 28 de enero, La Casa López pide $ 100.- por cada sable; $ 200.- por cada revólver y $ 300.- por cada espada-sable. Se resuelve pedir otras cotizaciones. Finalmente el 3 de junio, los municipales autorizan al Presidente del Municipio a comprar las armas para los alcaldes y tenientes en la Casa Kirschbum. 
14 de enero de 1885,Se resolvió pasar una nota al comisario de policía, haciéndole saber que dentro del más breve plazo debe sacar la comisaría del local en que indebidamente la tiene, por cuanto es impropio que esta quede encerrada en un patio sin otro acceso que el corralón de los caballos y la cuadra de los vigilantes, pudiendo trasladarla a la pieza que da a la calle Gral. Sarmiento (donde estaba anteriormente), único local que la municipalidad cede para tal objeto, dándose cuenta al Superior, en caso de no verificarse el traslado:” [7] 
LA NUEVA COMISARÍA
"Esta nueva comisaría se construyó en la esquina de Alem y Sarmiento (donde se hallaban las caballerizas de la ante­rior) y era de una planta, con zaguán de entrada por Sar­miento, el cual daba paso a un corredor frente a las ofici­nas que había sobre ambas calles. En la orilla de la vereda había paraísos y por Alem un “palenque” para atar los caballos. Entre la comisarla y la ‘guardia’ de la anterior, habla un gran portón de hierro, por el que se entraba al patio empedrado, dando también a los calabozos, caballerizas y dependencias auxiliares. En el mismo patio estaba, el molino a viento, que reemplazó al malacate, [8] para bombear el agua al tanque de la torre este de la iglesia parroquial (hoy Catedral), desde donde se distribuía a toda la man­zana municipal (Manzana Histórica) y a la plaza (San Martín)…” (AGN) para riego y funcionamiento de la fuente central que mandó colocar el juez de paz don Tomás Giráldez [9] en 1870.
Como ya dijimos, la vieja “guardia” fue luego utilizada para Sala de Primeros Auxilios hasta que se inauguró el hos­pital (‘Isidoro Iriarte’ en 1926), sirviendo desde entonces como oficinas municipales hasta que fue demolida para construir el tercer edifi­cio municipal donde hoy se halla la Escuela Municipal de Bellas Artes “Carlos Morel”.
 Actual edificio de la Comisaría Primera (Foto Ítalo Nonna)

En 1952, por la ordenanza N° 1.993, se crea la policía municipal para el Paraje La Ribera.
Compaginación y compilación Prof. Chalo Agnelli
FUENTES
A.G.N.
Biblioteca Popular Pedro Goyena
NOTAS

[1] Ver en EL QUILMERO del miércoles, 24 de abril de 2013, “Don Pedro Faustino Etchevertz, Constructor del segundo edificio de la Escuela N° 1” https://elquilmero.blogspot.com.ar

[2] Nazabal estaba asociado con don Pedro Etchevertz que será quien levantará en 1910, el nuevo edificio de la Escuela N° 1. Juntos realizarán también el primer atrio del cementerio de Ezpeleta; la obra se inauguró el 25 de octubre de 1889.
[3] Serie Archivos y Fuentes de Información N° 3, editado por la Dirección de Cultura de la Municipalidad de Quilmes en 1968. Edición dirigida por el profesor Carlos Guillermo Maier, director de la Biblioteca Pública Municipal Domingo Faustino Sarmiento.
[4] Archivo Histórico de la Municipalidad de Quilmes. Ordenanzas. Bibl. P.M.D.F.Sarmiento.
[5] Íbdem ant.

[6] Ver en EL QUILMERO del jueves, 24 de junio de 2010, “Domingo Araujo, El Primer Comisario de Quilmes – 1881” https://elquilmero.blogspot.com.ar

[7] Libro de Actas de las sesiones de municipales del día de la fecha.
[8] Malacate o cabrestante o árgano, es un torno de eje vertical que se emplea para mover grandes pesos gracias a la soga o cadena que se enrolla en él; muy usadas en las minas para extraer minerales y agua.

[9] Ver en EL QUILMERO del viernes, 20 de mayo de 2011Tomás Giráldez – Juez de Paz y Placero”. https://elquilmero.blogspot.com.ar

 

 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Dice Alicia Carmen Vullo: Muchas gracias Sr. Agnelli, que bueno contar, con el aporte de información apropiada sobre hechos, procesos sobre nuestra historia..